Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-04-2015

Entrevista a Guillermo Almeyra, editorialista internacional de La Jornada (Mxico)
Retirar las sanciones a Cuba e Irn no depende de Obama sino del Congreso norteamericano

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: En comunicacin con Guillermo Almeyra. La semana pasada quedaron algunos temas por desarrollar, uno de ellos es el anlisis de dos situaciones que involucran a los Estados Unidos, por un lado el acuerdo nuclear con Irn y, por otro, el reinicio de relaciones diplomticas con Cuba, uno de los temas importantes dentro de la Cumbre de las Amricas en Panam. Cul es su opinin sobre estos dos temas?

G.A.: Obama hace una maniobra diplomtica en ambos casos, est vendiendo algo que no tiene, para que el Congreso norteamericano apruebe lo discutido tanto con Irn como con Cuba, va a tener que hacer muchas concesiones, no va a ser nada fcil. Los Republicanos que dominan el Congreso ya se estn oponiendo a ambos acuerdos y su validez depende de ellos. Obama intenta quedar bien sin entregar la mercadera, pura palabra.

Al mismo tiempo detrs de esto hay un inters del Departamento de Estado de los Estados Unidos de disminuir la tensin con Irn para que, por ejemplo, no apoyen a los hutes en Yemen, ni a Hezbol en el Lbano y, al mismo tiempo, evitar que Irn cree una bomba atmica y se sume al club de los que ya la tienen, entre los que se destaca Israel quitndole as el monopolio del arma del terror en la regin. Estados Unidos quiere retrasar esto lo ms posible, entonces ofrece retirar las sanciones pero esto depende del Congreso.

Con respecto a Cuba hay una nueva tctica que es la invasin ya no con mercenarios como en Baha de Cochinos, sino directamente con dlares y turistas, incorporar a Cuba al mercado de Estados Unidos dadas las carencias de la isla, y atacar al gobierno castrista mediante armas econmicas.

M.H.: El lunes pasado vi el programa de Joaqun Morales Sol, estaba presente la inefable Lilita Carri, sosteniendo que iba a hacer denuncias acerca de la participacin del gobierno argentino en el programa nuclear iran. Usted tiene alguna informacin sobre esto?

G.A.: Ninguna, y me parece un disparate total. Es una irresponsable, la Argentina exporta usinas atmicas de uso pacfico, para la provisin de energa.

M.H.: Un tema que me llam la atencin durante marzo fueron las elecciones en Bolivia, despus de cinco meses de ganar Evo Morales las elecciones por el 62%, el MAS fue derrotado en La Paz, en Santa Cruz y en Tarija y la oposicin triunf en 6 de los 10 principales municipios del pas. Qu anlisis le merece esta situacin?

G.A.: Hay una contradiccin entre el apoyo a Evo que sigue siendo enorme, de ms del 50% y el apoyo al gobierno, al MAS. El propio Evo dijo que se haba castigado a la corrupcin del MAS, lo que no dijo es que a esos candidatos los haba puesto l. La gente ha votado contra la corrupcin y prepotencia de los funcionarios del MAS en varias ciudades. Pero lo ha hecho de forma indistinta, por ejemplo, el ganador de la intendencia de La Paz haba sido expulsado del partido porque lo haban identificado manejando ebrio y no se haba detenido ni haba querido pagar la multa. Es un personaje poco recomendable. En otras ciudades han sido elegidos candidatos de los viejos partidos o de las nuevas clases medias. Hay un desarrollo capitalista en Bolivia que ha determinado que dentro de los sectores populares, incluso dentro de los aymara y en menor medida de los quechua, se desarrolle un sector burgus comercial emergente bastante rico.

M.H.: Se cumpli el pasado 11 de abril, un nuevo aniversario de la revolucin boliviana de 1952 que derrot a la denominada rosca, recuerdo los nombres de tres familias emblemticas vinculadas al estao: Patio, Aramayo y Hoschild. Donde 800 terratenientes eran propietarios de la mayora de las tierras tiles del altiplano y los valles explotando a la poblacin indgena bajo el sistema del colonato que inclua prestaciones de servicios a ttulo gratuito.

G.A.: Esa fue la primera revolucin social profunda porque la revolucin cubana que vino despus, fue una revolucin poltica con contenido social y aqulla fue una revolucin social desde el fondo, con la movilizacin de los obreros quienes destrozaron al ejrcito a costa de 3.000 muertos, los eliminaron por completo y formaron milicias obreras. Despus milicias campesinas. Se cre una especie de doble poder, naci la Central Obrera Boliviana (COB). Desgraciadamente ese poder verdadero de los obreros, que fue por un tiempo nico, ya que Paz Estenssoro y Siles Suazo estaban exiliados en Buenos Aires y su partido no haba tenido ninguna participacin, ya que haba iniciado un golpe militar que devino en esta sublevacin obrera que ellos no queran.

Durante muchos meses qued como un poder importante pero luego fue sometida al MNR y a la reconstruccin de un estado capitalista en Bolivia, es decir, el resultado fue que al cabo de unos aos se reconstruy el ejrcito, reprimi a los mineros, a los obreros, les quit los fusiles y, si bien la estructura del latifundio qued destrozada, abri el camino para un desarrollo capitalista porque le haban dado la tierra a los campesinos, pero no les dieron ni transporte, ni insumos, ni educacin, ni medicacin, entonces los ms ricos empezaron a prosperar y los campesinos quedaron en la pobreza.

M.H.: En ese contexto, qu fueron las tesis de Pulacayo?

G.A.: Las tesis de Pulacayo fue un acuerdo de cpula entre la Federacin estudiantil universitaria de La Paz dirigida por el trotskista Guillermo Lora y el sindicato de mineros dirigido por Juan Lechn. Era un programa nacionalista pero que tena sobre todo como eje la versin boliviana, muy poco boliviana porque replicaba casi en su totalidad, del Programa de Transicin que haba diseado Len Trotsky. El movimiento ms avanzado de los obreros bolivianos, muy influidos en ese entonces por el Partido Revolucionario Trotskista, qued en el acuerdo, no lleg a ser difundido, organizado y hecho prctica en todos los sindicatos mineros.

Adems, una parte de la direccin de los sindicatos obreros surgidos de la revolucin, pasaron del trotskismo al MNR creyendo que desde adentro del mismo con los sindicatos iban a poder modificar el carcter burgus del gobierno.

 

El FIT aparece como el nico ncleo no capitalista en todas las elecciones

 

 

M.H.: Vi su firma en un documento Intelectuales de izquierda votan al FIT, junto a la de Claudio Katz, Eduardo Lucita, Miguel Mazzeo, Mabel Belucci y una serie de compaeros. Qu ha motivado este pronunciamiento pblico?

G.A.: En las elecciones argentinas se est demostrando una vez ms el drama del pas, el triunfo ideolgico del capitalismo, la inmensa mayora de los candidatos y de los votos van a partidos absolutamente reaccionarios, se dividen entre los que quieren una poltica liberal y el retorno a los aos 90 con relaciones carnales con el imperialismo, y los que tambin ofrecen una poltica reaccionaria pero de resistencia parcial a Estados Unidos, siempre dentro del marco del capitalismo. Urtubey que ha sido elegido en Salta, es un hombre reaccionario, se opone al aborto, mantiene la educacin religiosa obligatoria, se es el llamado progresista que fue elegido en representacin del Frente Para la Victoria (FPV) frente al otro que es un seor de horca y cuchillo, Romero, que haba sido elegido gobernador al servicio de los sectores ms reaccionarios y conservadores de la provincia durante 20 aos.

La mayora del pueblo argentino vota por la derecha, con pensamiento conservador, ha habido en ese sentido un triunfo del capitalismo en la cabeza de la gente. Frente a eso el FIT aparece como un sector que no participa de esa tendencia, oponindose, no es totalmente alternativo porque su poltica es esencialmente electoral, por ahora, no liga eso con una difusin de la idea socialista, pero es de accin y antiimperialista, antioligrquico y plantea una organizacin independiente de los trabajadores. El FIT aparece como el nico ncleo no capitalista en todas las elecciones, por lo tanto consideramos que era un deber moral y una necesidad alentar la organizacin independiente de los trabajadores, del pueblo argentino, separndolos del Estado y de los partidos capitalistas.

M.H.: Anoche en una mesa de debate con compaeros del FIT, se haca mencin a esta declaracin, tambin se dio a conocer el apoyo brindado por la Corriente de Organizaciones de Base (COB) La Brecha, que agrupa al FOL, al Frente juvenil Hagamos lo Imposible y a una serie de colectivos que llaman tambin a votar en las prximas PASO a las listas del FIT como principal alternativa de izquierda en las urnas. Creo que estos hechos marcan un pequeo xito.

G.A.: S, a pesar de la polarizacin entre los dos sectores capitalistas que se oponen, el FIT ha logrado incorporar a otros sectores que antes no pertenecan y que han reforzado ligeramente su eleccin, tanto en Salta como en Mendoza, esperemos que en la Ciudad de Buenos Aires se pueda no solo superar las PASO, sino tambin lograr algn representante en las instituciones para poder dar voz a la protesta ciudadana.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter