Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-02-2015

Plan griego para una troika nerviosa

Pablo Jofre Leal
Rebelin


El Gobierno de Syriza en Grecia ha lanzado el denominado Plan Salnica, que ha puesto quisquilloso a los dueos de Europa impulsando 11 medidas que tienen ms de sentido comn y solidaridad con el dbil que de medidas revolucionarias o que pongan en peligro a la fortaleza europea.

Esos dueos que es hablar de la troika, en lenguaje llano un grupo de decisin formado por el Banco Central Europeo, la Comisin Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) vociferan a los cuatro vientos que Grecia debe ceirse a la estabilidad emanada de los tecncratas de Bruselas so pena de terminar saliendo de la buclica, ensoadora pero injusta arquitectura poltica-econmica denominada Unin Europea.

El Primer Ministro Griego, Alexis Tsipras, flamante ganador de las elecciones de enero pasado lanz el Plan Salnica contra la pobreza y la exclusin. Dos conceptos que en el ltimo lustro se han enseoreado del pas helnico, tras las medidas draconianas impuesta por el Eje Berln-Paris. Esto, a travs de sus exigencias de ajustes fiscales, recorte en los gastos sociales, precarizacin del empleo y pauperizacin social, para conseguir el dinero que el Banco Central Europeo deba prestarle a Grecia, que en un juego de Birlibirloque volver a entregrselo al mismo Banco. Un acto de magia considerado irracional, injusto y violatorio para los derechos de millones de griegos.

Tsipras habla de un plan destinado a atajar la emergencia humanitaria que vive Grecia. No ha sostenido que dar marcha a un proceso de revolucin o de desmarque de la Unin Europea, menos an solicitar 130 mil millones de Euros al BCE como lo hicieron sus antecesores para salvar a los mismos que condujeron a Grecia a su actual Estado. Tsipras habla de modestos 2 mil millones de euros, para hacer frente a la emergencia social. Dinero que se pretende recaudar con una lucha ms eficiente contra la evasin fiscal y nuevos impuestos para las rentas ms altas. Nada del otro mundo pero que ya ha significado duros ataques frente a lo que los privilegiados de siempre consideran hoy medidas populistas.

11 pualadas al corazn de la troika

Once medidas encaminadas a dar comida, luz, techo y sanidad a 300 mil hogares. Una nueva moratoria de los desahucios en viviendas de valores menores a los 200 mil euros. Aumento del salario mnimo desde los 586 euros a los 751. Todo ello acompaado de una reforma laboral para generar condiciones laborales dignas a la poblacin menor de 25 aos cuyos ndices de desempleo alcanzan el 50%

Como punto cuatro el ejecutivo griego determin que usar el transporte pblico no puede ser tan malo para los altos cargos gubernamentales, si millones de griegos lo hacen, por tanto disminuir a la mitad los 7.500 autos oficiales. Se reduce tambin el nmero de escoltas y el 30% del personal de la sede de gobierno, sumndose la venta de uno de los tres aviones con que cuenta el ejecutivo helnico. Se defini tambin el volver a contratar a 3.500 funcionarios que haban sido despedidos en anteriores administraciones. Igualmente se reabrir el Canal de televisin Pblico, cerrado por el Gobierno de Antoni Samars el ao 2013. De esa forma, segn Tsipras reparar el crimen contra el pueblo griego y la democracia.

La medida nmero siete, considerada en gran parte de las culturas, un nmero de buena suerte va encaminada a detener las privatizaciones, quedando prohibido vender bienes nacionales para pagar deudas. Ello implica revisar la venta de 70 islas que tenan como objetivo reducir el dficit pblico. Revocar la venta del Puerto del Pireo a capitales chinos, como tambin no vender su participacin estatal en la principal generadora de electricidad de Grecia. Tsipras anunci que no privatizar las redes y la infraestructura del pas que "son nuestro capital nacional, la riqueza natural y mineral". El primer ministro no escondi su inters por captar la inversin extranjera y todas aquellas inversiones que generen empleo, siempre que favorezcan el inters pblico.

Tsipras y sus medidas revolucionarias, aquellas que causan tanto escozor en los altos cargos de la Unin Europea, decidi restaurar el sistema sanitario universal y gratuito en una sociedad donde el 35% de la poblacin no tena acceso a la salud ya sea por no tener cobertura tras un ao de desempleo o por no pagar las cotizaciones para un sistema sanitario privado que se haba impuesto sobre el tradicional modelo sanitario griego. En momentos que Europa vive una ola de islamofobia, de incremento de los partidos xenfobos, el Gobierno de Tsipras, a contracorriente, defini que todo hijo de inmigrantes nacidos en Grecia tendrn derecho a la nacionalidad griega, que seguramente le traer alguna dificultad con su socio de Gobierno el ANEL, partido de Derecha nacionalistas Griegos independientes. Pero, ah est la medida y la voluntad de Syriza de llevarlo adelante, que para eso tiene mayora en el Parlamento.

En el plano de las pensiones, capital fresco y siempre recurrente para las medidas de ajuste del modelo neoliberal y que afectan las futuras jubilaciones de millones de personas, Tsipras decidi subir las pensiones que ser financiado con los ingresos derivados de la explotacin de las riquezas naturales. Finalmente, el Gobierno de Tsipras, para generar an ms desazn en la troika, que ve con alarma como estas medidas radicales pueden tener un efecto de contagio en Espaa, Italia, Portugal e Irlanda, donde se viven situaciones de crisis econmicas y sociales, ha decidido luchar contra la evasin fiscal que lleg a cifras del 60% - mediante la decisin de que paguen los que ms tienen. Los tramos de la declaracin de la renta sern modificados para que aquellas personas con ingresos menores a 12.000 euros anuales no tengan que pagar este impuesto, al mismo tiempo que aumentan los controles de los grandes depsitos. De igual forma, Syriza ha anunciado la eliminacin del impuesto sobre las primeras vivienda, una medida que vendr acompaada por la creacin de un nuevo impuesto sobre las grandes propiedades

Tsipras ha decidido acometer 11 medidas que devuelvan algo de dignidad a una sociedad que estaba en el suelo, sometida a los dictados de la troika, con altsimos ndices de desempleo, con el aumento de los ndices de marginalidad y pobreza urbana. Con procesos de privatizacin que quitaban la riqueza conseguida tras decenas de aos de esfuerzo social. Hoy Syriza y sus medidas han puesto en la mesa europea dos vas: una a saber si la prioridad del nuevo Gobierno griego y con ello un ejemplo para el resto del mundo es pagar a los acreedores que han esquilmado a las sociedades o la decisin es avanzar por el bienestar social a partir del triunfo y el voto de confianza ganado a punta de votos.

La respuesta de Tsipras y su Gobierno est en esa mesa: 11 medidas y avanzar hacia la satisfaccin de las necesidades del pueblo griego. Para la troika que es hablar de Alemania y Francia la renegociacin no tiene cabida: Grecia debe pagar, so pena de someterse a los ms terribles pronsticos y para ello debe seguir privatizando (lo poco que queda) reducir las remuneraciones, despedir a funcionarios pblicos, elevar impuestos pero no precisamente a los que ms tienen y reducir el tamao del Estado. El escenario est instalado, la mesa est servida, los comensales en la mesa y 10.5 millones de griegos y otros tantos millones de espaoles, portugueses e Irlandeses viendo como acaba esta batalla que acaba de iniciarse.

Articulo del Autor cedido por Hispantv

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter