Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2015

Ante las nuevas tentativas para establecer normas obligatorias para los sociedades transnacionales
Trabajar eficazmente para poner lmites al poder econmico transnacional

Alejandro Teitelbaum
Rebelin


Hace ya 40 aos que se intenta establecer un marco jurdico internacional para contener la actividad depredadora de las sociedades transnacionales.

Con ese objetivo el Consejo Econmico y Social (ECOSOC) de las Naciones Unidas cre en 1974 la Comisin de Sociedades Transnacionales, que se dio como tareas prioritarias, entre otras, investigar las actividades de las sociedades transnacionales y elaborar un Cdigo de Conducta para las mismas. Dicho Cdigo se discuti durante diez aos pero nunca vio la luz, a causa de la oposicin de las grandes potencias y del poder econmico transnacional.

En 1998 la Subcomisin de Promocin y Proteccin de los Derechos Humanos adopt una resolucin para estudiar la actividad y los mtodos de trabajo de las empresas transnacionales en relacin con el disfrute de los derechos econmicos, sociales y culturales y del derecho al desarrollo.

En la misma resolucin, la Subcomisin decidi la creacin y estableci el mandato de un Grupo de Trabajo para que realizara ese estudio.

El representante de Estados Unidos en el Grupo de Trabajo se adelant a presentar un Proyecto de una especie de cdigo voluntario para las sociedades transnacionales a las que agreg, "y otras empresas" con el propsito manifiesto de desvirtuar el mandato de la Subcomisin que se refera especficamente a las sociedades trasnacionales y no a cualquier empresa.

En efecto, en uno de los prrafos de la resolucin de la Subcomisin se sealaba que uno de los obstculos que se oponen al ejercicio de los mencionados derechos consiste en la concentracin del poder econmico y poltico en manos de las grandes empresas transnacionales.

No obstante la manifiesta insuficiencia e ineficacia del Proyecto, algunas "grandes" ONG, pidieron en la Subcomisin la aprobacin del mismo a libro cerrado, es decir sin modificaciones.

Por el contrario, el Centro Europa Tercer Mundo (CETIM) y el autor de estas lneas, que representaba en ese entonces a la Asociacin Americana de Juristas, se empearon en tratar de mejorar el Proyecto, proponiendo reformas de fondo al mismo a fin de que adquiriera cierta consistencia jurdica y alguna eficacia.

Despus de cuatro aos de debates, de la organizacin de un seminario internacional interdisciplinario y de una reunin de dos das con los miembros del Grupo de Trabajo y de la publicacin de varios documentos, el CETIM y el que esto escribe lograron que se mejorara el Proyecto, aunque muchas cuestiones esenciales no se incorporaron al mismo como, por ejemplo, la responsabilidad civil y penal de los dirigentes de las empresas, la responsabilidad solidaria de las sociedades transnacionales con sus proveedores y subcontratistas, la primaca del servicio pblico sobre el inters particular, la prohibicin de patentar formas de vida, la prohibicin de constituir monopolios en los medios de comunicacin de masas, sancionar la corrupcin practicada sistemticamente y en gran escala por las sociedades transnacionales, etc.

En sus sesiones de agosto de 2003, la Subcomisin aprob el proyecto y lo remiti a la Comisin de Derechos Humanos.

Pese a que el Proyecto aprobado por la Subcomisin estaba lejos de ser perfecto en materia de control y encuadramiento jurdico de las sociedades transnacionales, stas reaccionaron vivamente contra el mismo con un documento de unas 40 pginas, firmado por la Cmara Internacional de Comercio (ICC) y la Organizacin Internacional de Empleadores (IOE), instituciones que agrupan a las grandes empresas de todo el mundo. En dicho documento afirmaban que el proyecto de la Subcomisin socavaba los derechos humanos, los derechos y los legtimos intereses de las empresas privadas, etc. y exhortaban a la Comisin de Derechos Humanos a rechazar el proyecto aprobado por la Subcomisin. Finalmente en 2005 la Comisin de Derechos Humanos ignorando por completo el Proyecto de normas adoptado en 2003 por la Subcomisin (slo lo mencion para indicar que no tena ningn valor jurdico) aprob una Resolucin por la que invitaba al Secretario General de la ONU a designar un Relator especial.

Al aprobar dicha resolucin, los Estados Miembros de la Comisin de Derechos Humanos cedieron a las presiones de las empresas transnacionales, claramente formuladas en su documento.

Las "grandes" ONG aprobaron explcitamente o con su silencio- la lnea de conducta adoptada por la Comisin.

En julio de 2005 el entonces Secretario General Kofi Annan, entusiasta partidario de las privatizaciones, incluidos los servicios pblicos, nombr representante especial para estudiar el tema de las sociedades transnacionales al seor John Ruggie, su asesor principal en el Pacto Mundial (Global Compact), una especie de alianza entre la Secretara General de la ONU y las grandes sociedades transnacionales.

En 2012 el Consejo de Derechos Humanos aprob por la casi unanimidad de sus Estados Miembros los "Principios rectores" elaborados por Ruggie que cumplen estrictamente con el mandato del poder econmico transnacional: nada de normas internacionales de cumplimiento obligatorio para las grandes sociedades transnacionales. Ruggie fue premiado por su abnegada labor a favor del poder econmico transnacional con el cargo de consultor de Barrick Gold.

Consideramos que esta nueva tentativa de establecer un marco jurdico obligatorio para las sociedades transnacionales no debe recomenzar desde cero, sino que, quienes se proponen realmente combatir lo ms eficazmente posible las polticas letales del poder econmico transnacional en todas las esferas de la sociedad, no deben malgastar su tiempo en interminables y estriles debates con organizaciones cuyos intereses estn en conflicto con dicho objetivo, pues son beneficiarias de donaciones y/o subvenciones de grandes empresas e incluso en algn caso asociadas a ellas.

Ms bien deben recoger las experiencias negativas pasadas, entre ellas las tentativas provenientes de diversos horizontes: onusianos, gubernamentales y no gubernamentales (la historia comienza a repetirse) para frustrar el intento o por lo menos desvirtuarlo, y tambin recoger las experiencias positivas acumuladas en aos de debates y de estudios.

Y concentrar los esfuerzos sobre todo junto a los que luchan en el terreno con el propsito de someter a las sociedades transnacionales a un marco jurdico obligatorio y a un autntico control social.   

  

Alguna bibliografia

Alejandro Teitelbaum

-A un ao de la catstrofe de Bangladesh. Nueva iniciativa para terminar con la impunidad de las sociedades transnacionales.

http://cadtm.org/A-un-ano-de-la-catastrofe-de

-La catstrofe de Bangladesh, botn de muestra del capitalismo mundializado

http://www.jussemper.org/Inicio/Recursos/Actividad%20Corporativa/Resources/Catastrofe_de_Bangaladesh.pdf

-   Observaciones al Informe final del Relator Especial John Ruggie Sobre los Derechos Humanos , las empresas Transnacionales y Otras empresas

 Espaol

http://www.jussemper.org/Inicio/Recursos/Actividad%20Corporativa/Resources/Obervaciones_Info_Final_Ruggie-2011.pdf  

Franais

http://www.jussemper.org/Inicio/Recursos/Actividad%20Corporativa/Resources/Observations_sur%20Ruggie_final-2011.pdf

English

http://www.jussemper.org/Resources/Corporate%20Activity/observationsonruggie'sfina.html

-Comentarios al Informe del Secretario General de la ONU Contribucin del sistema de las Naciones Unidas en conjunto a la promocin del programa relativo a las empresas y los derechos humanos y a la divulgacin y aplicacin de los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos (A/HRC/21/21), que ser sometido al Consejo de Derechos Humanos en sus sesiones del 10 al 28 de setiembre de 2012.

http://business-humanrights.org/sites/default/files/media/documents/comentarios-al-informe-de-julio-a-teitelbaum-11-09-2012.pdf

-La armadura del capitalismo. El poder de las sociedades transnacionales en el mundo contemporneo. Editorial Icaria. Barcelona, enero 2010, 334 pgs.

Jos Elas Esteve Molt, Doctor de Derecho Internacional Pblico y Relaciones Internacionales

-Los Principios Rectores sobre las empresas transnacionales y los derechos humanos en el marco de las Naciones Unidas para proteger, respetar y remediar: hacia la responsabilidad de las corporaciones o la complacencia institucional?

En Anuario espaol de derecho internacional / vol. 27 / 2011. Universidad de Navarra.

http://dadun.unav.edu/bitstream/10171/34875/1/Esteve%20Molt%C3%B3%202011.pdf

Juan Hernndez Zubizarreta y Jess Carrin Rabasco

Las empresas transnacionales y los derechos humanos 

http://www.intervida.org/media/pdf/8-%20Hernandez%20y%20Carrion.pdf

 -Que la ONU deje de servir a las corporaciones transnacionales y rinda cuentas a la sociedad civil global

Naciones Unidas: Quin quiere pasar por la puerta giratoria?

Organizaciones latinoamericanas y comunidades campesinas, indgenas y afrodescendientes, que vivimos cada da la contaminacin y la explotacin de nuestros territorios por parte de megaproyectos en mano de empresas nacionales y transnacionales, observamos que Naciones Unidas pretende encubrir y normalizar conductas violatorias empresariales que atentan contra los derechos humanos de los pueblos.

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2012102308

 

-Les activits des socits transnationales et la ncessit de leur encadrement juridique . Actes et conclusions du sminaire organis par le CETIM et lAAJ Cligny (prs de Genve), 4 et 5 mai 2001.

http://www.globenet.org/aitec/chantiers/mondialisation/multinationales/seminairecetim.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter