Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-03-2015

Cronopiando
Medios de comunicacin

Koldo Campos Sagaseta
Gara


Si existiera la justicia, ms all de la burla de la toga y el birrete; si la tica no fuera un mal respingo, por ende inoportuna y nada lucrativa; si los medios fueran independientes y no cautivos de los intereses de sus dueos; si la verdad no estuviera secuestrada tras un cdigo de barras, Obama, s, Obama, el flamante Premio Nobel de la Paz, el mejor spot urdido en la fbrica de presidentes de la Casa Blanca, ya habra sido juzgado y condenado. Y con l, ese siniestro coro de voraces fortunas cuya suerte no se dirime en las urnas porque est por encima de cualquier derecho y al margen de cualquier obligacin. No importa qu inventario se hiciera de los cargos en todos sobresaldra Obama y el poder que representa.

Hace apenas un mes el presidente estadounidense se jactaba pblicamente de la impunidad de sus delitos y, en cuidada entrevista para el portal Vox, cmodamente sentado, hasta llegaba a anunciar la intencin del crimen antes de perpetrarlo: Nuestra poltica exterior tiene una dosis de realismo por lo que Estados Unidos, en ocasiones, tiene que torcer el brazo a los pases cuando no hacen lo que queremos.

Y en estos das, Obama, precisando su poltica exterior, ha ido un poco ms lejos y ha acusado a Venezuela de amenazar su seguridad. Obama ha declarado la emergencia nacional por el extraordinario riesgo que supone la situacin en Venezuela.

Si este mundo fuera ese que ya ni nos atrevemos a soar, Obama nunca habra sido posible, pero este mundo no es el que soamos sino el que padecemos. Y por ello, ese estado delincuente que ahora amenaza a Venezuela con torcerle el brazo sigue dictando los destinos del mundo y decidiendo el bien y el mal. Son la salvaguarda contra el cambio climtico que ellos, ms que nadie, han provocado; la respuesta a la crisis que su modelo de desarrollo multiplica; la solucin al problema del hambre que sus polticas generan; la seguridad del mundo ante la amenaza terrorista que nadie como ellos encarna; la reserva espiritual frente al caos que se avecina y que ellos promueven. Ellos y quienes desde las sombras, esas que tanto invoca el presidente estadounidense, gobiernan realmente el mundo, su poder y sus finanzas, no desde las calles de Caracas, sino desde Wall Street, desde el Pentgono, desde esos putos canallas mentideros que todava se llaman medios de comunicacin.

El que ignora la verdad es un iluso, pero el que conocindola la llama mentira, es un delincuente, lo deca Bertold Brech para que los grandes medios, en absoluto ilusos, no ignoren de qu se les acusa.

(Euskal presoak/Euskal etxera)


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter