Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2015

Dwekh Nawsha, una milicia iraqu cristiana

Andy Spyra y Sinan Antoon
Jadaliyya

Traduccin para Rebelin de Loles Olivn.


La cada de Mosul y otras ciudades de la llanura de Nnive, en el norte de Iraq, bajo control de ISIS el verano pasado fue una tragedia inmensa. Forz a cientos de miles de iraques a abandonar sus hogares. Los cristianos iraques, junto con los yazides y chies e incluso los sunes que se opusieron a ISIS fueron objetivos prioritarios. La estimacin del nmero de iraques cristianos que haba en Mosul en 2003 alcanzaba los 60 mil. Dcadas atrs fue ms elevada. Pero la dictadura, las devastadoras sanciones econmicas impuestas contra Iraq por Naciones Unidas bajo el patrocinio de Estados Unidos entre 1990 y 2003, y la violencia de las milicias sectarias posterior a 2003, hicieron disminuir su nmero porque muchos se vieron obligados a abandonar Iraq. Otros han huido en los ltimos aos al Kurdistn iraqu. Las ciudades de la llanura de Nnive al norte y al este de Mosul, predominantemente habitadas por cristianos iraques, tambin cayeron bajo control de ISIS. Sus habitantes, algunos de los cuales ya haban huido de la violencia sectaria de Bagdad en aos anteriores, fueron una vez ms desplazados. Esta catstrofe fue una prueba definitiva de que el corrupto y sectario rgimen iraqu era incapaz o no estaba dispuesto a proteger a sus ciudadanos. Segn el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el nmero total de iraques desplazados internamente en el segundo semestre de 2014 a causa de ISIS era de un milln.

La respuesta del rgimen iraqu ha sido cuando menos negligente. Le llev meses planificar un contraataque para recuperar el territorio que ISIS haba ocupado. Sin embargo, la configuracin de las fuerzas que encabezan los esfuerzos de liberacin ilustra bien tanto la debilidad del Estado como la fortaleza y la lgica que impera en las instituciones sectarias. En lugar de dirigir y liderar el ataque contra ISIS, el ejrcito iraqu ha asumido un papel secundario frente a las Unidades de Movilizacin Popular (al-Hashd al-Sha`bi), integradas por voluntarios que combaten bajo banderas de milicias sectarias.

Abandonados y desesperados en campamentos de refugiados y otros refugios improvisados, cientos de hombres cristianos iraques se unieron a varias milicias exclusivamente cristianas, muchas de las que se denominan asirias (un trmino que se ha utilizado cada vez ms en los ltimos tiempos para encasillar a todos los cristianos de Iraq) con el fin de proteger a sus compaeros cristianos, luchar contra ISIS y liberar sus pueblos. Algunas de estas milicias cooperan con las fuerzas kurdas peshmerga. Otras reciben donaciones de asirios iraques en la dispora y armas y municiones que les proporciona el Partido Democrtico Kurdo (PDK). Tal es el caso de Dwekh Nawsha (ver imgenes) que cuenta asimismo con algunos voluntarios extranjeros britnicos y estadounidenses.

Independientemente de las intenciones individuales y de sus objetivos y metas a corto plazo, la institucionalizacin y la proliferacin de milicias sectarias, ya sean cristianas, asirias, chies, o de cualquier confesin, no proteger ni la vida ni los derechos de los ciudadanos y ciudadanas de esas sectas. Solo servir para exacerbar las divisiones, lo que dar lugar a una mayor fragmentacin y envalentonar a los partidos sectarios y polticos que provocaron inicialmente esta catstrofe. Las milicias, con su poltica y su cultura sectarias, harn imposible que frage un Iraq estable y seguro.

 

Fuente: http://photography.jadaliyya.com/pages/index/21280/dwekh-nawsha_a-christian-iraqi-militia



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter