Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2015

Siete familias y un estado

Edgar Borges
Rebelin


Los derechos humanos no se vulneran slo con balas, represiones o censuras directas. La dignidad de las personas tambin se viola utilizando la economa como barrera social. La violencia directa es una obviedad que se le atribuye en exclusiva a los hechos de sangre. Pero, qu es la crisis que el sistema global se invent en 2007? Qu practican los estados cuando recortan en salud y educacin? Violencia tambin es hablar de pesimismo maquillado de estafa pblica o de optimismo disfrazado de resignacin. Violencia es utilizar los conceptos para enmascarar los hechos. Violencia es pedir el sacrificio de todos en nombre de la rentabilidad de una minora. Hoy no venimos a hablar de economa, venimos a hablar de humanidad; cundo escucharemos decir algo parecido a un grupo poltico europeo?

Noticia no muy divulgada: Las familias del corraln de Buena Ventura, desalojado en 2013, han denunciado a Espaa frente a las Naciones Unidas por presuntas vulneraciones de los derechos de los menores relacionadas con el desahucio del inmueble... Segn informaron fuentes de Oficina Prekaria en un comunicado, la decisin de las familias se produce despus de que el pasado marzo el Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nmero 1 de Mlaga decidiera desestimar la demanda alegando motivos formales y sin querer entrar La Opinin de Mlaga.

Poco se puede esperar de la ONU en un mundo donde no se condena la violencia ejercida bajo el amparo de la legalidad, sin embargo vale la pena reivindicar la intencin de siete familias que no se conforman con ser parte del vertedero de la crisis. Espaa se ha convertido en el laboratorio de la nueva fase capitalista. Poco dicen las noticias sobre los desahucios a ancianos o a familias con recin nacidos. Hoy el suicidio por causas econmicas es el corredor de la muerte del sur de Europa. Nunca cre ver un batalln de policas rompiendo las puertas de hogares endeudados. No debemos ser esclavos de las palabras, la democracia sin fondo es un concepto que se pervierte. La precariedad de la mayora y el creciente poder de una minora, la dramtica puesta en escena que nos presentan despus del montaje de la crisis.

Nada o poco, la bolsa o la vida, el paro o el subempleo, como toda seleccin binaria, es un atraco encubierto. Las siete familias espaolas han optado por una tercera matemtica. Una tercera lgica que nunca ser la de la ONU, sino la de su propia decisin que les ha llevado a buscar vas para defender la dignidad.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter