Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-01-2015

Syriza, principal favorito en elecciones legislativas en Grecia

Antonio Cuesta
Prensa Latina


El principal partido opositor de Grecia, el izquierdista Syriza, se aproxima a las elecciones legislativas del domingo con el aval de todos los sondeos durante la campaa que le presentaron siempre como vencedor. La percepcin mayoritaria en el pas es que la izquierda se impondr a la coalicin de gobierno, integrada por Nueva Democracia (conservadores) y Pasok (socioliberales), como respuesta a las duras polticas de austeridad impuestas durante la legislatura que termina.

Segn la encuesta realizada por Pulse, un 64 por ciento de los votantes piensa que Syriza ganar las elecciones, mientras que solo un 26 por ciento confa en que lo hagan los conservadores. En todo caso, y a medida que se acerca la cita electoral, los sondeos muestran una tendencia favorable a Syriza que poco a poco amplia su ventaja en intencin de voto. En los publicados este jueves, la brecha oscil entre los cuatro y los ocho puntos, y dependiendo del nmero de partidos que finalmente obtengan representacin parlamentaria, la formacin izquierdista podra obtener la mayora absoluta o quedarse a pocos escaos.

Las consultas de opinin coinciden en sealar el nmero de otros partidos que accedern al parlamento unicameral y casi el orden de los mismos, que seran el socialdemcrata To Potami, seguido por el fascista Amanecer Dorado, el Pasok y el Partido Comunista, muy igualados, y finalmente los derechistas Griegos Independientes.

Syriza y su lder, Alexis Tsipras, son el punto de mira de la prensa internacional y contra su programa se desat una campaa de miedo y amenazas, al vaticinar todo tipo de desgracias para los sufridos ciudadanos griegos. Sin embargo, y a diferencia de lo ocurrido en 2012, los votantes parecen ignorar estas intimidaciones hastiados como estn del panorama poltico y de la situacin de postracin en la que se encuentra el pas.

La medida ms polmica es sin duda la reestructuracin de la deuda griega, que para algunos economistas podra ser reducida a la mitad, y la llamada a celebrar una Conferencia Europea que fije una quita a los pases del sur. Syriza sabe que las negociaciones sern duras y con ese fin Tsipras introdujo en su discurso algunas concesiones a los socios europeos, como expres el da 21 en un artculo publicado por el diario econmico Financial Times. El candidato dijo que su partido respetar las reglas fiscales de la Unin Europea y se comprometer con los objetivos del dficit pblico, pero tambin abog por un "nuevo contrato social", que ponga fin a la austeridad para poder garantizar la "estabilidad poltica y la seguridad econmica".

Al mismo tiempo, el programa contempla los "cuatro pilares para la reconstruccin nacional", medidas destinadas a poner fin a la crisis humanitaria que vive el pas, a recuperar la economa, la justicia fiscal y el empleo, y a democratizar en profundidad el sistema poltico.
En palabras de Costas Isijs, responsable del rea internacional de Syriza, "los primeros pasos y las primeras iniciativas del gobierno de la izquierda se encaminarn a recuperar la soberana nacional y popular". Lo cual significar la ya citada negociacin de la deuda y del memorando de prstamo, la elevacin del salario bsico a 751 euros, la reconexin de los cientos de miles de hogares que carecen de electricidad y la restitucin de los convenios colectivos, entre otras cuestiones.

El dirigente tambin seal la responsabilidad del Estado a la hora de ofrecer educacin y sanidad pblica de calidad, erradicar la corrupcin y la injusticia fiscal y "fortalecer la democracia, las instituciones y la sociedad, como antdoto contra el aumento de la xenofobia, el racismo y el fascismo".

Encrucijada para la socialdemocracia


Las cercanas elecciones en Grecia podran suponer el punto final del histrico Movimiento Socialista Panhelnico (Pasok), si su prdida de apoyo popular le imposibilitara formar parte de un gobierno de coalicin, como muestran todas las encuestas. Un resultado marginal en los comicios del prximo domingo sera fatal para un partido que durante tres dcadas represent a la mayor parte de la clase media y de los sectores populares, y que desde el gobierno o en la oposicin marc el ritmo de la vida poltica en Grecia. Sin embargo, desde su llegada por primera vez al poder en 1981, hasta ahora, el partido fue perdiendo el respaldo social, al tiempo que ganaba el de los grupos econmicos ms poderosos del pas.

El punto de inflexin lo marc la irrupcin de la crisis en 2009 y la llegada al gobierno del socialista Yorgos Papandreu, quien fue el responsable de la firma del primer memorando de prstamo a Grecia.

Para el cronista poltico Yanis Jrisoverghis la crisis en su pas afect en los planos econmico, social y poltico, y la victoria de Papandreu se vivi como "la ltima esperanza de regeneracin, y supervivencia, no solo del Pasok sino de todo el sistema poltico instaurado tras la dictadura en 1973".

Sin embargo, la psima gestin del dirigente durante el inicio de su mandato introdujo en Grecia unas draconianas medidas de austeridad, "que erosionaron el apoyo del Pasok, al ser visto como un traidor por parte de la mayora de la poblacin", asegur el analista a Prensa Latina.

Pero, adems, el partido estaba carcomido por la corrupcin, extendida y arraigada tras tres dcadas de alternancia poltica, lo que dio comienzo a un pronunciado declive electoral que llega al da de hoy.

La prdida de votos y de peso poltico en las instituciones ha llevado tambin al partido a los nmeros rojos y a acumular una deuda con los bancos, que en 2013 se situaba entre los 120 y 125 millones de euros.

En la actualidad dos son los partidos que disputan al Pasok su espacio poltico, ambos de nueva creacin, aunque con perfiles ligeramente diferenciados.

To Potami (El Ro), creado poco antes de las elecciones europeas de mayo de 2014, en las cuales obtuvo el 6,6 por ciento de los votos, se presenta como una formacin nueva, progresista y limpia de corrupcin, y se dirige a una clase media-alta, como son los actuales votantes del Pasok.

A su vez, el Movimiento de Socialistas Democrticos (MSD), fundado por Papandreu al inicio de la presente campaa electoral, ha tratado de unir a los antiguos militantes desencantados del Pasok de las clases populares ms golpeadas por la crisis, pero que an tienen miedo a la izquierda tradicional.

To Potami confa en ser la tercera fuerza poltica y no ha mostrado ninguna reticencia hacia las polticas de austeridad; el MSD, por su parte, no cuenta con medios ni tiempo para conseguir la proeza de superar la barrera legal del tres por ciento de los votos que le daran acceso al parlamento.

Pero peor es el panorama para el Pasok, pues de no conseguir el respaldo necesario para integrar un eventual gobierno de coalicin se abrir la puerta a su disolucin, pues como ilustra Jrisoverghis "fuera del poder no es nada, carece de todo apoyo popular y su nico objetivo es servir a las elites".

Antonio Cuesta. Corresponsal de Prensa Latina en Grecia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter