Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2005

En respuesta a un texto sobre Cuba de Javier Mestre
El Quijote torea detrs de la barrera

Miguel Gonzlez-Carbajal Pascual
Rebelin


Hablamos de los intelectuales de la izquierda europea que con inefable candor a miles de kilmetros de distancia de distancia predican las extraordinarias recetas que convertiran lo bueno en lo sublime, sin caer en lo ridculo.Nuestro fiel amigo, Javier Mestre, con el ms limpio espritu quijotesco, no lo dudo, en su artculo de Rebelin titulado Ancdotas y reflexiones para defender la Revolucin no solo por sus logros, cita una fbula sobre Gotama, el Buda en versin libre de Manel Franquesa, subdirector de LA VERITAT, diario renacentista de Castelldefels (Catalunya), que le viene como anillo al dedo. Me refiero al segmento final que reza: Pero tampoco nosotros, tenemos mucho que decir.

 

Confo que nuestro sincero amigo, sepa interpretar mis palabras sobre todo las que faltan sin la animadversin que puede generar la disidencia en los espritus poco elevados y simples.

El enjundioso artculo de referencia, despus merecidas loas al proceso revolucionario cubano que no podan faltar e innumerables ancdotas que pudo recoger el periodista durante su grata estancia en nuestro pas, en escuetos renglones, con el inconfundible empaque de las declaraciones magistrales desvela parte de su esencia:

De hecho, muchos de los problemas de Cuba tienen que ver con el empeo de su Gobierno en sostener un sistema econmico que tiene como prioridad la generalizacin de una vida digna para todos, toditos, todos los cubanos y cubanas sin distincin. En el contexto econmico mundial, eso es algo terriblemente ineficiente, insostenible,

O sea, que el compaero Javier Mestre acaba de decirnos con el total desenfado obviemos el tono un tanto jocoso del toditos, al fin y al cabo, Jos Mart, en su monumental ensayo Nuestra Amrica dej bien claro hace muchos aos que La Repblica se levanta con todos o muere la Repblica, que nicamente puede encontrar races en la gran amistad que nos profesa y al espritu eminentemente constructivo que lo inspira que : muchos de los problemas de Cuba tienen que ver con el empeo de su Gobierno en sostener un sistema econmico

Tal falacia en la que ingenuamente ha cado nuestro noble y culto amigo que, dicho sea de paso, emplea con envidiable destreza los ms preciados recursos periodsticos en el trabajo que nos ocupa, acreditndose como un articulista de primera lnea, hace que me decepcione. Indudablemente ha cado en una trampa: la de empearse l junto a muchos otros idelogos e intelectuales de vaya usted a saber cuntos puntos cardinales: sur, norte, centro o derecha en decir que el Gobierno en nuestro pas, con una incompresible tozudez, se obstina en imponer un modelo econmico al pueblo cubano. No se ofenda, si acometo ahora la evanglica tarea de adoctrinarlo un poco en cuestiones polticas elementales despus de todo, usted se regode en hacerlo con las cinco o seis compaeras de la farmacia todas sentadas sin hacer nada en la trastienda, las que parece no hicieron gala de una slida formacin ideolgica, recuerde que El pueblo que habita en la Cuba socialista no es lo unnime que quisiramos, pero al menos le espetaron aquello de que: desde que tenemos los acuerdos con China, ya no hay ningn problema con los medicamentos., ya que despus de todo para qu andarse con anlisis autocrticos ante un periodista extranjero que ellas no conocen y que quin sabe que intenciones tiene?. El pueblo de Cuba es el que se empea en defender su revolucin y su sistema social porque le proporciona libertad, igualdad en la medida de lo posible en las situaciones actuales, educacin, niveles elevados de salud, derecho al trabajo y una distribucin equitativa de los recursos naturales del pas; su gobierno no es corrupto, no hay mendigos en las calles y todo lo dems que usted sabe y que en la mejor parte de su artculo expone brillantemente. Espero que sepa disculpar mi insistencia en el catecismo revolucionario cuando le digo que en Cuba en lo que se trata de de defender el Socialismo, el Pueblo y el Gobierno son una misma cosa y as ha quedado plasmado para siempre en el orden jurdico y legislativo mediante las disposiciones correspondientes de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que haciendo un ejercicio soberano, acaso eso usted lo sabe bien prcticamente nico en el mundo por la condicin democrtica de nuestro sistema de gobierno. Querido amigo, solo le pido un pice ms de su paciencia, porque ya estoy a punto de concluir la infausta tarea de emprender el adoctrinamiento de un comunista convencido y leal a todos los cubanos, pero son aspectos capitales para poder entender, aunque sea en algo, la situacin cubana de la actualidad. Lo nico que es algo terriblemente ineficiente, insostenible, es el propio contexto econmico mundial como usted lo califica. Yo sugerira el apelativo de orden econmico internacional. Eso ha sido suficientemente fundamentado por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro y el Presidente Hugo Chvez y en ello hacen nfasis prcticamente en todos sus discursos. La humanidad est en un grave peligro, y su propia supervivencia como especie usted debera saberlo; lo riesgos de contaminacin atmosfrica y de agotamiento de sus recursos energticos naturales son un peligro real, causado por ese orden econmico internacional, que pende sobre el gnero humano. Es por eso que hay que transformarlo en vez del sistema econmico cubano; y porque es injusto y cruel. Ese es un deber no solo imperativo y necesario, sino imprescindible e impostergable porque se trata de un problema de vida o muerte, no solo para los pases del Tercer Mundo, sino para todos los habitantes del Planeta. Y es a ese orden econmico al que usted pretende que nos integremos so pena de perecer en el naufragio de la economa del pas?. Querido compaero: Usted no ha odo hablar del ALBA?, por si acaso desentrao, para usted, los enigmas de esa abreviatura: significa, Alternativa Bolivariana para las Amricas. A ese s que nos vamos a integrar y, de hecho, los primeros pasos han tenido mucho xito. Le recuerdo que son Venezuela y Cuba los pases que alcanzarn, de acuerdo a todas las expectativas de los expertos, el mayor crecimiento econmico en Latinoamrica. La cifra registrada en nuestro pas de aproximadamente un 7% de crecimiento en el primer semestre de este ao, as lo demuestra. Es que todo estos datos son sobradamente conocidos y han sido divulgados convenientemente por nuestros medios de difusin! Cmo un avezado reportero no puede percatarse de estas cosas y comete estos burdos deslices?

Caramba amigo Mestre! usted me asombra. Ese s que fue un verdadero lapsus, no el que usted respira entre la generacin heroica que derrot a EEUU y Batista y que an dirige en gran medida la Revolucin, y sus nietos, los jvenes nacidos y criados en la Cuba socialista. Acaso, si en lugar de respirar hubiera utilizado otros sentidos, que los seres humanos tenemos ms desarrollados, como son la vista y el odo, hubiera podido apreciar el apoyo irrestricto, enftico y apasionado de la juventud cubana y de todo nuestro pueblo a Fidel, a la Revolucin y al Socialismo que se expres durante las ms recientes Marchas Combatientes. No me tome a mal, compaero Mestre, slo trato de proporcionarle algunos argumentos para que pueda continuar, como hasta ahora, su indeclinable, benefactora y honesta obra en defensa de la Revolucin Cubana.

Refirindose a los jvenes nacidos y criados en la Cuba Socialista, nos aconseja doctamente el amigo Mestre: stos necesitan un mayor protagonismo, sentir que tienen mucho ms que decir en los procesos de planificacin revolucionaria. Sin duda, ser escuchado, sentirse dirigente, protagonista, fortalece el nimo y la capacidad de lucha y sacrificio. Una disquisicin sobre los diferentes modelos de democracia y de participacin gubernativa nos llevara mucho tiempo, y adems, no lo necesitamos porque el compaero Mestre nos muestra en su artculo que tiene muy claras las ideas en cuanto a la colosal mentira que encierran los modelos supuestamente democrticos como los de su pas. Amigo, lo nico que puedo decirle es que el sistema cubano es el ms democrtico y participativo del mundo, el Partido Comunista de Cuba no elige los candidatos a delegados a la Asamblea General del Poder Popular, es el pueblo, entre los que figuran los jvenes. En las esferas ms altas de direccin del pas figuran destacadamente, compaeros que pueden ser incluidos en la categora de los jvenes nacidos y criados en la Cuba Socialista, Amigo mo, dejemos esto.

Lo que me resta es sugerirle que medite profundamente sobre lo que le digo, en vez de sentirse ofendido. Sus condiciones revolucionarias le permitirn entonces comprender, que quizs se ha formado ciertas opiniones un tanto a la ligera, con demasiada rapidez. Eso suele ocurrir; por una rara coincidencia del destino nos sucede con cierta frecuencia cuando algunos extranjeros visitan el pas quince o veinte das, otros un mes o dos meses; algunos lo visitan durante aos, con su cmara fotogrfica a cuestas igual que usted, y poco a poco van sufriendo la imperceptible metamorfosis que los lleva, de turistas simpticos y curiosos a entendidos en la materia. En los corrillos de sus pases, madrileos por poner un ejemplo, comienzan a ganarse el mote de expertos en asuntos cubanos; hasta ah todo va bien. Pero llega un da en que no pueden sustraerse al influjo misterioso de blandir una pluma, sin calcular las responsabilidades que ello conlleva, y acto seguido despus de desplegar varios anlisis a la ligera por no decir poco originales, manidos y gastados con el acre olor gorbachoviano de la Glasnost acometen ufanos la erudita tarea de recetar soluciones a todos los problemas. Todo ello dicho sea de paso, con la mejor intencin del mundo de esa, s, de la que est empedrado el camino del infierno.

Por eso admiro tanto a un estudioso del pas chino, que despus de permanecer durante ms de veinte aos en China, profundizando en las ms complejas cuestiones polticas, econmicas, culturales y sociales; el da de su despedida, convoc al cuerpo diplomtico acreditado en esa nacin y despus de autografiar a cada uno de ellos un ejemplar de un libro que contena los resultados y las conclusiones de ms de dos dcadas de intenso trabajo, les entreg a todos un enorme volumen cuyas pginas estaban en blanco, mientras les deca: esto es lo que yo s de este gran pas!.

Texto relacionado:

 

Hablamos de los problemas de la vida en la isla revolucionaria
Ancdotas y reflexiones para defender la Revolucin no slo por sus logros
Javier Mestre (20-08-2005)

 




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter