Portada :: Mundo :: Afganistn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-03-2015

As paga EE.UU. la muerte y la destruccin causadas en Afganistn
Nuestras condolencias

Cora Currier
The Intercept

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


Un blindado atropella a un nio de seis aos por las piernas: 11.000 dlares.

Por error, vuelan por los aires un camin tpicamente decorado: 15.000 dlares.

Una detonacin controlada rompe los cristales de ocho ventanas de una mezquita: 106 dlares.

Un nio se ahoga en una zanja antitanques: 1.916 dlares.

Un camin de diez toneladas arrasa una cosecha de pepinos: 180 dlares.

Los disparos de un helicptero alcanzan y matan a siete vacas: 2.253 dlares.

Se destruyen 200 parras de vid, 30 moreras y un pozo: 1.317 dlares.

Se rompen los espejos de un puesto ambulante: 4.057 dlares.

Un nio muere en una operacin de combate: 2.414 dlares.

Estas son algunas de las cantidades que EEUU ha pagado a los afganos comunes y corrientes en el curso de las operaciones militares estadounidenses por el pas, segn las bases de datos obtenidos, en virtud del Acta de Libertad de Informacin, por The Intercept que cubren miles de esas transacciones. Muchos de los pagos son por incidentes rutinarios como episodios de trfico o daos a propiedades, aunque en el montono lenguaje burocrtico hay otros que se refieren a la muerte de su mujer y dos hijas menores, heridas en la cabeza, brazos y piernas de un hijo, muerte del marido, padre, to, sobrino

Las bases de datos estn incompletas, en reflejo de los fragmentados registros que se realizan en Afganistn, sobre todo en la cuestin de los daos a civiles. Los pagos que The Intercept ha analizado y presentado en el grfico que acompaa esta historia no representan un panorama completo pero ofrecen una pequea ventana a los miles de vidas fracturadas y tragedias personales que se han estado produciendo a lo largo de ms de una dcada de guerra.

El precio de una vida

Los datos que The Intercept obtuvo proceden de dos sistemas diferentes que el ejrcito estadounidense utiliza para enmendar las cosas.

El Acta de Reclamaciones Exteriores, aprobada en 1942, concede a los ciudadanos extranjeros capacidad para reclamar el pago de los daos causados por el personal militar de EEUU. Pero la ley slo cubre los incidentes que se producen fuera de las situaciones de combate, lo que significa que los civiles atrapados en las batallas no disponen de ningn recurso para reclamar.

Sin embargo, desde la guerra de Corea, el ejrcito estadounidense ha comprendido que a menudo es conveniente para sus intereses hacer pagos simblicos a los civiles por los daos, incluso cuando se producen en combate. Con los aos, el Pentgono ha autorizado pagos de condolencia cuando el ejrcito decida que era culturalmente adecuado.

Esos pagos de condolencia se aprobaron en Iraq pocos meses antes de la invasin estadounidense de 2003, y en Afganistn a principios de 2005, convirtindose pronto en parte del enfoque de la contrainsurgencia para ganar los corazones y las mentes. Por decirlo de otra forma y con las palabras de un manual del ejrcito, se trataba de utilizar el dinero como arma.

Aunque parezca cnico ofrecer compensaciones simblicas por una vida humana, las organizaciones humanitarias acogieron tal poltica como una va para que se reconozcan las muertes y las duras realidades econmicas de las zonas de guerra.

Los pagos de condolencia estn destinados a ser gestos simblicos, y actualmente en Afganistn tienen por lo general un tope de 5.000 dlares, aunque pueden aprobarse mayores cantidades.

Los pagos en funcin del Acta de Reclamaciones Exteriores tienen en cuenta cualquier negligencia por parte del reclamante, as como la legislacin local. Douglas Dribben, un abogado del Servicio de Reclamaciones del Ejrcito en Fort Meade, Maryland, dijo que hay oficiales que investigan sobre el terreno, consultando en ocasiones con USAID o el Departamento de Estado, para determinar el coste de reponer las propiedades daadas, cunto vale un pollo en mi rea frente a lo que vale en el centro de Kabul?

Las reclamaciones por lesiones incorporan el coste de la atencin mdica, y en caso de muerte por error, la potencial renta del afectado y las circunstancias. Si se trata de un doctor de 28 aos, van a pagar ms de lo que pagaran por un nio de cuatro, dijo Dribben. Desgraciadamente, en Afganistn, es probable que en el caso de una nia paguen menos que por un nio.

Sin embargo, el sistema es imperfecto. Quienes viven en reas remotas casi nunca tienen acceso a los lugares donde el ejrcito estadounidense reparte dinero en efectivo. Las sumas asignadas, o si se pagan en su totalidad, dependen a menudo de la iniciativa de soldados individuales, por lo general los fiscales militares que se ocupan de las reclamaciones o los comandantes que pueden autorizar el pago de condolencias.

En 2007, la Unin Americana por las Libertades Civiles obtuvo una serie de documentos en los que se detallaban alrededor de 500 reclamaciones presentadas en virtud del Acta de Reclamaciones Exteriores, principalmente en Iraq. Se trataba de los registros originales de los incidentes, a menudo escritos a mano, la investigacin de los mismos y la decisin final del ejrcito de pagar o rechazar la reclamacin. Jonathan Tracy, un ex fiscal militar que atendi miles de reclamaciones en Iraq y despus dedic aos a estudiar el sistema, analiz todo el conjunto de datos y hall que con frecuencia las decisiones se tomaban en funcin de definiciones amplias o arbitrarias de las situaciones de combate y que a la gente a la que se le denegaban las reclamaciones, se les concedan pagos de condolencia slo en determinados casos. El profesor de Derecho de Yale John Fabian Witt seal tambin que las compensaciones por prdidas relativamente menores sufridas en la propiedad rivalizaban a menudo con los pagos por muertes en las valoraciones en dlares.

Lo presentan como si fuera una cuestin de negro sobre blanco, como si ah estuviera el conjunto de cosas por las que tuviramos que pagar y tu decides si el incidente est dentro o no de ese conjunto, pero las cosas no son as, dijo Trace a The Intercept. Y resulta que tienes a dos fiscales distintos haciendo cosas distintas, y civiles que sufren la misma situacin se encuentran recibiendo indemnizaciones distintas.

El pasado ao, el proyecto de ley anual de asignaciones de la defensa inclua una disposicin, apoyada por el Senador Patrick Leahy, demcrata por Vermont, que instruye al Pentgono para que establezca un proceso permanente para administrar los pagos de condolencia. La medida trata de evitar el retraso y las inconsistencias que complicaron el sistema en los primeros aos en Iraq y Afganistn, y mejorar el mantenimiento de registros para que el Pentgono no empiece desde cero en cada nuevo conflicto.

Un funcionario de defensa dijo a The Intercept en una declaracin por correo que el Pentgono no ha puesto en marcha an la disposicin, pero que est revisando los procesos relativos a los pagos ex gratia para determinar si hay reas en que pueden introducirse mejoras.

Marla Keenan, directora gerente del Centro para Civiles en Conflicto, cree que como el conflicto ha sufrido una escalada en Iraq y Siria, estn empezando a ver una razn para la existencia de este tipo de prcticas polticas. Es lamentable que se acte en funcin de impulsos.

Encontrando datos

EEUU y sus aliados no hacen recuento de las muertes de civiles en Afganistn. Las Naciones Unidas slo comenzaron a llevar un registro de vctimas civiles a partir de 2009, utilizando una forma de recuento conservadora que necesita las aportaciones de tres fuentes en cada uno de los incidentes. La ONU informa ahora de que en los ltimos cinco aos de lucha, han muerto ms de 17.700 afganos inocentes, la mayora de ellos asesinados, al parecer, por los talibanes o por otros grupos que luchan contra las fuerzas gubernamentales afganas y las fuerzas de la coalicin.

Formulario afgano de reclamacin

Las indemnizaciones pagadas bajo el Acta de Reclamaciones Exteriores o en los pagos de condolencia es una va para conocer los daos causados por la presencia estadounidense. Sin embargo, es difcil sacar conclusiones a partir de los registros del ejrcito porque son confusos e incompletos, segn admiten ellos mismos.

Cada provisin de documentos publicados viene con advertencias. Por ejemplo, The Nation obtuvo miles de pginas de registros de pagos por condolencias y otros daos de batalla en 2013. Al preguntar por las cifras totales, un portavoz del ejrcito dijo a la revista: Puedo abrirme paso entre las cifras lo mejor que pueda pero seran suposiciones y probablemente inexactas

The Intercept recibi los datos de varios aos recientes de los pagos de condolencia del ejrcito a travs de una peticin apelando al Acta de Libertad de Informacin. Esos registros procedan de la base de datos del ejrcito tras hacer un seguimiento del Programa de Respuestas de Emergencia del Comandante, un fondo monetario especial para proyectos de buena voluntad.

Los registros son escuetos, slo aportan la informacin bsica de quin ha muerto o quin ha resultado herido, sin detallar cundo o cmo se produjo el incidente. La localizacin aparece slo a nivel provincial. Sin embargo, los datos representan el recuento ms claro del Pentgono de cunto dinero se gasta en pagos de condolencia. (Este dato no incluye la solatia que, al igual que los pagos de condolencia, indemnizan por muertos y heridos. Pero se pagan con independencia de los fondos operativos de una unidad, y el Pentgono declar anteriormente que no dispone de cifras globales de solatia).

Segn los datos que recibimos, en los aos fiscales de 2011 a 2013, el ejrcito concedi 953 pagos de condolencia que totalizaron 2,7 millones de dlares. 1,8 millones de esa cantidad se destinaron a indemnizar por los casos de muerte; el pago medio por muerte fue de 3.426 dlares. Los pagos por las lesiones causadas tenan una media de 1.557 dlares.

Algunos pagos se efectuaron en casos de varias personas afectadas en un solo incidente. Por ejemplo, el pago nico ms alto, en 2012, ofrece 70.000 dlares por la muerte de una madre y sus seis nios. El pago ms alto por una nica muerte se produjo en 2011, cuando el padre de un nacional local asesinado recibi ms de 15.000 dlares. Algunas familias recibieron tan slo 100 dlares por la muerte de un pariente.

Los accidentes de trfico motivan las reclamaciones ms habituales bajo el Acta de Reclamaciones Exteriores

Foto: Rahmat Gul/AP; Wakil Kohsar/AFP/Getty Images

Al preguntarle al Pentgono por los registros de los pagos efectuados antes de 2011, remitieron las preguntas a la oficina de prensa de las fuerzas de la coalicin en Afganistn, que no ha contestado a las repetidas indagaciones hechas por The Intercept.

Tambin en virtud del Acta de Libertad de Informacin, The Intercept recibi datos del ejrcito obtenidos del Acta de Reclamaciones Exteriores. Al igual que en el caso de los pagos de condolencia, la base de datos no incluye la documentacin existente en cada demanda. Lo que hace es mostrar un breve resumen, la fecha y la suma de cada reclamacin concedida.

En total, el ejrcito public 5.766 reclamaciones en Afganistn, presentadas entre febrero de 2003 y agosto de 2011, de las cuales se pagaron 1.671, por un total de 3,1 millones de dlares. De esas reclamaciones, 753 se rechazaron en su totalidad y el resto fueron a parar a varios tipos de limbos contables.

Esta es slo una porcin de las reclamaciones que realmente se presentaron y se pagaron. Douglas Dribben, el fiscal de la oficina del ejrcito describi la base de datos como G.I.G.O. [siglas en ingls del equivalente a la expresin basura que entra, basura que sale].

Se supone que los fiscales militares sobre el campo actualizan de forma habitual la base de datos con las reclamaciones recibidas y pagadas, pero el acceso irregular a Internet y los horarios errticos lo hacen a menudo imposible. Tracy, el ex fiscal del ejrcito, dijo que en Iraq tena que introducir todas las reclamaciones que reciba semanalmente. En la prctica, eso nunca sucedi realmente, dijo.

Una gua de 2010 para funcionarios encargados de las reclamaciones adopta un tono suplicante: Sabemos que los pagos [por reclamaciones] no son vuestra nica misin y que lo ltimo de lo que realmente queris encargaros es de otro informe ms, pero con toda honestidad, lo ltimo que nosotros queremos es que se gasten los fondos sin autorizacin.

Una estimacin ms fiable, dijo Dribben, nos llega de los datos del presupuesto del ejrcito, que refleja la cantidad de dinero transferida al campo para pagar las reclamaciones. El Servicio de Reclamaciones del Ejrcito no proporcion esa informacin, pero u na gua de formacin de 2009 afirma que el ejrcito tuvo que pagar en ese ao fiscal 1,35 millones de dlares para 516 demandas en Afganistn, rechazndose 202.

El total para Iraq en ese ao fue de ms de 18 millones de dlares; en general, en Afganistn hubo menos reclamaciones y por menor valor que en Iraq debido a la remota geografa y a la menor cantidad de tropas desplegadas. Las cantidades fijadas para reponer bienes destruidos o salarios perdidos fueron por lo general ms bajas, dijo Dribben.

En los datos de las reclamaciones faltan palabras, la redaccin es confusa, hay errores obvios en varios de los campos de registro. La mayora aluden a un reclamante. Algunas figuran en primera persona. Unas cuantas docenas no presentan ningn resumen. Muchas son completamente enigmticas: qu sucedi cuando un demandante temi que los soldados abrieran fuego y se qued aterrorizado? Al reclamante se le pagaron ms de 3.200 dlares.

Disponamos de slo 30 segundos para hacer los registros, dijo Tracy. No haba espacio ni tiempo para exponer una narrativa.

La base de datos clasificaba slo 18 pagos por muertes por error entre 2003 y 2011, un recuento claramente muy a la baja, dijo Driben. La media de esos pagos fue de 11.000 dlares; la mayor cifra que se pag fue de 50.000 dlares, que se pag a alguien en el este de Afganistn porque las fuerzas de la coalicin mataron a su padre.


Margot Williams y Josh Begley colaboraron en la investigacin de este informe. Asimismo Eric Sagara, que con anterioridad form parte de ProPublica. Puede contactarse con la autora del artculo en: [email protected]

Fuente: https://firstlook.org/theintercept/2015/02/27/payments-civilians-afghanistan/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter