Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2015

Petrobras y la crisis estructural del modelo de desarrollo lulista

Juan Luis Berterretche
Rebelin


Brasil atraviesa por un agotamiento del modelo de desarrollo productivo petista, que est provocando como consecuencia directa una profunda crisis institucional, econmica y social.

En el plano institucional hay un deterioro de la imagen presidencial y una incapacidad total de reaccin del ejecutivo gubernamental que abarca al conjunto de los ministerios, cuyos titulares provienen de alianzas espurias con partidos volcados en especial al saqueo de las arcas pblicas.

Pero en el plano de las instituciones no es slo la presidencia que arrastra un menoscabo de la credibilidad, tambin el Congreso tiene en casi igual porcentaje un drstico rechazo de la poblacin. Recordemos que el agro-negocio obtuvo ms de la mitad de parlamentarios en la Cmara de diputados, que los dueos de empresa que son mayora, aprobaron la tercerizacin legal del trabajo. Y que los parlamentarios de las iglesias-empresas y de los sectores represivos -la llamada bancada de la bala- copan comisiones y logran una primera aprobacin de reduccin a 16 aos de la mayora penal. Algo que slo puede tener como objetivo la implcita legitimacin del genocidio actual de la niez y juventud negra en las favelas 1/.

En lo econmico y lo social las apuestas definidas por el PT: las energas responsables del efecto invernadero, la minera a cielo abierto, las macro-hidroelctricas y el agro-negocio productores de desastres ambientales, slo conducen a empeorar los problemas y a alejar las bases sociales que los llevaron al gobierno. La opcin por el pre-sal es una apuesta al inexistente futuro de los combustibles fsiles, cuando varios pases investigan y se adaptan a las energas renovables. La minera y el agro-negocio es optar por desforestar y por contaminar agua, tierra, aire y envenenar los alimentos con agro-txicos. A la vez que promueve la violencia rural, la expulsin de la poblacin campesina y el crecimiento de periferias pobres en las ciudades.

Petrobras no es una empresa estatal

En Brasil existe un mito alentado por el Lulismo que identifica a Petrobras con una empresa estatal brasilea. No vamos a recorrer la historia de las transformaciones legales que sufri Petrobras desde su fundacin en 1953. Nos remitiremos slo a recordar los primeros intentos del presidente Collor de Melo de privatizacin petrolera, exitosos en el sector petroqumico, privatizado en su totalidad. Pero fue en 1997, que el gobierno de Fernando Henrique Cardoso (PSDB) transform Petrobras en una sociedad annima con un 70% de su capital comprado por grandes especuladores extranjeros que presionaron para tercerizar la mano de obra. En los 16 aos siguientes cerca del 80% de la mano de obra de la empresa, -ms de 250 mil funcionarios- fueron tercerizados en subsidiarias con el objetivo de disminuir sus derechos. Al mismo tiempo la privatizacin rebaj cualitativamente la participacin accionaria gubernamental en la empresa.

Junto a la des-estatizacin de Petrobras, el presidente Cardoso elimin el monopolio estatal sobre la explotacin petrolera y lo sustituy por una Agencia Nacional de Petrleo (ANP) que acta como reguladora de la privatizacin, encargada de otorgar concesiones a empresas privadas en la explotacin petrolera. Es esta ANP la que autoriz en 2008 a Halliburton -s, s ley bien- los traslados de la informacin sigilosa de la cuenca petrolera de Santos, un yacimiento con un valor estimado en billones de U$S. Entre Santos y Rio de Janeiro desaparecieron los laptops, discos rgidos, memo ria s , y otros aparatos, donde estab a toda la informacin reservada sobre el yacimiento Campo de Jpiter. Como es fcil de deducir ni la ANP fue investigada, ni el robo fue esclarecido /2.

Petrobras, entonces debi someterse a competir con las corporaciones que ingresaran al mercado petrolero brasileo. Sin monopolio, la exploracin de petrleo es hecha a partir de tres tipos de contrato: concesin, contrato de explotacin conjunta con el estado, y contrato de servicios. En el caso de la licitacin de Libra realizada en octubre de 2013 /3 -con movilizaciones opuestas de los trabajadores petroleros- fue el de explotacin conjunta, por el cual el gobierno recibe una parte del crudo a ser producido por la corporacin concesionaria.

Para Fernando Siqueira, Diretor de Comunicaes de la Associao dos Engenheiros da Petrobrs (AEPET), la corporacin petrolera y su cadena productiva es un oligopolio privado transnacional /4 , desde qu, bajo la presidencia de FHC, se transform en una empresa de capital abierto cuyas acciones se negocian en las bolsas de valores internacionales. Y cuyas decisiones estn subordinadas al aumento de los dividendos y no a los intereses soberanos estratgicos del pas. En la actualidad ms del 70% de su capital est en manos extranjeras. Una parte de esta cantidad se negocia para extranjeros en el mercado de capitales brasileos /5 , y los llamados ADRs (American Depositary Receipts) son certificados denominados en dlar, emitidos por bancos estadounidenses y negociados en el mercado de capitales de EUA. Lo que obliga a la empresa a cumplir con todas las reglas de la Securities and Exchange Comisin (SEC), agencia que regula el mercado de capitales de EUA y publicar sus balances de acuerdo a las normas contables estadounidenses. Esto determina tambin que los dividendos de las acciones en su mayor parte van hacia el sector privado y que en su mayora se suman al capital financiero internacional.

La operacin lava-jato

Que el gobierno tenga la potestad de nombrar los ejecutivos que dirigen a la transnacional por tener ms del 50% de las acciones con derecho a voto, no cambia el carcter econmico de Petrobras. Ms an, ese privilegio gubernamental lejos de actuar en forma positiva sobre la corporacin ha sido el origen de la inmensa corrupcin que hoy se ventila en la operacin lava-jato y que ha degradado la situacin de Petrobras desde sus entraas.

As como en el Mensalo , que el PT hizo un abandono explcito de la sana conducta poltica en beneficio de la gobernabilidad, en la corporacin petrolera la institucionalidad petista pens que como los partidos patronales coimeaban con normalidad los contratos otorgados por Petrobras a otras empresas, se trataba de una prctica normal que podan adoptar con impunidad para financiar sus campaas electorales. Es cierto que se trata de un esquema de corrupcin que no empez con los gobiernos petistas y que fue usufructuada por funcionarios gubernamentales desde antes de la privatizacin de Petrobras por el presidente Cardoso. La gobernabilidad empuj a los gobiernos petistas a apartar las inquietudes ticas de sus fundadores y usufructuar de ese pacto poltico inter-burgus con el engao de que no seran punidos. Tarde se han dado cuenta que no eran bienvenidos a los pactos de corrupcin de la oligarqua. La prioridad actual de la burguesa es continuar desestabilizando el gobierno inestable de Dilma Rousseff, y la del capital imperialista de despedazar y adquirir como chatarra una empresa que hasta hace poco competa con el trust petrolero en varios pases de Latinoamrica y frica.

Alberto Yousseff, (la grafa similar al apellido presidencial es pura casualidad) originario de la ciudad de Londrina (Paran), es quien deton el caso Petrobras que afecta de lleno al estrablishment empresarial, poltico y financiero brasileo. Yousseff se inici como contrabandista, de ah pas a actuar como cambista y luego adopt la funcin ms ventajosa de lavado de dinero ilegal para funcionarios comprensivos, empresarios vidos y polticos desinhibidos. Ya procesado por el caso Banestado donde blanque R$ 2.080 millones y con su familia acosada, sus bienes bloqueados y una pena previsible de 20 aos de crcel encima de su cabeza, decidi hacer un acuerdo de colaboracin con la Justicia para obtener inmunidad. A partir de all expuso el funcionamiento de su trama de excusar dinero de comisiones. No usemos la palabra soborno que tiene un tcito contenido delictivo. Fue entonces que revel la existencia de un club de directores de grandes empresas que dividan un porcentaje -al parecer la norma era 3%- de cada obra de Petrobras obtenida, con polticos complacientes y prsperos. Para el Ministerio Pblico Federal la trama delictiva de Yousseff y el trfico de influencias que implicaba, se trata del mayor escndalo de corrupcin en la historia de Brasil.

La lite poltica brasilea dedicada con gran conviccin a los fraudes contra el Estado, decidi que la situacin poda aprovecharse para agitar una campaa anti-corrupcin centralizando la responsabilidad en el gobierno petista. Para la oposicin del PSDB era una oportunidad de revancha luego de la derrota electoral de 2014. Pero la agitacin ha tenido consecuencias contrapuestas a los objetivos de sus promotores. Ya, adems del PT, otros cuatro partidos aliados y opositores, PMDB, PSDB, PP e PTB estn siendo investigados. Entre los primeros 54 acusados, tanto el presidente de la Cmara de diputados Eduardo Cunha, como el presidente del Senado Renan Calheiros integran la lista de los 21 reos autorizados a investigar por el Supremo Tribunal de Justicia por tener foro privilegiado. Ambos son piezas imprescindibles para la actual desestabilizacin del gobierno petista, pero han sido arrastrados en el huracn del escndalo. Cunha fue denunciado por un ex-polica federal que trabajaba para Yousseff, que afirma haber entregado un maletn de dinero en su casa. Con los antecedentes coloridos de Cunha es viable inducir que no se trata ni del primero ni del ltimo maletn remitido a su domicilio. El actual presidente del Senado, Renan Calheiros fue acusado por el ex-director de Petrobras Paulo Roberto Costa de haber recibido propina en contratos con una empresa constructora. Tambin Collor de Melo, segn Yousseff, recibi coimas en una operacin de BR Distribuidora, subsidiaria de Petrobras. Y como es obvio, el Congreso no gan apoyo popular, con la revelacin de estos hechos.

Los primeros resultados indeseables para la oligarqua pudieron medirse en la calle: la brusca cada de participacin ciudadana en la segunda marcha convocada contra el gobierno para el domingo 12 de abril. No se repiti como esperaban la fiesta de la democracia impulsada por los grandes medios de comunicacin y lo ms rancio de la oligarqua. En este escenario los sectores populares empiezan a tener ms claro el panorama.

Petrobras: los tentculos de la crisis

El balance financiero de la empresa fue postergado por varios meses y cuando divulgado parcialmente -sin aval de auditora externa- en enero de 2015, no consigui determinar cul es la prdida en su patrimonio. Y cul sera el valor que deber ser suprimido de los activos de la empresa. Los nmeros de la corrupcin que hoy se aseguran en R$ 800 millones, podran variar de R$ 4 mil millones a R$ 88,6 mil millones, segn la ex-presidenta Graa Foster de la compaa. La postergacin del balance abri la posibilidad de un juicio en EUA por parte de accionistas estadounidenses, que ya fue iniciado.

Segn el portal de Bloomberg, el valor de las acciones de Petrobras, que era de U$S 310 mil millones en la cspide alcanzada en 2008, cay para U$S 48 mil millones en los primeros meses del 2015. El capital accionario de la corporacin se redujo a un 15% de lo que vala en el mercado hace 7 aos. O sea han desaparecido U$S 262 mil millones. Lo que significa una prdida, en el cambio actual reales/dlares de 700 mil millones de reales /6.

La deuda de Petrobras subi en proporcin inversa, llevando al deterioro de la capacidad de inversin y exigiendo que la empresa gaste gran cantidad de recursos en el pago de intereses. En el segundo trimestre de 2014 la deuda lquida de la empresa era R$ 241 mil millones lo que indicaba un endeudamiento lquido del 40%, en cuanto la meta empresaria era de 35%. Para el analista Flavio Conde la deuda lquida debe haber alcanzado R$ 264 mil millones en el tercer trimestre del ao pasado, pasando para un 43% de endeudamiento lquido /7 . Y estos son datos de diciembre de 2014. Desde esa fecha a abril de 2015 la situacin no ha hecho ms que agravarse.

Confirmando la fuerte presin del endeudamiento, Petrobras anunci el 02/03/2015 la venta de activos, proyectos, negocios y propiedades de la empresa para el bienio 2015/2016 por valor de US$ 13,7 mil millones (o casi 40 mil millones de reales). Segn la compaa, el valor fue aprobado por la direccin ejecutiva a final de febrero. Petrobras est usando el trmino de desinversin para la operacin. En realidad se trata de un proceso de descapitalizacin.

Y el problema no solo abarca a Petrobras. Se trata de hacer consciencia de que toda la cadena de produccin de petrleo est en crisis. Ya la quiebra de las empresas de Eike Batista tendra que haber dado un alerta al gobierno del PT. Ahora son varias las empresas en situacin crtica. La empresa Sete Brasil, creada para construir sondas y plataformas e incentivar la industria naval y siderrgica tiene un dficit de 30 mil millones. Y su presidente Luiz Eduardo Carneiro declara no tener capital para pagar a los astilleros. En el complejo petroqumico de Comperj en Itaborai/RJ hay 2500 funcionarios de la empresa Alumini Engenharia sin salario hace tres meses y otro 469 fueron demitidos sin recibir parte de sus derechos de despido. La Engevix cerr su astillero en Rio Grande do Sul, la Camargo Correa demiti la mitad de su administracin, la Mendes Jnior detuvo la transposicin del Rio San Francisco y la Odebrecht amenaza parar las obras de la Olimpada Rio 2016.

La situacin es de parlisis en expansin. Las refineras Premium I y Premium II, planeadas para ser construidas en Bacabeira (MA) y So Gonalo do Amarante (CE) fueron abandonadas y todo el dinero invertido hasta el momento de la decisin de abandonar los proyectos, fue perdido. El estado de Rio de Janeiro ya tuvo una disminucin de su recaudacin en 2014 por cuenta de la crisis de Petrobras. En 2015 la situacin debe empeorar. Diversos municipios estn entrando en recesin y disminuyendo su padrn de trabajadores /8.

La crtica situacin de Petrobras contribuye para el cuadro recesivo que el ministro de economa empuja con su ajuste fiscal. Las previsiones del banco Central de Brasil apuntan a una recesin con aumento de la inflacin para 2015.

Combustibles fsiles: apostar al pasado

Los yacimientos de petrleo del pre-sal, a una profundidad de 5.000 metros por debajo del fondo del mar y unos 7.000 metros bajo la superficie del ocano, deben ser probablemente enormes. Esto no significa que sean reservas econmicamente viables y mucho menos ecolgicamente sustentables. El alto costo de exploracin del petrleo en el ocano levanta una duda sobre su viabilidad econmica y ya ha demostrado ser psimo para el medio ambiente /9  

Los precios del petrleo se han reducido a la mitad desde junio/2014, con el punto de referencia Brent en el mercado del petrleo crudo a menos de 50 dlares el barril en enero de 2015. Si estos precios se mantuvieran muchas reservas quedaran inviables. Ya que los proyectos que las grandes petroleras tienen entre ahora y 2025, requieren un precio internacional del petrleo de un mnimo de 95 dlares el barril para obtener beneficios. La mayora de estas reservas de alto precio se encuentran en las nuevas fronteras abiertas por la industria en el rtico, las aguas profundas del ocano o fuentes poco convencionales como las arenas bituminosas de Alberta, donde en 2014 se aplazaron tres grandes proyectos a causa de la cada de los precios del petrleo.

Para Petrobras, cuyas inversiones en petrleo de las aguas profundas del Atlntico Sur la han convertido en la compaa ms endeudada del mundo y la han dejado al borde de la bancarrota, James Leaton, director de investigacin de Carbon Tracker afirma que muchos de sus nuevos yacimientos marinos tienen un precio de equilibrio costo/ganancia de 120 dlares por barril /10 . As mismo que el precio internacional del barril vuelva para los 100 dlares, la rentabilidad de los yacimientos del pre-sal no deja de estar comprometida.

Cuando se habla de costos en la extraccin petrolera se deja de lado los costos ambientales por las emisiones de gases de efecto invernadero y que no son tomados por los perforadores, refinadores, distribuidores y consumidores de petrleo, sino por los contribuyentes en general, quienes asumen a la fuerza las consecuencias financieras, climticas, medioambientales, de salud de la poblacin, que se manifiestan por meses, aos y dcadas ms tarde. Es un pasivo econmico que nunca asumieron las empresas dedicadas a la explotacin de los combustibles fsiles.  

A principios de 2014, las cuatro principales compaas petroleras: Exxon Mobil, Chevron, British Petroleum y Shell, fueron incluidas en la revista Climatic Change como uno de los 90 negocios globales responsables de dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo.

En 2013 hubo una revelacin que indica que las compaas petroleras saben que va a llegar el momento de tener que asumir costos mantenidos ocultos del pblico, que son parte de los costos totales reales del petrleo. En la contabilidad interna de las empresas las emisiones de dixido de carbono y dems gases de efecto invernadero comenzaron a tener un precio. Este vara entre ellas de 46 a 60 dlares por tonelada mtrica. Para las compaas petroleras el conteo de los costos del cambio climtico equivale por ahora a un registro de riesgo y... un reconocimiento implcito de que en algn momento en el futuro la sociedad podr obligarlos a asumirlo /11.

Pero con Naomi Klein no creemos en la solucin propuesta por sectores del mercado de fijar precio para la emisiones de dixido de carbono, porque no van a la raz del problema. La cuestin de fondo es que los intereses productivos de los capitalistas y los rentistas del capital financiero, no coinciden ni con la salud de la naturaleza ni con la salud de las personas La solucin verdadera es un cambio radical del modelo de produccin y consumo /12.

Lo que queramos remarcar es que en los altos costos extractivos del pre-sal los pasivos ambientales nunca fueron contabilizados. Lo que reafirma que la apuesta estratgica lulista a los combustibles fsiles, es contraria a un futuro ya delineado mundialmente de des-carbonizacin de la economa, en la direccin de una nueva matriz energtica apoyada en fuentes renovables.

Por un futuro posible

El modelo de desarrollo del progresismo petista ha logrado integrar varias dinmicas que solo pueden garantizar el fracaso econmico y el retroceso social y poltico de Brasil.

La estrategia lulista de no enfrentamiento a la oligarqua, de mover los hilos de la sociedad mejorando algo la situacin popular, pero sin enfrentar los intereses del gran capital, en una situacin recesiva ya no tiene cabida posible. La negacin de la contradiccin que esto implica, es negar la condicin intrnseca del capitalismo actual.

Y la presidente insistiendo con el mismo esquema errado de desenvolvimiento, agrava sus consecuencias con un plan econmico de ajuste fiscal y austeridad para los asalariados. Al mismo tiempo el Congreso que ha alcanzado en esta legislatura el grado mximo de subordinacin corporativa a los sectores empresariales retrgrados, las corrientes religiosas altamente intolerantes y las tendencias polticas ms reaccionarias, est dedicado a tomar medidas cada vez ms agresivas contra la poblacin, sus derechos y libertades.

Pero en los ltimos aos los trabajadores y los movimientos sociales y populares han acumulado una enorme experiencia de lucha con muchas conquistas y derrotarlos no parece ser una tarea a la altura de un gobierno inestable y un Congreso desprestigiado. Dejemos algo claro. Nuestra visin crtica del modelo de desarrollo lulista no significa pensar que Brasil no tenga futuro. Es que ha estado encaminado durante dcadas en futuros errados. Brasil tiene en su territorio y su naturaleza, en la sensibilidad y esfuerzo de su poblacin, en sus cientficos y sus tcnicos, en sus artistas, sus profesores, sus mujeres y jvenes -principalmente en ellos-, en su gente comn blanca y negra que trabaja y suea, todo el impulso de un futuro lcido para dar bienestar a su poblacin. Son sus polticos y su sistema institucional degradado, que no le permiten al pas liberar todas sus potencialidades. Y esta comprobacin tiene varias implicancias que an no han sido encaminadas y resueltas positivamente por la lucha de clases.
 

Notas

1/ En menos de siete aos, habrn muerto 42.000 jvenes de forma violenta en Brasil. Infobae 28 01 2015. La estimacin fue hecha por un estudio sobre homicidios en la adolescencia presentado hoy en Ro de Janeiro. La mayora de los casos se registra contra adolescentes de piel negra y en la regin noreste del pas.... Segn datos de esta investigacin, 7.592 personas con edades entre los 12 y los 18 aos murieron de forma violenta en 2012; cifra que permite proyectar la muerte de otros 42.000 adolescentes por este motivo entre 2013 y 2019.... Los datos del estudio, elaborado de forma conjunta por la Secretara de Derechos Humanos de la Presidencia de Brasil, Unicef, el Observatorio de las Favelas y el Laboratorio para el Anlisis de la Violencia de la Universidad del Estado de Ro de Janeiro (Uerj), arrojan adems luz sobre el grave problema de desigualdad racial que existe en el pas en torno a la violencia contra los adolescentes. http://www.infobae.com/2015/01/28/1623556-en-menos-siete-anos-habran-muerto-42000-jovenes-forma-violenta-brasil.

2/ JLB Petrobrs confia sua informao sigilosa aos piratas da Halliburton. Desacato.info 05 03 2008.

https://www.facebook.com/Portal.Desacato/posts/506241442799658

3/   JLB   2013: jaque al lulismo".

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=179053

desacato.info/destaques/brasil- 2013 -xeque-ao- lulismo/

www.lahaine.org /mundo.php/brasil- 2013 - jaque-al-lulismo

4/ Apresentaao em tema AEPET Associaao dos Engenheros da Petrobrs. Conjuntura Internacional do Petrleo, Fernando Siqueira Director de Comunicaoes - Rio de Janeiro.

http://slideplayer.com.br/slide/292922/

5/ Se trata de las acciones de propiedad de extranjeros, identificadas por la resolucin n 2.689 del Consejo Monetario Nacional y que se negocian en el mercado de capitales brasileo.

6/ Jos Eustquio Diniz Alves. O pr sal a crise na cadeia produtiva da Petrobras e a estagflao brasileira EcoDebate, 04 03 2015.

http://www.ecodebate.com.br/2015/03/04/o-pre-sal-a-crise-na-cadeia-produtiva-da-petrobras-e-a-estagflacao-brasileira-artigo-de-jose-eustaquio-diniz-alves/

7/ Paula Barra Balano da Petrobras... Infomoney 12 12 2014

http://www.infomoney.com.br/mercados/acoes-e-indices/noticia/3746401/balanco-petrobras-recompra-bovespa-mais-noticias-nos-destaques

8/ Jos Eustquio Diniz Alves. Ibidem.

9/ Jos Eustquio Diniz Alves A mistificao do pr-sal est afundando o Brasil EcoDebate 08 04 2015.

10/ Fred Pearce La marea global puede estar volvindose en contra de los combustibles fsiles?   Environment 360. 13 01 2015.

http://e360yale.universia.net/la-marea-global-puede-estar-volviendose-en-contra-de-los-combustibles-fosiles/

11/ Mark Shapiro and Jason Scorse Oil Companies Quietly Prepare For a Future of Carbon Pricing Environment 360. 23 09 2014.

http://e360.yale.edu/feature/oil_companies_quietly_prepare_for_a_future_of_carbon_pricing/2807/

12/ Naomi Klein. This Changes Everything: Capitalism vs. the Climate, Amazon, 16 09 2014.

http://www.amazon.com/This-Changes-Everything-Capitalism-Climate/dp/1451697384

 

Juan Luis Berterretche es Miembro del Consejo de edicin y redaccin de Desacato.info.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter