Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2015

El francotirador repite los antiguos papeles racistas
Hollywood mata rabes: la pelcula

Khaled A. Beydoun y Abed Ayoub
Al Jazeera

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El arte y la propaganda tienen una relacin ntima. Particularmente en EE.UU. en la actualidad, donde las pelculas de guerra representan un gnero sagrado que muestra ntimamente a estadounidenses comunes y corrientes extrados de la mundana clase media de EE.UU. y colocados entre los peligros de un campo de batalla extranjero donde se convierten en hroes de proporciones histricas.

La edicin ms reciente de este gnero, American Sniper [El francotirador], se centra en Irak. La cinta dirigida por Clint Eastwoood contiene todas las caractersticas esenciales del gnero blico: el soldado protagonista tratado como personaje principal, el paradigma del bien contra el mal y la ilustracin de este comoimplacablemente maligno, amenazante y empecinado en la destruccin de todo lo puro y civilizado.

El francotirador no desilusiona y presenta esa daina dicotoma reforzada con los frvolos tpicos sobre losiraques y musulmanes que atraen masas de espectadores. Tantos que la pelcula estableci un rcord de taquilla durante su primer fin de semana, que continuar mientras la pelcula se prolonga en su segunda semana.

Debatiendo sobre el arte

El cine es un arte, una expresin creativa no debera restringirse legalmente. Sin embargo, el arte tiene el potencial de incitar, particularmente cuando los malvados en un xito de taquilla son rotundamente configurados, maliciosamente desvirtuados y presentados como los incorregibles oponentes de EE.UU. y de su hroe con su fusil.

En El francotirador, los iraques no son ms que forraje y enemigos a quienes Chris Kyle abate implacablemente a tiros para imponer un parastico patriotismo hacia el que un amplio sector de EE.UU. no solo siente atraccin, sino que adems se compromete a perpetuarlo.

Todos los iraques en la pelcula son presuntos culpables. Y por lo tanto merecedores de la deformada justicia que Kyle est ms que dispuesto a imponer una y otra vez.

Mientras las familiares imposturas en la pantalla son dainas, la violenta reaccin racista inspirada por El francotirador evidencia que la cinta equipa a los promotores del odio cada vez con ms municin.

Y los objetivos son rabes y musulmanes, cabezas de trapo y cualquiera que se parezca a las caricaturas iraques en El francotirador.

El francotirador es mucho ms que un estudio de carcter. El principal protagonista, Chris Kyle, es un estadounidense comn y corriente, que personifica a conciencia el extremo desdn por los musulmanes, que es endmico y se intensifica en el EE.UU. actual. Adems, Kyle ve su estada en Irak como una oportunidad de vengar los ataques terroristas del 11-S, reduciendo el patriotismo a una vendetta sangrienta contra un populacho totalmente desconectado y disociado de ese ataque.

Estudio caricaturesco?

Esas ideas, y la visin del mundo del que surgen, no son solo las de Kyle. Ms bien, mediante el posicionamiento del protagonista como un arquetipo, Kyle representa una posicin basada en una grandiosa perspectiva, adoptada por un sustancial segmento de la poblacin de EE.UU. Adems, esos puntos de vista no se representan a travs de un personaje trgico o un nihilista, sino de un hroe, vestido de combate, con un gorro de bisbol e interpretado por una estrella de Hollywood y rompedor de corazones, Bradley Cooper, quien considera su matanza indiscriminada de 255 despreciables malvados salvajes una cruzada poltica y espiritual.

A travs de la mirada distorsionada de Kyle, el espectador tambin ve a los iraques como objetivos. Sea una madre cubierta por un velo, un joven muchacho o el ficticio rival Mustaf, la inquietante encarnacin del mal que tiene como objetivo el fin de Kyle y de todo lo que representa.

Como arte y propaganda, El francotirador contina la tradicin del gnero del cine blico. Pero, dentro del contexto de la considerable intolerancia antirabe y antimusulmana en EE.UU., la pelcula recuerda otra cinta pica crticamente aclamada pero racista, El nacimiento de una nacin de DW Griffith, que, como paralelo de la dicotoma en El francotirador, convirti en personajes destacados a los miembros del Ku Klux Klan mediante deplorables representaciones de estadounidenses negros. Subsiguientemente, llama a los espectadores a tomar las armas contra los malvados.

Como numerosas pelculas anteriores, El francotirador refunde a los iraques con rabes y musulmanes, al-Qaida y yihadistas.

Para Kyle y Eastwood, las distinciones sin irrelevantes. Volviendo a desplegar antiguas imgenes orientalistas, los iraques de la pelcula aparecen, pobremente estructurados, como enemigos de los divinos demcratas y por lo tanto hay que acribillarlos metdicamentepor el bien de Dios y la patria. Una creencia que, en el EE.UU. actual, es mucho ms realidad que ficcin.

Despus del estreno de la cinta, el Comit Estadounidense rabe contra la Discriminacin (ADC) emiti una informacin a la comunidad y advirti de un significativo aumento de la violenta retrica del odio a las comunidades rabes y musulmanas estadounidenses.

La informacin se public como reaccin a la significativa cantidad de mensajes violentos contra los estadounidenses rabes y musulmanes despus del estreno de la cinta El francotirador. Muchas de las amenazas se hicieron a travs de los medios sociales.

Reaccin violenta

Las amenazas propugnan el asesinato de estadounidenses rabes y musulmanes. Una llega a decir: Excelente maldita pelcula y ahora realmente quiero matar a unos malditos cabezas de trapo. En otra amenaza, ahora eliminada, el usuario de Twitter Dex Harmon escribi: El francotirador hizo que me entrasen ganas de ir a matar a algunos malditos rabes, seguido por emoticones de tres pistolas.

La incitacin al odio y ese tipo de amenazas no se deben ignorar. En su lugar, deben servir de seal de advertencia. Los discursos y la retrica de incitacin al odio solo se seguirn sumando a la cultura de violencia, que llevar a ms incidentes y ms ataques. Particularmente dentro de un contexto ya maduro de odio antirabe e islamofobia.

Las estadsticas reunidas por ADC, as como por el Centro Legal sobre la Pobreza del Sur, muestran que hubo un aumento del 50%de crmenes de odio contra rabes, musulmanes y los percibidos como rabes o musulmanes en EE.UU. El aumento est correlacionado con el comienzo de la controversia de la Mezquita Zona Cero, que seguramente se intensificar con la reaccin interior y global contra rabes y musulmanes despus del ataque a Charlie Hebdo.

Porque mientras existan la imaginera negativa y el odio permisible contra rabes y musulmanes, los miembros de las respectivas comunidades seguirn viviendo en un estado de constante temor de que podran ser la prxima vctima de un crimen de odio. El precedente existe y la historia nos ha mostrado que a medida que la retrica empeora, la cultura de la imputacin colateral y la perspectiva de violencia aumentan.

El francotirador es arte. Pero tambin es municin. El derecho a la expresin creativa debera ser atemperado por la responsabilidad. De otra manera la pelcula solo realiza lo que coloc a su personaje central en el centro de la atencin pblica, ataques indiscriminados contra rabes y musulmanes simplemente por serlo.

Lo que, esperamos queno sea el objetivo de la pelcula.

Khaled A Beydoun es profesor asistente de derecho en la Escuela de Derecho Dwayne O. Andreas en la Universidad Barry. Es oriundo de Detroit.

Abed Ayoub es director legal del Comit Estadounidense rabe contra la discriminacin en Washington DC, y es oriundo de Detroit.

Fuente: http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2015/01/american-sniper-hollywood-iraq-201512552746382833.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter