Portada :: N. Chomsky
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2015

Entrevista a Noam Chomsky, lingista y filsofo
Syriza y Podemos son la reaccin al asalto neoliberal que aplasta a la periferia

Miguel Mora
Ctxt


Ha cado la nevada del siglo en Boston, el termmetro marca 15 bajo cero, los autobuses no circulan y los coches patinan. A las once de la maana, como un clavo, el profesor emrito Noam Chomsky, lingista y filsofo, de 86 aos, est ya en la brecha, dando una entrevista a un periodista francs en su despacho del departamento de Lingstica del Massachussets Institute of Technology (MIT).

Estamos en el legendario Stata Center, construido por Frank Gehry en acero y ladrillo. La facultad de Ciencias de la Informacin, Inteligencia e Informtica est abarrotada de estudiantes, con abrumadora mayora asitica. En la octava planta, junto a un ascensor, la guarida de Chomsky y sus secuaces huele a caf recin hecho, y se respira calma y camaradera.

En un despacho contiguo al de Chomsky est el nonagenario Morris Halle, un barbudo diminuto de ojos vivos, con la chaqueta llena de migas y pinta de haber compartido vodka y revoluciones con Bakunin. The New Yorker ha comparado a la pareja de lingistas con Dante y Virgilio, con Sherlock Holmes y Watson. Halle, un lingista egregio, fue quien llev a Chomsky al MIT en 1955, cuando nadie se atreva a contratar a aquel joven judo, brillante y airado recin doctorado en Harvard. En 1968, los dos escribieron a cuatro manos el libro ms importante de la historia de la Lingstica, The Sound Pattern of English, que hizo por la fonologa el estudio del sonido de las palabras- lo que Chomsky haba hecho antes a los 29 aos- por la sintaxis: le dio forma y la convirti en una ciencia.

Otro personaje clave en la vida de Chomsky es su secretaria, Bev Stohl, una mujer encantadora que en un aparte bromea sobre los venerables maestros: Ah los tienes, entre los dos suman ms de 200 aos. El despacho de Chomsky, forrado de libros sobre anarqua, guerra, historia y lingstica, es luminoso y amplio, y est presidido por dos grandes fotos de Bertrand Russell, dolo y referencia del pensador ateo y pacifista. Chomsky sale a recibir al segundo entrevistador del da con gesto afable y sonriente. Se nota enseguida que ha perdido energa y odo y que tiene la voz queda. Pero escucharlo sigue siendo toda una experiencia: tras abrazar todas las causas justas y perdidas, el viejo azote del imperialismo yanqui sigue siendo un Quijote incurable y un analista implacable. Guarda memoria prodigiosa de fechas, hechos, libros y discursos, no pierde el hilo en ningn momento y mantiene la cabeza clara, gil y potente.

Adems de dar sus clases, escribir sus artculos y atender a sus alumnos, Chomsky imparte conferencias all donde le invitan tengo la agenda llena hasta 2016, dice- y contesta personalmente a las docenas de mensajes y cartas que recibe cada da. Segn su secretaria, el hombre no dice nunca que no, simplemente no sabe. La prueba llega al final de los 45 minutos de entrevista, cuando el periodista le invita a ser presidente de honor del comit editorial de CTXT. Chomsky responde: Bueno, no participo en comits Pero si es honorario, podra!.

-Se le ve sonriente. Todava encuentra razones para ser optimista?

-Bueno, algunas hay. Aunque no faltan tampoco para ser pesimista. La Humanidad tendr que decidir, y no a largo plazo, si quiere sobrevivir u olvidar dos enormes e inminentes amenazas: una es las catstrofes medioambientales, la otra es la guerra nuclear. El Boletn de los Cientficos Atmicos, que ha sido el principal monitor de cuestiones nucleares y estratgicas durante muchos aos, publica un famoso reloj del Juicio Final. Determina la distancia a la que las manecillas del reloj deberan estar de la medianoche. Y acaban de adelantarlo a tres minutos del final. Es lo ms cerca que hemos estado desde la Crisis de los Misiles de Cuba. La amenaza nuclear sigue aumentando; siempre ha sido significativa, y es casi un milagro que escapramos de ella. En este momento, EEUU est dedicando un billn de dlares a modernizar y poner al da su arsenal nuclear. El Tratado de No Proliferacin Nuclear nos obliga a comprometernos a eliminar estas armas, a mostrar signos de querer eliminarlas. No hay nada de eso. Rusia sigue su carrera, y algunas potencias menores tambin.

-Pero casi nadie habla de ello.

-No se habla mucho, salvo algunos analistas estratgicos, expertos econmicos y otra gente preocupada por estas cuestiones. Pero hay amenazas muy serias. Una es el conflicto en Ucrania. Uno confa en que las potencias se frenarn, pero viendo los antecedentes no es en absoluto seguro. Slo un ejemplo: a principios de los aos 80, la Administracin Reagan decidi sondear las defensas rusas. As que simularon ataques por tierra y aire, incluyendo armas nucleares. No dijeron a los rusos lo que estaban haciendo porque queran provocar no un simulacro sino una alerta real. Fue un momento de extrema tensin. Reagan acababa de anunciar iniciativas estratgicas de defensa como la guerra de las galaxias, pero los analistas de ambos bandos lo interpretaron como un arma de primer ataque. No es un misil defensivo, si en algn momento llega a funcionar, sino una garanta para lanzar el primer ataque. Ahora, conforme los archivos rusos se han ido haciendo pblicos, la Inteligencia de EEUU ha reconocido que la amenaza fue extremadamente seria. De hecho, un informe reciente asegura que casi estalla la guerra.

-As que estamos vivos de milagro.

-Vuelvo a su pregunta inicial Optimismo? Es siempre la misma historia. Siempre, no importa cmo juzgues lo que est pasando en el mundo, tienes, bsicamente, dos opciones. Puedes decidir ser pesimista, decir que no hay esperanza y abandonar todo esfuerzo, en cuyo caso contribuyes a asegurar que suceda lo peor. O puedes agarrarte a cualquier esperanza siempre hay alguna e intentar hacer lo que puedas y quizs as seas capaz de evitar un desastre, o incluso, de abrir el camino a un mundo mejor.

-Usted cambi la lingstica cuando tena 29 aos, y luego intent cambiar el mundo. Todava sigue en ello. Imagino que lo segundo ha sido ms duro que lo primero. Ha valido la pena?

-Cambiar la lingstica tambin fue bastante duro! Tiene un poco de ciencia, aspectos de filosofa contempornea Creo que he estado en el lado adecuado, aunque formo parte de una pequea minora.

-Y dira que el balance ha sido positivo?

-Ha habido xitos, no slo mos, sino de la oposicin popular a la violencia, a la guerra, a la desigualdad. El movimiento por los derechos civiles en el que yo no fui una figura de referencia pero estuve involucrado, como tantos otros, consigui objetivos significativos, aunque no todos los que persegua, ni mucho menos. Si hacemos caso a la retrica oficial, la lucha de Martin Luther King acaba en 1963 con su famoso discurso Yo tengo un sueo, que condujo a la legislacin de los derechos civiles y a una mejora significativa de los derechos de voto y de otros derechos en el Sur. Pero King no se detuvo en ese punto. Continu luchando contra el racismo del Norte, y tambin intent generar un movimiento por los pobres, no slo negros, sino los pobres en general. King fue asesinado en Memphis (Tennessee) mientras apoyaba una huelga de funcionarios. Luego, su mujer, su viuda, lider la Marcha por el Sur, por todas las zonas donde haba habido disturbios, lleg a Washington y mont una acampada, Resurrection City. Aquel era el Congreso ms liberal de la historia: les permitieron quedarse un tiempo, y luego mandaron a la polica de noche, destruyeron el campamento y desalojaron a todo el mundo. Ese fue el final del movimiento para atajar la pobreza. Hoy sabemos que gran parte del problema no ha sido erradicado.

-Europa vive tambin el periodo ms sombro de los ltimos 50 aos.

-Ha habido mejoras importantes, pero toparon con una barrera. Y esa barrera empeor con el asalto neoliberal contra la poblacin mundial, que empez a finales de los aos 70 y despeg con Reagan y Thatcher. Europa es hoy una de las mayores vctimas de esas polticas econmicas de locos, que suman austeridad a la recesin. Incluso el FMI dice que ya no tienen sentido. Pero s tienen sentido desde un punto de vista: estn desmantelando el Estado del Bienestar, debilitando a los trabajadores para aumentar el poder de los ricos y los privilegiados. Visto as, es todo un xito; el resultado es destruir las sociedades, pero eso es una especie de pie de pgina que no tienes en cuenta si ests sentado en las oficinas del Bundesbank.

-La sociedad ha empezado a moverse. Cree que cambiarn las cosas?

-Hay una resistencia muy significativa contra el asalto neoliberal. La ms importante se da en Sudamrica, es espectacular. Durante 500 aos, Sudamrica sufri la dominacin de las potencias imperiales occidentales, la ltima de ellas, EEUU. Pero en los ltimos 10 o 15 aos ha empezado a romper con eso. Esto tiene mucha relevancia. Latinoamrica fue uno de los socios ms leales de los consensos de Washington, de las polticas oficiales.

-El patio trasero

-Pero ha dejado de serlo; no del todo, pero por primera vez en medio milenio, los pases se estn moviendo hacia la integracin, que es un requisito para la independencia. Estuvieron separados en el pasado, estn empezando a unirse. El smbolo de esto es que EEUU ha perdido sus bases militares en Amrica Latina, la ltima se cerr en Ecuador. Y otra ilustracin llamativa es lo que est pasando en las conferencias continentales. En la ltima, que se celebr en Colombia, no pudieron realizar una declaracin conjunta. El motivo es que hubo dos pases que se opusieron: EEUU y Canad. Esto era inimaginable en el pasado.

-Guantnamo sigue ah. Cree que Cuba intentar recuperar la base en las conversaciones de La Habana?

-Estoy seguro de que lo intentarn, pero dudo que EEUU acepte.

-He ledo un artculo suyo reciente en el que deca que Obama es un liberal conservador, un republicano moderado, y que la de Nixon fue la Administracin ms izquierdista de la historia.

-Nixon era un buen tipo; hoy los estndares han cambiado. Ahora Nixon parece un izquierdista, y Eisenhower un radical incendiario. Eisenhower, al fin y al cabo, dijo que aquel que calificara de locura la legislacin del New Deal no poda formar parte del sistema poltico americano. Ahora, todo eso ha desaparecido.

-Obama no es de izquierdas?

-El trmino izquierda en EEUU se utiliza ahora para los moderados de centro, porque el espectro se ha movido. Un viejo chiste deca que EEUU es un Estado de un solo partido (el Partido de los Negocios) con dos facciones (Demcratas y Republicanos); era bastante acertado. Ahora ya no sirve. Sigue siendo un pas de un solo partido, pero slo hay una faccin: los republicanos moderados. se es el nico partido operativo. Se llaman demcratas, pero son similares a lo que solan ser los republicanos moderados. El otro partido, el de los republicanos, se ha salido de ese marco. Ha abandonado cualquier pretensin de ser un partido parlamentario. Y lo ha reconocido. Uno de los lderes de opinin conservadores ms respetados, Norman Ornstein, ha descrito a los republicanos como una insurgencia radical que ha abandonado todo deseo de participar en la poltica parlamentaria.

-Hacia dnde van los neocons?

-El partido se ha movilizado para alcanzar dos objetivos: uno, destruir el pas y que parezca culpa de los demcratas, de manera que ellos puedan volver a gobernar. Su otro objetivo es simplemente servir al rico y al poderoso. Pero como no puedes hacer de esto un programa poltico, han hecho una cosa razonable: han movilizado a grandes sectores de la poblacin que siempre haban estado ah pero no se haban organizado como fuerza poltica. Uno de estos colectivos es el de los cristianos evanglicos, que forman una parte enorme de la poblacin. Y ah tienes al nuevo responsable del Comit Medioambiental del Senado, James Inhofe, que afirma: Es arrogante decir que los humanos pueden hacer cualquier cosa contra la voluntad de Dios, como el cambio climtico. Esto es antediluviano No puedes ni llamarlo Edad de Piedra, las tribus primitivas tenan ms criterio. Pero esta es la esencia de la base republicana, extremista y cristiana evanglica. El otro sector movilizado es la gente aterrorizada. La sociedad de Estados Unidos es ahora muy mestiza, pero la poblacin blanca se est convirtiendo en minora. De forma que hay un gran sector de la poblacin, y un grupo de polticos, que dice: Nos estn robando el pas. Es una forma de decir que hay demasiados rostros oscuros. Hispanos, sobre todo.

-Y musulmanes?

-Tambin, pero los hispanos son ahora la principal fuente de miedo.

-El mito nacional funciona siempre contra la invasin de pueblos inferiores.

-Y as sigue. Puede que no tenga una base histrica o biolgica, pero est en la conciencia colectiva. Y ahora estamos en el punto en el que nuestra herencia mitolgica anglosajona no slo se ve amenazada, sino desbordada por esos extranjeros que se estn apoderando de nuestro pas. Todo esto es parte de lo que el ex Partido Republicano -tengo que llamarlo ex- ha movilizado como base de esa poltica que roza el delirio

-Europa lleva un camino parecido

-Es delirante la forma en que la Troika est tomando decisiones en Europa. Se puede calificar de delirante si se tienen en cuenta las consecuencias humanas, pero desde el punto de vista de los que disean la poltica no es delirante, a ellos les va estupendamente. Son ms ricos y poderosos que nunca, y estn acabando con el enemigo, que es la poblacin en general.

-Aki Kaurismki, el cineasta finlands, lo llama capitalismo sdico.

-Es que el capitalismo es intrnsecamente sdico; de hecho, Adam Smith reconoci que cuando se le da rienda suelta y queda liberado de ataduras externas, su naturaleza sdica se manifiesta porque es intrnsecamente salvaje. Qu es el capitalismo? Maximizar tus beneficios a expensas del resto del mundo. Un famoso premio Nobel de Economa, James M. Buchanan, dijo una vez que el ideal de todo ser humano es ser el amo y que el resto del mundo sea su esclavo. Desde el punto de vista de la economa neoclsica, por qu no, se es el ideal.

-Un mundo sin derechos ni responsabilidades?

-Un mundo sin reglas en el que los poderosos hacen lo que quieren. Y, donde, milagrosamente, todo sale a la perfeccin. Es interesante comprobar cmo Adam Smith plante esto en la famosa expresin mano invisible, que tanto se usa ahora. () Ahora vemos que, cuando el capital carece de cortapisas, particularmente los mercados financieros, todo salta por los aires. A eso es a lo que se est enfrentando hoy Europa.

-Sorprendentemente, 25 aos despus de la cada del Muro de Berln, Syriza, un partido de izquierdas, ha ganado unas elecciones en Europa. Es como si las polticas de la Troika hubieran resucitado al enemigo

-Yo no lo veo as Por la sencilla razn de que hay muchos mitos acerca del enemigo. Rusia estaba ms alejada del socialismo de lo que lo est hoy Estados Unidos; la revolucin bolchevique fue un gran fracaso para el socialismo, provoc una tirana autocrtica en la que los trabajadores eran eso que Lenin llam un ejrcito proletario bajo el control de un lder que no tena nada que ver con el socialismo.

-Syriza no es entonces el pndulo de la Historia volviendo atrs?

-Para los patrones actuales, Syriza es un partido de izquierdas, pero no lo es por su programa. Es un partido anti-neoliberal. No exigen que los trabajadores controlen la industria

-No, claro, no son revolucionarios.

-Ni socialistas tradicionales Y esto no es una crtica, creo que es positivo. Y lo mismo pasa con Podemos: son partidos que se levantan contra el asalto neoliberal que est estrangulando y destrozando a los pases perifricos.

-Hablemos sobre la prensa. Usted ha criticado duramente a The New York Times y The New Yorker en sendos artculos recientes. La decadencia de los peridicos tradicionales tiene que ver con su cercana al poder o, como aseguran los editores, es culpa de Internet?

-Escribo sobre The New York Times y The New Yorker porque lo que me interesa es ese tipo de lmite liberal. Prefiero que otros denuncien a la Fox, que es una broma. Lo interesante son los peridicos intelectuales, porque establecen el lmite externo de la crtica aceptable. Son una especie de guardianes. Dicen: Puedes llegar hasta aqu, pero no ms all. Y lo hacen por un inters particular. Desde un punto de vista doctrinal no creo que hayan cambiado, protegen las estructuras del Estado desde hace mucho. El derrocamiento de la democracia en Guatemala recibi un gran respaldo de los medios; el del sistema parlamentario iran en 1953 fue enormemente respaldado; la Guerra de Vietnam, igual, gran apoyo todo el tiempo. De hecho, la nica crtica que se ha hecho a la Guerra de Vietnam hasta el momento es que fue un fracaso. Cuando a Obama se le consideraba un gran hroe moral porque se opuso a la invasin de Iraq, qu dijo la prensa? Dijo que esa guerra haba sido un error garrafal, claro, porque no sali bien. Si hubiera salido bien, habra sido perfecta

-Guardianes del poder, pero no de la democracia?

-La prensa vive un grave declive, pero creo que bsicamente se debe al funcionamiento de los mercados publicitarios. Los grandes medios son grandes empresas, y viven esencialmente de la publicidad; ahora sus fuentes de capital se estn dispersando, y estn en declive. Si cogemos, por ejemplo, The Boston Globe, era un buen peridico, uno de los mejores del pas, pero ahora no tiene noticias independientes en absoluto, funciona con agencias, apenas tiene corresponsales. Lo mismo est ocurriendo en el resto del pas. No se trata de una actitud doctrinal, creo que est relacionado con el funcionamiento de la sociedad de mercado: si no ganas suficiente dinero, caes.

-Y no le parece raro que esos medios sigan defendiendo el modelo que les ha llevado a la ruina?

-Desde un punto de vista doctrinal, sencillamente, de una forma abrumadora, no slo en los Estados Unidos, los medios defienden al poder. En Estados Unidos ese poder son los negocios y el Estado. Aunque hay excepciones. The Wall Street Journal, el principal peridico econmico, publica muy buenas historias de delitos empresariales. Por suerte, no estamos en un Estado fascista.

Fuente: http://ctxt.es/es/20150205/politica/286/%E2%80%9CSyriza-y-Podemos-son-la-reacci%C3%B3n-al-asalto-neoliberal-que-aplasta-a-la-periferia%E2%80%9D-Internacional.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter