Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-03-2015

Entrevista a tres mujeres que vivieron el 24 de marzo, de hace 39 aos, el golpe militar en Argentina
Las empresas entregaron a los militares listas de trabajadores que molestaban

Enric Llopis
Rebelin


El diario Pgina 12 titulaba ayer 24 de marzo Un da para recordar, defender y exigir, en referencia al 39 aniversario del golpe militar en Argentina y la posterior dictadura (1976-1983), que se sald con la desaparicin de 30.000 personas, el robo de cerca de 400 bebs y mltiples violaciones de los derechos humanos. A lo largo de todo el pas, las organizaciones de derechos humanos y de vctimas celebraron actos conmemorativos. En el estado espaol el programa Mujeres Libres de Radio Klara (emisora comunitaria de Valencia) program un conversatorio con tres mujeres argentinas que vivieron la poca: Josefina Juste (historiadora, profesora de la Universidad Madres de la Plaza de Mayo y una de las fundadoras en 1999 de la Ctedra Derechos Humanos y Discapacidad de esta universidad); Alicia Trussi (profesora de Filosofa de la Universidad de La Plata, jubilada del sistema educativo pero activa en la enseanza); y Gabriela Levato (politloga afincada en Espaa desde 1996, y que trabaja especialmente en el campo de la educacin). La entrevista es una prolongacin del debate radiofnico.

-Cmo vivisteis la madrugada del golpe, que abri un periodo de represin y tortura que se prolong durante siete aos?

Josefina Juste: Adems de la preocupacin que supuso enterarnos de madrugada de los que estaba pasando, en mi caso estuve detenida durante dos meses (por la agenda de otros compaeros que tambin resultaron detenidos). Colaboramos en lo que pudimos. Nadie saba al principio de la desaparicin de personas. Por eso buscbamos detenidos en el Ejrcito, en la Polica, en las comisaras Aunque no en los campos de concentracin, eso se supo despus.

Alicia Trussi: Lo recuerdo con alguna confusin. Previamente al golpe de estado, el gobierno de Isabel Martnez de Pern haca una poltica igual a la de la dictadura, con la nica diferencia de que era legal y constitucional: Se vivan momentos de mucha crueldad en el campo social, mucha represin y gente desaparecida. Especialmente en 1975, un ao antes del golpe, los grupos paramilitares hacan desaparecer a gente. As, cuando vino el gobierno de Videla, cuando la Junta dio el golpe de estado (la madrugada del 24 de marzo de 1976), dijimos: Esto es un desastre, otro golpe ms, pero antes tambin desaparecieron a ste o encarcelaron a aqul. Mucha gente, con gran ignorancia y pese a que ramos militantes, pens que el nuevo gobierno no actuara peor que el de Isabel Martnez de Pern. No acertamos a dimensionar lo que se nos vena encima. No dimensionamos los 30.000 desaparecidos ni el robo de bebs. En dos o tres das nos dimos cuenta de que estbamos en la peor de las dictaduras. Slo se dio cuenta un genio que tenamos en la Argentina y al que mataron, el escritor Rodolfo Walsh. Vio que la dictadura vino ac para cambiar el perfil del pas. Para meternos en el neoliberalismo.

-Gabriela Levato: En ese momento tena once aos. Viv la dictadura como un momento trgico, porque as me lo transmitieron mis padres. Me despert mi mam y me dijo: Empieza el peor periodo de la historia argentina, Gabriela. Fueron aos duros y oscuros en los que no sabamos cada da si mi padre volvera del trabajo.

-JJ: En mi caso vine de Uruguay, siendo militante tupamara, y sabamos lo que poda pasar. Los militantes de base tratbamos de sacar a gente de Uruguay (donde hubo un golpe de estado en 1973) y traerlos a Argentina, para despus sacarlos a Suecia. Por la trayectoria poltica de mi familia (refugiados polticos espaoles), por malo que fuera el gobierno de Isabel Martnez de Pern, haba elecciones en pocos meses y la posibilidad de cambiar las cosas. Cuando llegu a Argentina, la gente estaba demasiado acostumbrada a que total, un golpe de estado ms, no supone nada. Pero para nosotros, extranjeros, un golpe de estado era algo muy serio, y ms si haba militares de por medio. La misma madrugada del golpe empezamos a sacar libros de casa. En mi vida quem libros, pero entonces lo hicimos.

-Qu fue lo ms importante de lo ocurrido ese da (24 de marzo de 1976) y de la dictadura subsiguiente?


JJ: Por primera vez se estableci algo que se desconoca en Amrica Latina: la desaparicin forzada de personas y la apropiacin de los bebs. No la detencin, sino la desaparicin de la gente. Esto lo instala la dictadura argentina.

AT: Vivimos la peor entrega del patrimonio nacional (econmico e ideolgico). Estos aos de la dictadura sembraron el huevo de la serpiente. A la dictadura militar le sigui en un corto periodo un gobierno democrtico (Alfonsn), cuando se abrieron algunas puertas. Despus vino otra variedad de dictadura, la de Carlos Menem, que fue un gobierno servil a los Estados Unidos.

GL: Lo ms importante fue la implantacin de un estado terrorista que legitimara la violencia y la muerte, para detener el cambio. Argentina viva movimientos importantes de jvenes, trabajadores que impulsaban cambios por ms derechos y para avanzar en la democratizacin de los regmenes polticos. Esto suceda en Amrica Latina y en otros lugares del mundo. Argentina formaba parte de ese proceso. El estado terrorista y la detencin del cambio empezaron con Pinochet y continu en Argentina. Adems, la dictadura constituye un punto de inflexin. Hay dos elementos: la doctrina de seguridad nacional y, como se llam a s misma, proceso de reorganizacin nacional. Se instaur una idea de guerra y terrorismo, lo que no haba pasado antes en Argentina en esos trminos. Fue fundamental para el exterminio de la disidencia.

-Se ha hecho suficiente labor de memoria histrica? Por otro lado, quedan rescoldos de la dictadura en los actuales poderes del estado?


JJ: Lamentablemente, en este momento se nota en las generaciones ms jvenes el paso del tiempo, y hoy se recuerda la dictadura militar con ms suavidad. Pero el asunto est hoy instalado en la sociedad argentina y nadie se atreve a negarlo. Hubo unos aos en que una parte de los argentinos negaba la importancia del golpe. El famoso por algo ser, por algo te habrn detenido Hoy si alguien lo piensa, no lo dice. Hay reminiscencias de la dictadura. Pero fue fundamental que se decidiera el juzgamiento de los implicados. Los militares han pasado (y estn pasando todava) por los tribunales civiles. Adems, se est juzgando a civiles por su complicidad. No olvidemos que el poder econmico fue fundamental, de hecho, las empresas entregaban a los militares listas de delegados sindicales y de trabajadores que les molestaban. Esa gente desapareci.

AT: Desgraciadamente siempre se filtra algn hilo de la dictadura, aunque el gobierno sea democrtico. El autoritarismo tambin est en la condicin humana, nadie es del todo bueno y democrtico. La dictadura sembr, y todava hay gente que te dice la frase con los militares estbamos mejor. O como que a la noche se sala a la calle y no haba nadie, a mucha gente poco informada le parece que estbamos de maravilla; hoy, por el contrario (dicen), no sabes qu te puede pasar en la calle. Pero en la dictadura pasaba de todo, aunque estuvieran las calles aparentemente desiertas. Levantaban a cinco en una casa, en 15 minutos los suban a un camin del ejrcito y los desaparecan.

GT: A m me parece que se ha hecho muchsimo en materia de memoria histrica. En primer lugar, porque antes estaban en la lucha las madres y las abuelas, y hoy estn los hijos. As pudimos enlazar esta generacin perdida, que fue la de los desaparecidos. Adems, se retom la oposicin a las leyes de obediencia debida y punto final, con los que no se permiti la impunidad de todos aquellos que participaron en la represin siguiendo la cadena de mando. Eso era precisamente lo que nos preocupaba. Cuando estbamos en la universidad, decamos en la calle juicio y castigo a los culpables, y denuncibamos a toda esa gente que haba participado en la represin y poda quedar solapada. Por otro lado, cuando voy a la Argentina, las nuevas generaciones entienden lo que fue la violacin de los derechos humanos y el estado terrorista. Se habla en el secundario, en las universidades y entre la gente

-Tal vez el cdigo gentico de la dictadura pueda apreciarse hoy, principalmente, en la polica y el ejrcito?


AT: Los militares, las fuerzas armadas y los policas son herederos directos del poder dictatorial. Si puede, un polica de trnsito te pone una multa y te arruina. O bien te pide plata a cambio de no ponrtela. Quedan resabios de la dictadura por todas partes, pero donde ms se observan es entre las fuerzas de seguridad y en los militares. Los efectivos policiales han ido creciendo sin parar, tal vez para tapar la boca a la gente y a los medios que dicen que hay tanta inseguridad. Pero en la provincia de Buenos Aires hay cada vez ms polica y ms comisaras. Y no se resuelve nada. Adems, el conurbano bonaerense qued como destino final de toda la gente del interior que fue expulsada de su provincia por falta de trabajo; es tambin el marco ideal para ladrones, narcotraficantes La polica tiene all un maravilloso campo de entrenamiento. Los mismos represores de la polica bonaerense son tambin habitantes de ese cordn.

GT: Hay algo que no se debe olvidar. La idea de seguridad, vinculada al narcotrfico, hace pensar por momentos en una idea de remilitarizacin de la sociedad. Como estudiante viv en una ciudad, Rosario, que ha estado recientemente sitiada por la gendarmera. Fue tomada por la gran penetracin de las redes de narcotrfico, que con la complicidad (pienso) de las fuerzas de seguridad del estado, ha permitido la consolidacin de estas redes en Argentina.

JJ: No hay que olvidar de dnde vienen las fuerzas armadas y la polica argentina. Si ves fotos o pelculas de los que fue el ejrcito argentino, ests viendo al ejrcito de Austria y Alemania a principios del siglo XX. Es decir, lo peor que tenan las fuerzas armadas imperiales en Europa lo tom el ejrcito argentino. Hay un documental de Osvaldo Bayer, Panten Militar, que da cuenta de ello. La polica federal argentina, que se funda a finales de los 40 y principios de los 50, fue considerada la ms represiva y cruenta de Amrica Latina. Todo eso continu. En la segunda presidencia de Menem, y con Duhalde como gobernador de la provincia de Buenos Aires, recuerdo el caso Cabezas (1997). Un periodista al que mataron para dar un aviso. La polica nunca fue depurada. A la polica de la provincia de Buenos Aires no la toca nadie. Y eso que en las bandas de asaltantes y narcotrfico, es vox ppuli, hay gente de la polica metida. Hablamos de 60.000 agentes en la provincia de Buenos Aires.

-Ha terminado la poca de las dictaduras militares en Argentina y Amrica Latina? Si es as, supone esto un avance democrtico o ms bien las dictaduras se han sustituido por otros mecanismos, ms sutiles, de dominacin?


GT: Hoy se utilizan los golpes blandos. Hay poderes fcticos que se constituyen as a travs de, por ejemplo, los medios de comunicacin, las fuerzas del narcotrfico, los fondos buitre, el estrangulamiento en materia financiera El sector militar en argentina fue histricamente un guardin de los poderes econmicos. Pero lo fue tambin en Amrica Latina. No s si hoy podemos hablar de un contexto parecido, el de las dictaduras militares, pero creo que s hay una necesidad de volver a un orden que asegure ciertos intereses. Ahora bien, no podra decir qu forma va a tomar. Lo que s digo es que los golpes que ahora llamamos blandos estn ah, y esperan recuperar un espacio.

AT: En Argentina continan habiendo factores de dominacin internos y externos. Entre los de adentro, la gente con mayor poder adquisitivo y de la banca financiera. Son los ms ricos y poderosos del pas. Fuera tambin estn nuestros enemigos: los buitres, gente de la banca internacional, que quieren cobrar deudas entabladas, intereses e infinidad de cosas que nos reclaman.

JJ: El momento actual ha de contar con otras formas de dominacin, porque han aparecido otras fuentes de riqueza y de poder. Cuando el golpe militar en Argentina, en la dcada de los 70, se controlaban los pases a travs de sus dirigencias o de las fuerzas armadas. Hoy, la multinacional minera Barrick Gold tiene sectores y territorios ocupados en toda Amrica Latina, y por supuesto tambin en Argentina. Actualmente no se trata slo del entrenamiento de las fuerzas armadas en Panam o Fort Benning (sedes de la Escuela de las Amricas). De hecho, prcticamente toda la Patagonia argentina pertenece a capitales extranjeros, el ms conocido Benetton. Es la propiedad privada, que va a ser respetada como tal por las leyes locales, y que consagran los derechos de los propietarios.

La dictadura argentina del 76 estableci principios absolutamente diferentes. Por ejemplo, la gran pelea con la dictadura uruguaya es que esta quera reeducar y transformar a los guerrilleros. Los metan presos en condiciones espantosas. De hecho, el presidente Mujica y muchos tupamaros lo estuvieron. La disputa con los militares argentinos fue diferente. A la oposicin haba que exterminarla, y los campos de concentracin eran para tener a la gente ms a mano, y as poder liquidarla ms rpidamente. La idea de la dictadura argentina fue liquidar al diferente. Desde que se instal hasta 1983.

-Por ltimo, qu represent el Mundial de Ftbol de 1978, en el que Argentina result vencedora al imponerse a Holanda en Buenos Aires?


JJ: Fue espantoso. Tuvo mucha culpa el entrenador de la seleccin argentina, Menotti, que era comunista y no dijo ni una palabra. Ni l ni nadie. Los jugadores saban perfectamente lo que estaba pasando. Las Madres de Plaza de Mayo haban empezado a reunirse y hacer declaraciones a periodistas extranjeros, que venan al mundial. Los jugadores no podan decir que no saban qu pasaba. Adems, la Escuela Mecnica de la Armada estaba muy cerca del estadio del River Plate, donde se jugaron los partidos ms importantes. Y por otro lado, el famoso cantito con el que nos machacaron: mundial, mundial, fiesta deportiva sin igual.

AT: El mundial fue una gran cortina de humo para ocultar lo que estaba ocurriendo: desapariciones forzosas, torturas Fue un caramelito que se comi la sociedad argentina. El mundial les vino muy bien a todos. Toda la Repblica Argentina estuvo contenta durante un mes, en el que no se habl de otra cosa. Quedaron muy bien tapadas todas las tropelas

GT: Haba muchas calcomanas en los autos que decan somos derechos y humanos, en respuesta a la Comisin Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, que visit Argentina en 1979.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter