Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2015

Barack Obama puede poner fin a las sanciones econmicas contra Cuba

Salim Lamrani
Opera Mundi


Desde 1996 y la adopcin de la ley Helms-Burton, el Congreso de los Estados Unidos es el nico que puede levantar el estado de sitio contra Cuba. Pero el Presidente Obama puede obligarlo a hacerlo

 

Desde la adopcin de la ley Helms-Burton en 1996 una aberracin jurdica por su carcter extraterritorial y retroactivo que agrava las sanciones econmicas contra la poblacin cubana, el Presidente de Estados Unidos ya no dispone de la facultad ejecutiva para poner trmino al estado de sitio econmico anacrnico, cruel y contraproducente segn las palabras del propio Barack Obama. En efecto, slo el Congreso puede poner fin a una poltica hostil condenada por la inmensa mayora de la comunidad internacional, la opinin pblica estadounidense, la comunidad cubana de Florida y sobre todo el mundo de los negocios de Estados Unidos.

La Cmara de comercio de Estados Unidos, que representa el mundo de los negocios y cerca de tres millones de empresas, exhort a los responsables polticos, tanto al Gobierno como al Congreso, a que adoptaran una nueva poltica hacia La Habana. Segn su presidente Thomas Donohue, Es tiempo de eliminar las barreras polticas que se establecieron hace mucho tiempo y borrar nuestras diferencias. Eso est en el inters del pueblo americano y de las empresas americanas. [1]

En su alocucin histrica del 17 de diciembre de 2014 que anunci el restablecimiento de las relaciones con Cuba tras ms de medio siglo de ruptura, el presidente estadounidense lanz un llamado al Congreso para que optara por un nuevo enfoque hacia La Habana. Animo al Congreso a que abra un debate serio y honesto sobre el levantamiento del embargo, declar Obama. [2]

 

La solucin? Autorizar el turismo ordinario

 

En realidad, el presidente Obama dispone de un medio bastante simple para acelerar el fin del estado de sitio econmico que afecta a todas las categoras y todos los sectores de la sociedad cubana y que constituye el principal obstculo para el desarrollo de la isla. Basta con que permita a los ciudadanos estadounidenses que viajen a Cuba como turistas ordinarios. En la actualidad los ciudadanos de Estados Unidos pueden viajar a cualquier pas de mundo, incluso a China, Vietnam o Corea del Norte, pero su Gobierno todava no les permite que descubran la isla del Caribe.

Al romper esta barrera que separa a ambos pueblos, Barack Obama permitira, segn las estimaciones, que ms de un milln de turistas estadounidenses viajasen a Cuba el primer ao. Esta cifra superara los cinco millones de personas anuales al cabo de cinco aos, pues Cuba es un destino natural por razones histricas y geogrficas evidentes. As, se abrira un inmenso mercado para las compaas areas estadounidenses, la industria del transporte o las agencias de viajes, sin hablar de los dems sectores vinculados al turismo masivo. Hoy slo 90.000 ciudadanos estadounidenses fuera de los cubanoamericanos visitan Cuba cada ao por razones profesionales, acadmicas, culturales, humanitarias o deportivas, en el marco de licencias concedidas por el Departamento de Estado. [3]

El flujo masivo de turistas a Cuba sera desde luego benfico para la economa cubana, cuyos recursos dependen en gran parte de este sector, pero tambin para la economa estadounidense. En efecto, los productores agrcolas estadounidenses seran tambin los grandes ganadores de un reinicio del turismo entre ambas naciones y se les solicitara para alimentar a los millones de nuevos visitantes, ya que Cuba importa la mayor parte de sus materias primas alimenticias.

Con la autorizacin del turismo ordinario hacia Cuba, el mundo de los negocios no dejara de presionar a los miembros del Congreso, cuya carrera poltica depende en gran parte de los financiamientos privados que reciben por parte de las empresas, para que pusieran definitivamente trmino a las sanciones econmicas contra Cuba, que lo priva de un mercado natural de 11,2 millones de habitantes y potencialmente de 10 millones de turistas procedentes de todo el mundo. Efectivamente, Cuba acaba de superar los tres millones de turistas en el ao 2014.

En un primer tiempo, el Presidente Obama podra dar rdenes al Departamento del Tesoro para que no persiguiera a los ciudadanos estadunidenses que viajan a Cuba fuera del marco definido por la administracin, ya que las sanciones econmicas que se aplican a los que se arriesgan a hacer un viaje sin permiso, a travs de Canad o Mxico, son bastante disuasorias. Ello tendra como efecto flexibilizar los viajes tursticos a Cuba y sobre todo reparar una anomala jurdica en la medida en que esta prohibicin viola la Constitucin de Estados Unidos que defiende el derecho de moverse libremente.

 

As, Barack Obama dispone de un margen de maniobra suficiente para llevar al Congreso de Estados Unidos a poner trmino a unas sanciones econmicas que suscitan el oprobrio por parte de la comunidad internacional y que han aislado a Estados Unidos en Amrica Latina. El pueblo cubano pero tambin el pueblo estadounidense seran los principales beneficiarios de un restablecimiento de las relaciones econmicas, comerciales y financieras normales entre ambas naciones.

Notas

[1] RTL , La Chambre de commerce amricaine souhaite une nouvelle relation USA-Cuba, 30 de mayo de 2014 ; AFP, La relation USA-Cuba doit changer maintenant, selon le prsident de la Chambre de commerce amricaine , 30 de mayo de 2014.

[2] The White House , Barack Obamas Speech: Charting a New Course of Era , 17 de diciembre de 2014. http://www.whitehouse.gov/issues/foreign-policy/cuba (sitio consultado el 17 de diciembre de 2014)

[3] Matt Beardmoredec, How Travel to Cuba May Change, The New York Times, 18 de diciembre de 2014. http://www.nytimes.com/2014/12/19/travel/how-travel-to-cuba-may-change.html?_r=0



*Doctor en Estudios Ibricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, SalimLamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunin y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su ltimo libro se titula Cuba, the Media, and theChallenge of Impartiality, New York, MonthlyReviewPress, 2014, con un prlogo de Eduardo Galeano. http://monthlyreview.org/books/pb4710/ Contacto: [emailprotected] ; [emailprotected] Pgina Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel

Fuente: http://operamundi.uol.com.br/conteudo/opiniao/39066/como+barack+obama+pode+por+fim+as+sancoes+economicas+contra+cuba.shtml




 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter