Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-01-2015

Occidente, una fbrica de monstruos musulmanes
Quin es el culpable del terrorismo musulmn?

Andre Vltchek
Counterpunch


Hace cien aos, hubiera sido inimaginable ver a un par de musulmanes entrar en una cafetera o subir a un vehculo de transporte pblico y luego volarse, matando a decenas de personas. O masacrar al personal de una revista satrica en Pars! Cosas as simplemente no ocurran.

Al leer las memorias de Edward Said, o si hablas con hombres y mujeres ya de edad en el este de Jerusaln, se ve claramente que la sociedad palestina era mayoritariamente laica y moderada. Se preocupaban de la vida, la cultura, e incluso la moda, ms que de los dogmas religiosos.

Lo mismo podra decirse de muchas otras sociedades musulmanas, por ejemplo las de Siria, Irak, Irn, Egipto e Indonesia. Las fotos antiguas hablan por s solas. Por eso es tan importante mirar cuidadosamente, una y otra vez, las viejas imgenes.

El Islam no es slo una religin; tambin es una gran cultura, una de las ms extendidas de la Tierra, que ha enriquecido a nuestra humanidad con algunos de los logros cientficos y arquitectnicos ms importantes y un sinnmero de descubrimientos en el campo de la medicina. Los musulmanes han escrito una poesa exquisita, y compuesto una msica hermossima. Pero, sobre todo, han desarrollado algunas de las primeras estructuras sociales en el mundo, que incluan grandes hospitales pblicos y algunas de las primeras universidades, como la Universidad de Qarawiyyin en Fez, Marruecos.

La idea de lo "social" era natural para muchos polticos musulmanes, y si el Occidente no hubiera interferido tan brutalmente al derrocar a los gobiernos de izquierda y poner en el trono a aliados fascistas de Londres, Washington y Pars, casi todos los pases musulmanes, entre ellos Irn, Egipto e Indonesia, probablemente seran hoy socialistas, guiados por un grupo de dirigentes moderados en su mayora laicos.

***

En el pasado, un sinnmero de lderes musulmanes se levantaron contra el control occidental del mundo, y eminentes figuras, como el presidente de Indonesia, Sukarno Ahmet, eran cercanas a los Partidos Comunistas y sus ideologas. Sukarno incluso forj un movimiento antiimperialista mundial, el movimiento de No Alineados, que fue pblicamente definido en la Conferencia de Bandung en Indonesia, en 1955.

Esto, en marcado contraste con las lites conservadoras orientales cristianas, que en su mayora se sentan muy a gusto con los gobernantes fascistas y colonialistas, con las monarquas, los comerciantes y los grandes oligarcas empresariales.

Para el Imperio, la existencia y la popularidad de los gobernantes musulmanes progresistas, marxistas, que gobernaban en pases del Medio Oriente o ricos en recursos como Indonesia, era algo claramente inaceptable. Si decidan utilizar las riquezas naturales para mejorar la vida de sus pueblos, qu iba a quedar para el Imperio y sus empresas? Haba que pararlos por todos los medios. El Islam fue dividido e infiltrado de radicales y cuadros anticomunistas a los que no les importaba el bienestar de su pueblo.

***

Casi todos los movimientos radicales en el Islam de hoy, en cualquier parte del mundo, estn vinculados con el wahabismo, una secta ultra-conservadora y reaccionaria del Islam controlada por las polticas de Arabia Saudita, Qatar y otros aliados incondicionales de Occidente en el Golfo.

Citamos al Dr. Abdullah Mohammad Sindi:

"Est demostrado histricamente que sin la ayuda britnica ni el wahabismo ni la Casa de los Saud existiran hoy. El wahabismo es un movimiento fundamentalista-britnico inspirado en el Islam. A travs de su defensa por parte de la Casa de Saud, EE.UU. tambin apoya el wahabismo, directa e indirectamente, independientemente de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. El wahabismo es violento, derechista, ultra-conservador y rgido, extremista, reaccionario, sexista e intolerante... "

Occidente dio todo su apoyo a los wahabes en la dcada de 1980. Ellos fueron manejados, financiados y armados, despus de que la Unin Sovitica fuera barrida de Afganistn en una amarga guerra que dur de 1979 a 1989. Como resultado de esta guerra, la Unin Sovitica se derrumb, exhausta, tanto econmica como psicolgicamente.

Los muyahidines que combatan a los soviticos, as como al gobierno de izquierda de Kabul, fueron alentados y financiados por Occidente y sus aliados. Venan de todos los rincones del mundo musulmn, para luchar en una 'guerra santa' contra los infieles comunistas.

Segn los archivos del Departamento de Estado de Estados Unidos:

"Contingentes de los llamados rabes afganos y combatientes extranjeros deseaban emprender la yihad contra los comunistas ateos. Destacaba entre ellos un joven saud llamado Osama bin Laden, cuyo grupo rabe finalmente se convirti en al-Qaeda.

Grupos radicales musulmanes creados y repartidos por varios pases musulmanes por parte de Occidente forman parte de al-Qaeda y, ms recientemente, de ISIS (grupo tambin conocido como ISIL). ISIS es un ejrcito extremista que naci en los "campos de refugiados" en las fronteras sirio /turca y sirio/jordana, y que fue financiado por la OTAN y Occidente para luchar contra el (laico) gobierno sirio de Bashar al-Assad.

Estos grupos radicales implantados han estado sirviendo a varios fines. Occidente los utiliza como cipayos en las guerras que est librando contra sus enemigos, que son los pases que todava se enfrentan a la dominacin absoluta del Imperio en el mundo. Ms tarde, cuando estos ejrcitos extremistas 'acaban totalmente fuera de control' (y siempre lo estarn), podrn servir como espantajos y como justificacin de la "guerra contra el terror" o, como cuando ISIS tom Mosul, como excusa para la renovacin del reenganche de las tropas occidentales en Irak.

Historias sobre los grupos musulmanes radicales han desfilado constantemente por las primeras pginas de los peridicos y revistas, por las pantallas de la televisin, recordando a los lectores lo peligroso que est realmente el mundo ", " la importancia de la participacin occidental " y, en consecuencia, cmo es importante la vigilancia, cun indispensables son las medidas de seguridad, as como los tremendos presupuestos para las guerras de 'defensa' contra tantos estados canallas.

***

De ser una civilizacin pacfica y creativa, que propenda hacia el socialismo, las naciones musulmanas y el propio Islam, se encuentran de repente como descarriladas, engaadas, manipuladas, infiltradas por penetraciones religiosas e ideolgicas extraas, y transformadas por los idelogos y propagandistas occidentales en una 'tremenda amenaza "; transformadas en el culmen y el smbolo del terrorismo y la intolerancia.

La situacin se ha vuelto completamente grotesca, pero la cosa no est para bromas; demasiadas personas han muerto como resultado; muchas cosas se han destruido!

Indonesia es uno de los ejemplos histricos ms llamativos de cmo funcionan realmente estos mecanismos de destruccin de los valores musulmanes progresistas.

En la dcada de los 50 y comienzos de los 60, EE.UU, Australia y Occidente en general, estaban cada vez ms preocupados por la posicin antiimperialista e internacionalista progresista del presidente Sukarno, y por la creciente popularidad del Partido Comunista de Indonesia (PKI). Pero aun ms lo estaban, por el cariz progresista, socialista y moderado del Islam indonesio, que se fue aliando claramente con los ideales comunistas.

Idelogos cristianos anti-comunistas y "planificadores", entre ellos el famoso jesuita Joop Beek, se infiltraron en Indonesia. Crearon organizaciones clandestinas, algunas de ideologa paramilitar, lo que ayud a Occidente a planificar el golpe de Estado de 1965 que cost la vida de entre 1 y 3 millones de personas.

Elaborada en Occidente, la propaganda anti-comunista y anti-intelectual extremadamente eficaz difundida por Joop Beek y sus cohortes, tambin ayud a lavar el cerebro de muchos miembros de grandes organizaciones musulmanas, impulsndolos a unirse a la eliminacin de izquierdistas, inmediatamente despus del golpe. Pocos saban que el Islam, no slo el comunismo, haba sido elegido como el principal objetivo de la quinta columna pro-occidental y cristiana en el interior de Indonesia; ms precisamente, el objetivo era el de tendencia izquierdista, liberal del Islam.

Despus del golpe de 1965, el dictador fascista patrocinado por Occidente, el general Suharto, recurre a Joop Beek como su asesor principal. Tambin se ayud ideolgicamente de "discpulos" de Beek. Econmicamente, el propio rgimen se relacion con magnates de negocios, principalmente cristianos, entre otros, Liem Bian Kie.

En el pas musulmn ms poblado del mundo, Indonesia, los musulmanes fueron dejados de lado, sus partidos polticos 'no fiables', prohibidos durante la dictadura, y tanto la poltica (encubiertamente) como la economa (abiertamente) cayeron bajo el control estricto de la minora pro-occidental cristiana. A da de hoy, esta minora controla una compleja y venenosa red de guerreros anti-comunistas, los crteles y mafias empresariales estrechamente unidas, los medios de comunicacin y educativos, "incluidas escuelas religiosas privadas, as como los propagandistas religiosos corruptos (muchos jugaron un papel importante en la masacre de 1965) y otros colaboradores tanto del rgimen local como del global.

El Islam en Indonesia se ha reducido a una mayora silenciosa, la mayor parte pobres y sin influencia significativa alguna. Slo aparece en los titulares internacionales cuando sus frustrados militantes vestidos de blanco van a destrozar bares, o cuando sus extremistas, muchos relacionados con los muyahidn y la guerra afgano-sovitica, atentan contra clubes nocturnos, hoteles o restaurantes en Bali y Yakarta.

Pero son ellos en realidad los que hacen todo esto?

El ex presidente de Indonesia y clrigo musulmn progresista, Abderramn Wahid (expulsado de su cargo por las lites), me dijo una vez: "Yo s quin vol el Hotel Marriott de Yakarta. No fue un ataque de los islamistas; fueron los servicios secretos de Indonesia, con el fin de justificar su existencia y el presupuesto, y para complacer a Occidente.

***

"Yo dira que el imperialismo occidental no slo es que haya forjado una alianza con estas facciones radicales, simplemente las cre", me dijo en Londres un amigo mo, el lder intelectual musulmn progresista, Ziauddin Sardar.

Y continu: "Tenemos que darnos cuenta de que el colonialismo hizo mucho ms que dao a las naciones y las culturas musulmanas. Jug un papel importante en la represin y la eventual desaparicin del conocimiento y el aprendizaje, del pensamiento y la creatividad, de las culturas musulmanas. El encuentro colonial comenz por apropiarse del conocimiento y el aprendizaje del Islam, que se convirti en la base del 'Renacimiento europeo" y la "Ilustracin" y termin por erradicar este conocimiento y el aprendizaje de las sociedades musulmanas y de su propia historia. Lo hizo tanto mediante la eliminacin fsica -la destruccin y el cierre de las instituciones de enseanza, la prohibicin de ciertos tipos de conocimientos indgenas, matando a pensadores y eruditos locales- como reescribiendo la historia como historia de la civilizacin occidental en el que se subsumen todas las historias secundarias de otra civilizacin".

Desde las esperanzas de los aos de la II Guerra Mundial, hasta la oscuridad total actual, ha mediado un largo y terrible viaje!

El mundo musulmn est herido, humillado y confundido, casi siempre a la defensiva.

Mal comprendido por los extranjeros y muchas veces ni siquiera por su propio pueblo, se ve obligado con frecuencia a confiar en las opiniones occidentales y cristianas del mundo.

Lo que sola hacer a la cultura del Islam tan atractiva - la tolerancia, el aprendizaje, la preocupacin por el bienestar de la gente - ha sido cercenado del reino musulmn, destruido desde el extranjero. Lo que qued fue slo la religin.

Ahora la mayora de los pases musulmanes estn gobernados por dspotas, por camarillas militares o por corruptos. Todos ellos estrechamente vinculados con Occidente, con su sistema e intereses.

Igual que lo hicieron en otras grandes naciones e imperios de Sudamrica y Centroamrica, as como de frica, los invasores y colonizadores occidentales lograron aniquilar totalmente las grandes culturas musulmanas.

Lo que lo reemplaz no fue sino la codicia, la corrupcin y la brutalidad.

Parece como que todo lo que se basa en fundamentos distintos a los cristianos lo est reduciendo a polvo el Imperio. Slo las culturas ms grandes y ms resistentes siguen sobreviviendo.

Cada vez que un pas musulmn intenta volver a su esencia, para vivir a su manera, socialista o de orientacin social - ya sea Irn, Egipto, Indonesia, o mucho ms recientemente, Irak, Libia o Siria -, es feroz y salvajemente reprimido y destruido.

La voluntad de sus pueblos es destrozada sin contemplaciones, y las elecciones democrticamente expresadas son derrocadas.

Durante dcadas, a Palestina se le ha negado la libertad, as como sus derechos humanos bsicos. Tanto Israel como el Imperio escupen sobre su derecho a la libre determinacin. El Pueblo palestino est encerrado en un gueto, humillado y asesinado. La religin es todo lo que a algunos de ellos les queda.

La "primavera rabe" se desvi y termin casi en todas partes, desde Egipto a Bahrein, con los viejos regmenes y con la vuelta al poder de los militares.

Al igual que los africanos, los musulmanes estn pagando un precio terrible por haber nacido en pases ricos en recursos naturales. Pero tambin son tratados brutalmente por tener, junto con China, la civilizacin ms grande en la historia, que eclips todas las culturas de Occidente.

***

El Cristianismo ha saqueado y brutalizado al mundo. El Islam, con sus grandes sultanes como Saladino, se levant contra de los invasores y por la defensa de las grandes ciudades de Alepo y Damasco, El Cairo y Jerusaln. Pero en general, estaba ms interesado en la construccin de una gran civilizacin, que en el saqueo y las guerras.

Ahora casi nadie en Occidente sabe nada de Saladino ni de los grandes logros cientficos, artsticos o sociales del mundo musulmn. Ahora s, todo el mundo est "bien informado" sobre ISIS. Por supuesto que saben del ISIS slo como un 'grupo extremista islmico ", no como una de las principales herramientas occidentales utilizadas para desestabilizar el Oriente Medio.

'Francia est de luto' por la muerte de los periodistas en las oficinas de la revista satrica, Charlie Hebdo (sin duda un crimen terrible!). En toda Europa, es de nuevo el Islam el que est siendo representado como brutal y militante, y no Occidente con su post-Cruzada, con sus doctrinas fundamentalistas cristianas que siguen derrocando y masacrando a todos los gobiernos y sistemas moderados, laicos y progresistas del mundo musulmn, dejando a los musulmanes a merced de fanticos desquiciados.

***

En las ltimas cinco dcadas, alrededor de 10 millones de musulmanes han sido asesinados debido a que sus pases o no se someten al Imperio, o no lo sirven de manera incondicional, o simplemente estaban en el camino. Las vctimas eran indonesios, iraques, argelinos, afganos, paquistanes, iranes, yemenes, sirios, libaneses, egipcios, o ciudadanos de Mal, Somalia, Bahrin y de otros muchos pases.

Occidente cre los ms horribles monstruos, invirti miles de millones de dlares en ellos, los arm, les dio entrenamiento militar avanzado, y luego los dej sueltos.

Los pases que estn produciendo terrorismo, Arabia Saudita y Qatar, son algunos de los ms cercanos aliados de Occidente, y nunca han sido castigados por la exportacin de terror en todo el mundo musulmn.

Grandes movimientos musulmanes sociales como Hezbollah, que participa actualmente en un combate a muerte contra el ISIS, pero que tambin se ofrece para galvanizar el Lbano en su lucha contra la invasin israel, estn en la "lista de terroristas", elaborada por Occidente. Eso explica muchas cosas, si se est dispuesto a prestar atencin.

Visto desde el Medio Oriente, parece que Occidente, al igual que durante las cruzadas, tiene como objetivo la destruccin absoluta de los pases musulmanes y la cultura musulmana.

En cuanto a la religin musulmana, el Imperio slo acepta sus aspectos ms vergonzantes - aquellos que aceptan el capitalismo extremo y la posicin global dominante de Occidente. El nico clich tolerable del Islam es el fabricado por el propio Occidente y por sus aliados en el Golfo, destinado a luchar contra el progreso y la justicia social; el que est devorando a su propio pueblo.

Andre Vltchek es novelista, cineasta y periodista de investigacin. Cubri guerras y conflictos en decenas de pases. El resultado es su ltimo libro: "La lucha contra el imperialismo occidental". 'Pluto' public su dilogo con Noam Chomsky: El Terrorismo Occidental. Su famosa novela poltica Point of No Return ha sido reeditada. Oceana es su libro sobre el imperialismo occidental en el Pacfico Sur. Su provocador libro sobre la poca post-Suharto en Indonesia y el modelo fundamentalista de mercado se llama "Indonesia - El archipilago de miedo". Su documental "Ruanda Gambit" trata de la historia de Ruanda y el saqueo de la RD del Congo. Despus de vivir durante muchos aos en Amrica Latina y Oceana, Vltchek actualmente reside y trabaja en el Este de Asia y frica. Est accesible a travs de su pgina web o su Twitter.

Fuente: http://www.counterpunch.org/2015/01/09/who-should-be-blamed-for-muslim-terrorism/

Traduccin: Red Roja



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter