Portada :: Chile :: Lecciones de la rebelin estudiantil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2015

Academia chilena: Los vnculos empresariales y la mercantilizacin de la educacin

Alfredo Seguel
Mapuexpress


Desde hace unos aos en Chile, activamente, se viene sosteniendo desde los movimientos sociales un proceso transformador tendiente a exigir el cumplimiento de los derechos humanos como es la educacin, hecho que se ha simplificado como mensaje y propsito de que sea: Pblica, gratuita, de calidad, descolonizada, intercultural, con un sistema democratizado o participativo y sin lucro.

En el presente, los costos del sistema universitario en Chile para optar a una carrera profesional e incluso tcnica, continan siendo absolutamente desproporcionados, mercantilizados, de consumo y de enormes gastos a las familias, muchas de las cuales entran a una enfermiza forma de endeudamientos que dura gran parte de sus vidas.

Es escandalosa la realidad que se vive con respecto a las posibilidades de acceder a la educacin en comparacin a muchos otros pases donde el acceso es gratuito, libre y con universidades que obedecen a un sistema ms justo y de un conocimiento positivo para la construccin de mejores sociedades.

Considerando el nivel de ingresos que reciben las universidades pblicas en el presente (que en estricto rigor son privadas), es de suponer cierto nivel de autonoma para su actuar y de un importante rol y compromiso social, sin embargo, las universidades pblicas en Chile son reproductoras de las formas del estado, es decir, capitalistas neoliberales, patriarcales, coloniales y tambin, racistas, que obedecen a un centralismo que es controlado por intereses de ciertos grupos econmicos ideologizados.

Se ha sealado que la Responsabilidad Social de las universidades se debe presentar como un desafo en las academias, dado que este concepto implica que los centros de educacin superior se comprometen no slo a formar buenos profesionales, sino tambin personas sensibles a los problemas de los dems en lo social, en lo colectivo, comprometidas con el desarrollo de su pas, la democracia, el respeto al medio ambiente y enfrentar la inclusin social de los ms vulnerables ante las enormes brechas de desigualdad.

La buena teora seala que se podra plantear una universidad comprometida, independiente, plural, abierta e integradora, vinculada a lo local, pero sin dejar de dimensionar lo global, que contribuya al bien comn colectivo, a la diversidad, desde la plena responsabilidad de servicio. Esa teora muestra que las universidades son motores de la economa del conocimiento, pero estn al servicio de los objetivos humanos y culturales de la sociedad.

Sin embargo hemos visto que este rol social en las universidades en Chile son aspectos marginales, sin incidencia, sin prctica. Son el patio trasero de los campus donde el compromiso por el bien comn, el bien colectivo, el inters de las mayoras, son solo retricas y eufemismos para la lnea rectora de las academias y que chocan ante una enorme muralla de estructuras rgidas, levantadas por la visin del individualismo, los egos, el cmulo insaciable del capital para los poderosos y la reproduccin de las desigualdades y las discriminaciones causadas por el neoliberalismo y el neocolonialismo.

Universidades Pblicas y Empresas

Hoy, es realmente perturbador, antitico, contra toda moral, ver el nivel de sumisin y complicidad de universidades pblicas con grandes empresas en Chile, de multimillonarios que tienen miles y miles de millones de dlares a su haber, que han transgredido derechos, que controlan buena parte de la prensa chilena y la libertad de expresin y quienes, ni siquiera son capaces de restituir mnimamente los daos causados a habitantes locales donde se desarrollan sus actividades y a la naturaleza, por el contrario, sus aportes van condicionados para seguir fortaleciendo sus modelos depredadores y sobre explotadores.

Ejemplos sobre esto hay muchos con relacin al rol de las universidades: Investigacin, ciencia, docencia, estudios a favor de industrias forestales, de celulosa, agro-industria, pesca industrial, pisciculturas, minera, hidroelctricas, donde existen numerosas prcticas que atentan contra las economas locales, la agricultura, la soberana alimentaria, el turismo, atentan a la vida rural causando xodos, y causan a la postre, enormes repercusiones en la vida urbana.

Adems de diversos procesos de formacin e investigacin en la academia que estn directamente relacionados con los intereses de estos sectores empresariales, por otro lado, las universidades reciben aportes directos de estas empresas que sin lugar a dudas hace cuestionar sus autonomas. Casos como la Pontfice Universidad Catlica de Chile que recibe aportes de empresas como Celulosa y Forestal Arauco y Copec, vinculados al grupo Angelini; o la transnacional BHP Billiton a travs de Minera Escondida; Minera Los Pelambres del grupo Luksic. En la Universidad de Chile una situacin muy similar, quien adems de recibir miles de millones de aportes de empresas de ese corte, tambin gener polmica, por ejemplo, que en abril del 2011 se construy un edificio para la Facultad de Ciencias Forestales y Conservacin de la Naturaleza (FCFCN) con aportes de Forestal Arauco. Por su parte, en la Universidad de Concepcin, adems de Arauco, se agrega CMPC del grupo Matte en sus aportes, entre otros. En la Universidad de la Frontera, como ejemplo, estn aportes de Enersis y la transnacional de transgnicos Syngenta.

Ciper Chile realiz un estudio que public en 2011 sobre donaciones recibidas por universidades de sectores empresariales del 2007 a dicho ao, con informacin oficial del Ministerio de Educacin y que da cuenta de esta realidad

Transformacin

Falta entonces generar una discusin profunda sobre el rol de las academias, sobre su verdadero compromiso social, para sacar de la marginalidad la conciencia por los bienes comunes y colectivos, cuyos temas son llevados adelante por minoras acadmicos/as e investigadores/as, pero que ojal se conviertan en aportes gravitantes en las visiones y misiones de vida de las universidades, donde hayan prcticas y objetivos reales que contribuyan a desenlazar otras formas de desarrollo, economas y servicio.

Falta entonces descolonizar estas escuelas que deben contribuir a la justicia, al buen vivir y al respeto de las diversidades y los derechos en estos territorios, para que realmente sean universidades y de conocimiento y no una mera empresa mercantil o fabricas de consumo descartable como en su generalidad han venido siendo hasta ahora.

Falta seguir construyendo universidad desde afuera, para que la academia sea un aporte y no la determinacin y validacin de procesos que socialmente deben ser libres.

www.mapuexpress.org/2015/01/23/academia-chilena-los-vinculos-empresariales-en-universidades-y-la-mercantilizacion-de-la#sthash.fFhf1Zqe.dpuf


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter