Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2015

Fernando Martnez Heredia entrevistado por Eric Toussaint
Cuba de 1959 a 1999 desde una perspectiva historica

Eric Toussaint
Rebelin


Eric Toussaint Cules son las grandes etapas que atraves la revolucin cubana en esos ltimos cuarenta aos?

Fernando Martnez Es una pregunta que en los programas de televisin me imagino que tendra el premio mayor: sintetizar el acontecimiento ms trascendente de la segunda mitad del siglo en Amrica.

De todas maneras yo creo que se puede atacar diciendo cual es mi visin subjetiva de esos cuarenta aos, no slo porque lo que da toda persona es su visin subjetiva, sino porque en Cuba, su revolucin han estado necesitados de buenos anlisis del proceso contemporneo. Para ser sincero: faltan buenos anlisis cubanos totalizadores del proceso. Esto no quiera decir que no hay maravillosas o buenas monografas de cuestiones parciales, de cuestiones puntuales, de temas especficos. Hay cada vez ms en los ltimos aos un rescate testimonial siempre hubo pero era pequeo. Pero lo que sera las obras de sntesis todava no estn. Desde el ngulo de la produccin internacional la bibliografa sobre Cuba contempornea es inmensa. Ya a fines de los sesenta eran varios centenares de libros. Sin embargo, tampoco puede decirse que se ha producido la sntesis de fuente extranjera sobre el periodo. Quiz, esto tenga que ver con el hecho de que el ciclo ha sido largo y est todava el rgimen que result de la revolucin actuante, que el lder que comenz la revolucin sigue siendo un lder de alcance mundial, su presencia es registrada en todas partes de este mundo, y que sigue siendo adems el lder, el personaje ms importante de la poltica cubana, entonces, no cabe duda que los ciclos histricos cerrados son los que invitan mejor a la sntesis y an muchos de ellos deben ser revisados peridicamente.

Yo he visto cambiar el mundo dos veces, la primera vez gira alrededor de aquel ao 59 y de los aos 60, la segunda vez son los aos 90; en la primera vez la revolucin cubana fue la protagonista, la segunda vez es un lugar de resistencia, son dos situaciones muy diferentes y el contenido de los cambios es muy diferente.

Del siglo XIX al triunfo de 1959

El contenido del primer cambio es como mucho para los cubanos el momento decisivo de la historia nacional, o sea nosotros vivimos una repblica de tipo burguesa neocolonial como resultado de una historia de acumulacin paulatina de rasgos culturales que van desde la dinmica econmica que hizo de Cuba la colonia ms rica del mundo a inicios del siglo pasado a travs de un milln de esclavos o sea, un milln de esclavos para la modernidad, que le dio ferrocarril antes que a Italia y a Espaa y le dio el primer cable submarino, el primer telfono y el primer telgrafo de la Amrica Latina. O sea, la modernidad de Cuba basada en la explotacin ms salvaje de la mayora de las personas por parte de una clase burguesa propietaria de esclavos, que lig a Cuba al mercado mundial capitalista, a los adelantos y las ideas del capitalismo mundial y tambin termin por ligar a la gran produccin de alimentos para la corriente inmigratoria y la poblacin creciente de Estados Unidos en la segunda mitad del siglo pasado. Una aventura que termin por hacer de Cuba lo que a mediados del siglo veinte llamaran un pas subdesarrollado, que la puso en la carrera de la expansin del capitalismo mundial que ahora un poco impropiamente llaman globalizacin. Puso a Cuba en la posicin subordinada que ocup de entonces en adelante, una gran exportadora de azcar crudo, una gran exportadora de alimento para un centro que la fue dominando, no slo como receptor de un producto, sino, tambin, en un sentido ms total a partir del ao 1898.

Hace un siglo, los Estados Unidos invadieron a Cuba, y entonces esto hace que la historia de la nacin cubana conjuga en una sola fecha el fin de treinta aos de esfuerzos por liberar al pas, o sea lograr la independencia nacional (algo que en el primer mundo se relaciona con la descolonizacin). En Cuba, la revolucin por la independencia nacional tuvo que ser muy moderna porque el pas haba sido modernizado brbaramente por el capitalismo antes, tuvo que ser muy moderna porque la masa de los trabajadores tenan cierta conciencia de luchar por la justicia social, porque la oposicin entre pobres y ricos era no slo palpable sino que poda ser argumentable, esto es, cuando Jos Mart ( no es por gusto, no es una mana cubana hablar de Jos Mart, que se habla de l para hablar de la historia contempornea de Cuba, e incluso del futuro de Cuba en la actualidad) pudo elaborar un conjunto de pensamientos pero tambin un programa, pudo hacer una organizacin que si no fuera un neologismo se hubiera podido llamar bolchevique en 1892, 93, 94, pudo plantearse que la independencia de Cuba sera el inicio de la segunda independencia de Amrica, y pudo decir que l iniciaba una actividad contra el imperialismo norteamericano, como escribi en 1895. No se trata de un problema de adivinacin, se trata de un problema explicable en las condiciones del desarrollo social que devino poltico de Cuba. En esa guerra que termin hace un siglo, muri el 22% de la poblacin cubana, es la guerra de Vietnam del siglo pasado y en ella, incluso se inventaron los campos de concentracin, entonces, a partir de ah naci una repblica pos revolucionaria, la repblica cubana que dur 60 aos, que termin en enero de 1959.

Esa repblica tuvo que consumar una parte de los ideales de las revoluciones de independencia, tuvo que gobernar de manera vergonzante primero en nombre de aquella revolucin, pero a la vez plantearse un proceso civilizatorio entre comillas, progreso entre comillas, un proceso que forzosamente tena que ser imitativo de los grandes poderes del capitalismo mundial pero, con un fuerte contenido nacional que exiga la historia reciente y las circunstancias. Esa repblica neocolonial fue como huida por la revolucin que en Cuba llamamos del treinta (es decir de la dcada de 1930-39 en la cual se desarrollo un proceso revolucionario en 1933-34, NDLR), en donde las ideas de justicia social se volvieron ideas comunistas, ideas socialistas, ideas de un radicalismo de oposicin ya no slo de los pobres a los ricos, sino, del proletariado a los burgueses, e incluso la idea de alianzas de clase, la idea de que era necesario comprender en qu consiste el pueblo y el antipueblo. En los aos treinta se planteo en que consista la estrategia para producir una revolucin en una palabra anticapitalista, y esta como la nica forma de hacer que la independencia nacional de Cuba fuera completa, ese crecimiento de la cultura poltica nacional, motiv, por un lado, que la segunda repblica burguesa neocolonial, la que sigue despus de 1935 hasta 1959, fuera tambin una repblica muchsimo ms nacional, con visos nacionalistas en algunos sentidos, con una poltica de un Estado interventor en la economa, con una poltica de un Estado mediador entre burgueses y obreros, y en general, de un Estado mediador entre las clases, como una poltica por lo dems simptica en aquellos tiempos, por Keynes y por Roosevelt etc., de que poda planificarse en lo que para un pas como Cuba tendra que llegar a ser el desarrollo nacional. Esa repblica a la vez produjo entonces un consenso de masas articulado a partir de grandes partidos pluriclasistas, el Partido Revolucionario Cubano Autntico y su gran lder Grau San Martn, el Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo y su gran lder Eduardo Chiva, el hombre ms popular de su momento, con una ejecutoria muy limpia como revolucionario del treinta y un lema muy preciso Vergenza contra dinero. La poltica de Chivas movi masas de tal modo que muchas personas se aterraron de que el partido triunfara en 1952 y pudieron ver con buenos ojos, y por ltimo aprobar, el que un grupo de aventureros diera el golpe militar del 10 de marzo de 1952 rompiendo la institucionalidad de un pas en el cual la institucionalidad era sumamente importante. Muchas superficialidades sobre Cuba incluyen la de decir que Cuba era un pas que estaba sometido a dictaduras una y otra vez. Es falso: no haba, en el momento en que sucedi el hecho, en ningn otro pas de la Cuenca del Caribe, en los pases de Amrica Central o en la costa caribea de Amrica del Sur (Venezuela, Colombia) que tuviera una institucionalidad tan firmemente establecida como Cuba. La revolucin naci entonces en Cuba de sus circunstancias, de su coyuntura y tambin de la acumulacin cultural previa a la que yo me he referido de la manera ms sinttica.

E. T. Cules son las caractersticas fundamentales de la lucha que desemboco en el triunfo del 1959 ?

F. M.Si. La condensacin poltica de la situacin devino una crisis y por eso me parece tan importante la pregunta tuya. La poltica produjo la guerra revolucionaria, la poltica de un pas que quiso que la institucionalidad volviera. Fjate cmo uno cuando rastrea revoluciones encuentra siempre, sobre todo al principio, es muchas ansias de que algo retorne, vuelva, en este caso era la Constitucin de 1940, avanzadsima. Constitucin de la Repblica, que era en gran parte una promesa ms que un cumplimiento su contenido, pero, la realidad del movimiento revolucionario fue en su forma organizada el Movimiento 26 de julio, fue la ms importante. El Directorio Revolucionario de origen estudiantil fue una organizacin mucho ms pequea y que practic una tctica tambin acertada de lucha armada buscando masas, pero, es el Movimiento 26 de julio, dirigido por Fidel Castro, el que encontr las formas organizativas y expres los deseos, las necesidades, las urgencias y tambin, yo te dira, lo ms profundo del alma de rebelda. Yo pienso que la racionalidad y el espritu de rebelda son los dos componentes de los hechos fundamentales en las revoluciones modernas que llaman, a mi no me gusta la palabra modernas mucho, sobre todo anticapitalistas, si confluyen bien los dos, pueden salir bien las cosas.

En este sentido, la simpata del pueblo por los asaltantes del Moncada (el cuartel principal de la ciudad de Santiago de Cuba) y por su dirigente mximo Fidel Castro, el asalto fue el 26 de julio del 53 fue poco efectiva. El gobierno de Batista consigui hacer un remedo electoral para tratar de legitimar su situacin. Pero durante el ao 55 empez a crecer el movimiento de protesta organizado con el surgimiento del Movimiento 26 de julio y tambin con huelgas, algunas de ellas eran importantes y una de ellas inmensa a fines del ao. La huelga azucarera, que expresaron por el movimiento ilegal de masas la voluntad de una parte del pas en que se produjera un cambio social y no slo poltico, en que se produjera un cambio poltico ms fuerte, ms grande que el fin de la dictadura de Batista. Esta es la base principal, creo, que puede explicar el problema de los cuales lo de lo urbano y lo rural resulta secundario, el movimiento del 26 de julio y su lder mximo, Fidel Castro, supieron canalizar esto en formas diversas y llegar a un grado de organizacin notable cuando comenzaba la guerra a fines de 1956, cosa que se dice muy poco, pero no se trata meramente de una astucia de un grupo, se trata de que fueron a la vez la expresin de una voluntad con deseo y capacidades previas de organizarse. Exista en Cuba un enorme movimiento sindical reformista, ste no pudo realizar una tarea de primer orden en el curso de la insurreccin, sera demasiado largo para la entrevista pero no fue, no pudo ser. Sin embargo haba una cultura de organizacin obrera y de trabajadores en general, urbana sobre todo, no rural Aunque ya haba un intento, en algunos casos muy serio, de organizacin campesina. Haba una cultura de la sociedad civil, centenares y centenares de organizaciones de la sociedad civil se expresaban por sus problemas especficos puntuales, por sus conquistas, por la defensa de ellas. Tambin supieron expresarse de manera muchas veces coordinada polticamente frente a los desmanes de la represin, polticamente incluso de un modo ms general, frente a la existencia de la dictadura. Otra forma de la lucha poltica en ese momento en Cuba es cmo sectores importantes de la clase dominante cubana trataron de organizar a la sociedad civil como una intermediacin entre el gobierno y la oposicin general. Primero, el dilogo cvico de 1955-56 y la oposicin insurreccional para lograr, por un lado, que terminara la dictadura, y por otro lado, que no hubiera una revolucin, sino que fuera un paso a una democracia de gobierno civil. Entonces, en medio de esa complejidad poltica, se produjo el triunfo de la Vertiente Insurreccional como se llamaba entonces pero que despus la gente llam El 26.

E. T. Puede sorprender los lectores de verte usar ya la palabra lder mximo, ya antes del triunfo.

F. M. La lucha frente a Batista era tambin una lucha de democracia contra dictadura, en nombre de la democracia se invocaba a la rebelin, entonces, Fidel Castro era el Doctor Fidel Castro, para todos, el Doctor Fidel Castro... Fidel empieza a ser un lder insurreccional muy creble en el 55, la Asamblea ortodoxa en agosto del 55, del Partido Ortodoxo, resulta conmovida por el mensaje de Fidel Castro que est en el exilio. En realidad de las filas de la juventud ortodoxa, que estaba organizada como los grandes partidos, y hasta los pequeos, existan organizados en todos los municipios de Cuba, sali, en buena medida la gente para crear la estructura municipal y hasta provincial del 26 de julio en todas partes en el 55-56. Entonces, en ese marco el joven Fidel Castro, antiguo lder ortodoxo, antiguo lder estudiantil, no de primera fila, fue candidato a representante a la Cmara para las elecciones que no se dieron. En realidad pudo haber sido un perfecto desconocido si no hubiera sido por el Moncada, pero, cuando l lanza su campaa desde Mxico de que Vamos a ser libres o ser mrtires en el 56 parece para muchos un loco. Fidel es liberado en Mayo del 55 y se sale para Mxico. Pero tambin se pensaba que los jvenes que cantaban o gritaban en los actos pblicos o en los cines, interrumpiendo las funciones de varios tipos, con las expresiones sencillas como: Revolucin, revolucin, Fidel Castro, Fidel Castro!, eran locos. La polica se encargaba de tratar de evitar, con sus tradicionales abusos, que actuaran y esto los haca todava ms simpticos a la poblacin. Pero Fidel Castro, a travs del Manifiesto nmero uno y nmero dos del 26 de julio, expresa a la poblacin polticamente activa del pas y a simpatizantes, qu es lo que pretende su movimiento.

E. T. El Manifiesto nmero uno es del 56?

F. M.Marzo del 56. Lo conoce el pueblo entero a partir de la revista Bohemia. El Manifiesto dice: Esta es la revolucin de los humildes, por los humildes y para los humildes. Tres preposiciones: de, por y para.

En el ao 56 el Doctor Fidel Castro es el organizador de la expedicin que vendr, y el gobierno incluso en noviembre del 56 se da el lujo de burlarse de ella. En Noviembre del 56, el jefe de las fuerzas armadas dice guerra avisada no mata soldado burlndose de esa consigna.

Pero por el camino se ha ido caldeando la situacin nacional. Se suceden las huelgas de masas. Se desarrolla la actividad ilegal de la gente desocupada y va junto con los trabajadores a la protesta urbana.

Se declaran ciudades muertas. La organizacin clandestina va siendo un aspecto importantsimo que llegar a ser bsico, pero la forma de protesta es muy variada, y yo insisto porque esto no se dice mucho este es el ambiente que crea la posibilidad de la insurreccin. En muchos pases, grupos de personas heroicas e iluminadas han intentado lo mismo y han fracasado.

Fidel Castro es el lder del Granma (el barco), y no slo del Moncada. Este segundo paso es traer al pas la guerra de liberacin y la gente lo tiene a l como su principal protagonista, pero mira un segundo fracaso (el desembarco del Granma fue casi un desastre).

Nota de la R: Navegando desde Mxico con el barco Granma, desembarcaron 82 guerrilleros bajo la conducta de Fidel Castro. No alcanzaron el lugar previsto (donde les esperaban grupos armados del 26 de Julio) y desembarcaron en una playa desconocida de ellos bajo el fuego del enemigo. Despus de unos das lograron a reagruparse una docena de guerrilleros del Granma (de los cuales Fidel y su hermano Ral, Ernesto Guevara).

No logran ver estos compaeros que s se est efectuando un proceso en donde las luchas de masas y luchas armadas de grupos se combinan

El Partido Socialista Popular (el partido comunista pro-Mosc, NDLR), que tiene la mentalidad organizada de un modo para entender los procesos sociales segn piensan, consideraron que el desembarco del Granma era un fracaso porque la idea era mala: los actores son heroicos, limpios, bien intencionados, pero la idea es absolutamente equivocada y el fracaso consecuente con la prctica equivocada. Pero en realidad se trata de una lucha de masas a pesar de lo que piensa el PSP. No logran ver estos compaeros del PSP que s se est efectuando un proceso en donde las luchas de masas y luchas armadas de grupos se combinan.

Fidel Castro resulta el lder de esto, no es el lder mximo todava, ni siquiera para los pensantes del campo insurreccional que le siguen llamando el Doctor Fidel Castro cuando l est en la Sierra Maestra y no el comandante Fidel Castro; en esto hay sin duda la tradicin cubana de los doctores que son lderes democrticos, el Doctor Eduardo Chivas, el Doctor Grau San Martn. Pero tambin hay la prevencin sanitaria: estamos organizando un movimiento revolucionario no para que haya futuros dictadores sino para que no haya nunca ms dictaduras. Algo democrtico.

En las revoluciones, como en todo, hay pasos, la lucha de protesta ilegal de masas empieza a ser imposible a causa de la represin de masas de la dictadura. Avanza el 1957 y sin embargo, se puede encontrar en Santiago de Cuba con la muerte de Franck Pas un entierro de masas y una huelga general forzada por las masas. Hubo tambin la insurreccin de Cienfuegos del 5 de agosto del 57. A partir de la conspiracin del Movimiento 26 de julio en Marinos, se produce una insurreccin a la que se incorporan las masas y resisten victoriosamente la entrada de las tropas de Santa Clara y slo la aviacin y las tropas de La Habana les reducen a la ciudad. Pero ya no va a haber ms espacio para las formas previas de esas luchas de masas sino para nuevas formas de luchas de masas organizadas clandestinamente. El 26 de julio va a ser el lder de todas ellas. Estoy hablando de la rama esencial del movimiento, y sigo sin desconocer la presencia activa y muchas veces heroica del Directorio Revolucionario que ha producido una accin adems que lo har famoso, el azar al palacio presidencial el 13 de marzo del 57, aunque sea un fracaso tambin, fue una convulsin en la capital del pas, fue un acto que llev a muchos a decir es posible acabar con la tirana tambin.

E. T.Y hay que recordar para el lector que en esta accin heroica murieron como 35 saltantes, tratando de tomarse el palacio.

F. M.Fue un asalto comando pocas veces visto porque la defensa era rarsima, quiero decir, era una defensa fortsima. Sin embargo, llegaron al tercer piso del palacio.

La importancia del Movimiento del 26 de Julio

F.M.- Las simpatas organizadas y las simpatas sin organizacin encuentran su simbolismo principal en la existencia y sobrevivencia de la guerrilla de la Sierra Maestra, el verde olivo como color de la insurreccin, el brazalete del 26 de julio se expresa sobre todo en que existen el Ejrcito Revolucionario del 26 de julio. Despus le llamaremos ms sintticamente el Ejrcito Rebelde. Entonces esa lucha para la gente del pas va a ser su esperanza mayor cada vez ms porque la represin va acallando con la muerte, con la detencin, con la tortura, con su sistema a las formas masivas de protesta, va dejando el espacio solamente a la clandestinidad y a formas de apoyo clandestino como es la recogida de dinero que es sistemtica, la propaganda, que es sistemtica en todo el pas y formas no suficientemente grandes pero interesantes de organizacin obrera y despus en zonas rurales, bajo control o disputas rebeldes, la organizacin campesina. Entonces, en toda esta historia, la organizacin clandestina del 26 de julio resulta tremendamente importante y, hay un lder de procedencia santiaguera, Franck Pas, que resulta una de las personalidades ms descollantes de la historia contempornea de Cuba, este lder est absolutamente ligado a los rebeldes de la Sierra Maestra, y entre sus esfuerzos superiores est la insurreccin del 30 de noviembre del 56 en Santiago, para distraer y ayudar a la llegada del barco Granma proviniendo de Mxico y, la formacin de una columna de apoyo con las armas varias que logran recoger en el pas y con personas probadas, o por lo menos desde los jvenes de la organizacin por calidad, que es enviada a la Sierra Maestra como un refuerzo para la pequea y joven guerrilla que les permite a estas acceder a una capacidad de fuego suficiente para atacar un cuartel de la zona, el Uvero, el 28 de mayo del 57, incluso tomarlo, destruirlo y lograr que en el terreno militar el gobierno tenga que comprender que los pequeos cuarteles en las zonas de operaciones no se pueden sostener, lo cual es un paso de avance para la guerra rural. Franck Pas muere, desgraciadamente de modo temprano, el 30 de julio de 1957, su grandeza es advertida por el propio Fidel Castro que le lanza una proclama desde la Sierra Maestra diciendo no saben a quin han matado, han matado al mejor joven de nuestra generacin.

En esta huelga se pretende vivir por ltima vez, la tradicin revolucionaria del siglo veinte cubano, llevar a cabo sus creencias, o sea la creencia radical de la revolucin del 30

En realidad, es la huelga de abril de 1958 la que le da un vuelco a la situacin. En esta huelga se pretende vivir por ltima vez, la tradicin revolucionaria del siglo veinte cubano, llevar a cabo sus creencias, o sea la creencia radical de la revolucin del 30, que arrastra a los jvenes revolucionarios de los 50, es una buena revolucin, que no es meramente derribar al gobierno sino hacer un cambio social, nace, en su victoria, de una gran huelga general que se convierte en insurreccin. Son ideas que vienen por parte de Europa pero vienen sobre todo de la realidad cubana de la revolucin del 30. Lo qu pasa es que ninguna revolucin ha triunfado imitando a la anterior. Nunca, en ninguna parte. Entonces lo que con la muerte de Franck Pas fue una explosin, aqu es una elaboracin, el movimiento clandestino juega a producir la huelga general que devendr en insurreccin, como ya la insurreccin resulta importante, aunque no suficientemente fuerte, a los 15 meses de comenzada la guerra, esta preparacin a travs de un frente obrero nacional, que no cuaja como tal, sin embargo, l tambin se fa demasiado a que ser la insurreccin la que provoque el triunfo de la huelga misma, y no la huelga misma la que provoque el triunfo de la insurreccin. Va a ser un trgico error, pero va a ser tambin una nueva acumulacin de herosmos de la poblacin combatiente de las ciudades y de los pueblos de Cuba, en muchos lugares lleg a extremos muy superiores a sus posibilidades y dej tambin una huella en ese sentido muy fuerte, pero fue el momento peor para, incluso la moral dentro del campo de los oponentes directos a Batista, se registraron deserciones. Se registr desnimo despus del 9 de abril 1958. Entonces las estructuras urbanas, no slo sufrieron mucho materialmente sino tambin moralmente, entonces el liderazgo de la Sierra Maestra result el nico Frente.

Vamos a tratar de dar un golpe final aprovechando la situacin favorable

Una reunin que el Che Guevara llama en su Pasaje de la guerra revolucionaria una reunin decisiva, consum un cambio estructural, el Doctor Fidel Castro, en esa reunin de la Direccin Nacional del 26 de Julio en la Sierra Maestra fue acordado que reuniera en s mismo, los tres cargos, jefe del Ejrcito Revolucionario del 26 de Julio, jefe del Movimiento 26 de Julio y jefe de las Milicias Armadas del 26 de Julio en las ciudades, pueblos y zonas suburbanas. Entonces pasa a ser en la prctica el comandante Fidel Castro. Aunque se le llama por muchos todava el Doctor, ahora es el jefe nico, ahora es el lder mximo de la organizacin.

Esto est ligado a la necesidad de resistir la embestida del gobierno, que lgicamente dice: Vamos a tratar de dar un golpe final aprovechando la situacin favorable. Esto es lo que en trminos guerreros que para nosotros basta, no nos interesa mucho, configura la gran ofensiva militar del verano que comienza el 25 de mayo 1958 contra la Sierra Maestra. Pero, ya se ha producido una ampliacin de la guerra en Oriente, que ha llevado al joven comandante Ral Castro a formar un nuevo frente oriental al Este de la provincia, que lleg a tener una importancia inmensa y un dominio sobre un rea geogrfica de la poblacin civil incomparablemente ms numerosa que la de la Sierra Maestra. Tambin va a venir despus, al final del verano la invasin guerrillera hacia el centro del pas. Pero lo esencial, es que durante el verano se produce la quiebra militar de las tropas de operaciones del ejrcito en los combates en la Sierra Maestra. Eso consum, a la larga o a la corta, la incapacidad del gobierno para decidir a su favor la guerra.

En el terreno que me has preguntado, consum tambin el liderazgo mximo de Fidel Castro dentro de la Organizacin 26 de Julio.

No estoy hablando del Directorio, ni de otras organizaciones, pero tambin, y esto es quiz y va a ser despus lo ms importante, el liderazgo mximo a los ojos de la poblacin, ya mayoritariamente simpatizante de la revolucin y en una buena medida involucrada en formas como dar dinero, como por ejemplo leer y repartir la propaganda y en buena medida tambin participante directa de la revolucin. De tal manera que, lo que al principio apareca ya en la propaganda del gobierno, tambin era usual en el lenguaje de los jvenes militantes que era llamarse a s mismo o ser llamado fidelista, se convierte en algo general. El ao 58, a todo el que est involucrado en esta guerra, que no sea del Directorio Revolucionario, se le llama fidelista. Es la forma de llamar, el lenguaje ah est expresando un primer peldao por el que va a ser importantsimo de este liderazgo mximo que institucionalmente est expresado por los otros que te expliqu.

Al triunfar la revolucin en enero del 59 se produce entonces aquello que soaron los que soaban con la revolucin del 30, una huelga general, pero al revs.

E. T.Como se concibe la naturaleza de esta revolucin triunfante?

F. M.Debe ser una revolucin de los humildes, por los humildes, para los humildes. Una revolucin que haga la reforma agraria radical y profunda. En el decreto de la orden militar de agosto del 58, donde Fidel nombra al Che Guevara y a Camilo Cienfuegos jefes de las columnas invasoras del centro del pas, incluye no es textual quiz pero dice esto dice: Es que estn facultados para aplicar las leyes y reglamentos en materia agraria del Ejrcito Rebelde. Y todava no se ha producido ninguna ley. Simplemente el Che Guevara lo ha dicho con una frase feliz: La reforma agraria era la punta de lanza del Ejrcito Rebelde, o sea, se refiere a que hay una poltica social por realizarse y unas ideas sociales que la sustentan, para incluso, una parte de los lderes, esto se llama socialismo.

Lo que pasa es que no es el socialismo del que hablan los compaeros del Partido Socialista Popular, la tradicin social es muy amplia.

E. T.Hay que precisar para los lectores que una reforma agraria en Cuba es dentro de un contexto de relacin productiva capitalista, respecto a la mayora del campesinado. El feudalismo nunca existi en la Isla. Ya explicaste la relacin ya que haba entre el proletariado y burguesa, incluso entonces el proletariado campesino porque era una gran parte del campesinado era un proletariado viviendo de un salario, era asalariado. Entonces la reforma agraria se refiere a una lucha contra el latifundio capitalista, no el latifundio feudal.

F. M.Esto que dices, y te agradezco, es tan importante porque el lenguaje, del mismo modo que lo utilic cuando dije fidelista, tambin el lenguaje conspira en contra, fue un lenguaje apuado previamente por una ideologa que tambin se reclamaba con su derecho, socialista, deca: Las relaciones en el campo de Cuba son semifeudales. Por qu? Porque crean en que en Cuba slo era posible cuando ms una revolucin democrtica o burguesa, que debera realizar las tareas de la modernizacin capitalista del pas, etc., entonces, vemos despus del 59, y tanto despus como muchas veces se dice, los burgueses y los latifundistas como si fueran dos clases sociales diferentes. Como t bien dices, el latifundio no es ms que una funcin del tipo de dominacin capitalista en este caso. El latifundio en Cuba sea de propiedad norteamericana o cubana expresaba el modo capitalista de explotacin y dominacin de Cuba, pero capitalista. Eso es bsico.

E. T.Bsico pero entonces, gente como el Partido Socialista Popular, ellos si hablaban de una lucha antifeudal, antiimperialista, y qu...?

F. M.Agraria, antiimperialista, contra los remanentes feudales, por un desarrollo nacional. Haba que encontrar tambin a una clase burguesa nacional -haba que buscarla y encontrarla-, que desempeara un papel positivo frente a una clase en donde estn reunidos los pro imperialistas del mercado internacional con los feudales o semifeudales del campo (o sea estos pro imperialistas junto a los feudales seran la burguesa compradora; y la primera sera la burguesa nacional). Eso no existi.

DESPUES DEL TRIUNFO

F.M. Yo soy el nico autor que vive en Cuba y que habla de dos etapas hasta el 89. Nadie me hace caso, o sea, simplemente se hace silencio alrededor de eso y punto. Lo que pasa es que, como te repito, nadie dice usted est profundamente equivocado sino que hace silencio. Las dos etapas se supone que son esa del 59 a septiembre del 60 y de septiembre del 60 hasta hoy.

La idea de que poda haber una revolucin capitalista antiimperialista en Cuba a mi me parece absurda, pero ya no se trata de ideas sino de los hechos, en los hechos lo que sucedi es que slo triunf el antiimperialismo en Cuba de la mano del anticapitalismo, y que slo fue posible realizar la justicia social al interior de Cuba independizando al pas de la relacin con Estados Unidos.

Sostengo que toda revolucin es un triunfo sobre los lmites de lo posible.

Para nosotros, los que ramos muy jvenes entonces o jovencitos, pero para todo el pueblo de Cuba, la vida cambi, se produjo en vez de una insurreccin nacional que motiv el cambio de rgimen, una profundsima revolucin social, se rompieron adems los lazos neocoloniales que ataban al pas con los Estados Unidos.

Dos impactos formidables, y los impactos vinieron juntos, en mi opinin no podan venir separados, la idea de que poda haber una revolucin capitalista antiimperialista en Cuba a mi me parece absurda, pero ya no se trata de ideas sino de los hechos, en los hechos lo que sucedi es que slo triunf el antiimperialismo en Cuba de la mano del anticapitalismo, y que slo fue posible realizar la justicia social al interior de Cuba independizando al pas de la relacin con Estados Unidos, eso ha marcado el proceso de inicio. Cmo se vive por la gente, cmo lo vivimos? La revolucin que triunfa parece ser una fiesta interminable. En realidad desat potencialidades insospechadas en las personas. Sostengo que toda revolucin es un triunfo sobre los lmites de lo posible no me voy a meter aqu en cuestiones de teora poltica, pero, la idea de qu era posible hacer en Cuba hasta el 59, con Cuba, con las cosas de los cubanos, con las relaciones de Cuba, fue trastornada a fondo. Los lmites del posible estallaron.

Es muy difcil narrar algo de ese tamao, solamente aludirlo: 1) La idea de que un poltico es una persona habilidosa y ladrona fue sustituida por la idea de que un poltico es una persona honesta que representa los intereses del pueblo. 2) Es sustituida masivamente, la idea de que Cuba no puede vivir como pas civilizado si no es atado a sus relaciones con Estados Unidos, que mucha gente culta y destacada incluso lo pens as durante un siglo, desapareci brutalmente, a tal punto que se le atribuyeron a los Estados Unidos adems, y esto no naci ah, pero tiene importancia para bien y a veces para mal, y quiero tambin insistir en lo segundo, se le atribuyeron a Estados Unidos todos los males del mundo, entonces se compone un nuevo cuadro que slo se puede explicar despus, no se explica cuando uno lo est viviendo, y que, el pas se siente liberado.

3) Hay un gran impacto libertario en las gentes, en la mayora de la gente, que es una caracterstica de toda revolucin profunda.

4) Otra caracterstica es la existencia de un poder revolucionario. Claro, tiene que organizarse como un poder, entonces, en Cuba marcharon juntos durante mucho tiempo, un tiempo muy prolongado, el impacto libertario y el impacto del poder revolucionario.

Si bien es cierto que el poder revolucionario termin absorbiendo lo libertario, residuos de l, marcan incluso formas de expresin de pensamiento, de sentimiento y de la vida de muchos cubanos hasta hoy

En muchos procesos estos dos impactos pueden ser el libertario menor, mayor, pero, el del poder revolucionario se hace fuerte muy rpidamente, recorta los aspectos libertarios ms o menos brutalmente o no y despus se queda con los smbolos de la revolucin, simplemente exhibe los smbolos de la revolucin como legitimacin del nuevo poder, el caso cubano, el proceso fue, repito, una prolongada coexistencia de ambos y yo creo que esto marc a la revolucin en cuanto a la poltica, a la ideologa, e incluso a una palabra clave tan mal entendida como la democracia y, si bien es cierto que el poder revolucionario termin absorbiendo lo libertario, residuos de l, marcan incluso formas de expresin de pensamiento, de sentimiento y de la vida de muchos cubanos hasta hoy. Las formas polticas precedentes desaparecieron, no slo la dictadura, el sistema democrtico burgus precedente desapareci tambin, a esto hay que darle importancia.

E. T. Que forma de democracia revolucionaria hubo despus de la revolucin?

F. M.El problema es que yo no puedo concebir que alguien entienda a Cuba sin saber que Cuba no se invent la duma ni el sacramento en ningn momento, como en Rusia. Desgraciadamente el eurocentrismo lleva a creer que entonces si el pas es socialista entonces hay que ver lo que pas en la URSS, por all andarn o no andarn, si el pas deja de ser socialista hay que ver cmo fue que Gorbachov y sus amigos y los que vinieron despus hicieron las cosas, o sea, los soviticos descubrieron el parlamento hace pocos aos, los cubanos descubrieron el parlamento en el siglo pasado y la repblica cubana fue parlamentaria, y adems, la televisin cubana se dedic a mostrar esto cuando en Inglaterra todava haba menos televisores que en Cuba, poco despus de la segunda guerra mundial, entonces yo tengo que decirlo porque para m es importante que se entienda que los cubanos tenamos experiencias democrtico burguesas y fueron abominadas tambin, y no lo digo ni para bien ni para mal, lo digo casi como historiador.

E. T.Entonces fue reemplazado con qu?

F. M.Fue reemplazado con un proceso, no con un objeto sino con un proceso, en ese proceso se trat de crear un poder que fuera absolutamente nuevo y naturalmente no fue as. Pero yo creo que fue una ruptura y por eso le llamo as, porque no se imit al sistema democrtico burgus anterior. Tampoco se imit al sistema sovitico, aunque era la nica frmula que empez a aparecer en el horizonte sobre todo a partir de 1961. Sin embargo el primer choque interno poltico cubano dentro de la revolucin despus que esta se logr fortalecer a un grado que ya era irreversible, quiero decir despus que ya no fue la evolucin democrtica burguesa de un pas que tuvo una dictadura sino, la revolucin, es el choque con los que queran reducir el proceso cubano a una democracia popular de tipo europeo oriental. Es lo que en Cuba se llam el sectarismo del proceso poltico entre fines del 60 y el ao 1962 y que se caracteriza a travs de incluso mencionar a una persona como el Anibalismo se deca (ver ms adelante).

Ahora, la profundizacin del rgimen revolucionario motiv que se creara un nuevo Estado, que tuvo incluso en alguna medida nuevos ministerios en la prctica. El INRA, Instituto Nacional de la Reforma Agraria es la madre de una parte de los ministerios, el ministerio de la industria azucarera, el ministerio del comercio interior por ejemplo, y de otros. A su vez, la madre del INRA, en una buena medida fue el Ejrcito Rebelde del 59, del 60, o sea de la institucin bsica de la revolucin. Ahora viene un asunto que es verdaderamente importante incluso para entender algo de las primeras respuestas que es la pos historia, o sea, la revolucin como insurreccin fue un vivero de cuadros y de futuras estructuras organizativas. De ah sali en gran parte el modo de ser real de la institucin INRA y del INRA una parte del nuevo Estado. Los lderes del nuevo Estado -o sea Fidel Castro, el Che Guevara y otros- tenan en una buena medida, muy decisiva en muchos casos, su ideologa rebelde, , y las formas organizativas y la idea, los ideales. Pero la ideologa de la organizacin ha estado muy relacionada con esas vivencias, con las experiencias y ahora tambin con el proyecto. Esta es una etapa en que el presente se convierte en cambios. Estn cambiando cosas una y otra vez y el futuro se organiza como proyecto. Entonces ya se piensa tenemos que ser incluso en la calle la gente dice qu somos? Socialistas, qu seremos? Comunistas. Empieza la idea de que el rgimen poltico se tiene que corresponder con los proyectos del pas. En esta primera etapa los logros y voy a usar un trmino que ya en la poca ya se usaba mucho, los logros de la revolucin son el teatro de las transformaciones ms profundas de la gente, de las relaciones sociales y las instituciones. No se pueden detallar ahora, pero significaron cambios muy profundos en la vida material.

E. T.Como influyeron las bases sobre las decisiones, las orientaciones?

F. M. Cuando lo quiero caracterizar digo que las inmensas transformaciones de la sociedad que beneficiaron a las mayoras, tuvieron una participacin masiva y sistemtica de las mayoras en la ejecucin de ellas y en la defensa del nuevo rgimen. Me queda claro y puedo hacer claro a todo el que me oiga que yo digo que tuvieron una participacin masiva y sistemtica en la ejecucin de ellas, no en la elaboracin, no en la decisin misma. As adems se trat de romper los viejos esquemas. Por eso es que habl de la democracia anterior representativa, en la cual las elecciones y toda una serie de consultas eran lo habitual en el sistema democrtico representativo. Se trat de romper esto e incluso aparecieron las concentraciones de masas en donde se pregunta y se corre el pequeo riesgo de que le digan a uno que no, con una masa enfebrecida que dice que s. Yo creo que no hay que desdear el papel de producir autoconfianza, de producir seguridad en que el poder es nuestro, de que es nuestro poder, no son oraciones de unos burcratas, sino creencias de cientos de miles de personas, eso no es desdeable.

E. T.Las masas incidieron, por ejemplo al nivel de la reforma agraria?

F. M. Si, en realidad el orden en el campo, en Cuba antes de la revolucin, era absolutamente rgido, con un sistema de guardias rurales del Estado, de guardias privados de los dueos. Pero tambin con una legalidad que incluso distingua entre el hurto de cosas muebles, que era penado con la crcel o la ley cubana y, el robarle tierra o derechos sobre la tierra a personas que no era penado como con la crcel con la ley cubana sino que quedaba prcticamente dentro del derecho civil. Con esto quiero decir que desde la represin hasta la estructura legal favorecan una dominacin en el campo que se rompi. La ideologa de la revolucin triunfante deca La tierra al que la trabaja como poltica, y deca Volver el pas hacia el campo, como restitucin de justicia a quienes todo lo han dado con su trabajo a la riqueza del pas. La Habana debe sacrificarse, la gente de La Habana ir a trabajar y hacer las inversiones econmicas en el campo, pero tambin como justicia a quienes durante generaciones lucharon por la independencia del pas. Aqu aparece otra vez la figura del mambi insurrecto que est en el campo y que es del campo, con lo cual se empata un poco con la ideologa nacionalista campesina de la segunda repblica burguesa neocolonial, pero ahora mirada de otro modo. De la misma manera que el gobierno revolucionario produce leyes febrilmente, y se empata con la tradicin de la repblica burguesa en cuanto a produccin o a discusin acerca de la produccin de leyes. En los primeros aos de la revolucin se produjeron mil leyes, incontables reglamentos y miles de resoluciones. El INRA gobernaba con resoluciones que hacan los lderes regionales. Ahora bien, la gente, le dio su impronta, a travs no slo del cumplimento de la ley, sino del incumplimiento de ella. La gente unas veces esper pero por lo general presion y a veces incluso actu simplemente, por ejemplo, al final del ao 59 y en las primeras dos semanas del ao 60 se produjo la verdadera gran ocupacin de las tierras y transformacin de la gestin en el campo, en nombre de la ley de reforma agraria por contingentes de soldados y civiles. Lo que pasa es que la forma organizada de conducir los procesos es fundamental en la revolucin cubana, eso ha sido as, esto evit desde los primeros das que hubiera baos de sangre por parte de multitudes enfurecidas. Eso no existi, sino que fuera a travs de tribunales que se dese la justicia, y acostumbr a que algo que vena de antes de la revolucin, se volviera ahora general que era: Toda cuestin que hagamos debe ser legalizada. No quiere decir con esto que las actuaciones fueran digamos slo dependientes de que una ley dice esto. Digo que las actuaciones fueran legalizadas, que as, lo que se llamaba nacionalizar, esto es, apropiarse de la propiedad privada de los burgueses, ms o menos grandes, muy grandes o hasta a veces nada grandes, se convirti en algo natural. Pero la ley lo refrendaba, entonces la expresin por ejemplo por la libre desapareci. Por la libre era lo que se haca sin orden, o sea sin un orden, sin una organizacin, y la idea de que los revolucionarios deben organizarse adquiri una fuerza enorme. La organizacin de masas ms importante en la primera poca de la revolucin en mi opinin, son las milicias nacionales revolucionarias. Lo viv y lo he estudiado despus: a travs de esta organizacin se produce un proceso de proletarizacin sin industrializacin, o sea, un pas con una desocupacin masiva vista en una perspectiva de lo que en los libros puede aparecer de una rapidsima industrializacin, para que entonces los que slo leen manuales se puedan sentir ms tranquilos porque dicen Ah, con un proletariado mayoritario se produjo una revolucin socialista!, o sea, dado que no se puede tener esa satisfaccin terica, sin embargo, en la prctica sucede que las gentes organizadas tiene actitudes anticapitalistas de tipo muy estructuradas, en la formacin del armamento general del pueblo -como hubiera dicho Carlos Marx-, ac desempe un papel bsico creo yo. Por otra parte la democratizacin de los sindicatos, que fue un proceso iniciado a fines de la guerra pero sobre todo durante el ao 59, signific la promocin de un nuevo cuadro de dirigentes de base intermedios e incluso altos sindicales, que procedan de la actividad y del entusiasmo de los trabajadores,

E. T.Entonces hubo una democratizacin muy importante.

F. M.Importantsima.

EL Movimiento sindical

E. T.Cmo es posible que cinco aos despus del triunfo, ya alguien como el Che puede considerar que la democracia sindical no existe ms?

Dice el Che: Aqu la democracia sindical es un mito que se dir o no se dir; pero es un perfecto mito. Se rene el partido y entonces propone a las masas a fulanito de tal, candidatura nica y de ah en adelante sali aquel elegido () no ha habido ningn proceso de seleccin por parte de las masas () la gente tiene necesidad de expresarse (). En el momento actual yo dira incluso que los sindicatos podran dejar de existir () y traspasar sus funciones a los consejos de justicia laboral () los nicos que no estaran de acuerdo son los de la burocracia sindical que se ha creado que naturalmente se le habla de que tienen que volver a trabajar con las manitas y el hombre dice, oye, hace 18 anos que soy dirigente sindical. (En Paco Ignacio Taibo II Ernesto Guevara: tambin conocido como EL CHE, capitulo 33 sobre el ao 1964, pgina 553, edicin Planeta Bolsillo, Mxico, 1997

F. M.En los grandes procesos de cambio social las cosas pasan en poco tiempo. Yo pienso que los sindicatos tuvieron un momento de esplendor importante en la expansin de la ideologa revolucionaria e incluso de las instituciones revolucionarias, y despus declinaron ante todo porque su cultura vena de la lucha por reformas y demandas inmediatas. El hecho de las transformaciones revolucionarias super completamente a lo que los sindicatos pensaban. Una demanda del 59 era pasar a cuatro turnos de seis horas en los centros azucareros, de manera que aumentara un tercio el nmero de trabajadores frente a la desocupacin. Eso no sucedi. Sin embargo, en slo cuatro aos, en 1963, ya no haba desocupacin en Cuba sino empezaba a haber falta de brazos, falta de fuerza de trabajo. La transformacin en cuanto al incumplimiento de la legislacin laboral, a los pagos por debajo de los salarios mnimos, a la masa enorme de injusticias en el terreno de estas demandas inmediatas, fue sustituida por un triunfo en toda la lnea de las demandas por un auge del ingreso de los trabajadores, pero tambin fue sustituida por una participacin del Estado revolucionario que se volvi decisiva en lograr que estas cosas fueran reales. Desde la justicia laboral, que fue reformada y convertida en un procedimiento velocsimo, que le daba la razn siempre a los trabajadores. Incluso era casi una broma decir El Ministerio del Trabajo juzga, pero el patrono que es el Estado no gana nunca. Slo gana el trabajador. Incluso, para producir un despido no haba prcticamente ninguna forma. El Estado patrn no poda despedir prcticamente a ningn trabajador a travs de nada de la justicia laboral hasta que se cre la ley 32, diez o once aos despus del triunfo de la revolucin o ms. Ahora, los sindicatos son rebasados entonces por unas estructuras que estn dando ms que lo que ellos soaron en su sistema de sueos y de luchas. Por otra parte, el contenido de la poltica social del pas se ha configurado a travs de un enorme pacto social entre la poblacin y el gobierno. O sea, el gobierno es el garante, por eso te deca yo la expresin el poder es nuestro es el garante de los cambios que estn sucediendo y de que los cambios permanezcan. Es el garante de que la reforma agraria no sea seguida por una capitalizacin del campo, como en otros pases donde ha habido una reforma agraria ms o menos profunda. Sino que la reforma agraria sea un vehculo para un nuevo orden de cosas. Por eso en que se convierta una revolucin en el campo, entonces son las mismas fuerzas organizadas de la revolucin, su Estado, su ejrcito, sus milicias, despus la Asociacin Nacional de Agricultores Pequeos para este grupo nuevo que se ha creado de propietarios.

El sindicato no encontr rpidamente una nueva manera de comportarse porque se estructur a partir de cmo exista antes que era una sola confederacin nacional y entonces empez a tener su liderazgo ya ahora ms cercano al poder revolucionario. Hubiera sido algo absurdo pensar que el secretario general de la CTC tuviera una confrontacin con este Estado que expresaba la revolucin, pero de ah a convertirse en un funcionario del Estado no haba ms que un paso: la participacin.

El nuevo Estado que tuvo que multiplicar sus funciones, tambin comenz a burocratizarse rpidamente y, yo no creo que los sindicatos tuvieran culpa en esto, lo que pasa es que, los lderes mximos de la confederacin no desempearon un papel en contra de esto. Eso es lo que tiene que ver con las expresiones del Che Guevara en un momento dado. Cuando el Che Guevara est en una lucha diferente, como ministro de Industrias pero sobre todo como lder poltico del pas, donde l est tratando de producir un experimento de masas con 400 mil trabajadores organizados del Ministerio de Industrias, en la cual la participacin del trabajador vaya siendo cada vez mayor. En un sistema que forzosamente ha tenido que ser autoritario, y un sistema que por dems, tiene el autoritarismo de la produccin industrial. Entonces, en ese sentido se est refiriendo l, ms bien a que los lderes del movimiento sindical pueden convertirse en un adorno del rgimen.

Ahora, quiero decir algo ms fuerte: en 1966, esa direccin prcticamente desapareci, porque el Estado revolucionario prcticamente la elimin. El 12 Congreso de la CTC en septiembre de 1966 fue el intento por la propia direccin revolucionaria de revivificar el movimiento sindical, pero para que sirviera a una reorganizacin general del poder que estaba abatiendo las formas del propio Estado revolucionario del 59-60-61, burocratizado, y tena una actividad en conjunto que marc la segunda mitad de los aos 60, que pretendi profundizar el sistema de transicin socialista cubana, con una ptica y unos objetivos comunistas, que involucrados a la vez en el proceso de la revolucin mundial, en este caso como el esfuerzo internacionalista en Amrica Latina sobre todo, no slo en Amrica Latina pero sobre todo. El poder revolucionario pretenda a la vez que la revolucin cubana iba a ser slo la primera revolucin socialista de Amrica: el surgimiento de otros poderes permitira la expansin. Las posibilidades, aqu otra vez el problema de la posibilidad, de la revolucin cubana del 59 estuvo dada por el esfuerzo de los cubanos. La posibilidad de la profundizacin de la revolucin cubana a la segunda mitad de los 60, estaba fiado a que ese esfuerzo fuera prolongado por los triunfos de los revolucionarios argentinos, o brasileos, venezolanos o de otros pases que permitiera una nueva unin internacional que hiciera viable a la economa y al rgimen poltico-ideolgico cubano que resultaba independiente de la corriente llamada socialista de la Unin Sovitica, y tambin se haba independizado de la corriente maosta y entonces. En esa situacin, tanto el movimiento sindical como el Estado, como el conjunto de instituciones cubanas, estuvieron en una tensin tremenda. El movimiento sindical no sobrevivi a ella, en la segunda mitad de los 60, fue sustituido por otras formas organizativas. En las unidades de produccin sobre todo y en los niveles altos prcticamente perdi toda su importancia, y slo la recuper en los primeros aos 70, ya de otra manera muy diferente.

La relacin CUBA Unin Sovitica

F. M.Bueno, yo contino este ejercicio tan estimulante.

La revolucin cubana es la nica revolucin anticapitalista triunfante que se ha mantenido tan largo tiempo en Amrica Latina. Sin embargo, la geopoltica se ha vengado desde entonces una y otra vez.

La geopoltica se ha vengado una y otra vez de esa victoria cubana. El proceso tan autnomo en cuanto a que, yo digo que es la primera revolucin socialista autnoma que triunf en Occidente, no s si hay una segunda, el proceso que logr de manera autnoma ir tan lejos en la formacin de una sociedad anticapitalista de transicin socialista, como le llamo yo, no me voy a meter en ese concepto aqu, y de carcter antiimperialista e internacionalista, se encontr con la realidad de que tena que adecuarse a la existencia en el mundo de dos zonas bastante contrapuestas, vamos a llamarlo as para ser justos, o sea la liderada por los Estados Unidos y la liderada por la Unin Sovitica. Dos zonas de enfrentamiento geopoltico mundial que estaban en busca de competencias y coordinaciones en esos propios aos. Entonces Cuba entr por la va de la necesidad, desde 1960 ya el enfrentamiento del rgimen norteamericano contra Cuba era demasiado grande, sistemtico y se lleg a una ruptura que hizo que la viabilidad de la economa cubana dependiera de nuevos lazos y se hiciera un pacto con la Unin Sovitica y pases ms o menos influidos o controlados por ella. Cuba tena que colocar sus azcares y los coloc en la URSS. Cuba tena que recibir el petrleo y lo recibi de la URSS. Cuba necesitaba armamentos para defenderse y armar a la poblacin en gran escala y los recibi de la URSS y de alguno otro aliado de la URSS. Entonces aqu apareci una relacin que tiene toda una historia de treinta aos. Esa historia influy, o sea el enfrentamiento de Cuba con Estados Unidos y la alianza de Cuba con la Unin Sovitica influy poderosamente en los asuntos internos cubanos. El primero, el enfrentamiento con Estado Unidos, implic una unidad nacional que tena que ser fortsima, influy en el sistema poltico cubano hasta hoy. La alianza con la Unin Sovitica implic un aliado muy poderoso con relacin a Cuba que pretendi utilizar a Cuba en cuanto a su poltica exterior, en cuanto a su sistema internacional de relaciones, y no ayudar a Cuba de manera internacionalista. El rgimen sovitico entonces pasa al interior de Cuba tambin. Como pasara en cualquier revolucin, haba ideas diferentes de cmo llevar adelante el proceso. La tradicin socialista popular (la del PC pro-Mosc) tena una idea muy relacionada con la ideologa sovitica, no necesariamente con la historia sovitica. La tradicin cubana se enfrentaba con esta tradicin estalinista. Haba ideas de socialismo democrtico muy interesantes y que si tenan influencias previas al triunfo de la revolucin, en el seno del 26 de Julio y entre otras muchas personas. Ah empez a producirse las formas internas de tratar de resolver el problema, la organizacin de un partido unificado de una manera tan precoz, en la segunda mitad del 60, que se lleg a llamar Organizaciones Revolucionarias Integradas porque ms no poda pretender...

La construccin de un partido unificado y la crisis del 1962

E. T. Las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI) comprendan el Partido Socialista Popular (PC pro-Mosc), el 26 de Julio y el Directorio Revolucionario Estudiantil?

F. M.Exacto. Se pretendi hacer como un partido y en medio de una revolucin que era ms bien un escndalo para todos haba que dotarse de estructuras. Cmo estructurarla? Apareci una frmula que quiso copiar la estructura de un partido comunista de Europa Oriental. Que absurdo! La idea era absurda.

Despus del triunfo, el movimiento del 26 de Julio se vio en una circunstancia en que desapareci como organizacin.

E. T. La mayora de sus cuadros se integraron totalmente en el aparato revolucionario, en el Estado.

F. M.No, en todas partes, en la fuerza armada, en el Estado, en las milicias, en los sindicatos, en los comits de defensa, en muchas partes, entonces...

E. T.Entonces en tareas de construccin y de gestin.

F. M.Exacto. Y en participacin.

E. T.Y entonces no quedaba ms tiempo, espacio de tiempo para las tareas partidarias.

F. M.Y al ofrecer una voluntad, porque poda haber aparecido la voluntad digamos como, no voy a comparar la revolucin cubana con la argelina, pero poda haberse dicho que el 26 de Julio sea el partido de la revolucin cubana. Si fue el de la insurreccin por qu no va a ser el de la revolucin? Incluso sus estructuras nacionales, provinciales y municipales que existan sern las del partido. No fue as.

Ahora, las Organizaciones Revolucionarias Integradas, deca yo, se quiso por parte de las personas, responsabilizadas con ellas, convertirlas prcticamente en el aparato poltico de tipo comunista de un pas de Europa Oriental.

E. T. Quin era a cargo de esto?

F. M.A cargo de esto estaba un antiguo dirigente, no era el dirigente mximo, del Partido Socialista Popular, Anbal Escalante. No participaron en esto de una manera activa todos los dirigentes del Partido Socialista Popular. Empezaron a participar tambin personas que fueron captadas por l. Ahora, lo cierto es que eso estall en apenas dos aos, en 1962. Las ORI no tenan posibilidad de sobrevivir. Sin embargo, yo no creo en la explicacin de los sucesos sociales en el utilizar el argumento de las maldades individuales.

E. T.Si. No es solamente la fama de poder de parte de Anbal Escalante, es insuficiente como explicacin. Claro lo que denuncia Fidel en sus discursos de marzo 62 es que, a la sombra de esto, hay un aparato que est llegando hasta las provincias, hasta los municipios, que est organizndose para tener un monopolio, por eso te pregunto.

Citas de Fidel Castro sobre la crisis de las ORI

Estbamos haciendo realmente un verdadero partido marxista? () No estbamos integrando las fuerzas revolucionarias. No estbamos organizando un partido. Estbamos organizando, o creando, o fabricando una camisa de fuerza, un yugo, compaeros. No estbamos promoviendo una asociacin libre de revolucionarios, sino un ejrcito de revolucionarios domesticados y amaestrados. ()

El compaero que recibi la confianza no se sabe si la recibi o la autorecibi porque se le designara o porque de una manera espontanea fue destacndose en ese frente, y en consecuencia tuvo a su cargo la tarea de organizar o de actuar como secretario de organizacin de las Organizaciones Revolucionarias Integradas () cayo, compaeros, muy lamentablemente, en esos errores que nosotros estamos aqu anunciando: el compaero Anbal Escalante. () Nosotros consideramos que Anbal Escalante con estos actos no actu de una manera equivocada e inconsciente, sino actu de una manera deliberada y consciente.() Y que era el ncleo? Un ncleo revolucionario? Estaba convirtindose en un cascaron de revolucionarios, concededores de mercedes, que quitaba y pona funcionarios, quitaba y pona administradores, y, en consecuencia, no iba a ser rodeado por el prestigio que debe tener un ncleo revolucionario, emanado nica y exclusivamente por su autoridad ante las masa, por sus integrantes como modelo de trabajadores, como prototipos de revolucionarios, sino porque era el ncleo donde poda recibirse un favor, esperar un favor, una merced, un dao o un bien. Y alrededor de los ncleos, naturalmente, iban crendose las condiciones para formar una cohorte de aduladores, que no tiene nada que ver con el marxismo ni con el socialismo.() Esa locura de mando, esa mandomana, esa gobiernomania que se apodero de algn compaero (Anbal Escalante, NDLR). () Entonces, como se hicieron los ncleos? Voy a decirlo: en todas las provincias al secretario del PSP lo hicieron secretario general de las ORI; en todos los ncleos el secretario general del ncleo el miembro del PSP lo hicieron Secretario General del ncleo. (Extracto de Versin completa del discurso de Fidel Castro del 26 de Marzo 1962, in Obra Revolucionaria, n10, La Habana, 1962).

-------------------------------------------------------

F. M.Claro, eso estall. Ahora, estall sin represiones fsicas.

F. M. La fuerza de la revolucin cubana es visible en que, tanto Fidel Castro como sus colaboradores ms cercanos pudieron escapar a esto, y entender no slo que no era imprescindible tener un modelo sino incluso empujar y quitarlo, pero aqu tienen realidades sucesivas. Cuba est sujeta a la posibilidad de ser invadida directamente por Estados Unidos durante todo el ao 62, cosa que ya la documentacin ha demostrado. Para septiembre del 62 es una realidad, antes del descubrimiento de los cohetes, Cuba est involucrada en su defensa militar, cada vez ms, a la Unin Sovitica. Entonces, ves cmo van pasando cosas incluso en meses? En Cuba se est tratando de reorganizar toda la economa que ha sido nacionalizada y con pocos cuadros. La fuga de cuadros y de tcnicos es increblemente grande por las relaciones culturales con Estados Unidos pero sobre todo por el apoyo poltico directo de Estados Unidos a esa fuga, incluso les prometieron a tcnicos medios trabajo en Estados Unidos si se marchaban de Cuba y se los cumplieron a todos, hicieron campaas de todo tipo a las cuales no me voy a referir aqu. Ahora, por ejemplo, el fin del primer esquema de derrocamiento del rgimen cubano, el esquema Eishenhower-Kenedy que cae temprano, es Playa Girn (abril 1961). Existe tambin una posicin armada que est siendo alentada por los Estados Unidos en algunas zonas, sobre todo en el centro del pas, lo que en la tradicin cubana se llamaba la lucha contra bandidos, pero el esquema de ataque directo norteamericano sucede a la vez que en Cuba se hace la profunda crtica del intento de convertir a Cuba en una democracia popular sujeta a la Unin Sovitica. Mira qu problema, eso exigi seguramente flexibilidad de ambas partes, los soviticos cambiaron su embajador, los soviticos mantuvieron el sistema de ayuda militar y las compras de azcar a 6 centavos la libra, el precio fijo y, durante ese ao 62, se produjo el mayor involucramiento militar sovitico en Cuba, va a haber unos 17 mil militares en secreto, pero ayudando y a la vez poniendo el sistema capaz de hacer ataques tcticos, ataques nucleares a Estados Unidos. O sea, siguiendo la idea sovitica de su poltica exterior que para Cuba, bueno ya todo eso se puede explicar al que lea los documentos pero que desemboc en la crisis de los misiles donde Cuba se enfrent a los Estados Unidos y se encontr enfrentada tambin a la real poltica sovitica en la prctica. Entonces, cuando las ideas revolucionarias y la actuacin de la direccin han producido la negativa a hacer una democracia popular, se produce tambin el mximo momento de complementacin, incluso militar, entre ambos pases y el hecho mximo de enfrentamiento de tipo internacional despus de la segunda guerra mundial que haba existido, el mundo se encontr al borde de una tercera guerra mundial. Cuando eso sucedi en el rgimen cubano, naturalmente, hubo conmociones muy grandes, el Che Guevara, pero Fidel Castro sobre todo, lo expresan en documentos pblicos, en los procesos de este tipo hay muchas cosas que no son pblicas. La reorganizacin poltica del pas, inmediatamente despus de todo esto, implic la formacin del Partido Unido de la Revolucin Socialista de Cuba, PURSC, un nombre demasiado largo pero ms moderado.

Ahora, el partido este, ya es un partido que pretende ser otra cosa, pretende organizar a los revolucionarios cubanos tambin sobre la idea de que es necesario un partido que todava es imprudente llamarle comunista, pero que debe ser a partir de unas formas mejores de componerse, empezando porque, para ser militante, o sea miembro de l, no puede salir esto de que un grupito o una secta los escoja, sino solamente de que sea considerada ejemplar la persona por los trabajadores, por sus compaeros en asambleas abiertas de discusin. Entonces, yo te deca, la asamblea de trabajadores ejemplares era el requisito indispensable, y fue un invento ac de que una persona se pudiera considerar cantera o candidato para ser miembro de ese partido nuevo. Comenz con los trabajadores pero tambin sigui con los estudiantes y con los soldados. La persona escogida tena que pasar un proceso de seleccin en donde comisiones de miembros del partido, de su propio centro de trabajo, deberan analizarlo profundamente, discutir con l su vida, or incluso su voluntariedad como se deca, porque l poda decir yo no quiero, soy trabajador central pero no quiero ser parte del partido. Era su derecho. Pero desde ah hasta el final del proceso si vena la selectividad por parte del partido expresada por la organizacin de base, el ncleo del partido y no ninguna instancia superior. Ahora, al terminar, ste tena que volver a una asamblea de trabajadores para explicarles si se quedaba o no y por qu, y los trabajadores: qu, cmo?, a ver explique eso por qu no?, o incluso por qu usted dice que si, si yo que vote en contra de las ejemplares sigo pensando que a pesar de todo no? Esto le daba una transparencia al proceso y sobre todo un prestigio a la composicin de la militancia. Esto ha sido un factor bsico en cuanto a la fuerza moral del partido cubano en sus bases. Yo dira que hasta el da de hoy ha sido de lo ms resistente que ha habido el prestigio moral de los miembros del partido y sus bases. Por otra razn ms, incluso, que es la prdida de prestigio entre los trabajadores, se consider desde entonces una causa para perder la condicin de miembro del partido. Deba ser discutido por sus compaeros al perder el prestigio frente a los que nos honran a todos, o a gran parte. Se intent que la forma de organizacin intermedia, como los escalones sucesivos del partido fuera democrtica, en el sentido de garantas, de controles, no solamente de arriba hacia abajo sino de defensas y controles de abajo hacia arriba. Yo no creo que el logro fuera grande hasta el punto de decir es ejemplar, pero el logro de la democracia en la base se mantuvo. El logro de la capacidad de las bases de decir su criterio, desde su posicin de miembros sin ser represaliados, yo creo que ha sido una de las formas libertarias principales que han quedado, a pesar de la absorcin de los libertarios por el poder revolucionario, que han quedado, en la tradicin cubana poltica. Te deca antes y repito ahora, el sistema de los sindicatos no sobrevivi a lo que yo deca. La ancdota del Che por esto tengo que conceptualizarla, puede ser que sea correspondiente a un hecho especfico, puede ser que sea correspondiente al momento en que se analiza...

Ahora, el Partido Unido de la Revolucin Socialista, tuvo como otro rasgo y yo creo que es muy importante el intentar, que a diferencia de otros pases, el partido no gobernara los asuntos de la administracin. Sino que trato de controlarlos con fuerza poltica y moral. Esa ha sido una de las lneas en las cuales, no slo la retrica sino la prctica poltica cubana, estructural, interna del partido ha insistido durante ms de 30 aos. Cuando se form el Partido Comunista de Cuba, en octubre del 65, se trat de que esto se convirtiera en ley. En el ao 71, en los primeros aos 70, cuando hubo una reestructuracin fuerte, de la cual yo tengo muchas crticas que hacer, se trat de que esto permaneciera y yo creo que en lneas generales permaneci. El planteo de crtica a que el partido estuviera dirigiendo a las administraciones en la prctica, es un planteo de Fidel Castro, del Che Guevara, de otros desde los inicios. Esto que si ya fue de verdad un partido producido en Cuba de tipo comunista. Ahora, las influencias sobre este partido, de las formas organizativas soviticas durante los aos 60, fueron mnimas.

Fidel Castro sobre el partido

Cul es la funcin del partido? Orientar. Orienta en todos los niveles, no gobierna en todos los niveles. Crea la conciencia revolucionaria de las masas, educa a las masas, es el engranaje con las masas, educa a las masas en las ideas del socialismo y en las ideas del comunismo, exhorta a las masas al trabajo, al esfuerzo, a defender la revolucin. Divulga las ideas de la revolucin, supervisa, controla, vigila, informa, discute lo que tenga que discutir, pero no tiene las atribuciones de quitar y poner administradores, de quitar y poner funcionarios. ()

Es bueno recordar ciertos hechos, como el hecho de que nosotros hicimos una guerra, la dirigimos, la ganamos y sobre los hombros de ninguno de nosotros hay estrellas de general, ni sobre nuestros pechos cuelgan condecoraciones. Y como gobernantes, la primera ley que propusimos fue prohibir que se levantaran estatuas. Entonces no se discutan tanto como ahora estos problemitas del culto de la personalidad, pero nosotros, por conviccin profunda, propusimos que se prohibiera por ley hacer estatuas a personas vivas, que se pusiese a calles, o ciudades, u obras el nombre de personas vivas. Y ms todava: que por ley se prohibiera que los retratos nuestros estuviesen en los despachos oficiales. Por demagogia? No. Por profunda conviccin revolucionaria hemos actuado as.   (Extracto de Versin completa del discurso de Fidel Castro del 26 de Marzo 1962, in Obra Revolucionaria, n10, La Habana, 1962).

-----------------------------------------------------------------

E. T.Cundo fue para ti el viraje?

F. M.No, no, no, es que yo quiero decir otra cosa, no es ningn viraje. Es que, cada vez ms influy las formas cubanas de autoritarismo, y no las formas soviticas de dominacin. Pero esto tampoco es...

E. T.Puedes explicitar esto?

F. M....esto tampoco es de un da para otro.

E. T.Me parece muy importante.

F. M.Te deca que el Partido Unido y el Partido Comunista tienen una solidsima pretensin de diferenciarse de los partidos de Europa Oriental en cuanto a la separacin partido-Estado, que se expresa en que en la cpula si, en la mxima direccin hay una opinin, quiero decir en Fidel y de ah para abajo, segn la cual tiene que haber una separacin desde el bur poltico al comit central. Adems, recuerda que el Partido Cubano tuvo su primer congreso slo 17 aos despus del triunfo de la revolucin y 10 aos despus de la formacin del comit central. Esto da una idea de que su vocacin no era dar congresos a cada rato ni apurarse en dar congresos, no tena ninguna vocacin en ese tema.

E. T.Parece evidente s.

F. M.Es obvio. Entonces, la idea de que el partido tena que ser un instrumento fundamental, pero un instrumento de la revolucin, que es una idea importante, la idea de que era un avance entre otros de Cuba con relacin a la experiencia de Europa Oriental.

LAS DOS ETAPAS DE LA REVOLUCION

La primera etapa de la revolucin, para mi va de la reconstruccin del poder del 1 de enero del 59 a el inicio de los aos 70s, digamos al ao 71. A partir de ese momento, se produce una inflexin en donde Cuba empieza a abandonar la mxima dimensin del proyecto de tipo comunista revolucionario, sin abandonarlo del todo pero declarando que est abandonando mucho ms de lo que abandon realmente. Es una cosa interesante el lenguaje exige que se expresa como que abandona. Cuatro aos despus del primer congreso se va a decir: Los errores que hemos cometido son incalculables, hemos querido ser originales, hemos querido crear y hemos despreciado la experiencia de los hermanos mayores. En la prctica, esto es mucho menor que lo que se dice, y adems, en la prctica real el partido en el caso de tu pregunta, mantuvo su separacin del Estado en las organizaciones. Ahora, en la segunda mitad de los 60, y de eso no se habla tanto, sobre todo en los ltimos aos 60, en realidad hubo una tensin tremenda en el pas en la cual, lo mismo un jefe de partido que un jefe poltico enviado de arriba, que un jefe estatal, que un jefe militar, desempeaban funciones preponderantes por completo en un rea de trabajo o en una regin del pas en busca de la eficiencia. Es esa situacin a la que se vio abocada la revolucin en los ltimos aos 60. Entonces no se podra decir bueno, ah el partido se confundi con el Estado. El esfuerzo se volvi demasiado individualizado o pragmtico o sujeto a la mxima direccin, pero, no sobre la base de que tal institucin debe predominar sobre esta otra, no.

 

E. T.Entonces que paso?

 

F. M.Que personas desempearon responsabilidades en regiones y en tareas basadas en una fortsima sujecin a la direccin mxima, independientemente de que pudieran ser o un cuadro del partido o un cuadro del Estado o un cuadro del ejrcito o un cuadro regional.

 

SEGUNDA ETAPA:

 

En los aos 70, que tienen a mi juicio una segunda etapa de la revolucin, se produce una reorganizacin de todas las instituciones, el Estado volvi a reorganizarse, porque el Estado primero yo te deca que entre 65 y 67 sufri unos embates absolutos y trat de ser reorganizado de una manera que se supona que era una profundizacin comunista del socialismo. Entonces en el 70 se produjo un proceso de crticas masivas y con asambleas pblicas que se pasaban por televisin que comenzaron en el Ministerio de Industria Ligera. Comenzaron tambin con el grito de Fidel en el discurso del 26 de Julio de 1970 que deca: El poder del pueblo, ese s es poder y su expresin das despus en las primeras asambleas: El socialismo no puede escoger. El socialismo tiene que ser de masas. Simplemente el socialismo que no es democrtico y de masas se burocratiza y deja de ser socialismo. O su expresin el 7 de diciembre del propio ao, cuando se constituy el nuevo sindicato del ministerio de la industria ligera, un sindicato que vena de las asambleas de base, y para tratar de hacer un sindicato verdaderamente democrtico, fuerte otra vez, porque haban desaparecido, te deca que Fidel dice en voz muy fuerte: Ahora el ministro si tiene con quien discutir. Pero ese proyecto no triunf. Decir, pensar que su existencia no tuvo ningn efecto sera un error grave, sera un grave error para entender el proceso cubano. Por eso yo le he llamado a la segunda etapa en escritos mos una etapa muy contradictoria, en la que predomina la ideologa procedente de la adaptacin cubana de los soviticos a puntos, en algunos casos verdaderamente muy lamentables, muy, muy lamentables, y a la vez las caractersticas del proceso cubano que deca, autoritario, pero tambin popular a su manera, pero tambin con vocacin y ansias participas a su manera.

 

Una de las cosas que mantuvieron su prestigio moral en la segunda etapa fue el carcter autnomo de las organizaciones de base del partido. Cuando vino la rectificacin del 85 era habitual entre los militantes y las organizaciones de base del partido decir: Ah, nosotros por lo menos hemos salvado nuestro honor, porque nosotros nos hemos opuesto, hemos criticado (intilmente si tu quieres) a los efectos graves de la burocratizacin, pero no participamos en ella, e incluso hubo la expresin aquella: No queremos que el partido sea un conjunto de monjes que exhiba su pureza frente a la situacin.

 

E. T.Entonces Fernando, qu ocurri entre 1970-71 y 1985?

 

F. M.En esta etapa, que a mi juicio es la segunda etapa de la revolucin en el poder, el partido fue afectado por los rasgos generales de la etapa, que a mi juicio es tambin, y de una manera demasiado simplificada, un proceso de insercin de la economa cubana al sistema internacional CAME o COMECON. Se abandon la pretensin del autoabastecimiento alimentario, se produjo la complementacin de las dos economas, sovitica con alguna participacin interesante alemana, blgara. Una complementacin en la cual Cuba obtuvo por negociaciones en los primeros 70 algunos logros importantes en cuanto a los trminos de intercambio y a los crditos, pero no obtuvo nada que sustancialmente sirviera para asegurarle un desarrollo econmico autnomo. Sino ms bien la permanencia de su carcter de exportador de productos bsicos que lleg a ser de 4 millones 300 mil toneladas de azcar, casi todo crudo, a este mercado en los primeros aos 80 a precios mayores pero con arreglos en canal de precios que era complementado por exportaciones sustanciales de nquel a la URSS y alguna ayuda en cuanto al proceso de industrializacin cubano que, sin embargo, no pudo ser ni de un mximo o siquiera grande aprovechamiento de sus reservas naturales de hierro y nquel, porque nunca le vendieron a Cuba una siderrgica. O sea para pasar a tener producciones de un valor agregado notable y estar en una produccin mecnica, correspondiente incluso con la formacin, la preparacin de trabajadores calificados en Cuba que es enorme. No pudo tampoco deca yo primero el autoabastecimiento alimentario no pudo tampoco desarrollar su electrnica como un elemento competitivo internacional del tercer mundo, por razones de la oposicin activa y sistemtica norteamericana, que ha sido a travs del bloqueo, un factor determinante en algunos de los lmites principales de la economa cubana en su evolucin. El plan de desarrollo de la electrnica es un plan viejo en Cuba de los aos 60. Entonces la industrializacin cubana de los aos 70 es muy limitada, es no aprovechadora suficientemente de los recursos naturales, es con no acceso a los mercados que pudiera haber tenido naturalmente por la oposicin norteamericana pero tampoco acceso a crditos por la misma oposicin norteamericana que le hubieran sido favorables y, sujetada a una relacin con el CAME que no estaba interesada como dije primero, en favorecer un desarrollo econmico autnomo de Cuba. Entonces, en esos trminos yo pienso que eso es muy decisivo en esta segunda etapa. Sin embargo, se consigui unos niveles de consumo de la poblacin mucho ms alto que en la etapa anterior y, como el sistema era de redistribucin sistemtica de la riqueza social, pues tambin entonces, la diferenciacin del consumo no fue muy grande. Lo que se consideraba en Cuba diferencias sociales es una broma, comparado con las diferencias sociales de otros pases y, las expectativas de la poblacin todava estuvieron muy marcadas por la renuncia de la mayora a tener modelos consumistas de comportamiento. Ah aunque sea tambin todo esto tan simple, los contrapondra con Polonia por ejemplo, sera hasta el motn por problemas de consumo, en Cuba que es un pas por lo menos tan occidental como Polonia y quizs ms. Polonia es muy occidental, por eso es que yo la puse como referente y no a Bulgaria que es un pas campesino. En Cuba la idea del papel del consumo pudo ser educada en gran medida por la acumulacin cultural de la revolucin, mantenida dentro de unos causes en los cuales la poblacin sinti que tena un fuerte bienestar econmico en esta etapa, sobre todo despus de la mitad de los 70 en adelante, hasta fines de los 80. Entonces a la vez la universalizacin de la educacin comenz a dar frutos muy notables. En el curso de solo una generacin, el peso mayoritario de la enseanza primaria se cambi para el peso mayoritario de la enseanza media, en nmeros, y la calidad por tanto de preparacin de la poblacin se transform radicalmente. Es difcil encontrar en un pas un cambio tan grande de los niveles de escolaridad y tcnico en el curso de una sola generacin.

 

Es tambin una cobertura de salud verdadera, una cobertura universal, y ambas gratuitas, el sistema de seguridad social, segn un especialista de la universidad de Harvard, tal vez el nombre sea largo era con mucho, el mejor de Amrica Latina. Haba superado al argentino haca rato que era el mejor y su cobertura tambin universal. Entonces, en este marco de bienestar por usar el trmino, el Estado se burocratiz profundamente, el modo correspondiente entonces de resolver los problemas que tenan que ver con l tambin se burocratiz. La influencia sobre la poltica en general de esa burocratizacin fue muy grande. Yo deca, las estructuras de base del partido permanecen bastante separadas de esto, pero esto no quiere decir que no se fuera afectado, claro que si. Ahora, la burocratizacin estatal, que no se mide slo en nmeros de burcratas, segn la cifra del 86 se haba multiplicado en 12 aos por 2,5 el nmero de funcionarios en todas partes.

 

E. T.Entre cundo y cundo?

 

F. M.En los ltimos 12 aos, anterior al 86, o sea, han sido 73-85. Pero, yo pienso que los comportamientos, los hbitos, la eliminacin de los criterios diferentes, la prctica de un solo criterio.

 

Se control de una manera oficial el pensamiento social. Los medios masivos de comunicacin perdieron la funcin que tenan que cumplir, un medio de transicin socialista se confundi completamente su funcin con la de propaganda que es otra y, en general la marca, la ideologa de Europa Oriental.

 

Se glorific en el lenguaje oficial los supuestos xitos de la Unin Sovitica y de su sistema, y se lleg a calificar como perjudicial ideolgicamente todo lo que asomara a una crtica de esto.

 

Todas las instituciones se vieron afectadas, las organizaciones sociales y no slo los sindicatos pero los sindicatos tambin, en la cspide perdieron toda posibilidad de ser democrticos, de ser expresivos. Yo pienso que en las bases sin embargo, cada uno mantuvo determinadas caractersticas, unas ms felices que otras, pero se mantuvieron y, estos son elementos de vivacidad poltica a escala de las bases. Por otra parte, el poder popular, que si existi desde el 59, municipal, registr progresos, sobre todo a partir de mediados de la dcada y a partir de 1976 se volvi nacional, el sistema de poder popular municipal, que sin duda es participativo. Ha sido una escuela democrtica tambin, con muchas limitaciones en cuanto a poder de gestin. Lo estoy separando de la Asamblea Nacional de Diputados que es otra cosa muy inferior en cuanto a la expresin de esta participacin, que a mi juicio ha sido ms bien un lugar de prestigio. Un conjunto de personas prestigiosas del pas son puestos all y las dems personas votan por ellos.

 

Hay comisiones permanentes en la Asamblea Nacional que tienen una accin y un control interesante, pero me quedo de todas maneras con el rgimen municipal que sin duda ha tenido logros incluso de promocin, de gente salida de las bases.

 


 

En ese cuadro general se desgast una parte del proyecto revolucionario muy notable, se desgast, pero no se hizo visible ese desgaste hasta 1985-86 con el surgimiento del proceso de rectificacin.

 

Es desde la mxima direccin del pas o sea desde Fidel, que sucede la rectificacin lo cual tambin da una idea de la debilidad del sistema, o sea no puede surgir desde diferentes ngulos. Pero lo cierto es que fue una campaa poltica e ideolgica que pretendi empezar a combatir fuertemente las graves deformaciones que haba sufrido el proceso en estos aos anteriores en los cuales hay de todo, hay incluso la participacin masiva internacionalista en la guerra de Angola por ejemplo, una guerra, una participacin popular, o sea es un internacionalismo ahora popular o la enorme participacin popular internacionalista como Nicaragua.

 

Entonces, de 1985 en adelante se puso en movimiento una nueva fase al parecer de la revolucin del proceso cubano y, en realidad lo que sucedi primero fue el fin de la fase anterior y comenz otra que en mi opinin nadie esperaba, por lo menos en sus elementos ms esenciales. El proceso de rectificacin ocup la segunda mitad de la dcada de los 80, obtuvo algunos xitos principales y tuvo algunos fracasos. En los primeros, en mi opinin, el ms importante fue el rechazo tan precoz al rumbo sovitico. El rumbo sovitico todava se insinuaba cuando ya la crtica cubana al modo de adecuacin que haba tenido el pas a aquel modelo estaba a todo vapor. Esto fue muy importante para resistir el impacto interno que hubiera tenido una Perestroika triunfante en un pas de ideologa pro sovitica.

 

En esos aos se reafirm el liderazgo de Fidel Castro, se retorn a algunos de los elementos principales del proyecto original de la revolucin, pero obviamente las circunstancias ya eran muy diferentes. Sin embargo, la poblacin en su mayora respondi con bastante entusiasmo, a la vez se produjo el final victorioso de la guerra en Angola, el cual fue una satisfaccin moral para la gente en el pas. No slo el triunfo en Angola sino el establecimiento de Namibia y el fin del Apartheid. El propio Mandela lo ha hablado despus. Ahora, en un terreno interno se trataba de un movimiento poltico que aspiraba a producir cambios muy profundos sin arriesgar demasiado. La participacin popular fue requerida pero no fue desatada. La participacin controlada rindi algunos triunfos muy importantes pero, los aparatos mismos ya existentes, la existencia de grupos de presin, de grupos de poder, de ideologas cristalizadas, operaron en mi opinin muy desfavorablemente sobre el proceso. En definitiva fue muy exitosa la resistencia a los intentos del tipo sovitico, "perestroiko", pero haba otra condicionante que result tambin en su resultado muy negativa: la economa cubana deba cambiar de rumbo en un plazo relativamente breve y result el plazo real de brevsimo. En cinco aos comenzaron a desaparecer y en un ao ms desaparecieron del todo las relaciones con la URSS y el CAME, pero lo esencial, o sea se desplomaron las relaciones internacionales econmicas de Cuba despus de una crisis de los ltimos aos 80 en slo 18 meses del inicio de los 90. No hubo manera de evitar ese desplome. En realidad se mantuvo el orden econmico y poltico, se desprestigi bastante el socialismo a los ojos de la mayora de la gente, porque se haba dicho que el socialismo por excelencia era el sovitico. Y sin embargo, a la vez, se produjo en mi opinin un hecho social fundamental, la mayora de la poblacin cubana se aferr al modo de vida que haba vivido durante tres dcadas y al rgimen poltico que la representaba. En esos dos aos que van de la cada del Muro de Berln al fin de la Unin Sovitica, que significan para Cuba que se desata tambin la crisis econmica que hace bajar el producto econmico y los intercambios internacionales, en cifras que a mi no me gusta darlas por exactas pero que son aterradoras y que marcan el fondo de la crisis econmica 1993-1994. Adems de la baja del producto y del comercio internacional, un dislocamiento real de las condiciones de reproduccin econmica. Una cada de las condiciones materiales de vida para la mayor parte de la poblacin, la parte demasiado numerosa de la poblacin. Fue resistido por la mayora de una manera ejemplar. Yo creo que ah viene un hecho social que es el principal hecho poltico de la primera mitad de los 90, el principal hecho poltico no es poltico, es social, es que con una extrema cohesin la poblacin resisti la erosin econmica, la erosin del prestigio del socialismo, la erosin del rgimen mismo cubano, que estaba desgastndose desde unos pocos aos.

 

El llamado marxismo-leninismo, que fue abandonado con escndalo, era en si mismo un abandono de las posiciones de Marx y de Engels y de Lenin en nombre de un proceso que no hay tiempo ac para hablar. Esa teora se desprestigi y cay en Cuba despus de haber sido enseada a centenares de miles de personas con gran dedicacin durante 15 o ms aos y, se desplom.

 

Al mismo tiempo haba una conviccin poltica que no puede volver el estado de cosas anterior porque, en ese estado de cosas perderemos, piensa la mayora, el modo de vida espiritual y material. Saldremos perdiendo, porque no hay espacio para nosotros en la economa mundial como es.

 

Lo que llambamos la justicia social antiguamente, y despus el socialismo, y que ahora es lo que ha sido incluso hbito de vida en los aos 70-80, y tiene su legitimidad en la revolucin no en otra parte, no es en un movimiento social-demcrata, no es el rgimen democrtico burgus, es en la revolucin y no en otra parte.

 

Un tercer elemento es, si los Estados Unidos se encuentran en capacidad de hacerlo, aplastaran el modo de vida de los cubanos y la soberana nacional de Cuba. Los Estados Unidos son, en cuanto rgimen poltico imperialista, un enemigo que est ansioso de cobrar venganza, de eliminar el ejemplo latinoamericano, el ejemplo tercermundista, el ejemplo a las puertas mismas de Estados Unidos y el rgimen cubano es obviamente, sigue siendo antiimperialista.

 

Yo creo que de estas convicciones se nutri la cohesin social, la disciplina, el acatamiento de un proceso en el cual se pas por las tormentas del aos 89, se pas por las profundas crticas y autocrticas de ese propio ao, que culminan en el documento autocrticamente ms importante del Partido Cubano que es el llamamiento al Cuarto Congreso en marzo de 1990, en el cual se pasa revista de una manera feroz a las debilidades y errores, a las insuficiencias del pas y se plantea que lo discutan todos los cubanos. Se orienta incluso que las discusiones no sean en el seno del partido y que los militantes sean libres de decir lo que quieran y que todo el mundo hable en asambleas en todo el pas, y que slo se recojan en actas las crticas no los errores. Se recogen un milln de criticas en 70 mil asambleas: un proceso poltico democrtico extraordinario que sucedi despus de la cada del Muro de Berln, en el momento en que se desplomaba todo en Europa oriental en el ao 90.

 

A Cuba, ese proceso poltico le dio mucho aire tambin, y sin embargo despus no fue continuado, se retras el Cuarto Congreso, finalmente se dio en Santiago de Cuba, ms bien, aunque hubo debates ideolgicos muy interesantes, en l lo que se acordaron fue qu medidas tomar en el sentido de hacer ms fuerte a la direccin, medidas digamos como el tiempo de guerra que deca Eduardo Galeano, o sea, estn obligando al rgimen cubano a endurecerse, ojal que no nos tenga que suceder de ah consecuencias negativas, lo cierto es que, en la poltica cubana sobrevino una etapa en la cual, aunque se acord que los diputados fueran elegidos directamente, aunque se mantuvo el poder popular municipal y se trat de fortalecer, lo cierto es que, la poltica, y hasta el da de hoy hemos tenido un congreso del partido incluso despus, es un territorio tranquilo, es un territorio sin mayores emociones, la sociedad no, la sociedad en cada uno de los aos 90 ha registrado turbulencias extraordinarias. Por esto deca y repito: la capacidad de la poblacin de asumir esa situacin y trabajar en ella es muy notable, porque Cuba ha logrado salir poco a poco, de la situacin ms aguda de crisis econmica, incluso de manera un tanto diversificada.

 

En las regiones, en las localidades, en muchas zonas del pas, el pas se volvi sobre si mismo, perdida la capacidad de recursos y la capacidad de decisin de los ministerios centrales en muchos lugares y de sus delegados, fueron los grupos regionales y locales los que asumieron el mando de la distribucin y redistribucin de la vida econmica para la sobrevivencia de la gente. En algunos casos se han obtenido resultados muy notables, en cierto nmero de regiones y ciudades se vive mejor que en La Habana materialmente hablando. El pas naturalmente se escindi un poco as, pero slo un poco, porque culturalmente es un pas muy unificado, en el terreno ideolgico poltico sigui funcionando igual. En el terreno econmico - social estas actividades han sido un factor muy positivo y han contribuido a que haya menos malestar.

 

De todos modos las grandes ciudades, las mayores, Santiago de Cuba y La Habana, sobre todo La Habana, han sentido el impacto de la prdida de sus maneras habituales de consumir. En La Habana que es un teatro fundamental en este sentido, como toda capital, se ha sentido ms la aparicin de nuevos factores internacionales en juego en el pas, o sea el turismo, en un efecto de demostracin diran los socilogos terrible, es el mundo de la peor manera, gente de clase media y media baja del primer mundo que gasta sus ahorros en un pas que debe estar ms o menos barato pero, aparecen ac mostrndose como supuestamente seran todo el ao, lo cual es una broma de mal gusto, son sus das de vacaciones. El pas en el cual ser prostituta parece algo del pasado y se vuelve de pronto algo del presente. El pas en el cual tener un familiar en los Estados Unidos no se consideraba un timbre de orgullo, y de pronto resulta un factor por el cual se puede tener un ingreso, porque se hacen remesas de los inmigrantes a sus familiares que son una de las entradas de divisas importantes del pas. Esto significa que personas que no se caracterizan necesariamente por la complejidad del trabajo que realicen pueden tener una vida muchsimo ms holgada que otros.

 

Esto sucede de manera menos inocente con personas que han realizado en el mercado negro durante los primeros aos 90, actividades que les han reportado enormes ingresos en pesos o en dlares. Es interesante en Cuba incluso cmo una parte inmensa de esta ganancia de pesos, se ha puesto en los bancos. Es como decir yo soy el mercado negro pero tengo una enorme confianza en el banco del Estado. Hace cuatro aos en un municipio, yo comprob con los abogados de ah que haba 38 cuentas corrientes en la ciudad de ms de un milln de pesos. Estas personas individuales haban puesto ah sus ganancias, en el banco del Estado. Se va creando de este modo en el pas una diferenciacin por el ingreso que va resultando muy notable. Quiz para cualquier otro pas de Amrica o de otros lugares del mundo esto no sera nada notable. Para Cuba es extraordinariamente notable porque la dispersin con relacin al ingreso en el per cpita cubano era al revs que en el resto de Amrica Latina. Esta diferenciacin por el ingreso no significa todava una diferenciacin general de clase. En mi opinin, en lo que es la clase social se necesitan otros elementos ms. O sea, los que tienen una mejor posicin material no tienen ninguna legitimidad delegada a ella, no son considerados legtimos a nivel social. La propiedad privada no ha recuperado su prestigio despus de la prdida total de prestigio que tuvo en Cuba a principios de los 60s, pero no cabe duda que el dinero s. El dinero ha avanzado en sus capacidades respecto a las personas en estos aos 90 enormemente.

 

Entonces una sociedad que acepta en la prctica cotidiana o mercantil, ideolgicamente se reclama socialista, una sociedad que todava no aprecia el valor de la propiedad privada entiende que es imprescindible porque lo es adems que exista una economa que llamamos mixta o que el pueblo corrientemente ha llamado con nombres alusivos como las firmas por ejemplo, o las empresas mixtas, los gerentes, etctera, entonces significa que Cuba se reinserta en una economa mundial, que claro est dominada por el capitalismo, pero con un rgimen que nace y tiene su legitimidad en el anticapitalismo, que sostiene la poltica social que a la vez es un sostenedor del modo de vida anterior y un vehculo de transicin para las formas nuevas de relaciones sociales, que mantienen no slo el orden, en el sentido pedestre de la palabra, que en muchos pases simplemente significa la represin, sino que mantiene la paz social, una paz en el sentido de que la represin no es un elemento importante en la sociedad y que la esperanza de muchos todava es un elemento muy importante, es una situacin complicadsima, que yo no soy capaz de profetizar nada con relacin a ella, yo veo que la altsima cultura de la poblacin, la cultura poltica, no slo la general sino sobre todo la poltica, es un factor sumamente positivo al cual he tratado de referirme. Yo veo que las relaciones mercantil dinerarias, la representacin es tan negativa que esto tiene para grandes partes de la poblacin, son factores en contra de la permanencia del socialismo en Cuba, de la transicin socialista que es como le llamo yo en Cuba.

 

Repito: no soy profeta, no creo como algunos que todo est perdido ni creo como otros que ya pasa la crisis y todo volver a ser igual, incluso como algunos que piensan que de lo que se trata es de fortalecer al Estado, puesto que si se fortalece el Estado se fortalece el socialismo. En realidad hemos aprendido muchas cosas en esos 10 aos, hablaba yo al principio de que he visto dos cambios, este segundo cambio no tiene a Cuba como protagonista, creo que en gran medida este segundo cambio se vino formando. Ernest Mandel hablaba de algunas cosas a mediados de los aos 70 cuando se deca El capitalismo est en una gran crisis general, pero yo no tengo tiempo ahora para conversar acerca de esto y de lo que crea yo tambin, o sea el capitalismo est avanzando en un proceso de centralizaciones sucesivas que pueden ser cualitativamente superiores a las anteriores en su propio proceso, que hoy yo prefiero llamarlo de predominio de la transnacionalizacin y del papel del dinero parasitario en el conjunto de la economa y la vida y la sociedad, que est tambin reunido con una realidad que hubo que reconocer poco a poco y con grandes luchas y con crmenes ignominiosos por parte de los capitalistas, los avances de la segunda guerra mundial y de las revoluciones del tercer mundo, porque todas las revoluciones despus de la segunda guerra mundial fueron del tercer mundo. Entonces lo que llaman democracia, que es una conquista del pueblo y que se trata de neutralizar y convertirla en un modo de gobernar, es un factor hoy importantsimo en el mundo, pero a la vez el totalitarismo en el control de los modos de informar, del contenido de la informacin, de la formacin de opinin pblica y hasta de una parte de los sentimientos de la poblacin como pblico, es uno de los rasgos fundamentales del sistema, o sea transnacionalizacin y dinero parasitario en la economa, democracia en la poltica, todo grosso modo claro y totalitarismo en la ideologa. Estas frmulas, en Cuba claro, estn tambin relacionadas ntimamente con ellas.

 

El proceso de universalizacin del capitalismo al cual Cuba en los ltimos 200 aos, por eso fue tambin que yo empec por ah no ha sido ajena, hoy toca a Cuba duramente no slo la puerta, la toca desde las empresas mixtas hasta las telenovelas, la toca en los valores, en la inmensa contradiccin de los valores de la poblacin que tienen que jugar con el Che Guevara y la necesidad de conseguir 2 dlares 40 centavos para comprar aceite a la vez. Bueno, esa es la situacin cubana, yo no creo que nosotros seamos los maestros, el ejemplo para los revolucionarios del mundo, pero si somos una experiencia y un experimento extraordinario que ha habido en la segunda mitad del siglo XX de lucha contra el capitalismo. Me parece que Cuba todava tiene mucho que dar de s, que todava le interesa incluso a todos los que tienen que ver con el problema de la lucha contra el capitalismo, tengan o no simpata por el rgimen poltico cubano o tengan adems de simpata crticas. En ese sentido, la experiencia cubana, creo el experimento cubano, vale la pena conocerlo a fondo, para eso su historia, su proceso mismo no puede dejar, no pueden seguir siendo ignorados y naturalmente su curso inmediato, su curso ulterior van a tener importancia. O sea va a pesar si en Cuba se regresa al capitalismo o va a pesar si en Cuba se logra mantener un rgimen de transicin socialista. En mi opinin el segundo caso va a ser factible si se profundizan los rasgos anticapitalistas y socialistas en el sistema, no depende de que haya una bonanza econmica, se puede tener bonanza econmica o crisis econmica, pero eso no es decisivo para lo que yo estoy hablando. Es importante claro, pero no es decisivo, puede ser que se llegue a tener bonanza econmica y que naufrague la transicin social, puede ser que la economa siga siendo una economa al servicio de las personas, y ese es el gran xito econmico de Cuba. Por eso se habla Los cubanos hicieron la educacin y la salud pero econmicamente son un fracaso, es una mentira, es una mentira vulgar. Lo que pasa es que el poder y la influencia del capitalismo en la mente de las personas, incluso hay muchas personas que a veces creen que estn lejos de l, o sea el xito econmico mayor cubano fue poner la economa al servicio de las personas. Si la economa sigue al servicio de las personas entonces s podemos seguir hablando de transicin socialista, tenga o no tenga grandes xitos, aunque s, estoy convencido, de que no puede estar en bancarrota, de que hay ciertos lmites que no se pueden transgredir. Pero por otra parte pienso que la participacin popular en el gobierno de las cosas es imprescindible, en el gobierno de las relaciones polticas, en el gobierno de la reproduccin de las ideas, pero bueno esa es la lucha que los cubanos tenemos que seguir teniendo y que ocupar nuestro futuro.

 

E. T.Muy bien. Entonces, cuando te refieres al rechazo en la sociedad cubana a la propiedad privada, yo me pregunto si no habra que aadir o completar la idea con el hecho que si se abre la puerta a transformar un enriquecimiento personal, la propiedad privada, en relacin social capitalista. Me explico: por ejemplo con un milln de pesos en una cuenta de ahorros seria posible, si hay un cambio legal o de forma ilegal- con esta suma de dinero de alquilar la fuerza de trabajo y entonces de transformar ese dinero en capital. Es decir en una relacin social que permite a su dueo alquilar la fuerza de trabajo de sus compatriotas que ahora, en esa ocasin empiezan a ser sus subordinados explotados por l. Sera un regreso a una relacin capitalista entre las personas. Entonces yo me pregunto si hay ese peligro si se abre la puerta y quizs podras, en segundo lugar, decirme si hay un rechazo a esa forma de contractar el trabajo asalariado por parte de compatriotas.

 

F. M.Si, yo pienso que estoy absolutamente de acuerdo con el sentido de lo que ests diciendo y, me parece muy bueno que lo hayas dicho porque efectivamente no hay en Cuba espacios. No hay espacios en Cuba para esto: esa relacin fundamental y social del capitalismo. O sea no se le ocurre como posible a los que tienen esas enormes cuentas, por esto es que yo deca la diferenciacin por el ingreso, incluso en algunos ha producido una alta distincin porque tienen un alto ingreso, pero no han subido socialmente mucho, son digamos los aventureros, otros tienen mayor ingreso y tienen un lugar social bastante importante, relativamente importante.

 

E. T.Me imagino tambin que hay gente que de manera ilegal contrata a otros, pero es todava ilegal.

 

F. M.Si y adems hay muchos miles, decenas de miles, muchos, incluso quizs cientos de miles, cuyo nivel econmico ha bajado pero su nivel social no. Por ejemplo los mdicos, los maestros, muchos trabajadores tcnicos, su nivel econmico ha bajado y su nivel social no, su prestigio social no. 60 mil mdicos, 40 mil ingenieros, 300 mil maestros y profesores en un pas pequeo, con montones de trabajadores de reas no beneficiadas por otro tipo de remuneraciones. Entonces es una situacin en la cual los que tienen una posicin mejor, por esto yo deca no estn legitimados, pero adems la idea de una relacin social de produccin como la contratacin de personas resulta todava inconcebible, yo pienso que eso indica la fuerza todava de los valores de la sociedad anticapitalista, creo que es imprescindible conservar esa fuerza.

E. T. Ojal que tenga razn!

 

Copyright Eric Toussaint 1999.

 

1. Esta entrevista indita hasta hoy en espaol ha sido hecha en Santiago de Cuba y en La Habana en Julio 1998. Esta entrevista ha sido publicada en francs el 24 diciembre 2014 en http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article33911 Hace parte del libro en francs: Yannick Bovy et Eric Toussaint, Le pas suspendu de la rvolution. Approche critique de la ralit cubaine. ditions du Cerisier, Cuesmes-Mons, 396 pages (2001). Voir : http://risal.collectifs.net/spip.php?mot742

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons , respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter