Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2014

El desarrollo? del Tringulo Norte de Centroamrica

Alberto Quinez
Rebelin


La tan prometida integracin centroamericana y el desarrollo regional ya parecen pertenecer al panten de espritus chocarreros que salen a bailar cada vez que la coyuntura y las necesidades del imperialismo lo permiten. A fuerza de malos usos, cada vez es menos el susto meditico; pero quizs no debera. Si bien ya pocos creen en este cuento de malos espritus, el mismo puede usarse para justificar cruzadas e inquisiciones: no est lejos el ejemplo de Nicaragua y los bendecidos beneficios que traer el canal interocenico (uno quisiera, de verdad quisiera, que sa fuera otra historia; pero es parte desgraciadamente de la misma). Entonces: qu mecanismos de dominio se esconden tras la etiqueta del desarrollo, qu vacuidades estn detrs de la supuesta integracin centroamericana. Un juego de manos para traer al muequito otra vez a la palestra y que justifique hasta donde alcance. Pero los juegos de manos son de villanos, como dice el adagio popular y vox populi, etctera.

Las gestiones que actualmente realizan de forma conjunta las cancilleras de Guatemala, Honduras y El Salvador para financiar el desarrollo del triangulo norte se enfocan bsicamente en la promocin de la conectividad del transporte, el fortalecimiento de algunas instituciones del Estado y la mejora en el tema de seguridad. El tema fuerte quin lo duda- es el primero [1]. Pero es una falacia pensar que el desarrollo de estos pases, puede lograrse a travs de unos cuantos proyectos de interconexin logstica o dicho en cristiano: proyectos para el mejor trnsito de mercancas. Y es una falacia porque en el marco de las relaciones de supeditacin que operan entre estas naciones perifricas y pases como Estados Unidos (o China o la Unin Europea o Japn o incluso Brasil), y en el marco de la vigencia de tratados comerciales y de inversin como el CAFTA-DR (o el ADA), la conectividad comercial nicamente sirve para la eficientizacin en las economas locales de los procesos de reproduccin ampliada del capital dominados por las inversiones extrajeras. La conectividad, en este marco, permite a estas inversiones acceder a ms y mejores fuentes de recursos naturales, laborales y a canales de comercializacin con un menor costo [2].

Los rditos de estos procesos luego son exportados y conforman las transferencias de valor en el plano internacional, manteniendo a las economas perifricas en el lugar que siempre han estado en el mapa de la divisin internacional del trabajo: la parte invisible de una infraestructura econmica mundial que cada vez produce ms riqueza para menos personas.

La posicin de la cooperacin internacional lase Banco Interamericano de Desarrollo, BID; y las gestiones del gobierno de los Estados Unidos- es punto ms que hipcrita en cualquier curva de posibilidades de hipocresa que imaginarse puedan los economistas neo-clsicos, liberales? que llenan los tanques de pensamiento de la derecha en todos los pases del mundo. La cooperacin financiera que se da en la va norte-sur del sistema hegemnico de produccin [3], es una forma de reasignacin de la renta mundial que termina beneficiando a quienes brindan la ayuda: no slo por las condiciones que interponen, sino porque la reasignacin mundial de la renta permite incentivar la demanda a nivel internacional; lo cual significa la posibilidad de la realizacin del plusvalor a escala global y el desbloqueo de las trabas en la realizacin de las mercancas.

Polticas pblicas para el desarrollo? De quin? Ese es el panorama Y el pueblo? Mal, gracias.

Notas:

[1] La propuesta cuenta con proyectos para 4 puertos, 4 aeropuertos, 10 pasos de frontera, y cerca de 6,000 kilmetros de vas terrestres que crearan la conectividad bsica del Tringulo; as como una modernizacin de los servicios de energa elctrica. En la dcada de los noventa, la modernizacin era el eufemismo que el BID usaba para designar los servicios pblicos que deberan ser privatizados. Pese al desgaste, el trmino sigue usndose.

[2] Quizs est de ms repetir que al disminuir el coste de los capitales, que en este caso correspondera a una disminucin del coste en su parte constante, aumenta la tasa de ganancia del capital sin necesidad de hacer presin sobre factores que pudieran entorpecer ms fcilmente la reproduccin ampliada: el capital variable, el monto de salarios y, por ende, a las y los trabajadores. Estrategia de no poca inteligencia.

[3] Lo que la doctrina neoclsica de los santos economistas de los ltimos das llama Ayuda Oficial al Desarrollo, AOD, y que ha tenido particular importancia en la construccin del orden mundial vigente tras la celebracin en 2002 del Consenso de Monterrey. En dicho Consenso (que pese a su nombre no tiene nada de dilogo y s mucho de imposicin), se establecen los puntos bsicos en materia de gestin de la cooperacin internacional de los pases centrales: el eje central es el mantenimiento de un orden mundial. El documento elude un nodo de la discusin: la discrepancia entre las transferencias internacionales de valor en la direccin sur-norte y las magras cantidades de ayuda al desarrollo en la direccin norte-sur.

Alberto Quinez. Colectivo de Estudios de Pensamiento Crtico

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter