Portada :: Opinin :: El cmic de la discordia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-01-2015

"Charlie Hebdo", crimen de estado

Leandro Albani
Rebelin


Hace unos pocos das el mundo se enter de una noticia que volvi a despertar el miedo, sta vez suscitado por un atentado terrorista en Francia.

A esta altura, catalogar la matanza perpetrada contra los 12 periodistas del medio Charlie Hebdo de otra cosa que no sea terrorismo, implicara minimizar los hechos.

Sin embargo, que se le adjudique tal significado sin apuntar el dedo a quienes son los ms grandes sicarios del mundo, puede derivar en una imagen positiva de los mismos, que aplaque una verdadera reflexin sobre lo que debe ser considerado terrorismo.

Hecha la ley hecha la trampa

Segn la Real Academia Espaola, el terrorismo es una Actuacin criminal de bandas organizadas que reiteradamente pretende crear alarma social con fines polticos.

Para la fuente europea, el Estado, como aparato poltico, no tiene nada que ver con el terrorismo.

Terrorismo no seran consideradas las desapariciones que tienen lugar a diario en Mxico, no lo son las muertes por desnutricin en los pases de los cuales los poderosos extraen sus ganancias, ni la utilizacin de doctrinas de eliminacin del enemigo interno.

El sentido comn difundido sobre el terrorismo estuvo histricamente asociado a perfiles de grupos extremistas religiosos y/o polticos que pueden ir en contra de los intereses del imperialismo occidental, pero jams se lo atribuye a las injusticias cometidas por los polticos europeos ni yankees.

Los discursos sobre el terrorismo estuvieron vinculados a Al-Qaeda, Sadam Hussain, a Ocalan, hasta el Che Guevara pero no a la OTAN, a Bush, a Thatcher, a Le Pen.

La lgica es ya bien conocida: una vez identificado el causante de la alarma, los flamantes mandatarios antiterroristas pueden emprender su cruzada. En pos de la lucha antiterrorista pueden intervenir gobiernos o pueden fomentar el ms terrible odio contra cualquier pensamiento adverso a sus aspiraciones republicanas. De esa forma pueden invadir Irak, pueden invadir Afganistn, frica, y Latinoamrica. Terrorista es cualquiera que vaya en contra de sus ideas civilizatorias.

En este momento, para el actual presidente de Francia, Franois Grard Hollande, el principal enemigo es el grupo Islmico que ha terminado con la vida de inocentes caricaturistas. No obstante, ste no demostr la misma preocupacin tras del asesinato de militantes kurdas en su propio territorio en Enero del ao pasado, ni los polticos europeos demostraron la misma condolencia con la muerte de los 43 estudiantes de Mxico a manos de narcotraficantes.

Los gestos por parte de la diplomacia francesa y europea son un indicio de que el nmero de vctimas no es el que determina que tan trgico puede ser el suceso, sino que lo determinante es el origen ideolgico de las vctimas. Para ellos cotizan ms alto los franceses, que los latinoamericanos.

El mundo tiene que saber que los terroristas son los Islmicos, a pesar que el Estado Francs es uno de los mayores propulsores de la OTAN junto a Estados Unidos, cuyos mercenarios sirven tambin al Estado Islmico/DAESH. Para combatir el terrorismo no habra que empezar por casa?

No. Tanto el Estado Islmico (financiado principalmente por millonarios de Kuwait, Arabia Saudita, y Qatar), como Francia, Estados Unidos, Alemania, Inglaterra y los pases de la UE no estn dispuestos a perder la oportunidad de valerse de pretextos religiosos para asegurar su predominio militar y econmico en el mundo.

Y en el medio de esta guerra por el capital quedan los pobres, los jvenes, las facciones religiosas y polticas que confan en que otro orden econmico mundial es posible. Quedan los pueblos que luchan por su autodeterminacin y no por culturas importadas, basadas en el extractivismo y la explotacin humana.

Vale aclarar, que a diferencia del Estado Francs, algunas de las tendencias religiosas que quieren combatir, estn a la izquierda de ese Estado hoy cmplice del terrorismo.

Las imgenes de Mahoma

Por otro lado, muy poco se menciona acerca de que el semanario satrico Charlie Hebdo fue financiado con fondos secretos de la presidencia de la Repblica durante gobiernos anteriores.

No llama la atencin que un medio de comunicacin de tal ndole, gran difusor de la Islamofobia sea considerado baluarte de la libre expresin francesa. De lo que se trata no es solamente de burlar a los extremistas del EI, sino a todos los seguidores de Mahoma.

Actualmente no me considero practicante de una religin, pero no me sentira a gusto si un grupo de dibujantes hiciera chistes sobre la imagen de Cristo. Tampoco me sentira a gusto si el propio Estado financia esas imgenes o si el mismo est relacionado con un grupo extremista cuya lgica es inhumana.

El Estado Francs es culpable por partida doble.

Mucho menos me sentira a gusto si el primer mandatario de mi pas, quien dicen querer integrar a otras religiones, marcha de brazo del antisemita por excelencia de Netanyahu (Primer mandatario de Israel) o con el expresidente francs Sarkozy, implicado en los atentados terroristas en Libia.

Hollande debera pedir perdn como tambin debi pedirlo el presidente de Mxico Pea ieto en su momento.

Tanto los Ayotzinapenses como los dibujantes fueron vctimas del terrorismo del Estado, que a fin de defender su ideologa es capaz de cualquier cosa. Hoy somos 43 + 5 +12 + miles.

La excusa del extremismo le viene perfecto a Hollande para expandir ms la beligerancia encubierta de pacifismo. No obstante, como demuestran las fotos no oficiales de la movilizacin en Francia, no le ser tan fcil contar con el total apoyo de la poblacin, que se concentr muy lejos de la clase poltica.

Ante la amenaza yihadista, ser cuestin de que quienes hoy en Francia no estn a favor de ser nuevas vctimas o victimarios de otro tipo de guerra interimperialista, busquen sus formas de resistencia as como lo est haciendo el pueblo mexicano.


Al ver la foto de Hollande donde aparece junto a su staff hipcrita, es imposible no compararla con aquella imagen de 1960 en que Ernesto Che Guevara marchaba junto a Fidel Castro y el pueblo cubano, tras uno de los tantos atentados por parte de Estados Unidos.

La gran diferencia es que los revolucionarios marchan del brazo, mientras que los imperialistas solamente se unen cuando la diplomacia lo reclama.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter