Portada :: Europa :: Ucrania
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2015

Minsk, una paz frgil

Rodolfo Bueno
Rebelin


Luego de la crisis de los misiles en Cuba, Andri Gromyko, durante 28 aos Ministro de Relaciones Exteriores de la URSS, dijo que diez aos de negociar la Paz valen ms que un da de guerra. La Paz de Minsk, aunque frgil, es valiosa porque se firma cuando el Presidente Obama amenaza con nuevas sanciones a Rusia y con entregar armas letales a la junta nazi de Kiev, o sea, con echar ms lea al fuego.

Buscando evitar la Tercera Guerra Mundial, los presidentes Hollande y Putin junto con la Canciller Merkel firmaron de garantes de una paz que debe batallar mucho antes de triunfar definitivamente. Esta paz se complica porque en Kiev se oponen a dialogar con las milicias populares del Donbs, los llama subhumanos y amenazan con exterminarlos; porque el Sector de Derecha, sostn nazi de la junta de Kiev, no reconoce el cese al fuego y van a continuar con sus propios planes operativos pese a la derrota desastrosa de sus tropas de elite en Debltsevo; porque la ultraderecha de los EEUU piensa expulsar a Rusia del sistema financiero SWIFT y porque para el Complejo Militar Industrial de los EEUU las guerras son parte de su quintaesencia, al extremo de que la OTAN ha resuelto a futuro bombardear masivamente el Donbs para exterminar a su pueblo rebelde, tal como lo hiciera en Yugoslavia.

Este sector belicoso, que busca hacer crecer sin lmite el presupuesto militar de los EEUU, ha encontrado en Rusia al enemigo perfecto y la ve como un suculento bocado por sus inmensos recursos naturales y por estar poblada con la mitad de la poblacin de los EEUU, y ya se la hubieran comido de no estar tan bien armada.

Con Rusia puede fomentar el terror del norteamericano tpico, que la confunde con la URSS y el comunismo, cucos con los que lo azuzaron durante setenta aos. Y como un ingenuo es capaz de tragar cualquier rueda de molino, le dicen que Rusia ha invadido Ucrania, y a nadie se le ocurre preguntar cmo es posible que entre tanto prisionero, que a menudo intercambian las huestes nazis de Kiev con las milicias del Donbs, no haya un slo soldado del Ejrcito Ruso? Y cuando las ms altas esferas de Mosc le exigen a Washington presentar pruebas, contestan que en internet hay escritos y se ven fotos que demuestran el bulo que sostienen. Los rusos se sonren porque en internet hay fotos hasta del diablo bailando la samacueca. Ni que trataran con nios de pecho. Pero este sector belicoso de los EEUU ha arrimado su hacha a mal rbol. Los bandoleros de Kiev slo saben robar y masacrar a su pueblo. Las armas que les entregan son capaces de venderlas incluso al demonio, no se diga a las milicias populares del Donbs, que, adems de arrebatrselas, tambin las obtienen as.

Estos nazis sern buenos para asesinar a nios, mujeres y ancianos, eliminar y torturar prisioneros, bombardear casas cuna, escuelas y jardines de infantes, hospitales y barrios populosos, pero les falta lo que sabemos cuando se trata de pelear contra las milicias del Donbs que defienden su tierra, sus familias y sus derechos ancestrales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter