Portada :: Espaa :: Izquierda Unida en el rubicn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-01-2015

IU en la Junta de Andaluca
Reflexiones desde la base

Lucha de Clases


Ante el anuncio de elecciones en Andaluca para el 22 de marzo, es fundamental realizar un sobrio balance del trabajo realizado por la federacin donde militamos ms del 40% de la militancia federal para sacar las mejores conclusiones posibles para IU, el conjunto de la izquierda y la clase trabajadora.

La asamblea andaluza de Diciembre

La Asamblea de Balance de IULV-CA aprob a fines de diciembre pasado por amplia mayora la propuesta del coordinador general, Antonio Mallo, de facultar a la direccin andaluza para convocar el prximo junio un posible referndum sobre la permanencia en el Gobierno andaluz, supeditado a la aprobacin de un paquete legislativo conformado por la Ley Integral de Agricultura, Renta Bsica, Banca Pblica, Mnimos Vitales y de Igualdad y contra la violencia de gnero.

Ahora bien, la decisin de IU en Andaluca de esperar a junio para hacer un referndum sobre el pacto de Gobierno resulta poco sustancial y creble, teniendo en cuenta el grado de incumplimiento del pacto (de las 28 leyes slo 2 han visto la luz del Parlamento) y el rebasamiento continuo de las lneas rojas marcadas por IU, durante estos casi 3 aos de legislatura.

Esta actitud de deseo de dar continuidad a la situacin contrasta con la del aparato del PSOE que en funcin de sus intereses toma de manera decidida la senda de la ruptura, basndose en puros clculos electoralistas ante el avance de Podemos.

El resultado es que, ante el hecho de que el PSOE va a tomar la iniciativa de la ruptura del pacto, perderemos una enorme credibilidad, ya que nuestros dirigentes estn apareciendo como los mximos defensores de la continuidad a pesar de los ataques que ha tenido que sufrir la clase de trabajadora a manos de este gobierno. En realidad, deberamos haber sido nosotros los que hubiramos roto hace bastante tiempo, explicando que la experiencia demuestra que en las actuales condiciones que atraviesa el capitalismo es imposible llevar a cabo una poltica de reformas en favor de los trabajadores, mxime cuando el socio de gobierno no est dispuesto a ofrecer una verdadera oposicin a las polticas de austeridad derivadas de la situacin de crisis y de las polticas de la derecha en el gobierno central. Asimismo, deberamos aprovechar para pedir el apoyo del conjunto de la poblacin para contar con el suficiente apoyo para crear un autntico dique contra las medidas de austeridad y pasar a la ofensiva basndonos en la creciente movilizacin social.

Corrupcin

El acuerdo de la Asamblea regional de diciembre inclua la creacin de una comisin de investigacin en la cmara andaluza sobre "toda la corrupcin" en Andaluca, en concreto, sobre el fraude en las ayudas a las formacin, el caso Fitonovo y las ramificaciones en Andaluca de los casos Brcenas y Grtel.

Para demostrar nuestro afn anticorrupcin, nuestro coordinador regional, el compaero Mallo afirm en Diciembre que gracias a IULV-CA tambin ha habido ms de 3.000 intervenciones en el Parlamento sobre esta materia. Pero lo trabajadores de a pie no son conscientes de esto, lo que es un reflejo de que buena parte de nuestros dirigentes viven crecientemente en la irrealidad si creen que esto va a ser valorado por los trabajadores. Es un hecho que no apuntamos hacia los mximos responsables de la Junta en la nica Comisin que finaliz sus trabajos en Noviembre de 2012, y son los hechos los que dejan huella en la retina y neuronas de la gente. Sobre la comisin de investigacin que ha propuesto el PP sobre el fraude en los cursos de empleo, hemos votado en el Parlamente varias veces en contra en el ltimo ao. Estos son tambin hechos.

En IU, hemos invocado en decenas de reuniones internas a las empresas pblicas fantasmas en las que el PSOE tiene a todo tipo de enchufados, pero ah siguen, suponiendo una sangra de dinero pblico para empresas que se caracterizan por tener ms jefes que indios. Segn la Cmara de Cuentas, unas 28.000 personas tienen nmina en los entes instrumentales, que nosotros llamamos administracin paralela, con centenares y miles de enchufados.

Hay que reaccionar frente a una situacin donde en las prximas semanas y meses puede darse una carambola penosa para nosotros: que sea una jueza reaccionaria, como la Sra. Alaya, la que demuestre vnculos legales de corrupcin, entre los anteriores mximos representantes de la Junta, cosa que estaba clara para todo militante consciente de IU, polticamente hablando, antes del pacto. Es decir, parece que desde hace aos la Junta estaba tratando de repartir dinero a los sindicatos para evitar la contundencia de conflictos sociales como el de Delphi. Pero esa no es nuestra poltica. Ni creemos que fuese la de Marcelino Camacho en CCOO.

Presupuestos para el 2015

En lo que respecta a los presupuestos de este ao, a pesar de las elecciones, el ajuste contina. Nos vamos, de nuevo, a cifras por debajo de los 30.000 millones de (29.6196 millones de ). La inversin se reduce un 13,2%, mientras que la dotacin para internacionalizacin de las empresas sube un 24% hasta los 1.393 millones de crdito pblico para beneficio de los empresarios ms poderosos.

Mientras, a da de hoy, no hay ms que hablar con los empleados de los colegios, institutos u hospitales para saber que la privatizacin (externalizacin) avanza en los servicios pblicos. Unos 175 altos cargos que conforman parte de la Alta Direccin cobran salarios que suponen varias decenas de millones de euros, segn denunciaron los compaeros de IU POR LAS BASES.

Los representantes de los trabajadores tambin hablan bien claro sobre los recortes en las ltimas semanas, no hay ms que visitar sus pginas web. El SATSE explica cmo la memoria anual de 2013 de la Agencia Sanitaria deja en evidencia datos relevantes como la prdida de empleo, el aumento de las urgencias o la disminucin de la actividad quirrgica programada. Pese a la evidencia, el Sindicato de Enfermera denuncia un intento de maquillar los datos sumando a la plantilla presupuestaria a los eventuales con contratos parciales.

En la educacin andaluza faltan 500 monitores, segn CCOO, en infantil y primaria. CCOO tambin denuncia en su web para el 2015 un recorte del 12% en los gastos de funcionamiento de los centros de estudio, que se vienen a sumar al recorte del 20% de los dos ejercicios anteriores. Nada de esto nos dijeron en la Asamblea de Diciembre, lo que es otro nuevo engao a la militancia. Simplemente, constatamos que ya ha habido muchos: este va a ser el ltimo presupuesto que aprobamos, haremos un Referndum a mediados de la legislatura...

Otras leves reformas que prometimos desde hace aos languidecen en la lista de cola que marca el PSOE a su conveniencia y, tal como van los derroteros polticos, los trabajadores no van a percibir nada en concreto de ellas en la presente legislatura. As, tenemos el Banco de tierras, la banca pblica, la renta bsica, la reforma de la ley electoral o la puesta en marcha de iniciativas fiscales contra grandes superficies.

Insistimos: son intentos de leves medidas reformistas, las mismas que haca antes el PSOE cuando haba dinero. No aportamos nada nuevo en este escenario. Es ms, algunas de estas medidas se pudieron concretar en el pasado. Por ejemplo, cuando hace aos la Junta plante fusionar las cajas andaluzas y la direccin de IU en Crdoba, aliada a los obispos de Crdoba, torpede a travs de Cajasur el proyecto. Y decimos Hubiera cambiado algo esencial de la realidad andaluza dicha caja andaluza que no cambiaron las anteriores? ... Pues tampoco cambiar nada, en el futuro, si alguna vez llega a haber alguna caja andaluza, que parte de 0 activos y quien debiera dotarla de ellos es una comunidad que en 4 aos dobl su endeudamiento, crecientemente desindustrializada y que, merced a ello, no va a tener crdito alguno en el mercado interbancario. Esa es la verdad, lo otro es seguir engaando a la gente.

Abundando en el asunto de la deuda, todos nos congratulamos del mejor comportamiento del endeudamiento y sus intereses, lo que hace caer el gasto financiero un 14,1% en los presentes presupuestos, pero hay que recordar que los intereses estn histricamente bajos y van a tender a subir. Por ejemplo, tras la probable (y querida) prxima victoria del Syriza en Grecia.

Si comparamos la deuda en Andaluca en el tercer trimestre de 2014 con la del mismo trimestre de 2013 vemos que la deuda anual se ha incrementado en 5.634 millones de euros (un incremento del 22,7%), segn los datos recopilados por Europa Press. La deuda pblica andaluza alcanza los 27.654 millones, el 19,4% del PIB andaluz, S, menor que la catalana o de otras comunidades. Pero, en los ltimos aos, ha disminuido crecientemente el diferencial que nos separaba, y nuestra direccin, en los hechos, no defiende desconocer su pago, estamos pagndolos en el gobierno quitndoselo a los trabajadores, como as plantean los dirigentes del PSOE. [1]

Promesas electorales y realidad

Escuchando a algunos compaeros con responsabilidades en la direccin en la reunin de diciembre uno entiende por qu vamos descendiendo en el apoyo popular. Mientras algunos compaeros reaccionan quejndose de la gente, o apelando a la conocidsima labor del grupo parlamentario... Esa reunin nos pareci un enroque de la direccin para apuntalar la labor de gobierno con el PSOE, en la que todo estaba decidido de antemano, en un contexto en el que destacados compaeros como Diego Caamero anuncian desgraciadamente su marcha anticipada de IU.

Como en dicha reunin, constantemente, nuestras reuniones, campaas y manifiestos estn plagados de un lenguaje grandilocuente que no refleja la realidad de la calle, y no reflexionamos suficientemente sobre ello. A la gente le gusta llamar al pan, pan; y al vino, vino.

A pesar de nuestro pomposo acuerdo con la direccin del PSOE que anunciaba el cambio de modelo tecnolgico, esta Junta ha incumplido los compromisos con los trabajadores tras los cierres de Delphi en Puerto Real, y la liquidacin de Santana Motor y el engao consiguiente a los trabajadores (que lucharon esforzadamente por un futuro para sus comarcas, no lo olvidemos: en luchas dirigidas por activistas de nuestra organizacin!), lo que ha tenido efectos perversos en dichas comarcas, con abucheos constantes hacia IU en repetidas ocasiones.

Se uni a esto el cierre de Isofotn en Mlaga, la nica fbrica de paneles solares en Espaa, en un pas que importa casi un 80% de la energa que consume. Por cierto, en la asamblea de IU de Mlaga capital donde se eligi el ltimo Consejo Municipal fue rechazada por poco ms del 55% de los presentes, a iniciativa de nuestro portavoz parlamentario, el compaero Castro, una resolucin que peda la nacionalizacin de Isofotn, abocada al cierre, a pesar de las decenas de millones de euros de subvenciones de la Junta recibidas.

Ofrecimos a los andaluces ser un baluarte contra la derecha y contra las polticas de derechas, y a las primeras de cambio aceptamos un ajuste "por imperativo legal", negndonos as la posibilidad de dirigir la indignacin de los trabajadores contra las polticas de la burguesa. Ya en las manifestaciones de la Huelga de enseanza del 22 de mayo, en el 2012, hubo abucheos hacia IU en ms de una capital de provincia. Igual sucedi posteriormente en otras ciudades, y no solo cuando hay elecciones, o cuando est presente el compaero Valderas No hemos valorado suficientemente esta desvergenza, pero a la hora de aceptar las prcticas socialdemcratas con el PSOE hemos ido demasiado lejos en nuestro furor institucionalista: ya, en la ltima Huelga General, el compaero Castro asegur que los consejeros y cargos intermedios de IULV-CA en la Junta no deberan verse obligados a participar en los piquetes. Si acaso, permanecer en contacto, "podrn echarnos una mano, pero en los piquetes no deben estar", es una decisin individual... No solo nosotros desairamos a los trabajadores, Tambin recibimos desaires de nuestro socio de gobierno, que no tienen consecuencias, lo que es interpretado por mucha gente como un deseo irrefrenable de agarrarse al cargo, sea como sea. Recordemos la polmica con Las Corralas, o el bofetn pblico ahora mismo con la visita del compaero Valderas al Shara, ante el cual el compaero, y cn l toda la direccin andaluza, baja la mirada.

La oposicin al pacto

Nuestra direccin saca pecho porque su poltica ha sido crecientemente ratificada por las bases a nivel regional. En primer lugar, en Andaluca, los trabajadores en general aceptan que la alternativa del PP es mucho peor. Pero en este apoyo no hay una gran ilusin, lo que es fcilmente constatable por las endebles cifras de afiliados, que preocupan enormemente al conjunto de la militancia consciente. El auge, en otro sentido, de PODEMOS, demuestra que hay que estar seriamente preocupados: es verdad que en muchos pueblos, el fenmeno PODEMOS entronca con personajes pintorescos, pero no es el caso en las capitales o ncleos periurbanos donde se desarrollaron la PAH, Marea Verde u otros movimientos sociales.

En su momento, IU POR LA BASE, no fue alternativa para la actual direccin, por la forma de presentar sus planteamientos, que no fue la adecuada, fundamentalmente a causa de la posicin defendida por los compaeros del CUT del compaero Snchez Gordillo. Los dirigentes del CUT nunca dejaron de agitar con la posibilidad de una escisin si no se cambiaba de poltica, tomaron la iniciativa de realizar pactos contra natura con la direccin de Izquierda Abierta, empezando por presentar conjuntamente un documento para la ltima Asamblea regional. Izquierda Abierta opt finalmente por pactar puestos en la direccin con la lista mayoritaria. El papel jugado por el CUT (e Izquierda por la Base) oscil para el militante medio entre el oportunismo y la falta de coherencia, lo que en parte explica el bajo porcentaje final de apoyo cosechado.

Posteriormente, despus de la eclosin del fenmeno PODEMOS y el surgimiento de las plataformas GANEMOS, en diferentes localidades el aparato de nuestra organizacin, choc con la mayor parte de los movimientos sociales en localidades importantes como Crdoba o Mlaga, lo que se ha saldado respectivamente con la dimisin de nuestro coordinador local y 5 compaeros ms del Consejo local en el primer caso, y de una de nuestras concejalas (en los cargos internos en IU) en el segundo caso.

Nada de esto se abord en Diciembre pasado, ocultando de hecho una situacin en la que la atmsfera de crisis campea en ciudades importantes de nuestra regin, ante la incapacidad de saber trabajar entre los nuevos movimientos sociales. De hecho, cualquier militante asiste mayormente compungido y atenazado ante las pualadas que salen pblicamente sin ningn rubor, en Andaluca y fuera de Andaluca: seguimos en Extremadura apoyando al PP (donde nos derrumbamos electoralmente), se torpedea la candidatura de Tania Snchez en Madrid; a nuestro ya ex-Secretario de Organizacin federal le arreglan la casa los albailes municipales de Fuenlabrada, donde cogobernamos con el PSOE, a travs de su compaera sentimental...

No se trata ya de tener el don de la oportunidad poltica, del cual ya carecen altas responsabilidades en nuestra organizacin, en su afn de seguir manteniendo el aparato de liberados que nos da el permanecer en la Junta. No, queremos hacer un balance riguroso de nuestra labor, y ser autocrticos con lo que algunos hemos hecho equivocadamente, por eso hay que ser claros.

Qu poltica hacer

En primer lugar, se trata de denunciar la clara tendencia socialdemcrata que anida en la mayora de nuestra direccin, que privilegia una poltica en las instituciones. Queremos hacernos fuertes en la calle, siendo los abanderados de todas las luchas de la clase trabajadora y luchando contra cualquier clase de recorte, venga de donde venga.

Cuando los grandes capitalistas no pagan de forma efectiva en el Impuesto de Sociedades ni el 10% (deberan de pagar el 30% de sus beneficios), debido a la poltica de los Aznar-Zapatero-Grin-Susana Daz de reduccin de impuestos a las grandes fortunas cmo nos van a pedir que recortemos?

Somos los trabajadores quines creamos toda la riqueza, tenemos que recortarles a ellos Eso deben decir nuestros representantes! No debemos aceptar ni un euro de recortes, ni en la Junta ni en ningn ayuntamiento. Algunos compaeros dirn. entonces inhabilitarn a nuestros representantes como cargos pblicos Que lo hagan! Respondemos nosotros Para qu estamos en poltica? En muy poco tiempo, el PP puede y debe salir del poder: esa es la perspectiva por la que debemos batallar, ese es el deseo primero que tiene ahora la mayora de la clase trabajadora en primer lugar. Ya nos rehabilitarn legalmente. Pero, en primer lugar, debemos lograr la rehabilitacin poltica de los elementos ms avanzados que han brotado a al lucha en los ltimos aos que, hoy por hoy, en su gran mayora, no marchan con nosotros.

Uno de los pecados ms importantes que ha cometido la direccin andaluza es coger a decenas y decenas (la cifras, vergonzosamente, no las conocemos) de los pocos cuadros existentes que hay en las provincias y mandarlos a los despachos que han ocupado durante casi 35 aos los burcratas del PSOE, entre toneladas de informes y papeles de una gestin procapitalista con la que nada tenamos que ver, que ha realizado la direccin del PSOE, para enredarlos y castrarlos polticamente Que buena jugada lograron Grin y Susana Daz! Que mal para los trabajadores y para IU!.

Como explicaron bien otros compaeros, no slo Snchez Gordillo, sino Julio Anguita o Alberto Garzn en su momento, debamos debamos haber votado al PSOE para la presidencia de la Junta y, haber pasado luego a la oposicin para tener las manos libres. Hubiramos demostrado una actitud consecuente. Hubiramos cortado el avance del PP y cedido el testigo de la responsabilidad de gobernar al PSOE (que no nos han dado todava los electores), lo cual hubiera sido ms coherente y apreciado.

Desgraciadamente, esta opcin no se nos ofreci a las bases, en la consulta interna de Abril de 2012 sobre el pacto, que solo permita optar entre pactar con el PSOE, bien sea mediante un gobierno de coalicin o un pacto de legislatura, o bien rechazar todo acuerdo y dejar pasar al PP.

El crecimiento de Syriza y de otras opciones en Europa a la izquierda de la socialdemocracia (Podemos tambin, con todas sus limitaciones) demuestra que, siendo visualizados como portadores de una poltica radical, rechazando CUALQUIER compromiso con los recortes y construyendo una organizacin con un slido trabajo de base en sindicatos, movimientos sociales, pueblos y barrios; es decir, orientndonos hacia nuestra clase como lo hacan los militantes de base y activistas del PCE o del PT en los aos 70, podramos haber sido el polo de referencia de la lucha contra la austeridad y la poltica criminal de la Troika.

Si queremos recibir el apoyo en el Estado Espaol que est teniendo el Syriza, y aspirar a jugar el papel histrico para el que nos hemos preparado tanto tiempo y por el que hemos hecho tantos sacrificios, IU no puede aceptar ser el socio menor de la socialdemocracia ni corresponsabilizarse y justificar sus polticas. IU tiene que ser un baluarte contra estas polticas, vengan del PP o del PSOE, y tiene que organizar y educar a las capas ms avanzadas de la clase trabajadora para los acontecimientos que estn por venir con una perspectiva de luchar por la transformacin socialista de la sociedad.

Necesitamos construir IU en los tajos, en las universidades, en las empresas; necesitamos ofrecer una propuesta seria contra el capitalismo a los miles de jvenes que han despertado a la poltica desde aos, y que se vieron forzados a orientarse a PODEMOS ante la falta de direccin a que se enfrentaron por parte nuestra o por los escndalos recurrentes en nuestra organizacin. Si no, por qu la indignacin no se ha canalizado en nuestra organizacin?

Conclusin

Por todo esto tenemos que pasar a la ofensiva y abandonar ya la triste actitud de implorar la continuidad del gobierno. No confiamos en absoluto que la actual direccin vaya a ser la protagonista de este cambio.

Las lneas rojas del pacto pasaban por no recortar en educacin y sanidad, por no privatizar servicios y por no despedir a trabajadores pblicos. A lo largo de estos aos el Gobierno andaluz ha recortado en educacin y sanidad, ha despedido a maestros y enfermeras, ha permitido la privatizacin de determinados servicios por la puerta de atrs, la de la externalizacin. Es decir, se ha efectuado, no ya una limitadsima poltica reformista, sino que, con todas las palabras, tenemos que decir que se ha practicado una poltica social-liberal: los trabajadores han perdido ms de lo que han ganado con este gobierno.

Es por eso que hace falta un autntico debate colectivo en la organizacin, que ponga orden desde un punto de vista inequvocamente de clase y de izquierdas a nivel federal, no solo andaluz. Si no, nos aguarda el desastre. Todava estamos a tiempo de evitarlo.

PLANTEAMOS, COMO ASAMBLEA, DECLARAR:

1. VALORAMOS NEGATIVAMENTE LA EXPERIENCIA DE GOBIERNO CON EL PSOE, QUE NOS HA OBLIGADO A APROBAR PRESUPUESTOS CON DUROS ATAQUES A LA CLASE TRABAJADORA.

2. MOSTRAMOS NUESTRO DESACUERDO CON LA ACTITUD DE LA DIRECCIN ANTE EL ANUNCIO DE RUPTURA POR PARTE DEL PSOE.

Dejamos claro que, ante la grave situacin en Andaluca, en Madrid... pedimos una salida por la izquierda, una Asamblea Federal extraordinaria que entregue el poder a los nuevos valores que por la izquierda, y coherentemente, con una clara poltica anticapitalista, pueden salvar a la organizacin, empezando por el compaero Alberto Garzn. No queda otra, hay que elegir ya: o una IU que est en la calle con los trabajadores o una mera copia en sucio del PSOE.

Nota:

[1] A finales del 2011, la deuda era de 14.314 millones de euros. A finales de 2012, era de 20.544 millones. A finales de 2013 era de 23.898 millones. En el tercer trimestre de 2014 se alcanz la cifra de 27.654 millones de euros (http://www.datosmacro.com/)

Fuente: http://luchadeclases.org/estado-espanol/izquierda-unida/2060-2015-01-26-06-29-07.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter