Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-03-2015

El arte sin artistas: contra el artista CEO

Eunsong Kim y Maya Mackrandilal
Sixty inches from center

Traducido del ingls para Rebelin por Sara Plaza


No basta con suprimir al adversario si no borras su memoria y su capacidad para organizar un proyecto alternativo... Frente a esta estrategia podemos entender que las tres funciones principales de los testimonios son acusar a los verdugos, recordar el sufrimiento y la pica, y animar a los otros combatientes en medio de la retirada. Una cuarta funcin... consiste en realizar un anlisis racional de los problemas y los reveses sufridos... Sobre todo, acusar.

Ariel Dorfman, "Cdigo poltico y cdigo literario".

Para muchas de nosotras dentro del arte es algo familiar: recibimos un mensaje de LinkedIn en el que se nos informa de que alguien de nuestra red se ha convertido en CEO [director ejecutivo]. Se nos pide que hagamos click. Click click. "Propietario, Fundador, CEO de la Compaa Artstica X". Otro recordatorio de lo profunda y estratificada que se ha vuelto nuestra lealtad al capitalismo neoliberal.

Es tierno, es pattico o es cruel?

BFAMFAPHD y otros ya dejaron claro que los MFA [ttulos de Maestra en Bellas Artes] son posgrados fundamentalmente objetables y cuestionables, y aqu vamos a desarrollar esta cuestin. Efectivamente, no valen para nada, y queremos investigar y subvertir el deseo de conseguirlos.

Sostenemos que tanto el MFA como el MBA son una manera de legitimar la produccin capitalista, y conceden el derecho de convertirse en gerente y cobrar comisiones. Afirmamos que la funcin de ambos es resaltar y otorgar a unos pocos escogidos el derecho de obtener beneficios del trabajo inmaterial. Concuerda con los valores que la jerarqua del norte global multiplica: apreciar el trabajo inmaterial y solo a la gestin del trabajo material. Es decir: admiracin por lo que tu cuerpo no tiene que tocar, y por tu capacidad para controlar el cuerpo del otro.

Este punto de contencin no suele verse como fuente de vergenza esttica sino de xito creativo y emprendedor. Nos hablan con orgullo de las ideas de los artistas, las ideas de los CEO. Nos cuentan con orgullo cmo nacieron esas ideas, cmo fueron pensadas. Estos son nuestros diseos ms innovadores, nos dicen en revistas, anuncios y fotografas enmarcadas por cielos. Conceptualizamos, conceptualizamos, conceptualizamos. Como consumidores del norte global, aprendemos a no preguntar por el trabajo, los trabajadores, los subcontratistas (a menos que los subcontratados sean el objeto del montaje del artista). En los programas MBA/MFA somos adoctrinados para alcanzar, y elevar, la posicin de gerentes.

El auge del MFA refleja el auge del MBA. Dicen que estamos locas al entender las coincidencias como conexiones. As que leemos y leemos, profundizamos y profundizamos. Aunque, como Karen Finley nos recuerda a travs de Jane Blocker: "Podis leer vuestros jodidos libros. Pero todo sigue igual. No ha cambiado nada".

Esto es lo que los libros, la Internet y sus autores nos han enseado hasta ahora:

Los estudios universitarios de Escritura Creativa aparecieron en 1897 en Iowa, el posgrado de escritura se imparte en Harvard desde 1906. Los estudios universitarios de Bellas Artes en Chicago y Nueva York comenzaron a finales del siglo XIX, y los posgrados a comienzos de la dcada de los veinte del siglo pasado.

La actual Escuela de Negocios de Harvard se fund en 1908.

El MIT cre su propio posgrado de negocios en 1925.

En 1936 se cre el Programa de Escritura Creativa de la Universidad de Iowa (Iowa Workshop); la Escuela del Instituto de Arte de Chicago (SAIC, por sus siglas en ingls) fue acreditada en 1936.

Ttulo II de la Servicemens Readjustment Act, ley aprobada en 1944: La G.I. Bill proporcion la infraestructura financiera para disear los programas universitarios tanto de escritura como de Bellas Artes.

A finales de los cuarenta del siglo pasado, los MBA y los MFA se multiplicaron en las universidades. Los planes de estudios estadounidenses se exportaron a otros lugares y se establecieron programas de colaboracin.

En 2015, los programas MBA cuestan alrededor de 100.000-120.000 dlares y siguen aumentando.

En 2015 existen programas MFA en prcticamente todas las universidades (la matrcula alcanza fcilmente los 30.000-100.000 dlares) y no dejan de multiplicarse.

El MBA es un grado acadmico terminal.

El MFA es un grado acadmico terminal. (No hay trabajos para artistas; la universidad y los sistemas de educacin pblica lo dejan claro. El arte no es una profesin, pero da lo mismo: seguimos haciendo posgrados.)

Las lneas de tiempo coinciden por una razn. Adems de las fechas, tambin comparten ideologa:

Lo que te ensean los MBA:

- ganar dinero : tu nivel salarial refleja tu productividad, y en el capitalismo eso es lo nico que vales. Conforme vayas ocupando puestos ms elevados se esperar de ti que tambin hagas ganar dinero a otros (inversores), utilizando la magia de las participaciones accionariales, que es otra manera de ganar dinero para ti. No dejes de ganar dinero. Tu patrimonio es lo que mide tu valor social. No importa cmo ganes dinero, simplemente gnalo. Eso es lo que cuenta.

- una estrella dorada en tu currculo : es tu billete de entrada. No es barato, pero la recompensa es inmensa. No tendremos en cuenta los discutibles niveles de colocacin al terminar el grado que proporcionan las estadsticas. Para aquellos que consiguen el empleo el nmero de ceros vuelve invisibles a los que estn sin l.

- gestin de redes : aqu es donde pones a trabajar esa estrella dorada. Estas son las fiestas donde tus amigos te dan trabajo. Lo mejor es tener tantos amigos como sea posible. 1.500 contactos cercanos parece un buen comienzo.

- negociabilidad : la cima de tu valoracin es que te seleccionen. El director de contratacin de una empresa de la lista Fortune 500 puede ver si ests listo para ganar dinero. Ganar dinero para ti y para otros. No hagas preguntas difciles. Sonre, di patata, y gana dinero.

- profesionalismo : algo de fachada es necesario. Asegrate de que tu currculo tiene el formato adecuado y contiene algn detalle pintoresco, como tu aficin por el senderismo o esa vez que trabajaste como voluntario en una organizacin que ofreca "educacin financiera" a gente pobre. Asegrate de hacer algn curso en materia de "diversidad" para esquivar las demandas y la gestin de Relaciones Pblicas que inevitablemente llegarn.

Lo que te ensean los programas MFA:

- estrella dorada en tu currculo : tus credenciales importan. Tu pedigr importa. Tienes una placa y un arma, y puedes usarlas para acallar a los no iniciados. Mejor no usarlas por solidaridad, eso afecta al principio de escasez de mercado.

- gestin de redes : acceso a curadores, galeristas, coleccionistas. Necesitas reconocer a la gente adecuada en las fiestas. Ellos tienen que sentirse cmodos a tu alrededor. No hay necesidad de disgustarles hablando de la revolucin. Habla de lo mucho que te gust cada una de las exposiciones que visitaste en el ltimo mes, con independencia de su contenido. Muestra tu entusiasmo y admiracin por todo tipo de produccin. Mustrate verdaderamente interesado en el modernismo, esas lneas limpias y suaves. No menciones nunca la sangre y el sudor de los marginados que esas lneas intentan ocultar.

- negociabilidad : seleccin de galera. La ampliacin de tu bienestar en el mercado. Se provocador, pero deja intacto el statu quo. Mustrate agradecido por las "oportunidades" de realizar un trabajo no compensado. Agradece la "inversin" del dueo de la galera en ti. Nunca preguntes demasiado sobre el pasado de los coleccionistas. Todo el mundo tiene algo que esconder. Todo el mundo tiene inversiones dudosas en pases ricos en petrleo. Todo el mundo tiene algn que otro vnculo con contratistas de defensa.

- profesionalismo : afina tu declaracin artstica para crear tu marca del modo ms convincente. Utiliza la retrica de la teora crtica pero ignora sus implicaciones polticas. Ser "apoltico" es la posicin que mejor cae. A los acadmicos les gusta que hables de fracaso porque as no hay que hablar de justicia. A los curadores les gusta cierto carcter juguetn, la curiosidad distante, porque as no hay que hablar de tica. A los galeristas les gusta que hables de esttica para no tener que hablar de poltica.

- ganar dinero (pero no admitas nunca que eso es lo que quieres)

A quienes celebran los MBA? : Steve Jobs, Bill Gates, Buffet, Koch, hombres blancos ricos.

(Y si manipular el capitalismo no fuera una seal de inteligencia sino perjudicial para la humanidad?)

A quienes celebran los MFA?: Hirschorn, Vanessa Beecroft, Richard Serra, Santiago Sierra, Catalan, hombres blancos ricos con objetos en museos.

(Y si replicar el capitalismo no fuera una seal de creatividad sino perjudicial para toda la humanidad?)

*

Celebran a quienes el sistema quiere reproducir. Hacen hincapi en el "riesgo", en las "ideas" para que aceptemos que lo inmaterial es lo ms caro. Para que sigamos reproduciendo su lgica con nuestra prctica.

Los crticos de poesa establecen los vnculos por nosotros con cierta arrogancia, nos dicen con entusiasmo: "Recientemente, la CEO Vanessa Place fund la empresa transnacional de servicios de informacin VanessaPlace, Inc. Su misin es "convertir el capital cultural en cultura capitalizada" recitando el mantra "somos lo que vendemos, vendemos lo que somos".

Y continan: "El artista conceptual y el poeta conceptual se entrecruzan como gestores de informacin". La gestin se justifica organizando al Otro. Es su capacidad para externalizar la que justifica la gestin. Es su capacidad para transferir el riesgo la que justifica la gestin. Es su capacidad para permanecer libres de dao (bloqueadores) la que justifica la gestin. Gestores de algo en vez de trabajadores de algo; gestores de algo en vez de compaeros de algo.

Esta proliferacin sirve para negar el trabajo como lugar de creatividad, y el cuerpo como lugar de riesgo.

*

Dentro de la lgica de la gestin inmaterial se encuentra la cosificacin de la narrativa del arte como europeo, como produccin masculina cisgnero, que le debe todo a la blancura [whiteness]. Estas son la clase de mentiras que siguen circulando.

"Los escultores indios han explorado el arte de la danza para expresar el movimiento a travs de la forma con ms rigor que ningn otro escultor, con la posible excepcin de Degas en Francia". Pratapaditya Pal, en "A Collecting Odyssey: Indian, Himalayan, and Southeast Asian art from the James and Marilynn Alsdorf Collection".

Hemos alcanzado un punto en el que incluso la ejecucin del trabajo resulta irrelevante. Lo nico que importa es la idea. Estamos en un momento donde el arte permite hacer realidad el sueo capitalista. Ciertamente, Sol Lewit debi pensar que estaba liberando a los artistas del mercado, pero al mercado le gusta Sol Lewit. Y qu oportuno, justo a tiempo para celebrar el triunfo del capitalismo sobre el comunismo y el fin de la historia.

Por qu el trabajo se ha convertido en algo tan indeseable? Porque esta es la lgica del capitalismo, porque el 1% ha decidido que el trabajo es de lo que ms se puede sacar y al mismo tiempo lo menos deseable. Lo que ellos valoran es el contenido de la produccin: no paran de gritar que el contenido puede y debe separarse de la forma, de la produccin.

Quieren que asistas a sus ccteles mientras tu mujer/tus ayudantes se quedan hasta tarde haciendo el trabajo. Del mismo modo que sus obreros (subcontratados, externalizados, invisibles) producen su riqueza.

El artista es el CEO. Separado del esfuerzo. Separado del trabajo. El trabajo manual exige sacrificio: nuestros cuerpos, nuestro tiempo. Exige una pequea parte de nosotros mismos, de nuestras vidas, nos confronta con nuestra propia mortalidad. Existe un tipo de inmortalidad en las ideas: el mythos de la divisin cartesiana. Los pobres tienen cuerpo, se extrae su fuerza de trabajo. Los ricos se dedican a la gestin del patrimonio, el dinero hace todo el trabajo, generacin tras generacin.

El CEO elabora la declaracin de principios, traza el curso, cartografa el paisaje de su propia dominacin. Los trabajadores estn en el campo, en el taller clandestino, en la fbrica de iPhones. Son ellos los que hacen los aparatos, las aplicaciones que transforman nuestras vidas, y no tienen nada que decir? Son los ayudantes que coordinan los horarios, numeran los lienzos, copian y editan el cdigo, instalan y corrigen. La lgica del capitalismo vuelve los cuerpos prescindibles y las ideas fungibles. Estos son sus valores.

*

Necesitamos inventariar de manera radical las estrategias contemporneas que reinterpretan las ideologas del mercado capitalista. Necesitamos denunciar los nombres e imaginar futuros. Necesitamos enterrar los conceptos ms apreciados por los capitalistas del arte. Rquiem por las "ayudantes del artista"

"Damien tuvo la idea; nosotros simplemente nos encargamos de la manufactura". Ra chel Swainston, ayudante de Damien Hurst.

Necesitamos reflexionar sobre el gnero, sobre la autora, sobre el poder. Y luego necesitamos decir adis a las ayudantes del artista. Necesitamos reflexionar sobre lo que significa que el trabajo temprano de Dan Flavin fuera realizado por su esposa Sonja Flavin, sin reconocimiento alguno. O que Claes Oldenburg se valiera de la suya, Patty Mucha, para coser sus primeras esculturas blandas. O que Camile Claudel muriera en un centro psiquitrico. No son opciones sin consecuencias. No son accidentes. Son elecciones que reflejan quin acaba siendo el autor y quin haciendo el trabajo manual.

No seamos Sheryl Sandburg. No "sostengamos" el patriarcado y el capitalismo. Incineremos a ese cabrn. Como artistas, como escritoras, como creadoras, utilicemos esa imaginacin, esa inteligencia y esa creatividad que con tanto cuidado hemos cultivado e imaginemos/teoricemos/construyamos un mundo donde quien hace el trabajo manual sea tan importante como quien tiene las ideas. Un mundo donde dejemos atrs la jerarqua. El arte se beneficiar. Nuestras comunidades se beneficiarn. Nosotras nos beneficiaremos.

Rquiem por "la mano de obra subcontratada/forzada

"S, eso es lo que pregunta la gente, si es posible [devolver el monumento]. El dinero que se gast... va a costar mucho encontrar a alguien que lo financie. Fue verdaderamente caro" . Eric Farmer, Presidente de la Asociacin de inquilinos del complejo habitacional Forrest Houses, lugar del monumento efmero a Gramsci de Thomas Hirschorn en el Bronx, Nueva York, del 1 de julio al 15 de septiembre de 2013.

Este va a ser difcil. Aqu tendremos que echar abajo algunos dolos. Tendremos que preguntarnos qu significa utilizar los cuerpos de otros, los cuerpos de un cierto gnero, de una cierta raza, los cuerpos de los ms marginados, los cuerpos del sur global, para representar las ideas de los ms privilegiados.

Vamos a decir algo que parece muy obvio, y sin embargo brilla por su ausencia. Primero, no hacer dao.

El arte que dice representar la justicia social, como el monumento a Gramsci que mont Hirschorn en el Bronx, no puede hacerlo explotando la mano de obra subcontratada, a los pobres y desplazados. Est corrompido desde el principio por la ideologa de los opresores. Esto no es revolucin, es un safari, una performance de la movilidad de los ricos y la inmovilidad de los pobres.

El arte no debera matar gente, como hizo en 1971 la Escultura No.3 de Richard Serra.

El arte que dice visibilizar las desigualdades sociales, raciales y econmicas que existen en nuestras comunidades en general y en el mundo del arte en particular no puede valerse de la abyeccin de los impotentes y los indefensos, para azuzar a los poderosos, como hace Santiago Sierra en su pelcula Los Penetrados (2010), en Lnea de 250 cm tatuada sobre 6 personas remuneradas (1999) , o en Grupo de personas mirando una pared ("representada" por mujeres sin hogar en la Tate de Londres, 2002). Est corrompido desde el principio por la ideologa que pretende criticar. Es una re-actuacin que solo tiene consecuencias negativas. El arte ha favorecido esto. Los museos son los mayores repositorios de riqueza del mundo.

*

Rquiem por el "Artista"

"Nunca me ha preocupado ni lo ms mnimo ser reconocido. Somos colaboradores silenciosos. Nosotros no tenemos grandes ideas. Nos ridiculizaran si lo intentramos. Hay muchos artistas mediocres y no quisiera ser otro ms". R ungwe Kingdon, que dirige una fundicin en Reino Unido y trabaja para Hirst, Paolozzi, Chadwick y Gromley.

"Si mi propia actividad no me pertenece; si es una actividad ajena, forzada, a quin le pertenece entonces?" Marx, Manuscritos econmicos-filosficos.

Nosotras no somos novatas. Recorrimos vuestros paisajes y obtuvimos grados MFA. Escribimos desde el adoctrinamiento, nuestro proyecto es el sabotaje ntimo. Nuestro horizonte es la descolonizacin de la esttica y del mundo. Hemos visto los paralelos entre los MFA y los MBA, y sus funciones cruzadas dentro del capitalismo neoliberal. Al igual que los MBA, sostenemos que el MFA es un grado que otorga a personas del mbito artstico el acceso a las instituciones para convertirse en empresas (lo que cuenta y manda en el capitalismo estadounidense). Por supuesto, el MFA y el MBA no son la nica manera de llegar a CEO, pero es un camino directo para ser ascendido a gestor del trabajo inmaterial y material.

El norte global ha dejado claro que el trabajo inmaterial, la gestin de lo inmaterial, es lo que tiene ms valor de acuerdo a la escala de salarios, al cuidado que se pone en su representacin, y a su posicin jerrquica dominante. Nuestros actuales sistemas de valor han declarado la guerra absoluta a los que no tienen preparacin ("racializados"), a los subcontratados (pobres), a los cuerpos (feminizados) y a sus tareas. Estamos aqu para pedir y alentar prcticas culturales que incineren nuestro actual sistema de valor. Entendemos el "Arte sin Artistas" de modo afirmativo: como un sabotaje ntimo contra el fenmeno del "Artista CEO", contra la idea de CEO como cima.

El arte sin artistas se centra en el trabajo, en los objetos y en los sujetos que los hacen en lugar de centrarse en el mito de su inventor. El arte sin artistas resta prioridad al artista, y por restar prioridad entendemos que el artista es un obrero, un trabajador manual, y que no se vanagloria de esa posicin. Lo que persigue el arte sin artistas es fundamentalmente eliminar la categora de artistas. Ya tenemos algunos ejemplos: ah estn los movimientos de protesta como el 15-M en Espaa, un movimiento en buena parte anticapitalista que est en la calle desde 2011. En "Los intelectuales y el 15-M: una modesta propuesta para autoabolirnos", Luis Martn-Cabrera propone:

"[H]a llegado el momento de invertir la mirada, ha llegado la hora de suspender el goce infinito que proporciona el voyeurismo intelectual, dejemos por un minuto de mirar obsesivamente a la plaza, invirtamos el campo visual, mirmonos ahora a nosotros mismos mirando, o incluso mejor, dejemos de una vez por todas que el movimiento 15-M nos mire a nosotros, seamos objetos y no slo sujetos del anlisis".

Despriorizar el intelectualismo, el quehacer inmaterial, la "invencin", como la prctica ms radical posible. La abolicin de esas actividades ser a costa de la tradicin y los mitos que acompaan al Artista, pero estamos convencidas de que esta abolicin no afectar las fracturas de la produccin cultural, del hacer, ni del arte para sobrevivir.

A propsito de las asambleas del 15-M, Martn-Cabrera sugiere:

"[C]uanto ms avance el 15-M ms necesario ser abolirnos, no por 'antiintelectualismo', sino porque lo ms intelectual que podemos hacer ahora mismo es, aunque el ego se resienta, acudir a las asambleas, aportar lo que buenamente podamos a las comisiones con humildad, escuchar de t a t, hablar sin apellidos ni ttulo y, como mucho, sentirnos orgullosas de lo que hacemos igual que un carpintero se siente orgulloso de la mesa que ha construido. Obreras de la palabra, no seores respetables, a cada cual segn su necesidad, de cada cual segn sus destrezas".

No es una coincidencia que #BlackLivesMatter [#LasVidasNegrasImportan] surgiera fuera del circuito de galeras, no es una coincidencia que [la feria de arte] Art Basel se celebrara mientras se sucedan las protestas en Ferguson: no es una coincidencia que los miembros de Basel ni siquiera se plantearan cancelar las fiestas, las ventas, las exposiciones, no es una coincidencia que los participantes no necesitaran #shutitdown. No son coincidencias sino muestras explcitas de lealtad. Los artistas CEO, el hecho de encumbrar la gestin inmaterial, se oponen a un mundo ennegrecido [blackened] y descolonizado. Se trata de ideologas contrarias, y pensar que ambas pueden estar vigentes y coexistir de manera amistosa en esta coyuntura histrica es un mito que nosotras, como escritoras, como artistas y creadoras, debemos abolir. Esta es la tarea que tenemos el privilegio de asumir al ocupar esas posiciones.

No necesitamos confiar en un sistema fracasado de difusin en galeras y museos, que celebra lo inmaterial. No se puede confiar en los artistas que funcionan con la lgica del CEO. No podemos confiarles la fabricacin de las armas que necesitamos para incinerar este sistema; eso es lo nico que su tradicin y sus mitos nos han demostrado hasta el momento.

Nuestro horizonte es el arte sin artistas: el trabajo y los cuerpos. El arte sin artistas hacia la emancipacin.

Eunsong Kim y Maya Isabella Mackrandilal son escritoras y educadoras. Eunsong es investigadora y vive en el sur de California. Ha colaborado en numerosas publicaciones como por ejemplo AAWWs The Margins, Model View Culture, Iowa Review, Seattle Review, Tinfish y Denver Quarterly. Se la puede contactar a travs de @clepsydras. Maya es una artista afincada en Chicago. Se licenci en Artes de Estudio (Universidad de Virginia) y obtuvo el MFA de la Escuela del Instituto de Arte de Chicago. Miembro de la Coalicin de Artistas de Chicago, tuitea sobre arte, raza, gnero y cultura pop @femme_couteau.

Fuente: http://sixtyinchesfromcenter.org/magazine/art-without-artists-against-the-artist-ceo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter