Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2015

Cronopiando
Semana Santa

Koldo Campos Sagaseta
La Jornada


Los usureros al frente de bancos y financieras, en Semana Santa, no perdonan nuestras deudas as como nosotros tampoco perdonamos a nuestros deudores pero, virtuosos que son, y agradecidos, se encomiendan a Dios por permitirles multiplicar sus panes y sus peces.

Los polticos, acostumbrados a tomar el nombre del pueblo en vano y a no dejar ileso ningn mandamiento, en Semana Santa, sin embargo, oran para no volver a caer en la tentacin hasta que caigan y, Dios mediante, resucitar al tercer da.

Los empresarios y dems gentiles mercaderes, en Semana Santa, despus de despedir obreros, tramitar expedientes y abaratar soldadas, cubren sus vergenzas con negros capirotes y en devota cofrada desmienten sus siete palabras.

Los jueces, versados en el Sanedrn de sus audiencias en llevar a la cruz a vergenzas sin cargos y en poner en la calle a cargos sin vergenza, en Semana Santa se lavan las manos y suscriben lo que firme el anillo que besan y disponga el poder que veneran.

Los torturadores, por misericordiosos, antes de incorporarse el Viernes Santo al habitual calvario en que trajinan ora la bolsa ora la picana, piadosos se persignan y flagelan tambin al cirineo por ser parte del entorno.

Los hipcritas son tan considerados que, en Semana Santa, penan descalzos sus nazarenas velas en tan ajeno entierro y por aquello de guardar las apariencias y mantener el tono con los das, hasta prefieren pasar por fariseos.

Los agnsticos, para curarnos en salud no obstante nuestra manifiesta incredulidad, tambin en estos das escribimos sobre la Semana Santa.

(Euskal Presoak/Euskal etxera)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter