Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-03-2015

Entre alabanzas y silencio meditico

Tarik Bouafia
InvestigAction


Los medios de comunicacin occidentales nos han acostumbrado a contemplar las naciones iberoamericanas de forma bipolar y maniquea. Segn los grandes medios, como Le Monde o El Pas, habra buenos y malos. Demcratas y dspotas. Dirigentes realistas y utpicos. En definitiva, anlisis periodsticos muchas veces sesgados, incompletos y muy a menudo engaosos. En este incesante flujo meditico, un pas goza de un trato de favor especial: Mxico! Y no es de extraar! Desde que el pas se embarc en la va neoliberal, hace ms de treinta aos, no ha dejado de recibir alabanzas de la prensa y de los gobiernos occidentales. Liberalizacin de la economa, sumisin a Estados Unidos, privatizaciones a marchas forzadas... El cctel del FMI y del Banco Mundial se ha seguido al pie de la letra para gran satisfaccin de los mercados financieros y de los inversores extranjeros.

La enfeudacin de Mxico a las multinacionales extranjeras alcanz el paroxismo cuando, el 20 de diciembre de 2013, el presidente Enrique Pea Nieto anunci una reforma constitucional destinada a privatizar el petroleo del pas en beneficio de empresas extranjeras. Pemex, la empresa pblica que mantena hasta entonces un monopolio sobre el petroleo qued vaca de contenido y pas a ser un simple subcontratista del ministerio de energa.

Lzaro Crdenas, padre del Estado moderno mexicano que, en 1938, hizo del petroleo un bien pblico inalienable para apartar a las multinacionales depredadoras, sin duda tuvo que retorcerse en la tumba.

Como ya imaginarn, esta decisin provoc un torrente ininterrumpido de aplausos y felicitaciones por parte de las multinacionales, de los mercados financieros, de los gobiernos occidentales y, claro est, de los medios de comunicacin. Se abra la veda del petroleo. El Washington Post en su editorial del 16 de diciembre de 2013 acoga con entusiasmo esta reforma del presidente mexicano: Cuando la economa de Venezuela implosiona y el crecimiento de Brasil se estanca, Mxico se est convirtiendo en el productor de petrleo latinoamericano a tener en cuenta y en un ejemplo de cmo la democracia puede ayudar a un pas en desarrollo.

Incluso el Financial Times elogiaba esta iniciativa presidencial: la votacin histrica de Mxico a favor de la apertura de su sector petrolero y gasstico a los inversores privados, tras setenta y cinco aos de sumisin al yugo del Estado. Hacer del petroleo, recurso estratgico mundial, un bien pblico al servicio del pueblo representa segn el Financial Times una sumisin al yugo del Estado.

En realidad nada demasiado sorprendente viniendo de un peridico liberal. Pero al menos habra podido hacer un esfuerzo y hablar del desarrollo impulsado por el Estado tras hacerse cargo de la industria petrolera. Este hecho esencial en la historia de Mxico ha quedado en el olvido. En el plano econmico, para justificar su decisin de privatizar el petroleo, el argumento del presidente Nieto consisti en repetir lo que dicen siempre los liberales cuando se trata de privatizar partes enteras del sector pblico. El estado ya no tiene medios, hay que soltar lastre y evidentemente el Estado no es competente, por lo tanto hay que transferir sus actividades al sector privado, ms eficaz que invertir ms, nos dicen. Pero esos argumentos a menudo solo son mitos.

En Argentina por ejemplo, despus de que el presidente Menem decidiera la privatizacin de la empresa nacional del petroleo Yacimientos Petrolferos Fiscales (YPF) en beneficio del gigante espaol Repsol, muy activo en Amrica del Sur, el balance de esa privatizacin fue la desinversin para favorecer un incremento de los dividendos distribuidos a los accionistas, subida de precios, dficit de la balanza energtica... Lo que en abril de 2012 empuj a la presidenta Cristina Fernndez de Kirchner, reelegida un ao antes con el 54 % de los votos, a expropiar el 51 % de las acciones de YPF (1) con el fin de reequilibrar la balanza energtica y comercial del pas y de contribuir al desarrollo de la nacin albiceleste mediante el dinero de las exportaciones.

No es de sorprender que los medios de comunicacin pusieran el grito en el cielo, como el Financial Times que aplauda la privatizacin en Mxico y que calificaba esta expropiacin de acto de piratera. Por su parte, el gobierno espaol, indignado, calific esta decisin de arbitraria y amenaz a Argentina con tomar represalias. Las dos varas de medir... Un ejemplo entre otros que muestra la duplicidad de los medios de comunicacin.

Pero volvamos a Mxico. El entusiasmo expresado por la prensa capitalista frente a las polticas neoliberales impuestas en la nacin azteca se acompaa de un profundo silencio sobre las despiadadas violaciones de derechos humanos. En el editorial citado anteriormente, el Washington Post elogia la democracia mexicana que sera, segn el peridico, beneficiosa para el desarrollo del pas. Los medios de comunicacin occidentales dominantes son realmente los ms adecuados para hablar de democracia? Est claro que no.

Analicemos de cerca la famosa democracia mexicana. En primer lugar, por lo que se refiere a la privatizacin del petroleo, hay que sealar que el presidente Nieto no consult en absoluto a su pueblo sobre una reforma que, sin embargo, era crucial para la independencia econmica de Mxico. El espritu democrtico habra consistido en organizar un referndum sobre esta infame privatizacin. En lugar de eso, se hizo una rpida votacin en el Parlamento Nacional y listo. Esta reforma hecha a espaldas del pueblo por una elite poltica que rene a los tres principales partidos bajo la denominacin de Pacto por Mxico puso una vez ms en evidencia la atomizacin del debate pblico y el creciente desprecio de las elites hacia el pueblo. Porque como seala John Mill Ackerman, investigador en el instituto de investigaciones jurdicas de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico (UNAM), el Pacto profundiz el abismo entre el mundo poltico y la sociedad.

Esta privatizacin del petroleo provoc un gran enfado en el pueblo mexicano. Porque solo beneficia a dos sectores: las multinacionales extranjeras y la oligarqua poltico-econmica nacional en el poder. La encuesta anual Latinobarmetro confirma la tendencia autocrtica que ha tomado la democracia mexicana. As, revela que en 2013 apenas el 21 % de los mexicanos deca estar satisfecho con su democracia... el peor resultado de Amrica Latina.

Eso, el Washington Post no lo dice. Igual que guarda silencio sobre las relaciones que mantienen los partidos dominantes con los crteles de las droga. La reciente masacre de los 43 estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa en Iguala, en el Estado de Guerrero, es un ejemplo sobrecogedor que muestra la complicidad entre el poder del Estado y los poderes de los crteles.

Cuando los estudiantes que se haban manifestado por la supervivencia de su escuela se encontraban en un autobs, fueron detenidos por la polica que se los llev a un lugar secreto y se los entreg a una organizacin criminal para que se encargara de hacerlos desaparecer. Desde hace varios aos, los estudiantes de las escuelas normales rurales luchan sin tregua para conservar sus escuelas. En efecto, el desinters del Estado por los servicios pblicos amenaza la vida de estas instituciones. Escuelas que nacieron tras la gran revolucin mexicana de 1910-1917. Su creacin tena como finalidad ofrecer a los jvenes del campo la oportunidad de realizar estudios universitarios.

Pero tambin permitir a los jvenes maestros salidos del campesinado el poder ensear. Estas escuelas, que han dejado una huella importante en la sociedad mexicana, no dejan de recibir ataques de los neoliberales que quieren convertir la escuela no en un bien pblico para todos sino en una mercanca cualquiera. As, el Estado terrorista de Mxico recurri a los criminales para que se encargaran de hacer desaparecer a los estudiantes que se haban vuelto molestos y que podan contagiar al resto de la sociedad mexicana, harta de una casta poltica corrupta y violenta.

Segn Rafael Barajas y Pedro Miguel, periodistas mexicanos, la connivencia entre el poder poltico y los barones de la droga convierte a Mxico en un narco-Estado. Este arreglo entre los dos poderes, estrechamente vinculados, se explica bsicamente por su dependencia mutua. En efecto, segn la agencia de seguridad Kroll, el dinero procedente de la droga que alimentara la economa mexicana se sita entre los 25 mil y los 40 mil millones de dlares. Un capital indispensable para un Estado neoliberal en el que el sector financiero ocupa un lugar preponderante. Una suma superior a la de los ingresos de las exportaciones del petroleo, que alcanza los 25 mil millones de dlares. Lo que significa que el Estado mexicano no puede vivir sin el dinero procedente de la droga.

Ahora se entiende mejor por qu se mantiene la impunidad de las organizaciones criminales. Como subrayan los periodistas mexicanos, los narcotraficantes no pueden actuar sin la cooperacin de polticos y funcionarios a todos los niveles. Y el presidente Nieto no es una excepcin. Una parte de la prensa ya revel los posibles lazos entre este y los narcotraficantes. Y segn las informaciones de la prensa mexicana, habra recibido millones de dlares para financiar su campaa electoral, una de las ms caras de la historia (2).

Finalmente, es preciso sealar la terrible represin policial y militar que se cierne constantemente sobre los que se atreven a desafiar el orden injusto y violento que prevalece en Mxico. Uno de los objetivos predilectos de los distintos poderes son los periodistas. Desde 2010, han sido asesinados ms de cien reporteros, doce de ellos solo en el Estado de Guerrero, donde desaparecieron los estudiantes (3).

Criticar al poder o incluso atreverse a desvelar sus lazos con los barones de la droga es sentenciarse a muerte. Ser periodista crtico con el poder en este pas es vivir en el miedo. El miedo al secuestro, el miedo a la violacin, el miedo a la muerte. En un reportaje realizado por la cadena de informacin Telesur en el Estado de Guerrero un periodista cuenta (4):

el Estado de Guerrero es una zona muy complicada. Puedes sentirte amenazado por los narcotraficantes, por el alcalde, por los militares... no tienes ninguna seguridad antes de denunciar la complicidad de los medios de comunicacin dominantes mexicanos con el poder especialmente en el tema de Ayotzinapa: La televisin se ha convertido en el medio para legitimar al poder.

Hoy en Mxico, el simple hecho de reivindicar algn derecho manifestndose es suficiente para encontrarse entre rejas o en una de las cientos de fosas comunes que hay en el pas. La inseguridad reina y el poder siembra el miedo cotidiano. Solo hay que ver las cifras (5): 57 899 diligencias previas por homicidio abiertas en el pas desde la llegada al poder de Enrique Pena Nieto el 1 de diciembre de 2012. El nuevo presidente mexicano no es nuevo en esto de la represin. Cuando era gobernador del Estado de Mxico, en 2006, dio la orden de reprimir a los manifestantes de San Salvador Atenco que luchaban para que no se les expulsara de su tierra. Esta violencia sin piedad se aplica igualmente hacia los que no piensan o que se atreven a mostrar su desacuerdo poltico o ideolgico con el poder de turno. En agosto de 2014, la organizacin Nestora Libre que defiende a los prisioneros polticos inform de que ms de 350 personas haban sido encarcelas, desde diciembre de 2012, por motivos polticos.

Ante estos datos alarmantes, es posible considerar a Mxico como un pas democrtico donde reina un estado de derecho?

Este Estado terrorista, presidido por un hombre tan violento y cruel no parece incomodar a algunos presidentes occidentales.

En efecto, Francia le ha concedido recientemente la gran cruz de la Legin de Honor, que tambin hace honor a la poltica neoliberal impulsada por el presidente Nieto.

Como en el caso de Per que se mostr muy complaciente con las multinacionales, Francia, al igual que la mayora de pases imperialistas y neocoloniales, ha decidido hacer la vista gorda ante las atrocidades que sacuden a Mxico. Y lo mismo ha sucedido con la prensa que, aunque se ha hecho eco de los sucesos de Ayotzinapa, se ha mantenido discreta sobre los lazos que unen al Estado mexicano y los narcotraficantes. Esto quiere decir lo siguiente: mientras que un pas sirva a los intereses econmicos, energticos, geopolticos de las multinacionales, aunque cometa los peores crmenes, asesinar sin duelo, torturar como le parezca bien, encarcelar arbitrariamente, no ser criticado ni por los gobiernos ni por los medios de comunicacin occidentales. Como afirmaba el secretario de los Estados Unidos Henry Kissinger: las grandes potencias no tienen principios, solo intereses. El caso de Mxico es un ejemplo perfecto.

Ayotzinapa: crnica de una desaparicin anunciada  

Hace ya seis meses que 43 estudiantes mejicanos de la escuela normal rural de Ayotzinapa han desaparecido. Una desaparicin que muchos en Mjico, desde organizaciones indgenas a movimientos estudiantiles, imputan al Estado mejicano y a redes narcotraficantes. Se acusa a estas dos organizaciones de haber colaborado para hacer desaparecer estos estudiantes molestos. Os proponemos aqu de volver cronolgicamente sobre las fechas clave y los hechos significativos de esta tragedia.

26 septiembre 2014: Por falta de medios debidos a las polticas neoliberales del Gobierno mejicano que tienen como consecuencia el abandono por el Estado de sus obligaciones, los estudiantes de la escuela de Ayotzinapa requisicionan dos autobuses para poder realizar su trabajo de observacin en las escuelas primarias del pueblo y posteriormente participar en la conmemoracin de la masacre del 2 de octubre 1968 (*) La polica municipal de la ciudad de Iguala en el estado de Guerrero (donde se encuentra la escuela de Ayotzinapa) bajo las ordenes del alcalde Jos Luis Abarca dispara en cuatro ocasiones sobre los estudiantes. Resultado: 6 muertos y 43 desaparecidos.

30 septiembre 2014: 22 policas son detenidos y son sospechosos de haber participado en el asesinato de 6 personas en Iguala. Sern juzgados por homicidio.

7 octubre 2014: Es decir once das despus de la desaparicin de los estudiantes , el presidente de Mjico Enrique Pea Nieto se expresa por primera vez. Promete que toda la luz ser hecha sobre la desaparicin de los estudiantes y que los autores sern castigados.

4 octubre 2014: 16 fosas clandestinas son localizadas en Iguala, Se descubre que esas fosas contienen 28 cuerpos. 5 octubre 2014: Luis Abarca, alcalde de Iguala se fuga con su esposa.

10 octubre 2014: Otras 4 personas son detenidas y cuatro nuevas fosas comunes son localizadas

17 octubre 2014: Las cifras conocidas indican que 36 policas municipales estn detenidos as como 17 miembros de redes criminales organizadas. Se localizan 3 nuevas fosas en Iguala.

22 octubre 2014: Un nueva pista aparece : Jos Luis Abarca y su esposa han actuado en complicidad con un grupo criminal de narcotraficantes, el cartel Guerreros Unidos. La esposa del alcalde y su hermana forman parte del grupo de responsables del cartel.

4 noviembre 2014: Detencin de Jos Luis Abarca y de su mujer en una casa de la ciudad de Mejico.

7 noviembre 2014: Las familias de los desaparecidos se expresan: Las familias consideran que por falta de pruebas sus hijos estn vivos. Los cuerpos no han sido jams localizados. Deciden no abandonar la lucha a pesar de que el Gobierno afirma que los estudiantes estn muertos.

8 noviembre 2014: Centenas de personas manifiestan en Ciudad de Mjico a lo largo de una jornada nacional de protesta. La polica detiene ese da 18 personas. Entre ellos se encuentran estudiantes de Ayotzinapa, del Instituto politcnico nacional y del Instituto de tecnologa de Monterrey y estn acompaados de actores de cine mejicanos.

13 febrero 2015: La Comisin Interamericana de Derechos del Hombre (CIDH) decide realizar una investigacin sobre la desaparicin de los estudiantes.

Marzo 2015: Por el momento, los estudiantes de Ayotzinapa no han sido aun encontrados.

Fuente: http://www.michelcollon.info/Mexico-entre-alabanzas-y-silencio.html?lang=es


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter