Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2014

Los archivos espaoles en la querella argentina contra el franquismo

Manuela Bergerot
Pblico


La Querella Argentina contra los crmenes del franquismo es mucho ms que un proceso de justicia, tiene un valor muy importante en la recuperacin del relato histrico y en la recuperacin de una memoria colectiva, hasta ahora relegada por la Transicin y la Ley de Memoria Histrica al mbito privado y al pasado. Como prueba el verdadero nombre de esta Ley: "por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura. Obtener reparacin y justicia por la dictadura no es una cuestin individual ni prescrita, es clave para resignificar la Historia oficial, que no slo ha silenciado cada verdad, sino que ha banalizado el franquismo, se ha apropiado del lenguaje y ha determinado la categora vlida de vctima, excluyendo a los sobrevivientes de la dictadura como interlocutores con la administracin o poderes pblicos. Y desde luego que no es una cuestin anclada al pasado, porque una democracia plena hoy en da es incompatible con la cultura de la impunidad que hemos heredado.

Los archivos espaoles pueden tener un papel clave en la recuperacin de esa historia colectiva y ser adems garantes del derecho a la justicia y reparacin de las vctimas de crmenes de lesa humanidad, pero para eso es necesario que las polticas en materia de Derechos Humanos sean transversales a todas las polticas pblicas, incluidas las archivsticas. La puesta en prctica de las polticas de acceso y desclasificacin de archivos con fondos relativos al estudio de nuestro pasado ms reciente est sujeta a la arbitrariedad, a una falta de voluntad de garantizar el derecho a la informacin y a la custodia cmo mxima archivstica.

Uno de los ejemplos ms recientes sobre la funcin de los archivos como garantes de justicia es el del National Security Archive de EE.UU., que utiliza la Ley de Libertad de Informacin para investigar y publicar documentos desclasificados por el Gobierno de los Estados Unidos relacionados con la poltica exterior de dicho pas. El NSA aport pruebas esenciales en el juicio por genocidio al ex dictador guatemalteco Efran Ros Montt (cuyo rgimen cont con el apoyo de Estados Unidos) y en el que adems una de sus archiveras, Kate Doyle, tuvo un papel crucial en dicho proceso judicial como perito, declarando ante la Comisin Interamericana de Derechos Humanos.

El Centro Documental de la Memoria Histrica podra ser un referente en nuestro pas en la labor del Gobierno en fomentar la funcin social y democrtica de los archivos y la promocin de la memoria histrica. Y ahora, en el momento clave que se encuentra la Querella Argentina contra los crmenes del franquismo, el CDMH podra ser adems garante del derecho a la justicia. Quedara no slo ligado al concepto ms extendido de archivo-memoria sino de archivo-justicia. Pero tanto su dependencia administrativa, que dificulta la continuidad de los planes operativos en detrimento de la Memoria Histrica, como indican los constantes cambios en la estructura orgnica de los departamentos ministeriales cuando se produce un cambio de gobierno (en 2012 el Gobierno del PP reorganiz el antiguo Ministerio de Cultura -ahora agrupado con Educacin y Deporte- con la supresin de la direccin general del Libro, Archivos y Bibliotecas y su absorcin en dos direcciones generales que ya existan), como su misin, hace que la funcin como garante en procesos de justicia y reparacin no cumpla las necesidades de la ciudadana.

Pero la Querella Argentina puede incidir tambin en las polticas archivsticas, o por lo menos, en la voluntad de archiveros y documentalistas para ser parte indispensable de este proceso. Del 18 al 30 de mayo de 2014 una comisin judicial vino desde Argentina a Espaa en el marco de dicho proceso (el nico abierto en el mundo).

La comisin judicial estaba formada por la jueza Maria Servini de Cubra, quien instruye la causa, y el fiscal Ramiro Gonzlez con sus secretarios judiciales, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N1 de laRepblicaArgentina.

El objetivo principal del viaje era tomar declaraciones a querellantes que por motivo de edad y o condicin fsica no pueden desplazarse a un Consulado argentino a prestar declaracin. Dentro de la agenda de la comisin judicial se realiz una visita al Archivo Histrico Nacional con el fin de conocer fuentes documentales para el estudio de la Guerra Civil y la dictadura y establecer un protocolo de peticiones de documentacin que permita la investigacin y la fundamentacin de querellas.

La directora del AHN, Carmen Sierra y la Jefa de Referencias, Esperanza Adrados, nos recibieron junto con la comisin judicial, a los abogados de la Querella Ana Messuti, Maximo Cstex, Carlos Slepoy, Jacinto Lara (APDHE) y quien escribe como documentalista (auto)especializada en memoria histrica.

Carmen Sierra y Esperanza Adrados explicaron el tipo de fondo que conserva el AHN relevante para la Querella, las polticas de acceso a la documentacin, ejemplos de expedientes y una demostracin de bsqueda de documentacin relativa a personas en la base de datos de uso interno del archivo.

Tras algunas peticiones por parte de la Jueza y el Fiscal de bsquedas sobre querellantes, qued patente que el fondo del AHN era insuficiente para las necesidades informativas de la Querella, con el desconcierto de quien tiene como referente en materia de archivos y memoria, el Archivo Nacional de la Memoria argentino. Hay que recordar que el ANM depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, esta dependencia funcional determina la misin y los objetivos del archivo, destacando para la materia que nos ocupa uno de sus tres objetivos: "articular los objetivos de Memoria, Verdad y Justicia mediante la generacin de acciones conjuntas entre las diferentes jurisdicciones a nivel nacional, entre los pases del MERCOSUR y en el plano internacional".

En nombre de la Coordinadora de Apoyo a la Querella Argentina, entregu un dossier al Fiscal y a la Jueza sobre las fuentes documentales para el estudio de la Guerra Civil y la dictadura. Dicho dossier permite conocer los tipos de archivos que hay y qu fondo contienen relevantes en el marco de la querella.

En octubre de 2014, la Fiscala emiti un dictamen de ms de trescientos folios, en los que interesaba no slo la imputacin de la mayor parte de las personas que finalmente fueron imputadas por el Auto resolutivo del Juzgado de fecha 30 de octubre de 2014, sino que adems interesaba que se practicaran una serie de medidas probatorias entre las que destaco las relativas a la figura de los archivos como garantes en procesos de justicia:

Se remita copia autenticada de toda la documentacin, tanto de los archivos oficiales como los reservados, existentes respecto de la detencin, tortura y fusilamiento del ex Presidente Llus Companys i Jover.

Se requiera a las autoridades del Archivo Histrico Provincial de Mlaga que remitan en soporte digital toda la informacin relativa a los represaliados mencionados en la causa durante el perodo de tiempo fijado como objeto de investigacin.

Se requiera a las autoridades del Archivo Histrico Nacional y al Centro Documental de la Memoria Histrica que remitan en soporte digital toda la informacin que obren en sus registros respecto de las vctimas mencionadas en autos y sus legajos -que obren en soporte informtico.

Se requiera a los Arzobispados la remisin de la documentacin que obre en sus registros relativa a la colaboracin de la Iglesia Catlica y el Estado espaol entre el 17 de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977

El Ministerio Pblico argentino confirma con su dictamen la necesidad de cooperacin de los Archivos espaoles para garantizar el derecho a la justicia y la reparacin de las vctimas y familiares de la dictadura. Nos encontramos en un momento poltico y social histrico, en el que 2015 puede ser un ao clave, no es extrao que la Querella Argentina est en un momento muy importante donde las organizaciones polticas, sociales y sindicales se posicionan pblicamente ante sta, hay una necesidad colectiva de recuperar la dignidad y la voz propia. Y los archivos pueden ser claves en conseguir ambas.

Manuela Bergerot es Documentalista. Experta en Comunicacin sobre la Memoria Histrica y Derechos Humanos

Fuente original: http://www.publico.es/blogs/dominio-publico/archivos-espanoles-querella-argentina-franquismo.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter