Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-03-2015

Fukushima, Caete y el negocio nuclear espaol

Florent Marcellesi / Alba Del Campo
eldiario.es


Hace pocos das, el actual Comisario de Energa y Accin Climtica de la Unin Europea, Miguel Arias Caete, defendi la energa nuclear afirmando que "la Unin Europea tiene tecnologa puntera. Despus de Fukushima han mejorado los estndares de seguridad. La energa nuclear contribuye a diversificar las fuentes". Por su parte, la Comisin Europea apostaba en su propuesta de Unin energtica por la "produccin de la energa nuclear ms segura del mundo" como uno de los pilares para el "crecimiento, empleo y competitividad".

El lado oscuro de la energa nuclear cuatro aos despus de Fukushima

Han pasado 4 aos del accidente de la central nuclear de Fukushima, el segundo peor de la historia hasta el momento, precisamente en Japn, uno de los pases tecnolgicamente ms avanzados del mundo. Fukushima demostr que mientras haya riesgos que no se puedan prever, la energa nuclear ser eminentemente insegura.

Que un terremoto en el Ocano Pacfico a 130 km de Japn provocara un tsunami capaz de provocar un accidente nuclear de estas dimensiones era poco probable, pero pas. Fueron evacuadas ms de 210.000 personas en un radio de 30 km alrededor de la central. Decenas de miles las que todava no han vuelto a sus casas ni quieren, o se atreven, a volver. El accidente provoc la mayor contaminacin radioactiva marina observada de la historia, y las fugas de toneladas de agua radioactiva continan.

En estos 4 aos se han multiplicado los casos de cnceres de tiroides en una regin deprimida y contaminada que no se recupera del accidente, donde gran parte de la poblacin vive de compensaciones econmicas de TEPCO y donde la radiacin no entiende de fronteras, familias, comida, suelo o agua. Por si fuera poco, el cierre de la central no se podr completar antes de 30 aos.

Ante estos hechos reales y dramticos, Merkel no lo dud: recuper el acuerdo del partido Social Demcrata con Los Verdes para cerrar todas las centrales nucleares de Alemania antes de 2022. Y en ello est. Mientras tanto, en Espaa, el gobierno del PP hizo y sigue haciendo odos sordos, empeado en reabrir Garoa, la gemela de Fukushima, pese a que fuera construida en 1971 con una vida til de 40 aos, a las grietas en su vasija y al rechazo social.

En nombre del progreso, sigue haciendo tambin odos sordos al resto de problemas que genera la nuclear: la gestin de los residuos radiactivos, su dependencia del uranio importado de pases en conflicto, su produccin de CO2, as como su poca capacidad de generar empleo por unidad energtica.

Pero entonces, a quin benefician las nucleares?

Caete no duda en afirmar que "el medio ambiente es compatible con el progreso econmico, siempre que se garantice la seguridad, sin interferencias polticas". Es el inters declarado del PP en que se reabra la central de Garoa una interferencia poltica? No lo son acaso tambin las puertas giratorias que han visto pasar a ms de 40 altos cargos del PP y PSOE a las empresas del oligopolio energtico espaol?

Bajo las afirmaciones de Caete subyace una idea con las que los apologetas nucleares machacan el imaginario colectivo cada vez que tienen oportunidad: que la energa nuclear es rentable. Pero, rentable para quin?

En Espaa, gracias al sistema de formacin de precios de la electricidad, el kWh nuclear -hinchado histricamente de subvenciones pblicas- le cuesta lo mismo al consumidor que el kWh producido con la energa ms cara al precio de la ms cara (el gas). Amortizados los costes, las empresas dueas de las centrales pueden cobrar 8 9 veces ms de los que les cuesta producir la electricidad con esta tecnologa. Para Endesa e Iberdrola, que tienen el 90% de la potencia nuclear del pas, desde luego s que es un negocio muy rentable.

Mirando slo la peseta, y si hubiera un accidente en una de las centrales espaolas? Gracias a la responsabilidad civil limitada, en Espaa estas empresas slo cubriran 150 millones de euros de daos, el resto pasara a ser responsabilidad del Estado. Sin embargo, los costes de un accidente superaran con mucho esta cifra, hasta 169.000 millones de euros para Fukushima!

En cuanto a los residuos, las grandes elctricas slo pagan una parte de su cuidado (35%) hasta 2070, luego lo haremos nosotras, nuestras hijas y nuestros nietos, biznietos,... La mochila nuclear ser nuevamente rentable, claro, pero para las empresas que de ella hagan negocio.

Mal que les pese a algunos, la energa nuclear slo beneficia a las empresas energticas del oligopolio espaol, y plantea serios perjuicios para los trabajadores, empresas y cooperativas de energa renovables, a las generaciones futuras, al planeta y a la ciudadana en general.

Ahora qu hacemos?

Cada 11 marzo miles de japoneses salen a la calle a pedir el final de la energa atmica que tanto dao ha hecho en ese pas qu ms hace falta? qu puede ser peor? otro Fukushima? Hoy decimos con ellos #RecuerdaFukushima. Nadie quiere, ni se merece una central nuclear cerca, y menos tras Fukushima, y tampoco un cementerio nuclear como el de Villar de Caas.

Por nuestra parte, tenemos claro que no podemos seguir dejando la energa en manos de supuestos expertos al servicio de quin?. Hemos de recuperar urgentemente la poltica energtica y poner por delante las necesidades de las personas y del planeta, y no los intereses de un puado de empresas del IBEX 35. Estamos cansados de tanta corrupcin y puertas giratorias, de escuchar cmo se cortan la luz y la calefaccin a la gente, mientras los directivos de estas empresas cobran una millonada.

Es hora de un nuevo modelo energtico democrtico, solidario y sostenible. Un modelo en el que la ciudadana pueda decidir qu fuentes de energticas quiere y cules no. Un modelo descentralizado, en manos de miles de empresas y cooperativas y no de cinco empresas; un modelo distribuido, donde la energa se produzca all donde se vaya a consumir; un modelo basado en el ahorro, la eficiencia y las renovables, donde lo mejor para los consumidores es tambin lo mejor para el planeta.

Este nuevo modelo energtico exige un calendario de cierre de todas las centrales nucleares que hay en Espaa con fecha 2020, lo cual no sera traumtico, ni problemtico puesto que tenemos una potencia de generacin de electricidad muy superior a la que necesitamos. Como sealan expertos del sector como Jorge Morales de Labra hoy podramos cerrar todas las nucleares del pas y no pasara nada. Tcnicamente es perfectamente posible, y si no se hace es porque no hay voluntad poltica de hacerlo.

La pregunta es podemos esperar de la misma clase poltica que ha escrito las actuales reglas del juego energtico que lo haga? Obviamente, no lo creemos. As que pongamos todo nuestro empeo para que el cambio poltico en marcha en Espaa tenga el cierre de las nucleares y el nuevo modelo energtico como prioridades.


Florent Marcellesi es Portavoz de Equo en el Parlamento Europeo y Alba Del Campo es periodista y asistente de la oficina europea de Equo.

Fuente original: http://www.eldiario.es/euroblog/Fukushima-Canete-negocio-nuclear-espanol_6_365073514.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter