Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2015

Enfrentar al imperialismo anulando la deuda externa

Eduardo Paz Rada
Rebelin



La decisin de los pases miembros de la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU) de elegir a Bolivia en la presidencia del Comit de Reestructuracin de la Deuda Soberana significa para el gobierno del presidente Evo Morales Ayma una oportunidad para ratificar las posturas antiimperialistas, anticoloniales y de solidaridad con los pueblos y pases oprimidos del mundo que sufren la violencia y la consecuencias del un sistema de administracin de la deuda externa que se ha convertido en uno de los mecanismos ms oprobiosos de sometimiento y explotacin del capitalismo en el mundo moderno.

El sistema imperialista, fundado en la ampliacin mundial del manejo de capitales comerciales y financieros como parte de la lgica del lucro y la acumulacin capitalista, ha utilizado la presin de la deuda externa sobre los pueblos y los trabajadores para controlar no solamente los recursos econmicos o las riquezas naturales estratgicas, sino para implementar un ordenamiento poltico internacional basado en la dominacin de los Estados, en unos casos, y en la amenaza con la violencia de la guerra y la intervencin, en otros.

La historia de Amrica Latina y el Caribe est plagada de experiencias al respecto. Desde el tributo colonial pagado por los pueblos indgenas, campesinos y mestizos a los imperios europeos, hasta los compromisos de pagos durante el periodo de la Guerra de la Independencia, las invasiones y bombardeos como en Venezuela a principios del siglo XX o la desestabilizacin de gobiernos en Per o Bolivia a fines siglo XX, entre otros muchos casos en el mundo. En 1984, Fidel Castro manifest que la deuda externa de nuestros pases no solamente es injusta, sino que es impagable. Con el argumento del pago de la deuda externa las transnacionales impulsaron el neoliberalismo para despojar a los pases de sus recursos mineros, petroleros y sus empresas estratgicas.

En estos aos del siglo XXI, con la profunda crisis capitalista europea que tiene su origen en la burbuja financiera y el reordenamiento geopoltico mundial, el mecanismo de la deuda externa sirve para que las poderosas corporaciones transnacionales de la banca y las finanzas como la Banca Rothschild, Morgan, Chasse Manhatann, el Grupo Bildelberg y otros descarguen el peso de la responsabilidad sobre los Estados, los trabajadores y las mayoras marginadas, que son cada da ms pobres y miserables.

Los lmites a los que se ha llegado con la deuda en el presente siglo son tremendos. Ah estn los golpes de estado blandos en los pases de la periferia dentro de la Unin Europea, los fondos buitre que atacan econmicamente a la Argentina, las agresiones econmicas y financieras a Brasil, Ecuador o Rusia, las presiones de austeridad sobre los gobiernos de Francia, Alemania e Inglaterra contra Grecia, Espaa, Portugal o Irlanda, ni que decir de los condicionamientos a los pases coloniales y semicoloniales ms dbiles en todas las regiones del planeta. Bajo la falacia del trmino deuda soberana, utilizado por la ONU, se encuentra la red del poder mundial de la banca y las finanzas, del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) para mantener su control hegemnico.

La oportunidad de Bolivia, en alianza con Amrica Latina y el Caribe y con los pases miembros del G-77 ms China 133 pases--, est en generar una agenda mundial clara y agresiva contra el carcter especulativo de la deuda externa mediante la impugnacin de la legalidad de la deuda de nuestros pases y de las tasas de inters, la realizacin de auditoras e investigaciones sobre sus efectos sociales y humanos, la identificacin de los parasos fiscales que encubren los ilcitos supermillonarios, y la denuncia del sistema financiero manejado por las potencias y las transnacionales.

Esto significa respaldar las iniciativas que se han desarrollado, desde los pueblos y algunos Estados, de impulsar la suspensin de pagos o la anulacin de la deuda externa por inhumana, injusta, ilegitima e ilegal, generando una nueva geopoltica econmica, fundada en el derecho a la existencia digna y soberana de los pueblos, a la autodeterminacin y a la formacin de Fondos Financieros propios de cada regin. En el caso de Amrica Latina ser la constitucin de la Unidad Financiera, Comercial y Econmica en el marco de la integracin de la Patria Grande.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter