Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2014

Guerra contra el Estado Islmico (EI)
La milicia islmica es un ejrcito de 200.000 soldados, afirma un lder kurdo

Patrick Cockburn
ICH/The Independent

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El Estado Islmico (EI) ha reclutado un ejrcito de cientos de miles de soldados, muchos ms que los de los anteriores clculos de la CIA, segn un alto dirigente kurdo. Dijo que la capacidad del EI de atacar en muchos frentes ampliamente distanciados en Irak y Siria al mismo tiempo muestra que la cantidad de militantes combatientes es por lo menos de 200.000 soldados, es decirsiete u ocho vecesms que los clculos de los servicios de inteligencia extranjeros que los cifran en unos 31.500.

Fuad Hussein, jefe de gabinete del presidente kurdo Massoud Barzani, dijo en una entrevista exclusiva a The Independent el domingo que hablo de cientos de miles de combatientes porque son capaces de movilizar a los jvenes rabes en el territorio que han tomado.

Calcula que el EI controla un tercio de Irak y un tercio de Siria con una poblacin de entre 10 y 12 millonesde personasen un rea de 250.000 kilmetros cuadrados, eltamao de Gran Bretaa. Eso asegura a los yihadistas una gran reserva de potenciales reclutas.

Una prueba de que el EI ha creado un gran ejrcito operativo con gran rapidez es que ha estado lanzando ataques al mismo tiempo contra los kurdos en el norte de Irak y contra el ejrcito iraqu cerca de Bagdad mientras combate en Siria. Estn combatiendo en Kobane, dijoHussein. En Kurdistn, el mes pasado, estaban atacando en siete sitios diferentes as como en Ramadi [capital de la provincia Anbar al oeste de Bagdad] y Jalawla [una ciudad rabe-kurda cercana a la frontera iran]. Es imposible que puedan hacerlo 20.000 soldados.

La elevada cifra para la capacidad de combate del EI es importante porque subraya cun difcil ser eliminarlo incluso con losataques areos de EE.UU. En septiembre, la CIA elabor un clculo del tamao del EI de entre 20.000 y 31.500 combatientes. La subestimacin del tamao de la fuerza que el EI est en condiciones de desplegar puede explicar por qu EE.UU. y otros gobiernos extranjeros han sido repetidamente tomados por sorpresa durante los ltimos meses cuando el EI infliga sucesivas derrotas al ejrcito iraqu, al ejrcito sirio, a los rebeldes sirios y a los peshmergas kurdos.

EE.UU. y sus aliados estn comenzando a tener en cuenta los obstculos para cumplir la promesa del presidente Obama dedegradar y destruir al Estado Islmico. El general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto, lleg a Bagdad el viernes en una visita sorpresiva. Dijo que quera conseguir una opinin de nuestro lado sobre cmo va nuestra contribucin. Durante la semana, dijo al Congreso que para derrotar al EI se necesitara un ejrcito de 80.000 hsoldados. Pocos en Irak creen que el ejrcito regular est en condiciones de cumplir la tarea, a pesar de haber logrado un xito la semana pasada al reconquistar la ciudad de la refinera de Baiji y romper el sitio de la refinera, la mayor de Irak.

En una amplia entrevista,Hussein explic el nuevo equilibrio del poder en Irak despus de la ofensiva de verano de los combatientes islamistas y la renovada participacin de EE.UU. El Gobierno Regional del Kurdistn se enfrenta ahora a unidades del EI a lo largo de un frente de 1.050 kilmetros que va a travs del norte de Irak entre Irn y Siria. Hussein dijo que la intervencin area de EE.UU. ha permitido que los kurdos resistieran cuando el inesperado ataque del EI en agosto derrot a los peshmergas y estuvo a punto de capturar la capital kurda Irbil: Combatan con una estrategia de miedo que afect la moral de todos, incluyendo a los peshmergas.

As como atemoriza a sus oponentes publicitando sus propias atrocidades, el EI ha desarrollado un efectivo cctel de tcticas que incluye atacantes suicidas, minas, francotiradores y el uso de equipamiento estadounidenses capturado del ejrcito iraqu como Humvees, artillera y tanques. Para combatirlos, Hussein dice que los kurdos necesitan helicpteros Apache y armas pesadas como tanques y artillera.

Los dirigentes kurdos se muestran ahora mucho ms tranquilos respecto al EI porque tienen una garanta estadounidense para su seguridad. La sombra experiencia de EE.UU. al ver el colapso del Gobierno y del ejrcito en Bagdad, que los estadounidenses haban auspiciado a expensas de un vasto coste, tambin acta a favor de los kurdos.

Hussein no quiere hablar del tema por el momento, pero el Gobierno Regional del Kurdistn se llev una desagradable sorpresa en agosto cuando pidi al Gobierno turco que le ayudara a detener al EI y Ankara le dijo que no planificaba ninguna ayuda inmediata. Solo entonces los kurdos se volvieron hacia Irn y EE.UU., y ambos actuaron de inmediato para impedir una victoria total de los combatientes islamistas. Irn envi algunos oficiales, unidades militares y artillera, mientras EE.UU. inici sus ataques areos el 8 de agosto.

Hussein especula que la CIA y las agencias de inteligencia estadounidenses pueden haber estado hablando solo de combatientes del ncleo central al afirmar que los yihadistas tenan un mximo de 31.500 soldados en armas. Pero los combates de los ltimos cinco meses han mostrado que el EI se ha convertido en una formidable fuerza militar. Estamos hablando de un Estado Islmico que tiene una base militar e ideolgica, dijo Hussein, lo que significa que quieren que cada cual aprenda cmo utilizar un rifle, pero tambin quieren que todos tengan entrenamiento en su ideologa, en otras palabras que tenga lugar un lavado de cerebro.

Una seal de la profesionalidad militar del EI es la velocidad con la que aprendieron a utilizar tanques, artillera y otros equipos pesados estadounidenses capturados despus de la cada de Mosul el 30 de junio. Lo mismo ocurri en Siria, donde el EI captur armas rusas que empez a utilizar rpidamente. La explicacin ms probablees que las filas del EI incluyen muchos antiguos soldados iraques y sirios cuyas habilidades han sido identificadas. Hussein dice que los peshmergas han sido impresionados durante los combates por el entrenamiento y la disciplina del EI.

Combaten hasta la muerte y son peligrosos porque estn tan bien entrenados, dijoHussein. Por ejemplo, tienen los mejores francotiradores, pero para ser un buen francotirador no se requiere solo entrenamiento para disparar, sino disciplina para mantenerse en un sitio durante cinco horas paraalcanzar el objetivo.

Existen pruebas que apoyan la estimacin relativamente alta de Hussein delnmero de combatientes del EI. Un estudio de la oficina del Consejero Nacional de Seguridad en Bagdad antes de la ofensiva del EI mostr que cuando 100 yihadistas penetraban en un distrito, reclutaban pronto entre cinco y diez veces su cantidad original. Existen informes de numerosos jvenes que se presentaron como voluntarios para combatir por el EI cuando estaba en pleno xito en el verano. Este entusiasmo puede haber disminuido desde que EE.UU. comenz los ataques areos y la cadena de victorias del EI termin al no poder capturar Kobane en el norte de Siria a pesar de un prolongado sitio.

En una regin empobrecida, con pocos empleos, la paga de 400 dlares al mes del EI tambin es atractiva. Adems, Hussein dice que en sitios que ha conquistado el EI est remodelando la sociedad segn su propia imagen, apuntando a educar a la gente para que acepte su ideologa.

Los kurdos han recuperado la confianza en su propia capacidad militar al saber que los respaldan EE.UU. e Irn. Los peshmergas han recuperado algunas localidades perdidas en agosto, sobre todo Zumar cerca de la frontera siria, pero no Tal Afar y Sinjar donde 8.500 yazidis siguen sitiados en la cima de la montaa. Pero existen lmites en la voluntad de avanzar de los kurdos incluso si tienen xito al hacerlo. Hussein dice que los kurdos pueden ayudar a un ejrcito iraqu, suponiendo que se cree uno que no sea sectario, pero los kurdos no pueden liberar las reas rabes sunes.

Se trata del gran problema que enfrenta una contraofensiva contra el EI por parte de Bagdad o los kurdos: los cinco o seis millones de rabes sunes de Irak considerarn que est dirigida contra toda su comunidad. Hasta ahora, EE.UU. ha esperado repetir su xito entre 2006 y 2008 cuando volvieron a numerosos sunes contra Al Qaida en Irak. Hussein enumera las razones por las cuales esto ser muy difcil: los estadounidenses tenan entonces 150.000 soldados en Irak para respaldar a los lderes tribales opuestos a Al Qaida. El Estado Islmico castiga salvajemente a cualquiera que se le oponga. Hemos visto lo que ocurri en Anbar a la tribu Albu Nimr [que se alz contra el EI]. Resistieron valerosamente contra los terroristas pero murieron 500 personas. Fue un desastre.

En general,Hussein dice que no ve ninguna seal convincente de resistencia de los rabes sunes. Muchospodrn estar descontentos, sobre todo en Mosul, pero esto no se traduce en oposicin efectiva. Tampoco es claro qu fuerza externa podra organizar la resistencia. El ejrcito iraqu podr ser aceptable en reas sunes pero solo si se reconstruye de manera que no est dominado por los chies.

Por el momento, los kurdos ven poca seal de su presencia. Han estado pidiendo que tropas regulares defiendan la represa Mosul sobre el ufrates de manera que puedan utilizar hasta 3.000 peshmergas instalados all, pero no han aparecido soldados iraques. Los que ahora estn defendiendo Bagdad pertenecen al ejrcito de los partidos [chies]. Restablecer un ejrcito profesional requiere tiempo.

Hussein no lo dice, pero puede ser demasiado tarde para crear un ejrcito regular competente que incluya a todas las confesiones. La contraofensiva por Bagdad est dirigida por tres milicias en su mayora chies que tienen casi el mismo fervor ideolgico y odio sectario que el EI. Cualquier progreso en el campo de batalla lleva a que la poblacin considerada leal al lado perdedor escape de modo que todo el norte de Irak se ha convertido en un pas de refugiados.


Patrick Cockburn es corresponsal en Oriente Medio del Independent; antes de eso, trabaj para el Financial Times. Ha escrito tres libros sobre la historia reciente de Irak y un ensayo, The Broken Boy; junto con su hijo, ha escrito un libro sobre la esquizofrenia: Henrys Demons. En 2005, gan el Premio Gelhom; en 2006, el Premio James Cameron; y en 2009, el Premio Orwell de Periodismo. Su prximo libro es The Jihadis Return: ISIS and the New Sunni Uprising. Este artculo fue publicado originalmente en The Independent

Fuente original: http://www.informationclearinghouse.info/article40240.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter