Portada :: EE.UU. :: Katrina, con el neoliberalismo al cuello
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-09-2005

Sobre la ayuda de la Unin Europea a Estados Unidos
Diecisis toneladas

Javier Ortiz
Apuntes del Natural


S, como las Sixteen Tons de la cancin de Merle Travis, aunque stas no extradas con dolor y sangre de las minas de carbn del Kentucky de los aos 50, sino donadas generosamente por el Estado espaol y enviadas por va area desde Torrejn hasta Louisiana para auxiliar al desamparado pueblo de Nueva Orleans.

Confieso mi perplejidad. Mis perplejidades.

Me deja realmente perplejo, por ejemplo, con qu unanimidad las ms altas personalidades polticas de los Estados Unidos, desde el ex presidente Clinton hasta el presidente en terico ejercicio, George W. Bush, afirman que habr que investigar cmo ha podido producirse esta catstrofe, pero que no es todava el momento de hacerlo, porque ahora la prioridad es auxiliar a las vctimas. Como si todos los representantes del Congreso y el Senado de EEUU se hubieran calzado las botas de agua y estuvieran pala en mano quitando el barro de las calles de la ciudad natal de Louis Armstrong (*). Qu necesidad hay de elegir entre rescatar e investigar? Los que trabajan en las tareas de ayuda pueden seguir hacindolo, sin que nadie les importune, y, a la vez, los polticos pueden comenzar a analizar las razones de la catstrofe, mejor hoy que maana y con idntica dedicacin.

Pero es todava mayor la perplejidad en que me sume la noticia de que no slo Espaa, sino la prctica totalidad de los estados miembros de la Unin Europea, han acordado enviar ayuda a los EEUU. Algunos han empezado ya a hacerlo. Mandan vveres, tiendas de campaa, bombas de agua, medicinas...

Mi pregunta es sencillsima: carece EEUU de algo de eso? Su industria alimentaria, que exporta a todo el mundo, tiene tan vacos sus almacenes que es necesario enviarles raciones de comida desde Espaa, Francia, Italia, Alemania o Suecia? No cuentan sus impresionantes multinacionales farmacuticas con stocks que quepa dirigir con urgencia a Louisiana? Sus Fuerzas Armadas capaces, segn Bush, de mantener simultneamente dos grandes guerras a muchos miles de kilmetros de distancia se han quedado hasta tal punto sin pertrechos que han de pedir prestadas tiendas de campaa al Ejrcito espaol? O, por resumir todas las preguntas en una sola: qu narices hace el pas ms rico del mundo pidiendo limosna? O ser tal vez que se prohbe recurrir a todos esos bienes porque son propiedad privada?

Lo digo con toda la sinceridad del mundo: si la noticia hubiera sido difundida el 28 de diciembre, no habra tenido la ms mnima duda de que se trataba de una inocentada.

Aunque tal vez lo sea, en cierto modo. Porque cualquiera no se gasta 350.000 euros, como est haciendo la Agencia Espaola de Cooperacin Internacional, para echar una mano al To Gilito.

www.javierortiz.net



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter