Portada :: frica :: Agresin militar en Libia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2015

Existi un Estado en Libia?

Manlio Dinucci
Il Manifesto


Como de costumbre, los vencedores de la OTAN pretenden reescribir la Historia. Segn afirman, Libia nunca fue un Estado y Muammar el-Kadhafi fue un sanguinario dictador. En realidad, la Yamahiriya rabe Libia fue creada segn el modelo de los socialistas utpicos del siglo XIX, de quienes Kadhafi siempre fue un gran admirador. Se trataba, por consiguiente, de un Estado mnimo que result desgraciadamente incapaz de defenderse ante la agresin de la coalicin imperialista.

Segn el ahora presidente emrito de la Repblica Italiana, Giorgio Napolitano, no es cierto que la guerra de 2011 destruy el Estado libio. Yo considero que nunca hubo en Libia un Estado, en el sentido moderno de la expresin, declar Napolitano al hacer uso de la palabra en el Senado.

Hace slo unos meses, el propio Napolitano haba calificado Libia de Estado fallido, un concepto creado por el Fondo para la Paz estadounidense. Pero ahora parece que lo ha pensado mejor: Que se pueda hablar hoy de Estado fallido es algo que me deja perplejo. El ejercicio del poder autocrtico y personal del presidente Kadhafi basado en un sistema de equilibrio entre la multitud de tribus no era un Estado.

As que, segn Giorgio Napolitano, lo que haba en la costa sur del Mediterrneo no era un Estado: la Repblica rabe de Libia, nacida en 1969 despus de ms de 30 aos de dominacin colonial italiana y de casi 20 aos de monarqua espuria, inventada por Gran Bretaa y Estados Unidos. Estado que, despus de abolir la monarqua, cerr en 1970 las bases estadounidenses y britnicas y nacionaliz las propiedades de British Petroleum. Estado que segn reconoca el Banco Mundial en 2010 dispona de un alto nivel de crecimiento econmico, garantizando as a pesar de las diferencias de desarrollo el ms alto nivel de vida en frica y que proporcionaba trabajo a unos 2 millones de inmigrantes africanos. Estado que registraba fuertes indicadores de desarrollo humano, entre los que se poda citar el acceso universal a la enseanza primaria y secundaria y, para el 46% de la poblacin, el acceso a la enseanza universitaria. Un Estado cuyas inversiones hicieron posible el nacimiento de organismos que hubiesen podido hacer realidad la autonoma financiera de frica: el Banco Africano de Inversiones (en Libia), el Banco Central Africano (en Nigeria) y el Fondo Monetario Africano (en Camern).

Al reescribir la historia se est tratando de borrar todo eso y la Libia que existi de 1969 a 2011 se ve representada ahora como un no Estado, como una multitud de tribus definicin digna de una postal colonial que se mantenan juntas nicamente por el poder de Kadhafi. Un poder que indudablemente exista, resultado de las fases histricas que Libia haba atravesado, pero que se haba relajado y descentralizado abriendo as la posibilidad de una evolucin ulterior de la sociedad libia. Una Libia que, a raz del levantamiento en 2004 del embargo decretado por Estados Unidos y la Unin Europea, haba reconquistado un espacio a nivel internacional.

En abril de 2009, en Washington, la secretaria de Estado Hillary Clinton estrechaba calurosamente la mano a uno de los hijos de Kadhafi mientras deca querer profundizar y ampliar nuestra cooperacin. Menos de 2 aos ms tarde, aquella misma Hillary Clinton iniciaba la campaa internacional contra Kadhafi, preparando as la posterior guerra.

Pero ahora, en el marco de la competencia por la prxima eleccin presidencial [estadounidense], los esqueletos comienzan a salir de los armarios.

Pruebas documentales, publicadas por el Washington Times y analizadas por la comisin del Congreso que investiga el asesinato del embajador de Estados Unidos perpetrado en Bengazi en 2012, demuestran que fue Hillary Clinton quien empuj la administracin Obama a la guerra contra Libia con pretextos falsos e ignorando los consejos de los comandantes militares.

En efecto, mientras la seora Clinton acusaba a Kadhafi de genocidio, las agencias de inteligencia estadounidenses indicaban en sus informes internos que Kadhafi haba dado la orden de no atacar a los civiles y de concentrarse en los rebeldes armados. Descubrimos as un informe, enviado por las autoridades libias a varios miembros del Congreso estadounidense en 2011, donde se documentan las entregas a los yihadistas libios de armas provenientes de Qatar con la autorizacin de la OTAN.

En aquella poca, el presidente Giorgio Napolitano declaraba que, al no poder mantenernos indiferentes ante la reaccin sanguinaria de Kadhafi, Italia se sumaba al plan de intervencin de la coalicin bajo la conduccin de la OTAN.

Fuente: http://www.voltairenet.org/article186891.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter