Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-01-2015

Cuba a 56 aos de la victoria
La revolucin infatigable

Oliverio Comte
Punto Final


Tras reconocer el fracaso de ms de medio siglo de bloqueo econmico y comercial contra Cuba, el presidente de Estados Unidos Barack Obama anunci el pasado 17 de diciembre que Cuba y Estados Unidos reanudarn relaciones diplomticas. La noticia sorprendi al mundo, porque como seal el presidente de Cuba, Ral Castro - quien agradeci el apoyo del Vaticano y del gobierno de Canad -, las negociaciones se llevaron a cabo al ms alto nivel y en total hermetismo. Las primeras medidas fueron inmediatas: Cuba liber a Alan Gross, espa norteamericano detenido en 2009, acusado de participar en acciones desestabilizadoras, y el gobierno norteamericano excarcel a Gerardo Hernndez, Ramn Labaino y Antonio Guerrero, tres de los cinco cubanos, que se infiltraron en Miami para evitar ataques terroristas contra Cuba.

Pero lo cierto, es que Cuba lucha en muchos frentes, y la madre de las batallas, se libra hoy en tierras cubanas, donde el Presidente Ral Castro lidera un proceso de cambio paulatino del modelo econmico, que dar mayor autonoma a la empresa estatal y permitir desarrollar nuevas formas de emprendimientos privados o trabajo por cuenta propia. Las transformaciones tienen su origen en el Proceso de Rectificacin de Errores y Tendencias Negativas, impulsado por el Comandante Fidel Castro en 1986, que fue interrumpido por la cada del campo socialista. En abril de 2011, en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, se aprobaron los Lineamientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin, documento que incluye los principales cambios econmicos y las transformaciones sociopolticas a implementar.

Como era de esperar, algunos agoreros han vaticinado el retorno al capitalismo y aplauden con indisimulado frenes lo que para ellos es una suerte de perestroika caribea. Sin embargo, segn seal a Punto Final, Olga Fernndez Ros, acadmica e investigadora del Instituto de Filosofa de Cuba y de la Universidad de La Habana, doctora en ciencias filosficas y miembro de la Academia de Ciencias de Cuba, la realidad es muy distinta. Uno de los elementos centrales aprobados en los Lineamientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin, es la continuidad de la estrategia socialista, sostuvo.

Para Olga Fernndez, consejera acadmica de la Embajada de Cuba en Chile, entre 2005 y 2010, y actual subdirectora de la Revista Marx Ahora, la modificacin del modelo en Cuba es una necesidad, acorde con el propio desarrollo de la Revolucin Cubana, que ha creado las condiciones para avanzar hacia un modelo menos centralizado. Que quede claro: hoy estamos siendo ms marxistas que nunca, puntualiz.

Garantizar el socialismo

Usted regres a Cuba en 2010 luego de su permanencia en Chile y ha vivido de manera directa un proceso complejo de cambios polticos, impulsados por el gobierno cubano. Cul es su visin de estas transformaciones?

Efectivamente, mi regreso se produce en un momento muy importante, porque se ratifica de manera clara la continuidad del proceso de construccin socialista, fruto de un debate popular en el pas, que se vena dando desde 2007. En el centro de este debate nacional est la necesidad de implementar un cambio de modelo en el desarrollo socialista, lo que no quiere decir que estemos dando un paso atrs en la transicin socialista. El objetivo es desarrollar las relaciones socialistas en el marco de un nuevo modelo, que de cuenta de las nuevas condiciones en el pas y en el mundo.

Cules son esas nuevas condiciones que determinan el cambio?

El modelo anterior, correspondi a determinadas condiciones, donde existan pases socialistas, aliados polticos y comerciales de Cuba. Luego de la cada del campo socialista, comenz un debate sobre la necesidad de hacer transformaciones. Este proceso ha sido lento, porque cambiar un modelo de desarrollo en Cuba, que qued totalmente aislada y con el bloqueo econmico de Estados Unidos, es muy complejo. Una transformacin de esta naturaleza hay que hacerla con mucho cuidado con un gran tacto poltico y econmico. En 2011, en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, hito muy importante en los cambios del modelo de desarrollo econmico y social de nuestro pas, se ratificaron las posiciones adoptadas a comienzos de la dcada de los 90 de ampliar las formas de propiedad social.

Qu fue lo que se ratific concretamente?

Se aprobaron los Lineamientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin, documento que incluye los principales cambios que se harn en trminos econmicos y las transformaciones sociopolticas correspondientes. Se ratific desarrollar formas de propiedad personal, lo que en Cuba llamamos trabajo por cuenta propia, que no contradice ni atenta contra la formacin de relaciones socialistas. Se valid la necesidad de desarrollar frmulas cooperativas de produccin, afines con los intereses socialistas, que histricamente se haban circunscrito al rea agrcola.

Dada la profundidad e importancia de los cambios aprobados, cul fue la participacin del pueblo cubano en este proceso de discusin?

El documento de los lineamientos fue analizado y discutido en todo el pas en los centros de trabajo, sindicatos, organizaciones barriales, campesinas, de profesionales, intelectuales y artistas. Yo particip como miembro del Instituto de Filosofa, con un doble propsito: como cubana comprometida en preservar nuestro proyecto revolucionario, ajustado a las nuevas condiciones histricas, y como profesional interesada en comprender a cabalidad un proceso complejo de cambio social, que busca garantizar el socialismo, implementando cambios inditos. La revolucin cubana es muy marxista, porque tiene una gran capacidad de autocrtica. El marxismo es crtica y autocrtica y se alimenta de los datos que la historia brinda. Hoy la realidad nos seala que no podamos seguir con el mismo modelo, y como marxistas asumimos el reto de cambiar, sin renunciar a los principios del socialismo.

De acuerdo a lo expresado por usted, la discusin de los cambios fue transversal, lo que debiera fortalecer las transformaciones. Cul es el nivel de identificacin de los cubanos con el proceso de cambio a medida que se ha ido implementando?

Hay una identificacin mayoritaria con el proceso, porque los cambios se ajustan a las condiciones concretas de Cuba. Existe plena conciencia en el pueblo que somos un pas bloqueado, con Estados Unidos a 200 millas, desarrollando una poltica agresiva hacia la revolucin durante ms de 50 aos. Hemos reconocido nuestros propios errores, dejando muy en claro que con el modelo anterior, la revolucin acumul importantsimos logros: altos niveles de justicia social, seguridad alimentaria, desarrollo de la salud, educacin, seguridad social, desarrollo de la ciencia y la cultura. Fue un modelo que obedeci a condiciones histricas concretas. Cuba era un pas subdesarrollado, que iniciaba la construccin del socialismo, que sufri la agresin constante del imperialismo norteamericano: invasin directa en Playa Girn, terrorismo, ataques biotecnolgicos, intentos de asesinato a Fidel Castro, entre otras muchas operaciones violentas. Todos los pases Latinoamericanos, salvo Mxico, rompieron relaciones con nosotros. En esas condiciones, se aplic un modelo con fuerte influencia de la Unin Sovitica y del campo socialista, que fueron nuestros aliados polticos y econmicos, y era nuestro derecho hacerlo. Todo lo que describo, lo hemos vivido los cubanos, y por ello, hoy entendemos que ese modelo, que responda a esas condiciones concretas, para el momento actual es excesivamente centralizado y hay que modificarlo.

Perestroika caribea?

No obstante lo que usted plantea, hay quienes sacan cuentas alegres y ven el proceso de reformas en Cuba como una especie de Perestroika Caribea, que como la sovitica significar el retorno al capitalismo. Cul es su opinin?

Para aquellos que suean con una perestroika en Cuba, les tengo una muy mala noticia: uno de los elementos centrales en los lineamientos aprobados en abril de 2011, es la continuidad de la estrategia socialista. Queda muy claro que la principal forma econmica que rige en el pas, es la empresa estatal socialista y que se continuar asegurando salud, educacin gratuita y seguridad social. Estamos hablando de una ampliacin del concepto de propiedad social, pero dentro de esa ampliacin est definido que la empresa estatal socialista, relacionada con los medios fundamentales de produccin, seguir siendo estatal. El gran transporte, las grandes fbricas, importantes recursos econmicos de la produccin azucarera, niquel y de la prospeccin de petrleo, seguirn siendo estatales. En nuestro proceso de cambios est muy claro que la propiedad estatal sobre los medios fundamentales de produccin, que son los que garantizan la continuidad del socialismo, seguirn en manos del estado.

La propiedad de los medios fundamentales de produccin seguir siendo estatal, pero existe en la prctica una descentralizacin que abre espacio al emprendimiento privado en ciertas reas. Cmo se traduce ese proceso en la realidad concreta de Cuba?

Se traduce en la combinacin de una descentralizacin econmica con una definicin muy clara que Cuba no va a renunciar a la propiedad estatal sobre los principales medios de produccin, a la planificacin social, a la estrategia de desarrollo socialista. En ese marco esencial, es perfectamente compatible con el socialismo, el trabajo por cuenta propia, pequeos emprendimientos familiares en mbitos de servicio y de produccin a pequea escala de alimentos para el consumo diario, confeccin de ropa y artesana. El sector cooperativo, que slo exista en Cuba en el rea de la agricultura, se ha ampliado al sector urbano. Se han creado importantes cooperativas en el sector de transporte y de produccin a escala local en diferentes ramas de la produccin. Estamos haciendo estos cambios, porque entendemos que el socialismo no tiene por qu desarrollarse, a partir de un modelo nico. En ninguna parte est escrito que el socialismo haya que construirlo slo identificado con la propiedad estatal. El concepto de propiedad social es mucho ms abierto y amplio que el de propiedad estatal.}

Influjo del Che

El Che expres que el socialismo no puede ser un vulgar mtodo de reparticin econmica. El socialismo econmico sin la moral comunista no me interesa. Luchamos contra la miseria pero al mismo tiempo luchamos contra la alienacin", seal. Qu relacin e influencia tiene este planteamiento con el actual proceso de cambio en Cuba?

En el modelo anterior, el estado era responsable del empleo de la inmensa mayora de los cubanos, lo que era insostenible. Este estado protector gener una serie de contradicciones en trminos de la subjetividad de las personas, fundamentalmente en la responsabilidad individual ante el trabajo. Ral Castro ha dicho con razn, que Cuba es el nico pas del mundo donde la gente puede vivir sin trabajar. Este paternalismo estatal resquebraj el trabajo como valor y gener mucho dao al bajar la productividad. Pasamos de la igualdad al igualitarismo, que no son lo mismo. La igualdad tiene parmetros, pero no te exime como ser humano de tus responsabilidades. Esa dinmica de un estado paternalista que subsidiaba todo afect la economa del pas, y a nivel subjetivo provoc una forma de enajenacin, que fue caldo de cultivo para la corrupcin y el burocratismo. En este aspecto, como en muchos otros, el Che fue visionario.

Qu medidas se estn impulsando para terminar con el burocratismo?

La lucha contra la burocracia no es nueva en Cuba. El Che calific el burocratismo como uno de los fenmenos que ms debe combatirse en una revolucin socialista e identific entre sus causas la falta de conciencia revolucionaria y el conformismo. En 1965, Fidel Castro, seal que el socialismo tiene que cuidarse del burocratismo tanto como del imperialismo, porque es ms peligroso. Dijo que era un enemigo clandestino que estorba la produccin al consumir en tareas innecesarias las mejores inteligencias y la energa del pueblo. El actual proceso de cambio, demuestra que el Presidente Ral Castro y la direccin del pas tienen muy clara la magnitud de este problema. Por ello, se estn transformando los mtodos y estilos de direccin, que eran muy centralizados, potenciando la participacin entre las bases y los niveles centrales. Se est trabajando para que el aparato estatal sea ms operativo, lo que obliga a despojarlo de mecanismos burocrticos. Se estima que hay un excedente de 800 mil personas que trabajan en dependencias del estado, y en el proceso de discusin, hubo propuestas de eliminar esos puestos de trabajo y que esas personas pasaran a desempearse en el trabajo por cuenta propia. Tambin se propuso terminar con la libreta que asegura a todos los cubanos una canasta familiar mensual de alimentos bsicos. Sin embargo, ambas medidas fueron rechazadas al calor del debate popular. Esto demuestra dos cosas: la importancia que da el gobierno a la participacin y opinin del pueblo, y que en Cuba se realizarn transformaciones importantes, pero jams aplicando polticas de shock propias del capitalismo. No se puede dejar en la calle de un da para otro a 800 mil personas. Hay que generar condiciones para un cambio gradual, situando en el centro la dignidad humana, como siempre lo ha hecho nuestra revolucin.

La ampliacin del concepto de propiedad social implica en la prctica desarrollar formas de propiedad personal o trabajo por cuenta propia, lo que permitir a algunos cubanos aumentar sus ingresos, lo que ya ocurre con las personas que reciben remesas en dlares de familiares que residen en el extranjero. La revolucin mantendr polticas de seguridad social igualitarias para todos los cubanos, independientemente de su nivel econmico?

Todos los cubanos, independientemente de sus ingresos, seguirn teniendo derecho a salud, educacin y seguridad social. En otros mbitos, como la construccin de viviendas, se han adoptado subsidios diferenciados. Por ejemplo, las familias que han perdido sus casas producto de un huracn o que han sufrido derrumbes por antigedad de los inmuebles, reciben actualmente un subsidio importantsimo para construccin, reparacin o ampliacin de sus viviendas. En la bsqueda de frmulas de subsidios diferenciados en la vivienda y en otros mbitos, donde el estado mantiene una responsabilidad importante en relacin con las necesidades de la poblacin, juegan un papel esencial los municipios. La descentralizacin se est aplicando de manera concreta y efectiva, lo que permite dar un paso importante para eliminar la burocracia y la corrupcin.

Qu contradicciones e impactos a nivel subjetivo puede generar este nuevo escenario donde efectivamente habr niveles de diferencia social?

Naturalmente, no todo es miel sobre hojuelas. Todo cambio implica un riesgo, y en nuestro caso, las diferencias sociales pueden generar individualismo, entre otras contradicciones. En una economa con sectores emergentes, puede haber personas que ganen ms que otras que reciben un salario del estado. Aqu tenemos un reto muy importante, que no es slo del gobierno, sino de la sociedad en su conjunto. En Cuba, el pueblo siempre ha participado en las discusiones y en la toma de decisiones, pero con los cambios se est potenciando con ms fuerza la participacin popular, la educacin y la cultura. Estos tres aspectos son centrales para enfrentar con xito las contradicciones propias del proceso de transformaciones. Tambin es fundamental definir claramente el lmite que va a tener la propiedad individual. Las cuotas de propiedad privada que haya, tienen que existir en un equilibrio, que no ponga en riesgo el socialismo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter