Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-11-2014

Mviles, cncer cerebral y unas aproximaciones cientficas y politicas de Espai Marx

Salvador Lpez Arnal (editor)
Rebelin


Un estudio confirma el vnculo entre los mviles y el cncer cerebral, es el ttulo de una informacin aparecida en rt.com [1]. Sealaba lo siguiente:

Un nuevo estudio llevado a cabo en Suecia indica que hablar por el mvil e incluso por telfono inalmbrico puede provocar la aparicin de cierta forma de cncer cerebral. El estudio, publicado en la revista 'Pathophysiology' el pasado octubre, analiz 1.498 casos de personas con tumores cerebrales malignos y realiz 3.530 controles para determinar si el uso del telfono tiene relacin con el desarrollo del cncer, informa el peridico The Huffington Post. De acuerdo con los resultados de la investigacin, cuanto ms tiempo una persona utilizaba un telfono celular o inalmbrico, ms propensa era a desarrollar gliomas, un tipo de tumor que se forma en el cerebro o la mdula espinal y que es maligno en el 80% de los casos. "El riesgo es tres veces ms alto despus de 25 aos de uso. Lo hemos visto claramente", explica Lennart Hardell, el investigador principal del estudio.

Los cientficos afirman en ese trabajo que los participantes en el experimento que haban estado usando el celular o inalmbrico durante menos de un ao corran menor riesgo que los que haban estado usando el telfono en el mismo lado del cuerpo desde haca aos. El motivo de preocupacin por los telfonos celulares es la energa de radiofrecuencia, un tipo de radiacin electromagntica emitida por los dispositivos mviles, segn explica en el Instituto Nacional del Cncer de EE.UU . Estas ondas pueden ser absorbidas por los tejidos del cerebro, aunque todava no se sabe cmo puede afectar esto el desarrollo del cncer. Gabriel Zada, un neurocirujano de California, ha sealado a Reuters que los nios podran estar particularmente en riesgo debido a que tienen la cabeza ms pequea, el crneo ms delgado y mayor conductividad cerebral.

Miembros de Espai Marx intervinieron sobre el asunto y la informacin anterior.

Desde una perspectiva de divulgacin cientfica, Manuel Martnez Llaneza seal:

Intento explicar lo que s, aunque hemos visto en ocasiones que no es tan fcil. Pensemos en la luz. Vemos que el rayo de luz emitido por el Sol o por una cerilla avanza en lnea recta (dejamos para otra ocasin qu es una lnea recta en el espacio-tiempo relativista) sin soporte fsico que lo sustente; es decir, avanza en el aire, en el agua o en el vaco (a diferencia del sonido que s necesita un soporte fsico y no avanza en el vaco).

Cuando un rayo de luz atraviesa el agua del mar, se debilita y por ello el mar se oscurece rpidamente al sumergirse. En cambio, atraviesa un cristal muy transparente sin perder aparentemente intensidad, pero s la pierde en un cristal tintado y es incapaz de atravesar una pared. En el vaco no se debilita, avanza a aproximadamente 300.000 km/s. Estos son ejemplos de lo que en fsica cuntica se llaman interacciones. Los cuerpos, por aparentemente macizos que se sientan, no son ms que agregados de tomos a enorme distancia unos de otros en proporcin al tamao de sus ncleos. Es decir, casi todo es vaco.

La luz es una radiacin electromagntica que interacciona (o interacta) con las cargas elctricas de los tomos, transfirindoles parte de su energa. Por eso sentimos calor al tomar el sol. Dependiendo de las caractersticas del material (la estructura y disposicin de sus tomos) esta interaccin es mayor o menor, lo que hace que veamos los cuerpos ms o menos transparentes.

Las ondas de radio, los rayos X, el radar, etc. son tambin radiaciones electromagnticas que no se diferencian de la luz ms que en la longitud de onda (o frecuencia -rapidez de vibracin- que es su inversa multiplicada por la velocidad). Qu tiene de particular entonces la luz? Para nosotros, que tenemos un rgano llamado ojo que es capaz de captar una franja de frecuencias del espectro radioelctrico que hemos llamado luz, mientras no lo hace con otras radiaciones. Esa franja, que completa llamamos luz blanca, est compuesta de un conjunto de colores que un prisma o el arco iris descomponen. Cada color tiene un comportamiento -interaccin- con los materiales dependiendo de su frecuencia. Cuando vemos un cristal rojo es porque interacciona muy fuertemente con el azul y lo hace desaparecer quedando su complementario, el rojo.

Lo mismo que pasa con las radiaciones visibles pasa con las invisibles, segn su frecuencia. Si vamos en verano en coche con manga corta y el brazo en la ventanilla, se nos pone moreno el antebrazo; si tenemos aire acondicionado y cerramos la ventanilla, no, porque la "transparente" ventanilla es opaca para el ultravioleta que el que nos pone morenos. Los rayos visibles no atraviesan nuestro cuerpo (s algo las orejas), pero los rayos X, s lo hacen, salvo los huesos, lo que permite hacer radiografas.

Es decir, cualquier radiacin, telfonos porttiles incluida, interacciona con los cuerpos que encuentra en su camino, y su camino es todo su entorno hasta que quedan amortiguadas -absorbidas- en su caso o salen del cuerpo. Esto es fsicamente as. Lo que no parece que est siempre claro es el efecto biolgico de la interaccin, ms difcil de medir en muchos casos y del que dice muchas veces ms la estadstica que el conocimiento del proceso. No podemos andar resecando cerebros para ver los efectos de los telefonillos. Pero parece cierto que la radiacin ultravioleta, adems de favorecer el moreno, tambin lo hace con el melanoma. Y hace sesenta aos, la radioscopia era un diagnstico usual en pecho y digestivo; hoy ningn mdico se pone tras una pantalla y las dosis de radiacin de las radiografas se controlan en los pacientes!".

Es decir, conclua MMLL con una broma, no somos nada. Y algunos, pensemos en este editor, ni eso.

Alfredo Caro Maldonado, por su parte, escriba un comentario crtico sobre el estudio:

Hola. Llamar a esto un "estudio" es decir mucho.

Del artculo se me escapan muchos conceptos epidemiolgicos, pero lo que est claro es que tienen problemas con la segmentacin de la edad:

http://www.pathophysiologyjournal.com/article/S0928-4680%2812%2900110-1/abstract so limiting the age to 59 years as in Interphone diminishes the possibility to find an increased risk taking a reasonable tumour induction period.

La misma revista publica una revisin de ese "estudio" bastante neoliberal.

El abstract no tiene desperdicio. http://www.pathophysiologyjournal.com/article/S0928-4680%2813%2900003-5/fulltext

Lo que pasa es que los que llevan ms de 10 aos usando el telfono mvil tienen ms probabilidades de tener glioma......porque son ms viejos.

No encuentro cul es su grupo control... Es que no pueden tenerlo. Cmo encuentras en Suecia un nmero suficientemente alto de pacientes que no hayan tenido contacto (o sea muy bajo) con telfonos inalmbricos (porque en el estudio mezclan mviles y telfonos inalmbricos)? Este estudio es irrealizable en humanos. Se podra hacer en ratones, y apuesto a que sera un fracaso. No s si se ha hecho en otros modelos biolgicos.

Evidentemente Manuel tiene razn, pero la radiacin ultravioleta (y otras de alta energa/frecuencia) se encontr hace dcadas asociada con cncer porque genera mutaciones en el ADN. Otras radiaciones de baja frecuencia/energa no se ha podido demostrar que induzca mutaciones. Lo nico que han podido ver es cierta asociacin estadstica.

Como con el CIS, si cocinas bien los resultados puedes obtener asociacin (relacin, pero no causalidad) con lo que sea. Nosotros ponemos el ejemplo de que las enfermeras que lleven un bolgrafo azul en el bolsillo de la bata tienen ms probabilidades de sufrir cncer. Eso se puede hacer con el suficiente nmero muestral. Por eso dej hace 10 aos la gentica de poblaciones...

Para m, mientras no se demuestre causalmente, esto es una falacia de causalidad:

https://medium.com/el-blog-de-melquiades/erecciones-matutinas-homeopatia-y-falacias-1f41ed414c73

Si los mviles matan de alguna manera es con el coltn. Saludos

La referencia al coltn es pertinente. Manuel Martnez Llaneza mostr su acuerdo:

Totalmente de acuerdo con lo que dice Alfredico. Yo me he limitado a responder a alguna pregunta de Salvador respecto al sentido fsico de la absorcin y penetracin, sin meterme en los aspectos biolgicos de los que no tengo mayor conocimiento, pero sealando tambin mis reservas sobre el uso de las estadsticas en muchos casos. A m siempre me ha parecido ms seguro saber lo que pasa que registrar correlaciones, pero, seguramente, es una insuficiencia ma.

Por su parte, Antonio Navas, un compaero mdico de E.M. intervena en la discusin. En estos trminos:

Querido Alfredo: Mil gracias. He anotado los blogs que aconsejas donde se pueden encontrar informaciones y estudios para desmontar esta pandemia de fe en las terapias "alternativas".

Soy mdico de familia y es notable la difusin de las mismas entre la profesin, no digo ya entre los pacientes, porque entre estos la cordura se impone cuando las cosas van mal dadas de verdad. A los terapeutas alternativos se limitan a aflojarles la mosca, a nosotros nos exigen la responsabilidad de la solucin. O sea que en la prctica, a los alternativos se va como el que reza a Dios, por si acaso todo lo que se hace por los propios medios y es de sentido comn material no alcanza el fin deseado, pero no se deja de hacer todo lo "humanamente" posible por resolver el entuerto, no sea que Dios est demasiado ocupado en ese momento.

Respecto al asunto de los mviles, no puedo opinar del artculo porque no tengo formacin especializada en anlisis de estudios. Pero me parecen sensatas las objeciones que planteas, muy sensatas. No obstante debera haber una epidemia de cnceres de cerebrales actualmente, con crecimiento exponencial similar al uso que de los mviles se ha producido en las ltimas dcadas, y no parece ser as. Me baso para ello en las comunicaciones del servicio de neurologa de mi hospital de referencia (el de Bellvitge, en LHospitalet de Llobregat, Barcelona) en una sesin clnica reciente sobre tumores y enfermedades neurodegenerativas (Esclerosis Mltiple, ELA, etc.)

S es un factor correlacionado el aumento de la esperanza de vida. Los cnceres de cerebro, como todos por otra parte, aumentan su incidencia y son ms prevalentes con la edad.

Y bien, habra que ver qu especificidad tienen las radiaciones por redes de telefona mvil respecto a otras que ocupan el espacio radioelctrico, TV, radiodifusin, etc... desde hace mucho tiempo y que ignoro si han sido estudiadas al respecto; aunque parece que este artculo hace ms bien referencia a las radiaciones ocasionadas por los propios dispositivos de telefona mvil, incluso inalmbricos. Desconozco tecnolgicamente que elementos de radiacin, aparte las bateras, incorporan a diferencia de los telfonos convencionales con los que ya convivimos desde hace ms dcadas. En fin, lamento no ayudaros mucho.

Salud (nunca mejor deseada.). Antonio.

Alfredo Cano Maldonado volva a intervenir aclarando las dudas de otro compaero del colectivo:

S, la revista es "peer-reviewed," pero eso garantiza pocas cosas. Para empezar la revista tiene un "Factor de impacto" de 1. Eso es bajsimo en biomedicina. Eso significa que los revisores, normalmente dos, son investigadores del campo a los que no se les exige mucho. Tampoco a los autores. Las revistas ganan publicando, esas pequeas publican lo que sea.

Buscando con estas palabras en Pubmed (el sitio de referencia para las publicaciones biomdicas) "cell phone radiation cancer" me da 279 artculos. Echando un vistazo rpido, algunos estudios que muestran que no hay efectos moleculares por el uso del mvil:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24753545

Pero otros que indicaran que s (me lo tendra que leer):

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23320581

Y una revisin que tiene buena pinta, pero tengo que acceder a ella desde el trabajo.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24280284

Todava me cuesta ver que exista una relacin clara. Como dicen muchos, si fuera un factor de riesgo para desarrollar glioma u otro cncer, no se correspondera el uso con un aumento de la incidencia de la enfermedad.

Lo del principio de precaucin para eso en la poblacin general, y por qu no otro tipo de radiaciones parecidas? En los nios (sin ser padre) lo hara ms por cuestiones educativas que otra cosa. Por ah recomiendan utilizar auriculares, algo que yo hago siempre por comodidad. Pero s es verdad que me has picado la curiosidad Salvador, seguir leyendo sobre el tema.

Yo estoy liado ahora mismo con otro "mal" de nuestros das, el colesterol. Ahora mismo estoy tratando ratones con tumores de prstata con estatinas (las que se usan para bajar el colesterol). En general los resultados son prometedores... pero mucho nos queda por hacer.

Por el momento, el debate concluy as. Por detrs de todo ello, ciencia con consciencia, la tercera cultura de la que nos habl Francisco Fernndez Buey en su libro pstumo [2]

Notas:

[1] http://actualidad.rt.com/ciencias/view/146950-telefonos-moviles-cancer-cerebral

[2] El Viejo Topo, Barcelona, 2013. Edicin de Jordi Mir Garcia y SLA.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter