Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-03-2015

La UNASUR al borde del abismo

Atilio A. Boron
Rebelin


Este Mircoles se conoci que la reunin de cancilleres de la UNASUR programada para el da siguiente en Montevideo haba sido postergada y que la misma recin tendra lugar el prximo 23 del corriente. Afortunadamente, el presidente Rafael Correa decidi enmendar tamaa insensatez y convocar a una reunin extraordinaria de cancilleres en la sede de la UNASUR, en Quito, maana Sbado. La postergacin de ese cnclave en medio de una crisis de gran magnitud no slo fue sorprendente sino extremadamente preocupante. Quiere decir que los gobiernos sudamericanos o bien no han percibido la gravedad de la amenaza contenida en la orden ejecutiva de Barack Obama o, peor an, lo percibieron pero no tienen voluntad poltica de perturbar con sus escrpulos morales o polticos (si los tuvieran) los designios imperiales. Y esto pese a que Washington ha optado por escalar los ataques al gobierno bolivariano embarcndose en un curso de accin que viola por ensima vez la legalidad internacional agrediendo a un pas que -como todos los de Nuestra Amrica- no tiene posibilidad alguna de quebrantar la seguridad nacional de Estados Unidos.

Qu esperan para actuar los gobiernos de la UNASUR que an permanecen en silencio o limitndose a expresar un casi inaudible reproche? Se aplicara aqu aquel aforismo que dice que quien calla otorga? Cmo no reaccionan de manera inmediata tal como para su dignidad lo hicieron Quito y La Paz- ante la dursima amenaza proferida por el inslito Premio Nobel de la Paz 2009? Est muy bien que los cancilleres se renan este Sbado pero, para cundo citara la UNASUR la cumbre de presidentes de la regin, nica instancia que hara resonar con fuerza la voz de Sudamrica en Washington? O es que algn gobernante acaricia la ilusin de resolver esta crisis en la Cumbre de las Amricas que debera tener lugar en Panam entre el 8 y el 10 de Abril del corriente ao, cuando para ese entonces tal vez Estados Unidos haya bloqueado los puertos venezolanos, establecido una zona de exclusin area o desatado una ola de atentados terroristas en Venezuela, apelando a los mtodos utilizados antes en pases como Cuba, Chile, Nicaragua y Granada, para citar sino algunos pocos casos que se nos vienen de inmediato a la memoria? Insistimos en eso que debera tener lugar en Panam porque, de persistir esta amenaza o en caso de concretarse un ataque en contra de Venezuela no tendra ningn sentido que nuestros presidentes acudieran a esa cita para brindar por la paz y la seguridad de las Amricas mientras el emperador est empeado en destruir a un pueblo hermano.

Retomando el hilo de nuestra argumentacin recordemos que si en 2008 y en 2010 las intentonas golpistas en contra de Evo Morales y Rafael Correa fueron desbaratadas se debi a que ante tales amenazas los presidentes sudamericanos fueron convocados y se reunieron en cuestin de horas en Santiago y Buenos Aires, declarando que no admitiran ni convalidaran gobierno alguno surgido de un proceso de desestabilizacin, tipo golpe blando, al margen de la normativa legal y constitucional vigentes en Bolivia y Ecuador. Pero ahora, cuando la regin se enfrenta a un ultimtum norteamericano pues no de otra cosa se trata la orden ejecutiva de Obama- la respuesta de la mayora de los gobiernos del rea ha sido vacilante y dilatoria. Cabe preguntarse por las razones de esta conducta suicida. Algunos aducirn que dado que no parece haber consenso dentro de la UNASUR es mejor esperar. Esperar qu cosa? Que el imperio haga su prxima movida en el ajedrez geopoltico regional, que seguramente no ser solamente verbal, luego de lo cual podra ver la luz un acuerdo para lamentar los daos causados y las vidas perdidas por la prepotencia imperial? O es que piensan que en este fatdico ajedrez de la guerra los poderes reales de Estados Unidos, esos que nadie elige ni que a nadie rinden cuenta, no han pensado ya las sucesivas movidas que harn en el tablero regional?

En trminos polticos la pasividad de la UNASUR significa que los caballos de Troya que medran en este organismo para neutralizar su accionar se saldrn con la suya, imponiendo gracias a la regla de la unanimidad y su capacidad de veto la indiferencia o el mutismo ante la ms seria amenaza proferida por la Casa Blanca en contra de un pas de Amrica Latina y el Caribe en dcadas. De ser as los proxis de Estados Unidos dentro de la UNASUR le ocasionaran una parlisis que progresivamente la conducira a su inexorable defuncin institucional. Si ese llegase a ser el curso de accin los gobiernos que dicen ser solidarios con Venezuela se enfrentaran a dos alternativas: quedarse en el Lecho de Procusto tendido por los peones del imperio en la regin y, de ese modo, legitimar con el silencio de la UNASUR la embestida de la Casa Blanca; o dar un paso al frente sin ms demoras, para no convalidar con el quietismo de la organizacin la agresin norteamericana que, huelga decirlo, no es slo contra el gobierno bolivariano. Que nadie se engae: el derrocamiento de Nicols Maduro se enmarca en un plan mucho ms general con el que Washington intentar redibujar el mapa sociopoltico de Amrica Latina y el Caribe. La agresin a Venezuela desencadenara un efecto domin que, ms pronto que tarde, arrasara con todos los gobiernos de izquierda y progresistas de la regin. Si no se lograra un consenso en la UNASUR para repudiar y rechazar los designios de la Casa Blanca entonces la crisis iluminar con potentes luces la escena poltica regional y permitir discernir cules son los gobiernos que de verdad apoyan al proceso bolivariano en Venezuela -y, por extensin, a las luchas emancipatorias de toda Nuestra Amrica- y cules lo hacen de la boca para afuera, mientras el imperio no emita una orden en contrario. Los primeros salvarn su honor como patriotas latinoamericanos; los otros, por su indiferencia, silencio o cobarda, se hundirn para siempre en la deshonra. En pocos das sabremos quienes estn en uno u otro lado.

Atilio A. Boron.​ Investigador Superior del Conicet​​ y Director del PLED ​ Programa Latinoamericano de Educacin a Distancia en Ciencias Sociales.

Su blog personal es: www.atilioboron.com.ar

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter