Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-01-2015

Entrevista al periodista Antonio Cuesta, corresponsal en Atenas de la Agencia Prensa Latina
La austeridad en Grecia slo ha beneficiado a bancos y multinacionales alemanas

Enric Llopis
Rebelin


Grecia representa en torno al 2% del PIB de la zona euro, pero la llamada a rebato de los grandes poderes singularmente la Troika y el gobierno alemn- ante un posible triunfo de Syriza, marca la campaa electoral. En un artculo publicado el 5 de enero en Pblico, el catedrtico Vicen Navarro refutaba los presupuestos del alarmismo: Les aseguro que lo ltimo que la banca alemana desea es que Grecia se vaya del euro. Y si no, esperen y lo vern. La causa de que a Grecia no la echarn de la eurozona es que, si ello ocurriera, la banca alemana tendra un problema. Alemania tiene invertidos 700.000 millones de euros en los PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y Espaa).

El periodista Antonio Cuesta, corresponsal en Atenas de la Agencia Prensa Latina (tambin lo fue en Turqua), abunda en esta vinculacin al afirmar que las polticas de austeridad en Grecia slo han beneficiado a bancos y multinacionales alemanas. La terca obstinacin de Berln de mantener a cualquier precio las medidas de austeridad y la fortaleza del euro creo que est llegando a su fin, y buena parte de la culpa la tiene Syriza, aade. En el fondo del problema, asegurar el enorme negocio de la deuda. Antonio Cuesta Marn es tambin colaborador de Rebelin, coordinador de la editorial Dyskolo y autor del libro Solidaridad y autogestin en Grecia (Manu Robles-Arangiz Institua).

-Titulabas recientemente un artculo en Rebelin Cuando los poderes extranjeros entran en campaa electoral respecto a las declaraciones de dirigentes alemanes, acciones de bolsas y mercados ante una posible victoria de Syriza (las encuestas le adjudican a la coalicin de izquierdas en torno al 30% de los votos). Qu cambios observas respecto a los comicios legislativos de junio de 2012, en las que result vencedora Nueva Democracia, formacin conservadora, cuando los sondeos tambin daban como ganador a Syriza y tambin se desat la campaa del miedo?

-Syriza fue la sorpresa electoral en mayo de 2012 al pasar del 4,6% de los votos y 13 escaos (en 2009) al 16,8%, apenas un 2% menos que lo que sacaron los conservadores Nueva Democracia (ND). Ninguna encuesta previ ese resultado y los primeros sorprendidos fueron los propios militantes de Syriza. El partido, realmente, no estaba preparado para ganar y si sumamos que en la segunda ronda, un mes despus, la campaa del miedo fue terrible el resultado fue una victoria de la coalicin proausteridad. Hay que decir, adems, que la campaa electoral de ND y el PASOK consisti en negar lo que ms tarde hicieron inmisericordes: recortes, privatizaciones, despidos...

La situacin actual es sensiblemente diferente. Syriza se ha fortalecido bastante, dio un paso importante en las pasadas elecciones locales, al ganar el gobierno de la regin de tica (la ms poblada), y cuenta con un programa de gobierno mejor elaborado. Enfrente tiene a unos oponentes deslegitimados, que ya mostraron a las claras cules son sus propuestas, y que van a tener muy difcil generar ningn tipo de ilusin entre los votantes. Por supuesto su baza es el miedo, y con la ayuda de sus socios europeos tratarn de asustar cuanto puedan, en un intento desesperado por mantener a Grecia en el redil de la austeridad.

-Sugieres adems que una fraccin del capital financiero (incluido algn artculo en el Financial Times) podra no ver de manera negativa, incluso la va ms favorable en la presente coyuntura, una victoria de Syriza como va keynesiana con la que despertar una economa moribunda como la griega. Se han manifestado de algn modo estos intereses?

-De manera pblica muchos analistas del sector de las finanzas se han expresado en esos trminos. Hablo de defensores acrrimos del neoliberalismo. En Espaa, por ejemplo, El Pas tambin se desliza por esa lnea, la de aceptar una renegociacin de la deuda, entendiendo que ms vale perder un poco que perderlo todo.

Adems la falta de decisin de un gobierno cobarde y pusilnime como ha sido el binomio Samars-Venizelos ha llevado al desastre incluso al sector financiero en Grecia. En 2014 la Bolsa de Atenas fue, a nivel mundial, la que mayores prdidas registr, con una cada del 29%. Mientras, los bancos continan en extrema postracin a la espera de nuevas dosis de inyecciones monetarias.

-El corresponsal de El Pas en Bruselas, Claudi Prez, titulaba el 7 de enero un breve artculo del siguiente modo: Quin teme a Alexis Tsipras?, donde afirma que al dirigente de Syriza no se le teme en la Comisin Europea, en Bruselas, en Francfort (sede del BCE) ni siquiera en Berln. En el artculo se afirma dos veces que Tsipras lleva meses reunindose en Bruselas, en Francfort y en Berln, dejando claro que no va a tomar medidas revolucionarias. Se afirma adems que en estas tres plazas se le considera un tipo razonable. Qu explicacin se da en Atenas de estas reuniones y su contenido?

-Syriza ha dejado clara su adhesin a la Unin Europea y a la zona euro y sus propuestas no son, en efecto, revolucionarias. La cuestin es saber quien podr sacar ms partido en una mesa de negociaciones, donde sin duda tendrn que resolverse la cuestin de la deuda y las formas de financiacin que hoy por hoy necesita la economa griega. Por parte europea parece claro que recurrirn al chantaje monetario para tratar de seguir exprimiendo al estado griego. Lgicamente Syriza podra endurecer su posicin con medidas, ahora s, ms radicales. Pero para ello deber saber con qu grado de apoyo popular cuenta y, sobre todo, hasta dnde estn dispuestos a llegar los griegos para salvar su dignidad y su soberana.

-Qu medidas concretas plantea Syriza para el escenario posterior a las elecciones del 25 de enero, sobre todo en relacin con la deuda pblica (alcanza ya el 177% del PIB) y los acreedores internacionales, y tambin en relacin con los programas de austeridad impuestos por la Troika? Y en el frente interno, por ejemplo, respecto a la fiscalidad, paliar la pobreza de la poblacin, recuperacin de los sectores estratgicos o relaciones con la iglesia ortodoxa?

-La reduccin de la deuda no puede ser evaluada en todo su dimensin en estos momentos, pero algunos de los miembros del departamento de finanzas de Syriza han hablado das atrs de que podra ser reducida a la mitad. Eso, lgicamente, depende en gran medida de cmo transcurran las negociaciones con los acreedores. Lo que s ha quedado claro es que las primeras medidas del gobierno irn encaminadas a realizar una profunda revisin del plan de privatizaciones, dejando fuera algunas empresas estatales estratgicas, un programa para revitalizar la economa productiva, el aumento del salario mnimo y las pensiones, la aplicacin de ayudas a los ms necesitados y una remodelacin de la poltica fiscal, descargando a las clases populares de la presin insoportable que han sufrido hasta ahora.

-En los municipios y regiones donde ya gobierna Syriza (por ejemplo, en el tica, de un peso demogrfico y econmico enorme en el pas), pueden observarse algunos cambios concretos a partir de las polticas aplicadas?

-El mayor esfuerzo hasta el momento ha sido el de frenar el programa de despidos de los empleados pblicos, poniendo en tales aprietos al ministerio de la Reforma Administrativa que el gobierno no ha podido cumplir los compromisos que tena con la troika para 2014. En todo caso, el margen de maniobra que tienen las regiones no es muy grande, a diferencia de lo que ocurre por ejemplo en Espaa, pues cuentan con muy pocas competencias, pero han mantenido una posicin de resistencia e insumisin a los dictados de los acreedores que son realmente las nicas directivas en las que centra todo su esfuerzo el gobierno central.

-Numerosos analistas anticipan que Syriza no lograr la mayora suficiente para gobernar en solitario. Habra, a da de hoy, la posibilidad de acumular esta fuerza apoyndose en ecologistas, comunistas y el Frente de Izquierdas Anticapitalista (Antarsya)? Se estn trabajando acuerdos de estas caractersticas, o ves ms factibles pactos que miren ms a la derecha?

-Solo el partido ecologista, en los mrgenes de conseguir el 3% legal que da acceso al Parlamento, ha mostrado su disposicin a colaborar. El Partido Comunista (KKE) ha dejado claro desde hace tiempo que Syriza es tan enemigo como ND o el PASOK. El resto de formaciones de izquierda an no definieron su postura o el mensaje que trasladarn a su militancia, entre ellas Antarsya pero tambin Izquierda Democrtica, que muy probablemente quede fuera de la Asamblea Nacional. De cmo se decanten depender el resultado final de Syriza y de si necesitar una vez pasadas las elecciones, aunque solo sea para la eleccin del Primer Ministro, a otras fuerzas ms a la derecha.

-En el verano de 2014 publicaste Solidaridad y autogestin en Grecia, libro en el que analizabas el florecimiento de iniciativas sociales surgidas al calor de la crisis. Mantienen el pulso en la actualidad y, sobre todo, la fortaleza suficiente para que Tsipras pueda apoyarse en el movimiento popular para sus reformas?

-Mi impresin personal es que no. Bien sea por la premura de tiempo, bien por los recelos entre el atomizado movimiento social y Syriza, lo cierto es que no se ha desarrollado como debera una alianza popular que integre las aspiraciones y la apertura de cauces de participacin en el principal partido de la izquierda. Sin embargo, pienso que esa colaboracin ser ms necesaria en caso de alcanzar el gobierno que incluso para acceder a l. Es una tarea que, pase lo que pase, Syriza no puede demorar ms, poniendo todo su empeo y honestidad para que se vayan abriendo cauce de participacin poltica desde la base.

-Der Spiegel ha filtrado los augurios de Merkel y el ministro de Finanzas alemn, Wolfgang Schuble, sobre una Grecia fuera de la Eurozona en caso de que Syriza aplique sus reformas. El FMI ha decidido suspender las negociaciones con Grecia hasta despus de los comicios, en relacin con el plan de rescate (desde 2010, un total de 240.000 millones de euros). Resignacin, miedo, sentimiento de colonia, necesidad de que potencias extranjeras obliguen al rigor? Qu percepcin tiene la poblacin griega de estas noticias?

-En general la poblacin est hastiada por unas polticas neoliberales que solo han profundizado la brecha entre una pequea minora, a la que no parece haber afectado seis aos de recesin, y una mayora que no ve el final a este largo tnel. La cuestin es de qu modo se puede poner fin a la cruel intervencin de los poderes financieros. Una parte importante de los votantes confa en que la va de Syriza sea suficiente para reconducir la crisis social y econmica en la que se encuentra Grecia. Otro sector, no desdeable, apuesta por medidas an ms fuertes, como el abandono del euro para recuperar de forma completa la soberana poltica, econmica y fiscal. Y por ltimo hay un porcentaje tambin relevante que siguen creyendo en el modelo actual y en las promesas de recuperacin lanzadas desde el gobierno y los grandes medios de prensa.

-Afirma Yanis Varoufakis, consejero econmico de Syriza, que actualmente Grecia est en bancarrota y no pide prestado a inversores privados. Por tanto, la amenaza a un gobierno de Syriza no vendr de los mercados, sino del BCE, la UE y Berln, sostiene el economista en una entrevista a Alessandro Bianchi en LAntidiplomatico. Se contina utilizando el discurso de la responsabilidad, de que hay que cumplir con la ortodoxia para que los mercados no corten la financiacin y dejen al pas sin liquidez?

-Ese discurso es al que apelan los defensores del actual funcionamiento de la UE, y que no cuestionan las polticas del desastre promovidas por Alemania, pese a que han llevado a los pases perifricos a la ms completa postracin. La terca obstinacin de Berln de mantener a cualquier precio las medidas de austeridad y la fortaleza del euro creo que est llegando a su fin, y buena parte de la culpa la tiene Syriza. Hasta ahora el nico beneficiado ha sido el capital alemn (bancos y multinacionales), pero la posibilidad de que el pueblo griego se manifieste libremente en las urnas puede marcar un punto de inflexin en las polticas comunitarias aunque hace falta que esta ola no se detenga en Grecia y contine en ms pases.

-Por ltimo, en el libro Solidaridad y Autogestin en Grecia recuerdas cifras estremecedoras sobre la cura de choque que ha sufrido Grecia. La deuda pblica pas del 129,7% del PIB en 2009 al 171,8% en 2013; y en el mismo periodo el PIB se redujo en un 26%, la mayor cada de un pas en tiempos no blicos. Han tenido algn efecto positivo las polticas de austeridad, incluso desde una perspectiva neoliberal?

-Ninguno. La nica intencin de las mismas ha sido la de asegurar a cualquier precio que el enorme negocio de la deuda siguiera dando beneficios a los prestamistas y favorecer a las grandes empresas. No ha habido ninguna consideracin ni hacia las condiciones de vida y los derechos de los ciudadanos, ni tampoco hacia el dbil tejido productivo nacional. Todas y cada una de las medidas han ido encaminadas a desmantelar las leyes que protegan a los trabajadores o les garantizaban sus derechos ms bsicos, y aqu tambin incluyo a profesionales, autnomos o empresas familiares, para beneficiar a las grandes corporaciones y al capital transnacional ofrecindoles un territorio libre de restricciones (laborales, medioambientales, fiscales...) donde enriquecerse sin cortapisas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter