Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2015

El sargento Vzquez, el militar olvidado de la revolucin de Asturias de 1934

Vicente A. Menndez Gonzlez
Foro Milicia y Democracia

El presente artculo fue publicado el pasado 5 de octubre, con motivo del 80 aniversario de la Revolucin de 1934


En la fecha de hoy [5 de octubre] se cumplen 80 aos del inicio de la revolucin de 1934, que tuvo su principal eje en la Comunidad de Asturias y las comarcas mineras del norte de la Provincia de Len.

Todos los aos por estas fechas se publica algn libro sobre los sucesos acaecidos en tan tristes jornadas, que evocan la heroicidad de los que estuvieron en un bando, el de la Unin de Hermanos Proletarios (UHP), formado por la CNT, FAI, Juventudes Libertarias, PSOE, UGT y PCE; o en los del otro, el de la Fuerzas enviadas por el gobierno de Alejandro Lerroux para reprimir el levantamiento, como la Legin, las Fuerzas Regulares, los militares que estaban acuartelados en Oviedo y en Gijn, los Guardias de Asalto y la Guardia Civil.

Pero siempre se olvidan de una figura destacada y no por ello menos importante: la del Sargento de Infantera D. Diego Vzquez Carballo, que apoy desde un primer momento a los revolucionarios, intent convencer a sus compaeros de armas del Cuartel del Miln N 3 de Oviedo para que se unieran a la Revolucin, y al no conseguirlo, se uni a los revolucionarios. El comit revolucionario le pone al frente de un Batalln de 500 mineros procedente de Mieres y asalta el Cuartel de las Pelayas (llamado as pues en l haba un antiguo convento de la citada orden religiosa) y por lo que una vez terminada la insurreccin, sera juzgado en un Consejo de Guerra sumarsimo celebrado en 1935, condenado a muerte y fusilado al da siguiente. De hecho fue el nico participante en la Revolucin de 1934 que fue oficialmente condenado a la pena capital. Obviamente a otros muchos (todos ellos civiles) se les dio el paseillo, o se les aplico la ley de fugas y a da de hoy no se sabe en que fosa o cuneta estn enterrados.

Pero quin era el Sargento Vzquez?

Como en la cancin Asturias, Vzquez era un hombre del sur, polvo, fatiga y hambre, nacido en la ciudad de Ceuta.

Pero dejemos que sus paisanos ceutes describan los ltimos das del Sargento Vzquez:

Aquel uno de febrero de 1935 no fue un da normal para los ceutes: un paisano suyo, el Sargento Vzquez, haba sido pasado por las armas, tras luchar junto a los mineros asturianos durante el movimiento revolucionario de octubre de 1934. Tras la terminacin de la huelga general y la detencin del ceut Vzquez, le formalizaron un consejo de guerra, celebrndose el 3 de enero, acusndole el juez de rebelin militar, pidiendo para el procesado la pena de muerte. El padre, Miguel, profesor de la banda militar del grupo de Regulares de Ceuta, se encontraba al lado de su hijo en Oviedo, y en Ceuta, en la calle Machado, estaba su madre, frica Corbacho, junto a su otro hijo Miguel, tambin Sargento de Regulares. A las cinco de la tarde recibieron un telegrama desde Oviedo: "Diego condenado a la ultima pena, hagan gestiones.

La corporacin municipal tenia que celebrar sesin a ltima hora de la tarde. Al comenzar, toma la palabra el concejal Antonio Berrocal: "Acabo de recibir la notificacin del consejo de guerra a Diego Vzquez condenndolo a la pena de muerte, solicito que pidamos al Gobierno el indulto". Antonio Mena pide se levante la sesin para dar mayor trascendencia a la peticin de clemencia. A esta se unen todos los concejales. El alcalde, Victori Goalons, expone que cuando tuvo conocimiento de la condena envi varios telegramas, entre ellos al presidente de la Repblica. Tras varias intervenciones, los concejales acuerdan solicitar el indulto y que el alcalde se desplace a Madrid con algn familiar.

Sus paisanos, sin distincin de clases ni partidos, se movilizan y se comienza una campaa para pedir al Gobierno el indulto. Son muchos los telegramas que se envan, como el del exalcalde y exdiputado de las Cortes Constituyentes Snchez Prado: "Seor Rafael Snchez Guerra, Palacio Presidencial. Madrid. Le ruego transmita a su excelencia Presidente de la Republica, splica de indulto Sargento Vzquez condenado a muerte tribunales de Oviedo, atendiendo a que Sargento Vzquez demostr caridad y nobleza, interviniendo su influencia para indultar prisioneros de revolucionarios.

El 15 de enero, el diputado, el alcalde y el padre del sargento visitaron al presidente de la Republica, al presidente del Gobierno y al lder de la derecha, Gil Robles. El condenado, al tener conocimiento de la campaa emprendida por sus paisanos, el 24 de enero enva un telegrama al alcalde para que lo haga llegar a todos los ceutes: "Enterado intercede por salvar mi vida, agradezco a mis queridos paisanos que sin mirar en ideas, en la nobleza de sentimientos al solicitar mi perdn, ms que por mi, por mi querida madre, gracias".

30 de enero se reuni el Consejo de Ministros para tratar varios asuntos, entre ellos el posible indulto. El Consejo finaliz sobre la una y media de la tarde. Al salir, el presidente del Gobierno, Alejandro Lerroux segn costumbre, facilit a la prensa la referencia verbal de los acuerdos. Sobre el indulto indic a los periodistas que el Gobierno ya haba tomado un acuerdo y que por la noche dara cuenta de la resolucin. Los periodistas le recomendaron al padre del sargento Vzquez que se desplazara a Oviedo junto a su hijo, que ellos le telegrafiaran en cuanto tuvieran alguna noticia. A las nueve de la maana del 1 de febrero de 1935 se llevo a cabo la ejecucin. En la madrugada de su ejecucin escribi una carta dirigida al pueblo de Ceuta: "Oviedo, 31 de enero 1935. Seor alcalde de Ceuta, con gran sentimiento pongo estas letras para que en mi nombre de las gracias al pueblo de Ceuta, mi pueblo natal, al que nunca le olvidado, ni olvidar, desde el sitio que el Gobierno de la Republica me designe. Esta carta se la pongo a las cuatro de la maana, ltimas horas de mi vida, pues a las nueve de la maana ser fusilado. Le saluda cariosamente Diego Vzquez.

El redactor del diario Tierra, Ignacio Barrado, explica como se vivieron esos momentos en Ceuta: "En Espaa entera se extendi la noticia con la rapidez de las grandes catstrofes. En todos sitios la indignacin se manifest espontnea. Pero donde culmin fue en Ceuta. Ayer qued paralizada la vida de la ciudad. La gente caminaba consternada, en los cafs, crculos y casas particulares toda conversacin giraba en torno a su paisano. Con la llegada del padre, Miguel Vzquez, se repiti en Ceuta la unnime manifestacin de duelo. No se recuerda recibimiento ms emocionante que el dispensado a los doloridos viajeros. El puerto se encontraba repleto por millares de personas de todos los sectores polticos y representacin de la industria y el comercio. La atribulada familia fue acompaada hasta su domicilio, en la calle Machado, en actitud de silencio".

Para sus compaeros de armas, el Sargento Vzquez ser tildado de traidor; sin embargo, para los Asturianos que vivieron con l la revolucin y sus paisanos ceutes, a tenor de la anterior crnica, pasara a ser un hroe, aunque un hroe olvidado, ya que ninguna placa de calle o plaza, ni de Asturias ni de Ceuta, lleva su nombre.

Finamente resumamos en cifras lo que supuso la Revolucin de 1934 para Asturias:

Nmero de sublevados: 50.000

Nmero de vctimas entre civiles, Fuerzas de Orden Pblico y Ejrcito:

MUERTOS:

Oviedo:

- Civiles: 677 Fuerzas de Orden Pblico: 73 Ejrcito: 72

Resto de Asturias:

- Civiles: 178 Fuerzas de Orden Pblico: 71 Ejrcito: 13

Total: 855 144 85

HERIDOS:

Oviedo:

- Civiles: 1003 Fuerzas de Orden Pblico: 85 Ejrcito: 450

Resto de Asturias:

- Civiles: 446 Fuerzas de Orden Pblico: 67 Ejrcito: 23

Total: 1.449 152 483

Nota: Dentro de los Civiles se encuentran contabilizados tanto los revolucionarios (que eran civiles), como los ajenos a la contienda. De todas formas, la diferencia en el nmero de Bajas entre uno y otro bando fue considerable.

Aunque 80 aos es una cifra mas que importante, no hay ningn acto institucional programado; solo a ttulo privado, como los de la Fundacin Juan Muiz Zapico, que junto con las Facultades de Geografa e Historia y la de Turismo de la Universidad de Oviedo, han realizado un Proyecto de Visita Guiada por los principales lugares de la capital de Asturias donde se desarrollaron los combates, junto con un trptico en el que vienen sealados en una reproduccin de un plano de la ciudad, las zonas donde se desarroll el conflicto.

Tambin tienen organizados actos la CNT y la Fundacin Andreu Nin (POUM) en la ciudad de Mieres.

A nivel institucional, hasta el da de la fecha no se tienen noticias de ningn acto (y eso que el partido que gobierna en Asturias era uno de los que participaron activamente en la misma, con el Congresista Indalecio Prieto al Frente de la misma).

Fuentes:

Francisco Snchez Montoya (www.edicioneslibrosdeceuta.es).

La Guerra civil espaola (biblioteca El Mundo).

Vicente A. Menndez Gonzlez. Brigada del Arma de Ingenieros retirado. Diplomado en Graduado Social por la Escuela Social de Madrid y Mster en Direccin y Gestin de Recursos Humanos en el CEF. Delegado de AUME en Asturias y miembro del Foro Milicia y Democracia. (FMD)

Fuente: http://www.miliciaydemocracia.org/?p=3314

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter