Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-03-2015

Rmoras del pasado

Arturo Balderas Rodrguez
La Jornada


Una vez ms el tema de la discriminacin racial es motivo de atencin en un discurso del presidente de Estados Unidos. El sbado 7 de marzo se conmemor el 50 aniversario de la marcha por el derecho al voto de los negros, encabezada por Martin Luther King, que concluy con la brutal represin policiaca en la ciudad de Selma, en el estado de Alabama, conocida como Domingo Sangriento. Hay momentos y lugares en la historia de Amrica sentenci Obama en la que su destino se ha decidido: Selma es ese lugar. La idea de una Amrica justa y generosa triunf en este lugar. A 50 aos de la masacre en Selma, nuestra marcha no ha concluido, pero nos acercamos cada vez ms.

En la semana en que Obama pronunci su discurso, la polica abata a dos negros en las ciudades de Atlanta, en el estado de Georgia, y Madison, en Wisconsin. De acuerdo con la informacin de la prensa, testigos presenciales declararon que, en ambos casos, los jvenes negros no opusieron resistencia cuando los policas les dispararon sin motivo aparente. Los antecedentes dan cuenta de una sistemtica discriminacin contra la poblacin de color en esas ciudades por parte de la polica. Los mandos policiacos, invariablemente blancos, justificaron la accin de sus subordinados, tambin blancos por cierto. En referencia a los recientes sucesos en Ferguson, Atlanta, Nueva York y otras ciudades estadunidenses donde la polica tambin ha abatidos a otros jvenes negros, Obama record que la sombra de la discriminacin racial an se cierne sobre Estados Unidos.

Tal vez el racismo sea difcil de erradicar. Pero lo grave es que en pleno siglo XXI la polica contine persiguiendo, acusando y castigando sin razn alguna a los ciudadanos cuyos ancestros fueron trados contra su voluntad para trabajar como esclavos. O a quienes ms recientemente llegaron, no para medrar, sino para ser parte esencial del crecimiento de la nacin. Obama tiene razn; la marcha por la igualdad no ha concluido. Lo sabe porque l ha sido blanco de la furia de algunos que lo critican, no debido a sus pifias como gobernante, sino porque no han podido concebir que llegara a la primera magistratura del pas. Tal vez hubieran preferido que la historia se congelara en 1861, cuando se inici la guerra que dio paso a la emancipacin de los esclavos.

Afortunadamente, cada vez es ms evidente que para las nuevas generaciones el color de la piel es una cuestin que no cuenta en sus relaciones como seres humanos.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2015/03/16/opinion/015o1pol


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter