Portada :: Mundo :: La tragedia del bola, races y consecuencias
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2015

La bio-geopoltica de bola y el modelo frmaco-mdico dominante en accin
La "epidemia sistmica" de 2014

Miguel ngel Adame Cern
Rebelin


1. El bola en los inicios del siglo XXI

El primer brote del siglo XXI fue detectado en Uganda, en el distrito de Gulu, al norte del pas, donde la variedad bola-Sudn infect en el ao 2000 a 425 personas, de las que fallecieron 224. Entre 2001 y 2002 se confirm un nuevo brote en Gabn, que posteriormente se extendi a la vecina Repblica del Congo. El balance de la OMS fue de 65 casos con 53 muertos en Gabn, y de 59 casos y 44 muertos en Congo. En 2003 se contabilizaron en Congo 143 personas afectadas por la variedad bola-Zaire. Murieron 128 (el 90%). Y en 2007 la enfermedad reapareci en la Repblica Democrtica del Congo, donde afect a 264 personas y mat a 187. Tambin en 2007 Uganda registr un brote en el distrito occidental de Bundibugyo, con 149 infectados y 37 muertos.

2. Inicios del brote en 2013 y de la epidemia 2014

Los estallidos epidmicos de la peste roja, fiebre hemorrgica africana o ms comnmente bola desde el primer brote en 1976 hasta el inicio de este de 2013-2014 sucedieron ms de 30 (prcticamente uno cada ao siendo los ms importantes los de 1976, 1995, 2000, 2007 y 2014), en donde ms de una persona se ha infectado y donde han estado implicados ms de diez pases - principalmente en frica ecuatorial y ms recientemente frica Occidental.

Una de la peculiaridaes de este fuerte y relativamente prolongado estallido es que por primera vez la epidemia se ha abierto camino hacia centros urbanos importantes como Conakry (Guinea), Monrovia (Liberia) y Freetown (Sierra Leona). Es decir, en ciudades donde la densidad de poblacin, el trasiego de gentes y el trfico de movimientos internos, externos e internacionales es muy grande y se presta a la expansin. Cabe resaltar que esas ciudades, adems, estn sobrepobladas, son muy pobres y sus sistemas de salud y de sanidad pblicas son altamente deficientes e insuficientes.

El foco del brote de bola 2013-2014, asociado al subtipo o cepa Zaire (el ms mortal de los cinco hasta ahora clasificados por la bio-medicina oficial hegemnica) se desplaz varios kilmetros al oeste en relacin a los brotes del ltimo cuarto del siglo XX y los primeros 10 aos del siglo XXI (que fueron en frica central y nororiental principalmente: Sudn, el Congo, Gabn) pero dentro del mismo continente africano, adems creci en cantidad de infectados y finados, y en repercusiones bio-mdicas y geopolticas. Hasta el inicio de estos brotes de 2013 y 2014, segn analistas se reconocen oficialmente entre 28 y 36 de ellos. Segn el anlisis del articulista Javier Flores (La Jornada, 7 de octubre de 214):

Aunque algunas personas piensan que el actual brote de la enfermedad producida por el virus del bola se ha magnificado, y que hay otras patologas (como la malaria) que cobran un mayor nmero de vidas en el continente africano y se quedan sin los recursos que ahora se invierten en la contencin de la patologa que aqu se comenta, lo cierto es que se trata de una enfermedad que tiene caractersticas especiales y es difcil observarla slo como un fenmeno meditico.

Es una enfermedad emergente, que surgi relativamente hace muy pocos aos (1976) y eso la convierte en un reto, pues apenas se estn conociendo sus cualidades y el riesgo que representa ahora y en el futuro. A diferencia de otros padecimientos, no hay mtodos de prevencin ni tratamientos, lo cual es un gran desafo para la medicina. Desde su surgimiento en la regin central de frica hasta el actual brote en 2014, el virus ha sufrido ms de 300 mutaciones, lo que muestra que es un agente cambiante. Tambin ha dado lugar a fenmenos novedosos. Uno de ellos es que ante la falta de tratamientos efectivos se ensayan en humanos algunas drogas experimentales con el aval de la comunidad internacional, algo impensable en otras condiciones (p.3a).

Tambin plante en otro artculo posterior este analista que dicha epidemia podra hipotticamente convertirse en la segunda pandemia de este siglo [1].

Veamos, segn algunas fuentes, el brote actual inici en la aldea Meliandou, en Guckdou de Guinea (zona cero), en diciembre de 2013, siendo los primeros afectados los miembros de una familia (nio de 2 aos, nia de 3 aos, madre y abuela) que sucumbieron rpidamente en diciembre y enero de 2014. Respecto a este nio, llamado Emile Ouamouno, de acuerdo con un estudio del instituto epidemiolgico alemn Robert Koch que realiz una investigacin en noviembre de 2014, se tiene la hiptesis segn Fabin Leendertzz lder de la investigacin que se contagi por murcilagos de la especie Mops condylurus, considerados huspedes naturales de la fiebre hemorrgica en epidemias anteriores y que pueden sobrevivir al virus. Esto porque los nios de la aldea solan jugar en el tronco hueco de un rbol donde habita esta especie de murcilagos. (DPA, AP y AFP, La Jornada, 31 de diciembre de 2014, p. 35). El nio cuyos sntomas fueron fiebre, heces negras y vmito, muri a los das de contagiado.

En febrero tambin hubo casos registrados, pero fue en marzo de este ao cuando inici un primer brote propiamente dicho en reas colindantes a dicha aldea llegando a la capital Conakry, al tiempo que se reportaron contagiados en el pas Vecino de Sierra Leona, y despus en Liberia.

A partir del brote de marzo se plantea una re-continuacin del mismo, pero con nuevas consecuencias. Este segundo re-brote inicia a finales de julio y principios de agosto en Liberia donde reportaron el mayor nmero de casos, tanto de contagiados como de muertes [2].

3. Condicionantes ecolgico-econmicas

La trasmisin cada vez ms cercana a las personas del filovirus del bola (y sus cepas, en este caso la llamada Zaire) , que hasta antes del periodo 1976 y especficamente hasta antes de 2013 se encontraba confinado o relativamente confinado a la fauna salvaje o semi-salvaje , tiene una de sus explicaciones ms destacadas segn el investigador Jean Batou (Rebelin, 18-10-2014) en el contexto de la explotacin econmica cada vez ms intensa de la sabana africana, una amplia zona de 400 millones de hectreas que va desde el Senegal a frica del Sur y que la FAO y el Banco Mundial han presentado como el nuevo El dorado agrcola mundial. Sus consecuencias ms conocidas son el retroceso de la agricultura campesina de pequea escala en beneficio de la agroindustria exportadora, el desarraigo de millones de pequeos productores empobrecidos y la concentracin/acaparamiento de tierras por parte de compaas extranjeras.  

Estas manifestaciones de acumulacin capitalista por desposesin han estado en los aos recientes y estn en plena ebullicin en los pases afectados por el virus del bola en 2014. Se traducen en el desbrozamiento de amplias zonas, lo que hace que las comunidades precarizadas de los alrededores entren en contacto con animales para alimentacin potencialmente peligrosos, al ir a buscarlos cada vez ms lejos en el interior de los bosques tropicales. Cada vez ms, la carencia en protenas les empuja a consumir "carne de la sabana" monos, pequeos roedores, murcilagos, etc. que les expone a nuevos agentes patgenos. La deforestacin y, puede ser, el recalentamiento climtico global, parecen haber acentuado tambin la aridez y la dureza de la estacin seca; dos factores favorables que parecen ser favorables al desencadenamiento de la epidemia . Factores que tambin han podido favorecer la migracin y la dispersin de los murcilagos portadores del virus .

Los pases afectados por la epidemia actual han estado particularmente afectados por los inversores internacionales desde hace varios aos contina denunciando la perspectiva de Batou en funcin de la gran disponibilidad de tierras cultivables, de la vulnerabilidad del pequeo campesinado dedicado a la agricultura de subsistencia y de condiciones polticas favorables (promocin de la libre empresa y repliegue del Estado). Fue as por citar algunos ejemplos como los grandes inversores italianos (Nuove Iniziative Industriali) y estadunidenses (Farm Land of Guinea) pusieron el ojo sobre Guinea Conakry. Tambin nos encontramos con intereses malasios en Liberia (Sime Darby) y suizos (Addax) y chino-vietnamitas en Sierra Leona, que controlan la produccin de agrocarburantes en plena expansin.

4. Cantidades de infectados y muertos

Segn la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) hasta el 19 de octubre oficialmente se han infectado ms de 9 mil 936 personas y han muerto 4 mil 877, lo que indica una mortalidad que ronda en el 50%, sin embargo se plantea que las cifras son mucho mayores, quiz el doble o el triple por los casos no reportados, no reconocidos y no detectados por los organismos encargados de contabilizar los casos en estos estallido epidmicos. Por ello el encabezado de una nota del 23 de octubre seala que la mortalidad ha sido de 70 por ciento en infectados de bola. Aparte de los ciudadanos infectados y muertos tambin se contabilizan los trabajadores de la salud, dndose la cifra de 443 trabajadores infectados y 244 fallecidos [3].

Liberia encabeza la lista de pases golpeados por la enfermedad con la mitad de infectados 4, 665 y mil 279 vctimas mortales.

El 25 de octubre la OMS anunci que de nmero de infectados haba rebasado los diez mil, concretamente 10 mil 141 con 4 mil 922 muertos. Adems precis que las cifras reales podran ser 3 veces ms debido a que muchos enfermos no reciben la atencin mdica adecuada o estn muy asustados (sic!) y se rehsan a pedir ayuda! (26 de octubre).

Hasta el 18 de noviembre las cifras eran las siguientes: 15 mil 351 infectados y 5 mil 459 muertos en ocho pases.

Hasta el 22 de diciembre, segn cifras oficiales de la OMS, el bola mat a 7 mil 518 de 19 mil 340 casos confirmados en Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, pases ms afectados. Sierra Leona registr la mayora de los casos (11,495), con 2 mil 556 muertos de 8 mil 939, mientras, en segundo sitio Liberia (11,206) tuvo 3 mil 376 muertos de 7 mil 830 y Guinea Conakry (4,157) tuvo mil 586 muertos de 2 mil 571 casos. Sin embargo, la cifra de muertos de Sierra Leona es mucho menor (cerca de mil menos a pesar de que tiene casi 300 casos ms) que la de fallecidos de Liberia, lo que ha llevado a algunos expertos en salud a cuestionar la credibilidad de los nmeros informados por el gobierno sierraleons (Reuters y AFP, 23 de diciembre de 2014:39). A escala internacional, la cifra redondea 7 mil 533, ya que fuera de los anteriores pases, el balance es el siguiente (segn OMS): seis en Mal, ocho en Nigeria y uno en Estados Unidos. En Espaa y Senegal, que se han declarado libres de bola, tuvieron un caso cada uno aunque ninguno de ellos mortal.

Hasta el 24 de diciembre, inform la OMS, el nmero de muertos causados por la epidemia fue de 7 mil 708, de 19 mil 695 infectados (7 mil 693 en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry). La OMS agreg que 666 mdicos y empleados sanitarios se contagiaron, de los cuales 366 fallecieron.

Hasta el 29 de diciembre ms de 7 mil 842 muertes y los casos en Sierra Leona, Liberia y Guinea suman 20,081 (OMS).

Cabe observar que la mayora de los infectados (no se sabe con exactitud las cifras oficiales pues no existen tales) son mujeres, pues son ellas las que ms se hacen cargo a nivel domstico y comunitario tanto de los enfermos como de los fallecidos.

5. Pases con casos de bola reconocidos (patriados y repatriados)

Guinea Conakry, Sierra Leona, Liberia, Nigeria, Senegal, Mal (una nia muerta y 43 en posible infeccin 24 de octubre), Espaa, Estados Unidos, Alemania y Reino Unido.

6. Casos de bola del personal mdico en frica, repatriados y fuera de frica.

A mediados de julio de 2014 muere el Dr. Sam Motooro Muhumuza en la lucha contra el bola por tener el virus.

El 26 del mismo mes fallece el mdico Samuel Brisbane tras dos semanas aislado por poseer el virus en Liberia.

El 29 de julio de 2014 muere el mdico jefe Umar Khan el mayor especialista en la cura de bola en Sierra Leona, haba tratado a ms de 100 pacientes que padecan la infeccin.

El espaol mdico misionero Miguel Pajares fue el primer europeo contagiado y falleci el 12 de agosto en el hospital Carlos III pocos da despus de haber sido trasladado desde Liberia. Otro contagiado Manuel Garca Viejo muri en el mismo hospital.

La doctora Olivet Buck muri el 13 de septiembre en Freetown, Sierra Leona.

El sacerdote espaol Manuel Garca Viejo, director mdico del Hospital San Juan de Dios en Lunsar, Sierra Leona (diagnosticado el 20 de septiembre).

Enfermera francesa que contrajo el bola cuando se encontraba en Liberia donde atenda a pacientes del virus como parte de una misin de Mdicos sin Fronteras; recuperada en Francia (5 de octubre).

Cientfico de Senegal infectado cuando trabajaba en Sierra Leona en un Laboratorio de la OMS, se dio de alta en el Centro Mdico Universitario Hamburg-Eppendorf, en Alemania (5 de octubre).

El liberiano Thomas Eric Duncan en Dallas, Texas, EUA. Primer caso de bola diagnosticado en el pas: fallecido el 8 de octubre. Fue tratado experimentalmente (no se dice si con o sin su consentimiento) con el frmaco antiviral no probado nunca antes en humanos ni en animales. Vigilaron a 48 personas que estuvieron contacto con l.

Teresa Romero enfermera espaola infectada. El 8 de octubre sacrificaron a su perro excalibur. Y hospitalizaron a 14 personas que podran estar contagiadas. La trataron en el hospital Carlos III con 3 tratamientos experimentales, el ltimo con el Zmaap, importado de Blgica. Entre el 9 y 11 de octubre en slo 48 horas pas de estar al borde de la muerte a experimentar una estabilizacin, hasta el punto que recuper la conciencia y comenz a hablar con el personal mdico; se plante entonces que comenz a generar anticuerpos para combatir el virus (12 de octubre). Para el 1 de noviembre le hicieron una prueba y no encontraron rastro de virus por lo que sali de su aislamiento. Su esposo Javier Limn tambin estuvo en cuarentena y no present sntomas de la enfermedad.

Un empleado sudans de la ONU que se contagi de bola en Liberia, muri el 14 de octubre en Alemania, donde fue trasladado el 9 de octubre para recibir tratamiento.

En Francia una mujer que viaj a frica fue hospitalizada el 10 de octubre en el Centro Bichat de Pars. En esas mismas fechas (7-9 de octubre) se hospitaliz al guineano de 47 aos en Ro de Janeiro, Brasil, pero finalmente fue descartado como caso de bola.

Varios sospechosos entre el 9 y 12 de octubre fueron hospitalizados en varios pases, en Alemania en dos ciudades: Frncfurt y Leipzig y en Santiago de Chile tras presentar primeros sntomas similares al bola.

Hasta el 14 de octubre murieron 9 de 16 trabajadores de la organizacin Mdicos sin Fronteras contagiados por el virus en los pases de frica occidental.

La enfermera Amber Vinson de 29 aos fue la segunda que result infectada a mediados de octubre y que atendi a Duncan: sobrevivi a la enfermedad en el Hospital de Emory, en Atlanta. Sali el 24 de octubre.

Craig Spencer, quien trabaja para Mdicos Sin Fronteras se convirti en el primer diagnosticado de este mal en Nueva York el 25 de octubre, luego de contraer la enfermedad en Liberia o Guinea, se intern en el hospital Belleveue de Nueva York.

Nina Pham primera enfermera de 26 aos que result infectada el 12 de octubre por atender a Thomas E. Duncan, fue tratada con transfusin de plasma de un mdico que sobrevivi al virus y finalmente super la enfermedad. Su perro Bentley permaneci 21 das en aislamiento sin presentar contagio, el 1 de noviembre ambos se reunieron.

Tambin una trabajadora de la ONU se infect en Sierra Leona e ingres a fines de octubre en el hospital militar de Saint-Mand cerca de Pars.

El 24 de noviembre el Ministerio de Salud de Italia inform que un mdico italiano de la organizacin no gubernamental Emergency se infect con el virus en Sierra Leona. La cancillera italiana y el Ministerio de Defesa dispusieron su traslado al instituto especializado en enfermedades contagiosas de Roma Lazzaro Spallanzani. El mdico de 50 aos fue tratado con plasma proveniente de Espaa y de Alemania, lo cual agrav su salud, a principios de diciembre tuvo que estar conectado a un respirador artificial, pero en las siguientes dos semanas comenz a mejorar y para finales de ese mes pudo respirar sin aparatos, comer y caminar solo.

Segn datos de la OMS del 3 de diciembre de 138 trabajadores de la salud que contrajeron el bola en Sierra Leona, 106 murieron, lo que significa una tasa de mortalidad mucho ms alta que entre trabajadores de la salud en las vecinas Guinea y Liberia.

El mdico cubano Flix Bez mientras atenda pacientes en Sierra Leona dio positivo a finales de noviembre y mediante la OMS (quien asumi los gastos de hospitalizacin y tratamiento) se traslad al Hospital Cantonal de Ginebra (HUG); a principios de diciembre fue dado de alta y el 6 de diciembre regres a Cuba. Pretende regresar a frica en enero de 2015.

Un tcnico sanitario que trabajaba en Sierra Leona fue diagnosticado de bola el 29 de diciembre en un hospital de Glascow, Escocia.

7. Protocolos de deteccin de viajeros y otras medidas de prevencin

El 8 de octubre la Casa Blanca anunci que en los aeropuertos Kennedy, de Nueva York; Newark, de Nueva Jersey; Washington, Chicago y Atlanta se tomara la temperatura de los pasajeros que lleguen de Liberia, Guinea Conacry y Sierra Leona.

El 9 de octubre 23 legisladores republicanos y 3 demcratas firmaron una carta para que el presidente Obama , pida al Departamento de Estado que imponga una prohibicin de viajes y restrinja visas emitidas a ciudadano de Guinea Conacry, Liberia y Sierra Leona.

El 11 de octubre en Reino Unido, realizaron un simulacro nacional de ocho horas de brote de bola en el que participaron los ministros del Gobierno que dirige el conservador David Cameron, profesionales mdicos de hospitales y el servicio de ambulancias del Departamento de Salud Pblico de Inglaterra. Tambin participaron actores y actrices que fingieron padecer los sntomas del bola, al tiempo que personal sanitario especializado puso a prueba los trajes de alta proteccin contra el virus.

El ministro ingls Cameron anunci que "se aumentarn los controles" en aeropuertos y en la terminal del tren del Canal de la Mancha para detectar posibles casos de bola en pasajeros procedentes de Liberia, Sierra Leona y Guinea. Estos controles, que se aplicarn en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick y en las estaciones del Eurostar, conllevarn analizar el historial de viaje de estos pasajeros de regiones afectadas y, en algunos casos, pueden implicar exmenes mdicos (12 de octubre).

USA captur al personal mdico, que llegaba de asistir enfermos en las zonas de alta incidencia en frica, en las entradas de sus aeropuertos y los aislaba inmediatamente para ponerlos en cuarentena; adems de interrogarlos durante varias horas y no informales de sus planes, como si fueran prisioneros o criminales; esto a pesar de que daban negativo a la prueba preliminar de bola (20 de octubre).

El 25 de octubre se realiz el primer simulacro dentro del Plan Nacional de respuesta al bola, desde la 9 a las 12:30 en el aeropuerto internacional Mariscal Sucre de Quito, el ensayo e efectu con el objetivo de evaluar el funcionamiento adecuado de los protocolos de atencin frente al ingreso de algn caso sospechoso de este virus .

El 21 de diciembre el profesor Youseph Yazdi, director del Centro de Innovacin y Diseo en Bioenerga de la Universidad John Hopkins en Maryland Estados Unidos explic que varios investigadores de esa institucin desarrollaron un nuevo traje sanitario para los mdicos que luchan contra el virus del bola y que servir para salvar vidas, seal que pronto estarn en el terreno. Es un traje mucho ms cmodo y con menos probabilidad de infectar accidentalmente a los usuarios y est financiado por La Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID por sus siglas en ingls) de los USA.

8. Instituciones, organismos y organizaciones internacionales y trasnacionales protagonistas

Organizacin Mundial de la Salud (OMS [4] ) de la ONU. Directora General Dra. Margaret Chan. Sede Ginebra con 6 oficinas regionales: frica las Amricas, Asia sudoriental, Europa, Mediterrneo Oriental y Pacfico.

Los Centros para el Control y Prevencin de Enfermedades en Estados Unidos (CDC-USA por sus siglas en ingls). Director: Thomas Frieden.

Centro Nacional para Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonticas. Pertenece a los CDC. Directora Beth Bell. Directora General Dr. Margaret Chan. Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH-USA, por sus siglas en ingls).

Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID-USA). Pertenece a los NIH. Director: Anthony Fauci.

Centro para el Desarrollo de Vacunas de la Universidad de Maryand. Reponsable: Myron Levine.

Cruz Roja Internacional. Presidente Peter Maurer.

Mdicos sin Fronteras (MSF). Mdecins Sans Frontires. Presidenta: Joanne Liu.

Clinton Global Initiative (CGI), director: Bill Clinton.

Organizaciones Humanitarias.

Misioneros de la Salud.

Grupo de ayuda Direct Relief, presidente ejecutivo Thomas Tighe

El Pentgono: portavoz: John Kirby.

UNICEF Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas. Director Ejecutivo Anthony Lake.

Centro de Investigacin/produccin de Vacunas. Instituto Finlay. Cuba, presidente Francisco Domnguez.

Organizaciones civiles de salud (alternativas).

Movimiento de Salud de los Pueblos. Peoples Health Movement/PHM (organizacin alternativa).

9. Estrategias oficiales

Obama declar planes para   construir 17 centros de tratamiento , entrenar a miles de trabajadores de la salud y establecer un centro de control militar para   coordinar los esfuerzos , dijeron funcionarios (16 de septiembre).

La Organizacin Mundial de la Salud (OMS) dijo que necesita equipos mdicos extranjeros con 500-600 expertos, as como al menos 10 mil trabajadores sanitarios locales, cifras que podran aumentar si se incrementan los casos, como se espera que suceda. (15 de septiembre).

El portavoz oficial del pentgono John Kirby anunci que unos 200 soldados estadunidenses se encuentran en Liberia para instalar un centro de comando militar desde donde coordinarn la respuesta a la epidemia en toda la regin (3 octubre).

Los trajes anti-contagios estn clasificados dependiendo del material y la confeccin del uno a 4 sobre la base de niveles de riesgo, de los ms inseguros a los ms seguros.

En una nota del 15 de octubre, el Unmmer (instancia de emergencia instalada por la ONU) declar que en un plazo de 60 das el 70% de las personas contagiadas reciben un tratamiento en los centros de atencin y la mayora de los entierros se lleven a cabo con las medidas de seguridad necesarias, adems para enfrentar la epidemia se necesitan 2 mil 700 camas, 16 laboratorios de diagnstico, 450 equipos para tratar el cuerpo de la vctimas y mil vehculos.

En otra nota se plantea que el objetivo de la ONU para detener el crecimiento de la epidemia en los 3 pases de frica occidental es aislar en hospitales y centros de atencin al 70 por ciento de pacientes antes del primero de diciembre, para ello se necesitan 4 mil 700 camas, cuando hasta estos das llevan mil 126 (23 de octubre). Tambin se propuso que el 70 por ciento de vctimas mortales fueran enterradas en condiciones seguras. Adems seal que se necesitaban laboratorios especializados capaces de manejar muestras de sangre de personas contagiadas (26 de octubre).

Por parte del Programa Mundial de Alimentos se pide a organizaciones y empresarios de la regin colectar la mitad que hace falta de 93 millones de dlares para el programa de emergencia que ayudara a reducir los retos socioeconmicos provocados por la epidemia del bola (25 de octubre).

Cinco das antes de finalizar diciembre la Misin de Respuesta de Emergencia de la ONU anunci que incumplir su meta del primero de diciembre de contener la expansin del virus en 70 por ciento (en atencin a contagiados y en entierros seguros) debido al aumento de casos en Sierra Leona, por lo que slo se cumplir en objetivo propuesto en septiembre en algunas reas.

10. Donaciones anunciadas:

El FMI aprob una entrega adicional de 130 millones de dlares de ayuda a Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona en la lucha contra el bola (23 de septiembre)

Venezuela: Cinco millones de dlares a la OMS (11 de octubre)

Mark Zuckerberg, fundador y mayor accionista de Facebook, don 25 millones de dlares a los CDC-USA (15 de octubre)

Bolivia: Un milln de dlares a la ONU (23 de octubre)

Mxico: Un milln de dlares a la OMS para equipamiento especializado de las brigadas de mdicos y enfermeras que cuba enviar a Liberia, Sierra Leona y Guinea (25 de octubre).

11. Ayudas logsticas

Estados Unidos envi 3 mil militares para dar apoyo mdico y logstico en frica Occidental (17 de septiembre).

Pekn est enviando un laboratorio mvil con 59 expertos para acelerar los anlisis de la enfermedad. Ya tiene 115 personas y un hospital financiado por China all. (16 de septiembre).

La asociacin Clinton Global Initiative (CGI) y otras organizaciones humanitarias como Direct Relief enviaron a Sierra Leona 100 toneladas de ayuda mdica de emergencia integrada por 170 plataformas con guantes, batas quirrgicas y otro tipo de equipo de proteccin para los trabajadores mdicos (21 de septiembre).

Cuba envi 62 mdicos y 103 enfermeros a Sierra Leona (2 de septiembre).

El Pentgono envi 800 efectivos, entre ellos ingenieros y especialistas mdicos y de aviacin (8 de octubre).

El secretario de Estado de USA John Kerry, plante la necesidad de colaboracin internacional con unidades de tratamiento personal, equipos de telecomunicaciones e incineradores para combatir la enfermedad.

El pentgono anunci (9 de octubre) que enviar 100 oficiales de la Marina y seis aviones a territorio liberiano. Por su lado la Cmara de Representantes aprob 700 millones de dlares adicionales para financiar una misin militar que tiene por objetivo ayudar a combatir el brote en frica occidental.

Del 6 al 10 de octubre Reino Unido envo a Sierra Leona de 750 soldados, un barco hospital y tres helicpteros.

El Programa Mundial de alimentos ha suministrado ms de 13 mil toneladas de alimentos a unas 776 mil personas en los tres pases ms afectado de frica occidental (25 de octubre)

China ha enviado ms de 35 millones de dlares en ayuda mdica a los pases ms afectados por el bola (26 de octubre).

El presidente francs Franois Hollande prometi el 28 de noviembre que donar 100 millones de euros a Guinea Conakry para la lucha contra el bola; adems firmar un acuerdo de cooperacin para crear un Instituto Pasteur en la capital guineana para finales de 2016, que se enfocar en las enfermedades con alto potencial epidmico, responsables de varios episodios graves y severos (29 de noviembre).

12. Aspectos econmicos

El 18 de septiembre el Banco Mundial calcul en 800 millones de dlares el impacto econmico del bola para 2015 en las tres naciones principalmente afectadas (Liberia, Sierra leona y Guinea Conacry), as como riesgos de recesin en ellas.

Las previsiones de crecimiento en los tres pases ms afectados se vinieron abajo e incluso se prev recesin. Para Liberia la cada ser de 11.7. Sierra Leona 8.9 y Guinea prdida de 2.3 puntos porcentuales del PIB. Adems de la suspensin de gran cantidad de proyectos de desarrollo, agricultura, minera, turismo, construccin, comercio y transporte (29 de septiembre).

El 9 de octubre el Banco Mundial advirti que el costo econmico del bola para frica occidental podra superar los 32 mil millones de dlares a fines de 2015 si el brote se bola se sigue expandiendo ms all de Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry.

La situacin de los tres pases ms golpeados por la epidemia sufri (segn un reporte del 13 de octubre) los siguientes cambios:

En Sierra Leona hubo una guerra civil de 1991 a 2002 la cual cobr 70 mil vidas y dej 26 millones de personas sin hogar, la economa repunto 15% durante 2012 y 20% en 2013. Para 2014 se pronostica que crecer 8% frente al pronstico previo de 11.3%.

En Liberia murieron 250 mil personas en guerras civiles de 1989 a 2003, registr crecimiento de 2 dgitos en 4 de los pasados 5 aos. Para 2014 se pronostic que crecer 2.5% en comparacin con el pronstico previo de 11.3%.

En Guinea con una historia de golpes de Estados sangrientos y antagonismos polticos, ha crecido lentamente con 3.9% durante 2012 y 2.6% durante 2013. Para 2014 se prev 2.4% frente al pronstico de 4.5%.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), con sede en Ginebra anunci que la epidemia podra convertirse en una crisis alimentaria en frica occidental en frica occidental, donde la enfermedad provoc grandes prdidas de cosechas. stas pueden hacer aumentar los precios de los alimentos bsicos y colapsar los mercados. Si la epidemia dura entre cuatro y cinco meses ms, se teme adems que peligren las siembra y el cultivo para el prximo ao ( 25 de octubre).

13. Declaraciones relevantes

Expertos de la OMS reiteraron la advertencia de que ms de 20 mil personas podran estar infectadas por la fiebre hemorrgica en noviembre si no se refuerzan las medidas de control en frica occidental (23 de septiembre).

Segn declaracin de los Centros para el Control y Prevencin de Enfermedades en Estados Unidos (CDC por sus siglas en ingls) para enero del 2015 podran estar afectados por el virus mortal del bola un milln 400 mil personas (24 de septiembre).

El ministro del exterior de Sierra Leona, Samura Kamara dijo en la Asamblea General de la ONU que Queremos recordar al mundo que la lucha contra la enfermedad que causa el virus del bola en frica occidental es un asunto de vida o muerte para toda la humanidad. frica occidental y el mundo estuvieron extremadamente mal preparados para la epidemia (30 de septiembre).

Fidel Castro escribi en un artculo: Es dura la tarea de los que marchan al combate contra el bola y por la supervivencia de otros seres humanos, aun a riesgo de su propia vida. Hay suficientes mdicos en el planeta para que nadie tenga que morir por falta de asistenciaOjal el ejemplo de los cubanos que marchan al frica prenda tambin en la mente y el corazn de otros mdicos en el mundo, especialmente de aquellos que poseen ms recursos" "Honor y gloria para nuestros valerosos combatientes por la salud y la vida (4 de octubre).

El 9 de octubre Thomas Frieden director de los Centros de Control y Prevencin de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) declar que La Epidemia del bola es el mayor reto sanitario global desde la emergencia del sida [] En los 30 aos que llevo trabajando en la salud pblica lo nico comparable (a la actual epidemia de bola) ha sido el sida [] Ahora tenemos que trabajar para que no se convierta en el prximo sida.

El 10 de octubre David Nabarro, enviado especial de la ONU para tratar la epidemia, sostuvo ante la Asamblea General que sin una movilizacin masiva internacional para apoyar a los pases infectados (sic!) en frica occidental ser imposible poner bajo control esta enfermedad y el mundo tendr que vivir (sic!) con el virus para siempre (sic) []. La ONU sabe lo que se debe llevar a cabo para frenar el rpido avance del bola []. Nuestro compromiso con todos ustedes es detener la epidemia en pocos meses.

Kaifala Marah, ministro de Finanzas de Sierra Leona, afirm el 11 de octubre que la crisis del virus hemorrgico produce los mismos efectos que un embargo econmico.

Hay que aislar bola, no a los pases. Debemos manejarnos con extrema prudencia para no aterrorizar el mundo, declar la directora del FMI, Christine Lagarde el 11 de octubre en una reunin con el BM.

El 14 de octubre el investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Autnoma de Mxico, Malaquas Lpez Cervantes declar que en algunos lugares de Mxico existen condiciones de pobreza similares a las de frica, por lo que en el hipottico caso de que en alguna de las regiones se presentara un caso de bola estaramos en problemas, pues debido a esa miseria y a la falta de infraestructura mdica la enfermedad se propagara en niveles similares a los de las naciones africanas afectadas. Aadi que se debe reconocer que en Mxico hay muchas zonas donde la pobreza, la marginacin y la carencia de recursos no permiten que las autoridades sanitarias puedan tener una capacidad de reconocimiento y respuesta rpida ante una posible contingencia.

El presidente de Estados Unidos Barack Obama dijo a la poblacin de su pas debe guiarse por la ciencia y no por el miedo respecto dl virus hemorrgico. Hemos examinado los protocolos para la proteccin de nuestros valientes trabajadores de la salud y, guiados por la ciencia (sic!) vamos a trabajar con los funcionarios estatales y locales para tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la salud del pueblo estadunidense (25 de octubre).

Tambin el 25 de octubre la OMS dijo que no hay planes para comenzar un programa de vacunacin masiva hasta al menos en junio de 2015 y eso slo si el crecimiento de la epidemia lo justifica.

Alexander Kentikelenis, siclogo de la Universidad de Cambridge y principal autor de un artculo publicado en la revista cientfica The Lancet Global Health declar que Una razn importante por la cual el brote de bola se extendi rpido fue la debilidad de los sistemas sanitarios en la regin. Las polticas preconizadas por el FMI han contribuido a los sistemas de salud con financiamiento insuficiente, dotadas de poco personal y mal preparados en los pases con brotes de bola (22 de diciembre de 2014).

14. Comportamientos de pnico y conflictos en los pases afectados

Entre el 16 y 19 de septiembre un grupo de hombres armados mat en Guinea Conakry a siete personas que formaban parte de una misin para sensibilizar a la poblacin sobre el peligro de la fiebre hemorrgica. Igualmente al sudeste de este pas motivados por la idea de que el bola es una invencin de los blancos para matar a los negros, habitantes de un poblado protestaron y agredieron con palos y piedras a una delegacin de asistencia que viaj para informar sobre los peligros del virus (21 de septiembre).

Durante los das 19, 20 y 21 de septiembre hubo encierro nacional en Sierra Leona y 300 mil trabajadores de salud y voluntarios desplegados en todo el pas recorrieron todo el pas llevando informacin sobre el bola a las poblaciones. Sin embargo muchos habitantes protestaron y se quejaron por la escasez de alimentos pues las raciones de arroz que repartieron fueron insuficientes e inequitativas para muchas familias por lo que tuvieron que salir a las calles en busca de alimentos exponindose a los contagios. Tambin se desat una ola de rumores sobre la distribucin de jabones supuestamente envenenados que entregaban los activistas durante las operaciones de prevencin.

Se report que en Liberia, el pas ms afectado por el virus de bola muchas personas arrojan los cadveres de los muertos por la enfermedad en los ros (24 de septiembre).

Debido a la lenta reaccin para controlar el virus gobierno de Liberia alert que tanto su pas como Sierra Leona y Guinea Conakry podran caer de nuevo en una guerra civil (24 de septiembre).

En Veracruz, Mxico, se dio una falsa alarma de que un hombre procedente de Dallas Texas era el primer caso de bola, a partir de que el portal primerimpacto.net publicara la noticia. Se seal ah que el enfermo present sntomas del contagio cuando despus de 8 aos regres a Nopaltepec y su familia lo llev a Veracruz y que all se encontraba internado y asilado, al igual que su familia haba sido puesto en cuarentena A partir de entonces (9 de octubre) se desat una ola de rumores y de paranoia entre la poblacin del Estado y tambin cundi la noticia entre medios noticiosos del pas, en la redes sociales y entre pobladores mexicanos de otras entidades.

El 13 de octubre se da el siguiente reporte: En toda la zona del bola, las tiendas se cerraron, los hoteles estn vacos, se han cancelado vuelos y se han abandonado campos de cultivo, adems que se detuvieron las inversiones. Y respecto a la ciudad Conakry, capital Guinea, se describi lo siguiente: perros, cabras y borregos vagabundos estn desplomndose junto a pesebres vacos en calles comerciales sin presencia de compradores. Lo nico que la gente -compra como pan caliente- son productos que protejan contra el bola, como gel antisptico y dispositivos que se colocan en los grifos y agregan cloro en el agua.

Mel Robbins de CNN cita (16 de octubre) una encuesta del Washington Post que seala que dos tercios de estadunidenses sufren de miedo al bola. Lo cual califica como una epidemia, as lo dice textualmente: El miedo al bola es una enfermedad transmitida por el aire que se propaga a travs de las conversaciones, y entra a tu cerebro a travs de tus odos. El miedo al bola es una enfermedad tan contagiosa que algunas de las vctimas la han contrado simplemente por ver imgenes y videos acerca del bola []. Una vez ha entrado a tu cuerpo, el miedo al bola ataca la parte del cerebro responsable del pensamiento racional. El miedo al bola es peligroso porque da lugar a confusin en la toma de decisiones y a ilusiones. Las personas que estn a favor de la prohibicin de los viajes, por ejemplo, sufren de miedo al bola. Cualquiera que est convencido de que el bola es un virus transmitido por el aire padece la enfermedad. El miedo al bola tambin puede afectar a las instituciones. Navarro College una pequea universidad comunitaria a las afueras de dallas, contrajo el miedo al bola y ha prohibido el ingreso de estudiantes provenientes de pases con casos confirmados de bola, segn The Daily Beast.

15. Medicamentos y vacunas

En 1998, el farmaclogo nigeriano Maurice Iwu anunci en el Congreso Internacional de Botnica que el extracto de la fruta de Garcinia kola, un rbol de frica Occidental, utilizado por curanderos locales en otras dolencias, detena el crecimiento del virus en pruebas de laboratorio. No obstante, an no se han realizado pruebas concluyentes con animales o seres humanos.

Uno de los supuestos avances ms importantes tuvo lugar en 2012, cuando cientficos del National Microbiology Laboratory (Canad) administraron el compuesto llamado ZMaap o ZMAb a cuatro monos, 24 horas despus de ser infectados con el virus. El ZMaap consta de tres anticuerpos que se obtuvieron de ratones a los que previamente se haba vacunado con fragmentos del virus. Los monos que recibieron el suero ZMaap sanaron sin sufrir efectos secundarios. Un quinto simio al que no se le haba administrado el frmaco muri a los cinco das. Segn explicaron los investigadores, los anticuerpos del ZMaap atacan y neutralizan una glicoprotena en la superficie del virus que le permite entrar e infectar las clulas. Dicho medicamento se aplic en septiembre a un mdico y una misionera estadunidenses contagiados tambin en frica que fueron dados de alta. Igualmente se administr, importado de Blgica, experimentalmente durante la convalecencia de la enfermera espaola infectada Teresa Romero entre el 6 y 10 de octubre en el hospital Carlos III de Madrid.

Los cientficos del Laboratorio canadiense anunciaron entonces su intencin de desarrollar un anticuerpo ms potente llamado Defyrus, que permitira, junto a una terapia de genes antivirales, dar con la una cura definitiva. Sus previsiones apuntaban a 2014 para empezar a trabajar con humanos.

En septiembre de 2013, un estudio dirigido por Robert Stahelin, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana (EE UU) revel cmo la protena ms abundante que compone el virus del bola, VP40, le permite dejar clulas husped y diseminar la infeccin a otras clulas en el cuerpo humano, un hallazgo que podra sentar las bases para el desarrollo de nuevos frmacos y estrategias de lucha. Antes, en febrero de 2013, el equipo de investigadores del Servicio de Microbiologa del Hospital 12 de Octubre de Madrid logr dar un primer paso en el bloqueo de la entrada de los virus del VIH y el bola en las clulas del sistema inmunitario para impedir que se diseminen por el organismo. El trabajo, que comenz hace diez aos y se encuentra an en sus primeras fases, se est realizando en colaboracin con la Universidad de Oxford y con el Centro Superior de Investigaciones Cientficas (CSIC) en Sevilla [5] .

Solo existen cinco laboratorios en el mundo equipados para trabajar directamente con este tipo de virus, concretamente, en Estados Unidos, Canad, Rusia, Francia y Alemania. Los ms conocidos son el laboratorio del CDC (Center for Disease Control, Centro para el Control de Enfermedades), en Atlanta (Georgia, EE UU), y el USAMRIID (United States Army Medical Research Institute for Infectious Diseases, Instituto de Investigacin Mdica del Ejrcito de los Estados Unidos para Enfermedades Infecciosas).

El 14 de enero de 2014, la compaa farmacutica canadiense Tekmira, con sede central en Vancouver, anunci que haba realizado la primera prueba en seres humanos de su antdoto contra el bola, conocido como TKM-Ebola, dentro de las investigaciones que realiza bajo un contrato con el Departamento de Defensa de Estados Unidos. El 5 de marzo la empresa hizo pblico que haba recibido una ayuda especial (denominada fast-track, y cuyo objetivo es "facilitar el desarrollo y acelerar la revisin de medicamentos para una necesidad mdica insatisfecha", dentro de un contrato de 140 millones de dlares, para acelerar su investigacin. Das despus, el 22 de marzo, se confirm el brote de bola en Guinea. El presidente de Tekmira, Mark J. Murray, afirm que "los nuevos datos demuestran la supervivencia en primates tras haberles inyectado dosis letales", y que "la plataforma antiviral aplicada incluye el antdoto antibola". Como resultado de esta informacin, durante los meses de febrero a la fecha las acciones de Tekmira en Nasdaq se han disparado.

El 5 de septiembre, en los momentos que la epidemia del bola creca con rapidez la OMS anunci que podra acelerar el uso de ciertos productos experimentales, incluidas vacunas experimentales

El 8 de septiembre los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en ingls) anunciaron pruebas relativamente exitosas en monos para sus variantes de vacunas hechas con partes del gen del bola combinadas con virus de la gripe de un chimpanc y con poxvirus que se usa para crear vacunas contra la viruela. La OMS aval lo experimentos y anunci que esperar los resultados definitivos en noviembre para determinar si se pueden probar en trabajadores del sector salud en frica occidental.

En el caso de bola del liberiano Thomas E. Duncan, desde el da 28 septiembre fue diagnosticado e ingresado en un hospital de Dallas Texas, se le administr un frmaco experimental llamado brincidofovir , antiviral fabricado por la farmacutica Chimerix, con sede en Carolina del Norte y que no se haba probado en humanos, ni animales para combatir el bola. Muri el 8 de octubre en ese hospital.

El 10 de octubre anunci Myron Levine responsable del Centro para el Desarrollo de Vacunas (CDV por sus siglas en ingls) que tres trabajadores sanitarios de Mali (pas que hasta ese da no presentaba casos de infectados) recibieron una vacuna experimental y 37 ms lo harn las prximas semanas como parte de las primeras pruebas de sueros en frica occidental humanos. La vacuna fue creada por la trasnacional biofarmacutica Glaxo-Smith-Kline y CVD.

Javier Flores en un artculo del 12 de octubre habl de esta vacuna y dijo que se llama cAd3-ZEBOV, y que utiliza como vector un adenovirus de chimpanc al que se ha insertado un gen del virus del bola. Mencion otra vacuna ms que igual que la primera est en fase 1 de prueba (estudios realizados en primates no humanos). Esta segunda llamada rVSV-EBOV desarrollada por la Agencia de Salud Pblica de Canad, y cuenta con la colaboracin de la empresa biotecnolgica estadunidense NewLink Genetics, emplea un virus de la estomatitis vesicular al que se ha remplazado uno de sus genes con otro de bola. Ambas estarn listas hasta el primer semestre de 2015 si todo va bien [6] .El 24 de noviembre el grupo farmacutico estadunidense Merck anunci un acuerdo con NewLink Genetics que otorga a Merck los derechos exclusivos para desarrollar y comercializar la vacuna y los posibles eventuales productos derivados, as como la investigacin, fabricacin y distribucin del medicamento.

El 13 de octubre se anunci que empresa NewLinkGenetics comenzar a aplicar la vacuna en humanos en un laboratorio en Maryland, EU, y espera dar resultados certeros para diciembre. La empresa detall que la vacuna ser aplicada a individuos saludables para determinar cmo funciona, la dosis adecuada y los efectos secundarios. Rona Ambrose, ministra de Salud de Canad, dijo que la vacuna canadiense, rVSV-EBOV, suministra grandes esperanzas y promesa debido a que ha demostrado ser ciento por ciento efectiva para prevenir la propagacin del virus del bola en pruebas con animales".

El 22 de octubre se anunci que los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos empezaron un segundo ensayo clnico en humanos de una vacuna fabricada en Canad al aplicarla en 39 adultos sanos de entre 18 y 65 aos.

La farmacutica china con vnculos militares con la Academia de Ciencias Mdicas Militares (AMMS por sus siglas en ingls) Sihuan Pharmaceutical Holdings Group Ltd (en parte es propiedad del banco de inversin estadunidense Morgan Stanley) ha suministrado varias miles de dosis de su medicamento JK-05 a la regin, para usarlo en caso de que surja un caso entre los trabajadores de ayuda que ha enviado China. No se descarta usarlo a nivel experimental de ensayos clnicos en pacientes africanos (y en caso necesario en pacientes chinos o asiticos si se extendiera la epidemia a esa regiones), aun cuando el frmaco no est aprobado oficialmente debido a que slo se ha experimentado en ratones. Sin embargo buscan acelerar las fechas de salida del producto al mercado (16 de octubre).

Un equipo de cientficos de los Urales rusos, del centro de tecnologas biofarmacuticas, anunci a finales de octubre que obtuvo un frmaco antiviral (vacuna) llamado tiazavirin que ser probado en algunos pases de frica con el fin de verificar su efectividad en la curacin de la enfermedad causada por el virus del bola (Buscarn, 2014:5). Segn esto, esta vacuna ha mostrado alta eficiencia (70-90%) contra varios tipos de fiebres hemorrgicas, incluyendo la fiebre marburgo que tiene semejanza con la del bola.

El mdico cubano Flix Bez contagiado por el virus bola en Sierra Leona fue tratado en su recuperacin en el Hospital Cantonal de Ginebra con doble tratamiento experimental a base de ZMab, similar a la primera generacin de ZMapp, y de Favipiravir, frmaco japons utilizado normalmente contra la gripe (7 de diciembre).

En suma, el papel de las vacunas, sueros, frmacos, etc., para tratar, curar, superar o prevenir el enfermedad del bola est pendiente y la totalidad de ellos est actualmente en proceso de experimentacin y de ensayo porque no han habido resultados seguros y contundentes ante un virusque podra evolucionar resistencia a la vacuna y sueros rpidamente; por ejemplo el uso de plasmas y de medicamentos como ZMapp o de vacunas que han pasado una o dos fases del protocolo para ser aprobadas y producidas, tienen efectos inciertos, contradictorios, asistemticos o posiblemente adversos. Y si la mayora de las compaas, laboratorios o centros que estn acelerando sus investigaciones para sacar al mercado sus productos salvadores o contenedores, con sus declaraciones mediticas intentan (con respaldo de instituciones cmplices) convencer que pronto habr soluciones con sus medicamentos farmacuticos caen en irresponsabilidades sospechosas y potencialmente peligrosas para la salud pblica y personal de los infectados actuales y del futuro inmediato. Igualmente en este rubro estn las declaraciones como las de Jeremy Farrar de la fundacin altruista mundial Wellcome Trust y la de Peter Piot, director de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LHTM por sus siglas en ingls) y co-decubridor del bola en su primer brote, quienes aceptan y recomiendan experimentar las vacunas con los infectados de la epidemia de 2014, pues es un momento perfecto para probarlo (Senthilingam, CNN, 28 de julio de 2014).

Fararr dijo: "No sera tico no reconocer que los nuevos tratamientos potenciales podran salvar vidas y reducir la transmisin en este y en futuros brotes, Farrar recientemente pidi que se utilizaran nuevos enfoques en el control del brote ya que ninguna otra oportunidad permitir el desarrollo futuro de nuevos tratamientos o vacunas."Cualquier intervencin nueva debe tener seguridad preclnica y datos de eficiencia, y datos de eficiencia en la Fase I en voluntarios saludables, dice al describir el progreso lento de las fases involucradas en el desarrollo farmacutico. Pero, a final de cuentas no puede haber datos de la Fase II (eficacia de la vacuna) del bola ms que los adquiridos durante una epidemia.

Peter Piot concuerda con Farrar. En general creo que este brote continuo es una oportunidad rara para evaluar la efectividad de los medicamentos experimentales, dice, pero seala, siempre y cuando todos los estndares ticos sean respetados, y siempre y cuando no cree ms problemas para controlar el brote, debido a que los experimentos mdicos pueden disminuir la confianza en las autoridades de la salud y aadir hostilidad a los trabajadores de la salud (Senthilingam, dem).

Ahora bien, hay que tomar en consideracin, como ha sealado la experta Allyson Pollock (en entrevista con Tariq Ali), que esos desarrollos de vacunas estn ahora en manos de grandes fundaciones muy poderosas, de ONG, como GAVI (siglas en ingls de Alianza Global para la Iniciativas de Vacunas), que junto con grandes firmas como GSK y Merck, etc., estn dispuestas a imponer patentes y la razn por la que les gustan las vacunas es porque ellas significan inmunizacin masiva, lo que implica grandes cifras y esos cifras entraan dinero. Y s, el dinero lo estn poniendo los gobiernos occidentales capitalistas poderosos, entonces hay que desconfiar. As pues estamos de acuerdo en que: De verdad que lo que esos pases necesitan no son vacunas, sino medidas adecuadas de redistribucin y sanidad pblica. No aprendemos nada de la historia, eso es lo realmente desesperante. Todas las grandes reformas, todo el gran colapso de epidemias de enfermedades infecciosas no se redujeron con medicinas y vacunas, sino con medidas redistributivas, que incluyen saneamiento, nutricin, vivienda digna y, sobre todo, una verdadera democratizacin. Y con eso llega la educacin y todo el resto de medidas que necesitamos (Ali y Pollock, Rebelin en lnea, 13 de octubre de 2014).

16. La pobreza imperante y la debilidad de los sistemas de salud en los pases africanos

Segn varios enfoques y opiniones fundadas, el bola o ebolanomics es una manifestacin y resultado principalmente de dos condiciones entrelazadas o que se retroalimentan mutuamente. En primer lugar la pobreza y miseria de los principales pases afectados por la epidemia de 2014, como ya hemos visto vienen de guerras civiles y de situaciones de conflictos poltico-sociales donde ha habido desplazados y refugiados y donde le PIB y la economa han quedado gravemente afectados. Adems, en segundo lugar, han sido pases explotados y oprimidos neo-colonialmente que han sido obligados y presionados -marcadamente desde la llegada del neoliberalismo mundial- a adoptar polticas que han precarizado la vida de sus pobladores; concretamente el principal responsable el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) con sus polticas de decremento del gasto pblico en programas sociales y mdicos (calificados de superfluos). Tenemos que segn el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Liberia se ubica en el lugar 175 de una lista de 187 naciones analizadas, Guinea Conakry ocupa la posicin 179 y Sierra Leona es el pas 183. Liberia se ubica en 65 por cierto de pobreza extrema, Guinea Conakry en 55 por ciento y Sierra Leona en 53 por ciento de pobreza extrema.

As lo ha expresado el antroplogo Paul Farmer cuando seala la vivencia en estos pases (y todos los pobres del planeta) de la violencia estructural y el terrorismo de la pobreza del consistente en condiciones histricas, coloniales y vigentes, explotadoras, discriminatorias, prejuiciosas y racistas. En segundo lugar la fragilidad de los sistemas de salud convencionales, pues segn Farmer, el bola (como otras enfermedades infecciosas de la pobreza) podra controlarse con unas condiciones sanitarias mnimas, de las cuales carecen los tres pases ms afectados (Liberia, Sierra Leona y Guinea). Se trata de las cuatro S (por sus siglas en ingls): Staff (personal mdico suficiente, capacitado y bien pagado); Stuff (contener la epidemia con el material apropiado; mascarillas, guantes, aparatos de diagnstico); System (sistema de salud moderno, ambulancias e intervencin rpida, generadores, disel, electricidad); Space (hospitales, clnicas, camas, lugares para la cuarentena) [7] .

As en tercer lugar, tenemos, tambin, que el Banco Mundial y otras grandes fundaciones neofilantrpicas han impuesto programas focalizados y verticales para enfermedades especficas pero con malos resultados, ya que la tuberculosis, el paludismo, el sida y las enfermedades prevenibles con vacunas bsicas siguen siendo las principales causas de muerte en esos pase africanos. As los datos por otras enfermedades infecciosas comunes son mucho ms altos que los reportados por bola en 2014: en Sierra Leona son anualmente de 68 mil, de los cuales 10 mil son por enfermedades prevenibles con vacunas bsicas; en Guinea Conakry los datos correspondientes de 57 mil y 9 mil 400, y en Liberia de 20 mil y 9 mil 500 (Laurell, La Jornada, 12-12-2014: 3a).

En cuarto lugar y como perspectiva crtica a esta situacin de pobrezas y de precariedades sanitarias, recuperamos la postura de la experta Allyson Pollock (2014: 2/3) que seala que la importancia del factor estructural y social de la sanidad pblica, y los principios de toda la salud pblica se halla en soluciones muy sencillas y bsicas. Se trata de disponer de agua potable, saneamiento, buena nutricin, es decir, que hay que luchar contra los males de la pobreza. Y, junto con estos elementos estructurales, se necesitan sistemas sanitarios competentes que dispongan de mdicos y enfermeras bien formados e instalaciones donde, por ejemlo en estos casos, se puedan aislar a la gente y puedas tambin hacer lo que se denomina rastreo de contactos: volver a la comunidad para averiguar con quien han estado en contacto las personas afectadas para que entonces se pueda ponerlas en cuarentena y aislarlas hasta estar seguros de que realmente no se han contagiado de la enfermedad ni no la han trasmitido durante el perodo de incubacin.

As pues en la situacin de los 3 pases de frica occidental ms daados todas esas posibilidades enunciadas en este apartado prcticamente desaparecieron como posibilidad de defensa y respuesta de los propios pases, es decir, de sus gobiernos y de sus pobladores.

17. bola como arma biolgica y sospechas geoestratgicas

Segn un artculo de Brian Cloughley (27-11-2014), el diario norteamericano Washington Post (WP) en su edicin del 25 de octubre hace un reportaje de denuncia sobre la existencia de laboratorios militares clandestinos en Rusia donde se ha experimentado sobre la enfermedad del bola, como parte del programa de armas biolgicas, dice el diario estadunidense que hay una historia de 35 aos de inters sovitico y ruso sobre el virus del bola. Segn Cloughley el WP insina que Rusia podra estar atrs de la propagacin del virus del bola en esta epidemia de 2014, pues el reportaje del WP menciona accidentes de laboratorio sucedidos en 1996 y en 2004. En su artculo B. Cloughley revira que en varios pases del mundo existen laboratorios de investigacin secretos y se pregunta: Cuntos laboratorios militares de investigacin de EE. UU. Estn abiertos a la inspeccin exterior? O incluso a la inspeccin interior? (Cloughley, 2014:2/3).

En efecto en Estados Unidos existen muchos bio-laboratorios que experimentan con bio-quimio-armas, entre ellos destaca el de Fort Detrick ubicado en Maryland que desde hace ms de 50 aos se dedica a detectar enfermedades mediante una manipulada ingeniera de infeccin, este laboratorio fue asesorado despus de la segunda guerra mundial por el nazi EricTroub experto en enfermedades vricas (pues investig las 40 cepas ms virulentas conocidas en esa poca). Se sospecha que desde all se inocularon en varios pases y lugares virus de VIH, bola, peste bubnica, ntrax, virus del Nilo occidental, dengue hemorrgico y otros que afectaron sembrados de vegetales como la caa en Cuba durante los 70. En estos aos el Fort Detrick cambi de nombre, ahora se llama instalaciones Frederick para investigacin sobre el cncer y es supervisado por el Departamento de Defensa, el Departamento de Seguridad Interna, la CIA y el Instituto del Cncer de los EE.UU. Se sabe que Estados Unidos mantiene los mayores arsenales de bio-quimio-armas; desde el ao 2011 ha gastado unos 50,000 millones de dlares en este tipo de armas; antes de partir el expresidente George Bush asign para el ao fiscal 2009, casi 9, 000 millones de dlares ms respecto del ao anterior. Y con Obama el presupuesto se ha mantenido.

Se ha mencionado que en el estallido inicial de bola de 2014 hubo una pugna entre algunas ONGs como Mdicos sin fronteras (que tiene un peso poltico marcadamente tendencioso a favor de intereses trasnacionales) y la OMS, respecto a la declaracin desde abril de si el estallido estaba fuera de control o no. La OMS se resisti en voz de uno de sus voceros Glenn Thomas (que posteriormente muri en la sospechosa cada sobre Ucrania del avin MH17 Boeing 777 de Malasya Airlines: asesinato?) pues se cuidaba que la criticaran por exagerar la situacin (como en la gripe A/H1N1 de 2009). Sin embargo, la OMS fue cediendo y para en julio el Director de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres Peter Piot declar el estado de emergencia y se acept que operaciones militares fueran desplegadas. De esta manera fue hasta agosto que la OMS declar la emergencia (coincidiendo con el accidente areo de Thomas) [8] .

Otra sospecha geoestratgica destacable en torno al desarrollo de la epidemia bola 2014 es la intervencin de un plan programado para incrementar las ganancias fabulosas de las farmacuticas, que recuerdan el papel del medicamento Tamifl en la pandemia A/H1N1, frmaco de la empresa estadunidense Gilead Science, copropiedad de Donald Rumsfeld /exsecretario de defensa de Bush Jr.). Se plantea, pues, que la historia quiere repetirse pues la alarma y el pnico sobre la epidemia del bola son impulsados por grandes empresas farmacuticas que dicen tener la cura y slo con ese anuncio ya han logrado incrementar sus acciones en la bolsa. Veamos una versin al respecto: segn esto la cura del bola existe desde hace ya prcticamente un lustro: en el ao 2010 el equipo de la Universidad de Boston liderado por Thomas Geisbert aprovech la secuenciacin del ADN del bola (1983) para usar la tcnica interferencia del ADN y encontrar su cura. Pues el bola solo tiene 8 genes y slo uno de ellos, la protena L, es el responsable de su replicacin. Otros dos, llamados VP24 y VP35, interfieren con la respuesta inmune del ser humano, dificultndola. Geisbert y sus colegas (algunos de ellos de la empresa Tekmira y la gubernamental USAMRIID) disearon y secuenciaron secuencias del ARN que se pegaran a estos genes usando su misma manera de actuar, su mismo cdigo. Este conocimiento llev a Geisbert y sus colegas a crear 10 piezas de ARN a las que llamaron pequeas interferencias del ARN (en ingls, por siglas, siRNA) con la precaucin de que no perjudicara ningn otro material gentico humano. Finalmente, lo empaquetaron para su consumo en nanopartculas de entre 81 y 85 nanmetros. El test lleg cuando infectaron monos con una dosis de bola 30.000 veces la mortal; inyectaron la cura siRNA 30 minutos despus y as durante 6 das. Los monos sobrevivieron sin efecto secundario alguno.

As los dueos de farmacuticas deben estar frotndose las manos mientras los laboratorios fabrican en secreto millones de dosis de una vacuna que le harn ganar en su momento unos beneficios absolutamente astronmicos [9] .

Otra dimensin geoestratgica se refiere a la disputa, control y despojo de recursos naturales (minerales, biolgicos y otros) de los pases arrollados por el desaroollo que se convierten en focos de los estallidos epidmicos. As diversos analistas de izquierda (como Ruben Ramos, en Rebelin) aseguran que en la epidemia de bola de 2014 se trata de: asegurar las reservas de petrleo en Nigeria y Benin; de diamantes en Sierra Leona y Costa de Marfil; de fosfatos en Togo y Senegal; de caucho, oro y diamantes en Liberia; de oro y diamantes en Guinea y Ghana; de bauxita en Guinea; de maderas preciosas y de tierras frtiles para el cultivo de cacao, pia, man y algodn en todo el rea. Igualmente este autor asocia el bola con la chikungunya porque: curiosamente aparecen en las mismas naciones de frica para extenderse por el resto del mundo, incluyendo El Caribe y Amrica latina, se han convertido en armas biolgicas estratgicas para usurpar territorios ricos en recursos naturales, enfrentar la relacin de China con los pases pobres y despoblar territorios de importancia geopoltica, militar y econmica para la expansin sionista imperial (1 de octubre de 2014: 2).

As el territorio y sus riquezas ha sido uno de los factores geoestratgicos principales que estn implicados en la epidemia del bola de 2014, y que tiene sus antecedentes en el acaparamiento de tierras por compaas extranjeras que se viene dando desde hace varias dcadas de ajuste estructural que, literalmente, han destruido las infraestructuras pblicas (sobre todo la escolar y sanitaria) de los pases ms pobres del frica subsahariana y occidental.

Otro aspecto geoestratgico es el militar imperialista que se usa como un buen pretexto para desplegar tropas, como las estadunidenses en el continente africano. As, por ejemplo a inicios de la epidemia de bola de 2014, se inform que a pedido del gobierno liberiano, Estados Unidos establecer un puesto de mando militar en Liberia. Y durante todo el estallido de la bola en 2014 este pas ha enviado cerca de cuatro mil soldados, decenas de oficiales de su Marina, aviones, equipos de telecomunicaciones, ingenieros, etc.; de la misma manera Reino Unido envi cerca de mil soldados, barcos y helicpteros: Lo mismo que otras naciones como China que envi cerca de 100 expertos y otros implementos; pases como Francia, Japn, Alemania y la misma Cuba que han enviado a especialistas y profesionales mdicos que seguramente no slo se han dedicado a labores mdicas sino seguramente informativas. Cabe destacar que varios analistas han elogiado este tipo de acciones como humanistas, altruistas, solidarias, ticos. etc.

Especialmente cabe destacar el caso de Cuba que, en efecto, tiene un historial de este tipo desde 1963 (con cerca de 132 mil profesionales en varios pases del mundo; Vera, Orbe, noviembre de 2014: 2), y que en este caso han enviado a los pases africanos ms afectados cerca de 300 miembros de su personal mdico, cosa que le sirvi el reconocimiento del gobierno estadunidense (de John Kerry y del presidente Obama) y que finalmente el hecho influy en el restablecimiento de relaciones diplomticas entre ambos pases (anunciada en diciembre).

Estas ayudas y solidaridades militares y civiles tienen que ser contextuadas en el entendido de que las epidemias y pandemias ms virulentas han sido y son monitoreadas por unidades militares de los pases ms poderosos (especialmente por cada uno de los diez Comandos Militares Estadunidenses, distribuidos en los seis continentes, incluyendo la Antrtida). Y de que cualquier foco de crisis local se convierte en foco de crisis global bajo la lgica de lo glocal, y que en este sentido se transforma inmediatamente (por omisin, provocacin y/o accin) en objeto de competencias, reacomodos, acuerdos, alianzas, etc., geoestrtegicas en las disputas por recursos, territorios, poderes y dineros, por parte de los gobiernos, empresas, organismos e instituciones internacionales.

En fin, t odos estos aspectos mencionados en este apartado llevan a la necesidad de mencionar la hiptesis de que la epidemia bola 2014 en realidad tiene que ver con una o varias operaciones bola por parte de potencias trasnacionales capitalistas que se disputan, confrontan y/o coordinan situaciones provechosas a sus intereses con objetivos econmicos, polticos, militares y geoestratgicos y que, de alguna manera o finalmente, refuerzan el reacomodo o el re-mantenimiento del orden mundial del capital o sea la subordinacin del planeta y sus recursos humanos, materiales y bioqumicos bajo el capitalismo.

18. Ejemplos de visiones alternativas

El agricultor y sanador espaol Josep Pimes en un video informal de cerca de 20 minutos hace sealamientos cuestionadores, incluso con el adjetivo de genocidas, respecto a las actitudes y medidas que las organizaciones de la salud mundiales como la OMS han implementado para resolver las crisis epidmicas, especficamente sobre uso de frmacos qumicos en asociacin con la industria farmacutica y las fundaciones filantrpicas (entre otras la de los Gates, Unilever, Coca Cola, Monsanto). Pues stas mismas financian mayormente a la OMS con 77% de sus menguados recursos, mientras los gobiernos de las naciones miembros slo aportan el 23% (y eso a cuentagotas y con grandes retrasos que en el caso de los pases ms ricos y principalmente los EUA, particularmente este gobierno desde hace aos, se convierten claramente en cmplices de las epidemias y de las intervenciones extra OMS).

Pimes plantea que en el caso de las enfermedades epidmicas ms comunes en frica como la malaria, clera y la propia bola, ha habido curanderos locales y regionales que han manejado medicamentos no alopticos de los cuales tienen experiencia pero los organismos interventores hegemnicos no han permitido que se apliquen masivamente, lo mismo sucede con medicamentos o remedios que se han desarrollado en otros enfoques mdicos como los fitoteraputicos, que son sencillos, baratos casi gratuitos y que han mostrado ser efectivos como antibacterianos y anti vricos, seala concretamente a los siguientes: Garcinia kola, artemisa, rbol de Nim, agua de mar, dixido de cloro y plata coloidal; dice textualmente no se han podido probar porque no dan dinero a la mafia. Pone como ejemplo el caso de la epidemia de gripe AN1H1, de la cual hubo mucha exageracin o invencin para vender el tamifl de la compaa Rochester (propiedad e Rumsfeld, funcionario de la Casa blanca). Y en la caso del bola actual est pasando algo semejante pero con otras empresa como Glaxxo, etctera. Tambin denuncia que Estados Unidos, que como vimos en el captulo anterior ya tiene una patente del virus bola [10] .

Por su parte la nueva medicina germnica (NMG) plantea que las enfermedades son programas biolgicos de la naturaleza que actan independientemente y que los microorganismos que acuden en el momento en que la enfermedad empieza a sanarse solo estn presentes como comensales y a veces ayudadores para el acto de sanacin que es una potestad que slo la naturaleza posee. Para la NMG el bola es una enfermedad que ocurre por la asociacin de al menos cuatro conflictos biolgicos que se desarrollan simultneamente, algunos en fase de conflicto activo y otros en fase de conflicto resuelto.

Para el tratamiento la NMG advierte que el mdico debe estar altamente capacitado para la interpretacin correcta de las transformaciones y conforme eso sucede tomar las decisiones teraputicas correctas para atravesar la crisis con un mnimo de contratiempos y luego lograr la recuperacin, tambin debe tener un buen conocimiento de medicina de urgencias y contar con la disponibilidad de insumos mdicos y equipo a mano. Al principio y no hay hemorragias, el tratamiento debe centrarse en resolver el conflicto de los colectores del rin, llamado tambin conflicto existencial. Esto se logra de una manera que puede parecer paradjica a quien no entiende la dinmica de la NMG. Para esto el paciente debe ser sacado de la cuarentena y del aislamiento y si es posible regresar a su casa. Si esto no es posible entonces los miembros de su familia y sus amigos deben acudir a verlo y a acompaarlo para que l pueda conectarse de nuevo con su realidad y recuperar el sentido de la vida. Si este conflicto por fin se resuelve el paciente empezar a orinar acentuadamente y las inflamaciones disminuirn muy pronto. En esta fase los electrolitos decaern rpidamente y para que el paciente no sufra contracciones y calambres debe administrrsele suero electroltico, o agua de mar o jugos de frutas, especialmente ctricos, para recuperar los minerales perdidos. La leucemia presente en el bola tiene un curso que se puede pronosticar y sabiendo que es una fase de curacin debe monitorearse cuidadosamente para mantener los niveles adecuados en sangre tanto del volumen de su componente srico como del contenido de sus elementos constituyentes. La trombocitopenia debe ser tratada de manera especial para mantener el volumen de plaquetas y evitar en lo posible las hemorragias. Con un tratamiento cuidadoso y experto, en unas tres o cuatro semanas la hematologa del paciente empieza a tomar sus valores normales. Por lo general, al hacer volver al paciente a su territorio, mejora y los sntomas que producen los conflictos que le han afectado disminuyen. Cuanto mejor si regresa al lado de su familia. Para la NMG, al contrario de lo que se publicita, el bola no es contagioso . Es un mal que sucede raramente, porque deben concurrir varios conflictos para que aparezca como enfermedad en un humano. Adems para la NMG lo que llaman dengue es lo mismo que el bola pero sin el conflicto de contrariedad territorial. Es lo mismo para fiebre hemorrgica, chincunguy, marburg, etc . (Aguilar, 2014: 1, 2 8 y 9, en http://www.nuevamedicinagermanica.com.mx/2014/10/el-ebola-explicado-por-la-nmg/)

19. Anlisis histrico y bio-sociocultural

La historia de las epidemias, rama que se ha desarrollado en los ltimos 50 aos de manera importante en varias escuelas del mundo acadmico y con grandes y serios investigadores, ha aportado grandes e innumerables estudios del cual se han sacado muchas descripciones, lecciones y regularidades. Pero parece que para las organizaciones mundiales de la biomedicina dominante, como la multicitada Organizacin Mundial de la Salud (OMS), todo empezara casi de cero. En la historia real de las epidemias, a pesar de su diversidad y de su tamao, stas se han desplegado siguiendo patrones y tendencias similares, situaciones comunes, comportamientos colectivos similares. Los organismos y dirigentes que impulsan intervenciones y acciones grupales y sistemticas y los que disean polticas paliativas o de sofocamiento de los brotes no han ledo y comprendido esas historias documentadas y analizadas en trminos de historia bio-socio-cultural (desde la historia, la geo-demografa, la antropologa, la sociologa y la psicologa social?)

En primer lugar en poblaciones fuertemente empobrecidas, clasificadas en situaciones de vulnerabilidad, susceptibilidad y debilidad econmica y ecolgico-social. Y que con la implantacin de la globalizacin imperialista han aumentado en precariedad y en cantidad en frica, Asia y Amrica Latina principalmente (pases arrollados por el desarrollo capitalista).

En segundo lugar en epidemias que los expertos o especialistas saban perfectamente por el contexto ecolgico y sociocultural que aparecen o se provocan en pases con perfiles de miseria y con sistemas alimenticios y sanitarios deficientes e insuficientes para enfrentar catstrofes y situaciones extremas como guerras, huracanes, terremotos, y las epidemias mismas. Es decir que son situaciones de emergencia y de alerta previsibles o consideradas susceptibles o, en su caso, inminentes, de padecer esas catstrofes bio-socio-culturales.

La prevencin es clave y fundamental en estos casos, los organismos que estn para detectar y monitorear (en primer lugar la ONU, la OMS y sus agencias directas e indirectas) no hacen su labor adecuadamente o fingen hacerla pero con justificaciones de todo tipo (primordialmente falta de recursos) o participan activa y/o pasivamente de complicidades geopolticas.

Escenas dramticas se repiten casi puntualmente y se remiten no slo a la poca medieval, como ha sealado el The New Yorker (citado por Batou, 18 octubre de 2014) : Los hospitales de Monrovia, la capital, estn sobrecargados con pacientes de bola y rechazan aceptar ms gente [] en las calles se acumulan los cadveres infectados: la epidemia est en camino de adquirir tintes medievales" . Sino que por su dureza y masividad se remiten a pocas del surgimiento del capitalismo como la peste negra y principalmente la extensin de lo que se conoce como la mundializacin epidmica en las poblaciones donde llegaban los conquistadores, invasores y salvadores del mundo (siglos XVI a XVIII principalmente). Hospitales, clnicas y centros de atencin saturados, rebasados en sus mnimas capacidades e instalaciones, con grandes insuficiencias materiales y de personal mdico-sanitario. Ayuda retrasada, manipulada. Medidas de control mediatizado y/o represivo. Calles asestadas de cadveres, hambrunas, crisis. Desnutricin, desmoralizacin, pnico contagioso, miedo psicolgico; decaimiento vital, mortandades y manipulacin sacra y profana de los difuntos. Apropiacin de tierras y recursos, rapia de los poderosos. Saqueadores y oportunistas de las desgracias. Todo esto se ha dado histricamente y ahora a la vuelta del siglo-milenio se da con fuerza globaliadora y modernizada, o mejor, la barbarie se combina con la civilizacin burguesa decadente y en crisis y nos regala cuadros de grandes sufrimientos y horror, pero tambin de teatros y montajes indistinguibles de lo real y lo meditico (y virtual). Las poblaciones ms precarizadas ahora golpeadas hasta quedar atascadas en sus respuestas o reacciones mdicas y socioculturales, es decir por ellas mismas. Pases medicalizados y amenazadoramente farmaceutizados y en manos de invasores (glocales y directos-indirectos) de todo tipo: altruistas, protagonistas, misioneros cvicos y religiosos, ONGs reputadas y no tanto, voluntarios y civiles, mdicos, enfermeras, brigadistas, polticos, periodistas, paramilitares, marines y militares. Y como corolario, el blandir de las corporaciones lucradoras y las mafias de la salud de las frmulas de la salvacin o de la amenaza?, de las vacunas, los sueros y los quimio-medicamentos cientfico-prodigiosos; pues consideramos a partir de lo visto que ellos son inciertos, inseguros, contradictorios, riesgosos y hasta contra producentes [11].

20. A modo de sntesis conclusiva

As pues, el estallido epidmico del bola de 2014, se puede considerar histricamente (y contradictoriamente) la ms previsible, anunciada, intervenida, dramatizada y publicitada de todas las habidas hasta ahora. Quizs tambin la ms comentada, cuestionada y debatida en foros y espacios mediticos y pblicos. No tanto una epidemia de moda, como ha dicho Mara C. Rosas (Etctera, diciembre de 2014: 399), sino sistmica, no slo por sus manifestaciones de letalidad o peligrosidad vrica, sino principalmente por ser producto de sistema, el sistema capitalista y de quienes lo comandan y sacan provecho de ello con el dominio y la hegemona. Recordemos el papel y las polticas de los organismos internacionales interventores y, podramos decir, provocadores de ella (destacadamente el FMI, el BM, la OMS, etc.), adems el rol de las trasnacionales agrcolas que han destruido la agricultura campesina de los pases africanos ms implicados y han generado acaparamiento, despojo y deforestacin; es decir, la intervencin ruda de los intereses geo-econmicos y mdico-polticos imperiales e internacionales en juego en estas circunstancias de subordinacin del mundo al capital, o sea de crisis-restructuracin multidimensional y especficamente ecolgica-econmica del sistema mundial capitalista.

Desgraciadamente los pases africanos pauperizados vuelven a ser las vctimas de esta catstrofe que, como hemos revisado, tiene a pases, lderes, organismos, empresas, laboratorios y ejrcitos de los pases hegemnicos como responsables en diversos grados; al mismo tiempo por acciones directas e indirectas, por omisiones ms o menos calculadas como por reacciones tardas, provocadas, planeadas e invasivas. Y otra vez, ratificando-rectificando a Mara C. Rosas (bidem, p. 36) no slo se trata de exacerbado afropesimismo, sino de verdadero control/dominio histrico, actual y reactualizado sobre de ellos. Y precisamente esta epidemia del bola ha sido una palpable prueba y una contundente evidencia (con todo su dramatismo y tragedia) de ello.

As pues, desde nuestra perspectiva llaman poderosamente la atencin las omisiones y acciones de dos tipos de actores y agentes gemelos y complementarios del sistema mundial capitalista actualmente dominante:

a) Los agentes y actores del modelo mdico hegemnico mundializado. La OMS, MSF, Cruz Roja Internacional, personal mdico y de sanidad de varios pases interventores y participantes, farmacuticas de varios pases en disputas y arreglos mdico-financieros, laboratorios secretos y pblicos de investigacin y experimentacin de sueros, medicamentos y vacunas y empresas productoras de equipo y material mdico: trajes, cascos, guantes, calzado especial, mascarillas y aditamentos hospitalarios como jeringas, camillas, ambulancias, material higinico y quirrgico, etc., etc.

b) Los actores y agentes geo-estratgicos y polticos que desde sus posicionamientos e intereses de nacin, de clase, de elite, de grupo y privados declaran y toman iniciativas para ayudar, colaborar, salir de la urgencia, salvar a su nacin, a las poblaciones victimizadas, a los enfermos, a los potenciales contagiados, a los muertos y sus familias, a la humanidad entera, etc., etc. No referimos a presidentes, jefes de Estado, parlamentarios, funcionarios, lderes de organismos, organizaciones y ONGs, connotados mdicos, epidemilogos, banqueros y millonarios altruistas e inversores, etc., etc.

Hasta el Consejo de Seguridad de la Organizacin de las Naciones Unidas (CS-ONU) realiz por primera vez una sesin urgente por un problema de salud pblica. Fue unnime la aceptacin de una resolucin, presentada nada casualmente por el gobierno de Barak Obama, que calific al bola como amenaza a la paz y a la seguridad internacional!.

En suma, todo parece apuntar a que con este tipo de epidemias glocalizadas y subordinadas al dominio del capitalismo, sus agentes y actores decisivos (dentro de la neo-mundializacin epidmica), cuyo paradigma justamente es el bola de 2014 (y cuyos antecedentes son el VIH/sida de los ochenta y la A/A1N1 de hace unos aos), las poblaciones proletarias y pobres del mundo (80, 85, 90, 95% del total mundial poblacional) somos las potenciales y reales vctimas de las catstrofes epidmicas-pandmicas. A menos que como poblaciones subordinadas y centralmente afectadas tomemos conciencia activa a partir de precisamente sacar enseanzas preventivas y reactivas alternativas ante los factores, intereses, comportamientos, situaciones y manejos que han estado enfticamente implicados en esta epidemia-pandemia del bola 2014 y estemos prevenidas y resistamos con recursos solidarios y propios las prximas que se avecinan. Este es el sentido contributivo que ha querido tener este recuento analtico que hemos hecho en este escrito.


Notas

[1] Panorama global del bola hoy, La Jornada,  12 de octubre de 2014, p. 3a.

[2] bola, Wikipedia, http://es.wikipedia.org/wiki/Ebolavirus.

[3] La Jornada , Mortalidad de 70 por ciento en infectados de bola, dice OMS, 23 de octubre de 2014, p. 42.

[4] Segn declaraciones de la especialista Allyson Pollock (y Tarq Ali, en Rebelin, 13-10-2014), e l papel que juega la Organizacin Mundial de la Salud, que es la autoridad internacional mundial en materia sanitaria, ha sido el siguiente en los pasados aos: Tiene poderes para elaborar leyes pero desde hace ms de veinte aos se la viene privando sistemticamente de fondos y esa financiacin est vinculada a todo tipo de condiciones, y esas condiciones las estn fijando las grandes ONG mundiales, como la Fundacin de Bill & Melinda Gates, que no tienen base democrtica, no rinden cuentas y adems estn haciendo un dao incalculable a travs de sus programas verticales []. EEUU se neg a financiar lo que le corresponda, y te encuentras con que cuando los gobiernos occidentales y EEUU entran en accin, imponen sus condiciones, que giran habitualmente alrededor de las prioridades de Bill & Melinda Gates y no alrededor de las prioridades esenciales de la sanidad pblica, y la OMS se encuentra con las manos atadas. Y es realmente la OMS la que tiene poder para hacer leyes, y sin embargo nunca ha ejercido esas funciones de las que hablamos respecto a los dficits democrticos que se producen en el momento en que las grandes financiaciones globales, como el Fondo Gates o el Fondo Buffet, determinan de hecho cules son las prioridades mundiales, desvinculndolas de la sanidad pblica porque las vinculan a lo econmico, necesitan industrializar, necesitan medicalizar y necesitan farmaceutizar.

[5] Ver Las claves del bola: un virus que extiende su rastro mortal y cuya cura carece de financiacin, en 20 minutos el Microscopio internacional, http://www.20minutos.es/noticia/2106358/0/ebola/epidemia/claves/ . Consulta 20 de octubre de 2014.

[6] Panorama global del bola hoy, dem.

[7] Citado por Lagunas David (2014) bola y violencia estructural, en Antropologa implicada, en lnea, 24 de octubre, pp. 1 y 2. Consultado 25 de octubre de 2014.

[8] Vase el documento en lnea. Pandemia no hay ninguna: detengan La Vacuna!, 22 de octubre de 2014, consultado el 8 de noviembre de 2014.

[9] Vase Periodismo alternativo, Operacin bola la excusa perfecta para la implantacin del nuevo orden mundial, 9 de octubre de 2014, pp. 5 y 6/9, en http://periodismo-alternativo.com/2014/10/09/operacion-ebola-la-excusa-perfecta-para-la-implantacion-del-nuevo-orden-mundial/, consultado 5 de noviembre de 2014.

[10] Vase el video bola, la verdad oculta de supuesta epidemia vrica, https://www.youtube.com/watch?v=nX_LXN4XpNE

[11] Pues hasta una investigacin ordenada por el gobierno britnico ha revelado que los medicamentos alopticos antimicrobianos (antibiticos, antivirales, antifngicos y otros medicamentos) estn generando resistencias y que los pases ms pobres (en primer lugar los de frica subsahariana) sufrirn ms este fenmeno. Pero el colmo de ello es que el lder encargado del estudio ordenado por le primer ministro britnico, Jim ONeill, declar que buscan nuevas drogas o frmacos (alopticos) para combatir tales resistencias (Notimex en La Jornada de enmedio, 12 de diciembre de 2014:3a).


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter