Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el apartheid israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-05-2015

El extremismo israel alentar el boicot global

Omar Barghouti
The New York Times

Traducido del ingls para Rebelin por Sara Plaza.


Israel ha elegido el Gobierno ms fantico de su historia. Pero muchos activistas de los derechos humanos y polticos palestinos esperan que este Gobierno, un desagradable cctel de partidos judos de derecha, extrema derecha y fundamentalistas, sea la madre de todas las esperanzas.

El dramtico giro hacia la derecha no puede, a corto plazo, augurar nada bueno para los palestinos, que languidecen bajo el rgimen de opresin israel. El sitio de Gaza, la construccin ilegal de los asentamientos, sobre todo en Jerusaln, y la destruccin de las comunidades palestinas en el valle del Jordn y el Naqab (Negev) empeorarn, cobrndose un elevado precio en vidas humanas.

Pero el hecho de que Israel se despoje de pretensiones democrticas y adopte polticas coloniales sin tapujos tambin mejorar el ya impresionante crecimiento del movimiento no violento de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) liderado por los palestinos.

Lanzado en 2005 por la mayor coalicin de la sociedad civil palestina, el BDS pide el fin de la ocupacin israel de 1967, el fin de la discriminacin racial institucionalizada, que se ajusta a la definicin de apartheid de la Naciones Unidas, y defiende el derecho de retorno de los refugiados palestinos desarraigados y desposedos en 1948.

Un Gobierno dirigido por un primer ministro que rechaza un Estado palestino, que convierte a los ciudadanos palestinos de Israel en el objetivo de sus comentarios racistas y cuyo socio principal, el partido Hogar Judo, defiende la creacin de bantustanes palestinos, har muy difcil la defensa de Israel ante el tribunal de la opinin pblica mundial.

La cancelacin de un concierto cerca de Tel Aviv por parte de la estrella estadounidense Laury Hill fue solo el ltimo indicador del impacto del BDS en la corriente dominante. Unas semanas antes, casi 1.000 artistas del Reino Unido se comprometieron a boicotear culturalmente a Israel.

En 2014 importantes fondos de pensiones, uno holands y otro noruego, retiraron sus inversiones de bancos y empresas israeles que operan ilegalmente en el territorio ocupado palestino.

Varias asociaciones acadmicas estadounidenses se han sumado al boicot acadmico de Israel haciendo aicos un tab, mientras que las desinversiones se han extendido entre los gobiernos estudiantiles electos de los campus de Estados Unidos.

El apoyo judo al BDS tambin ha aumentado de manera significativa. Una encuesta reciente revela que casi uno de cada seis judos estadounidenses apoya el boicot a los productos procedentes de Israel, y el 25% apoya el boicot de los asentamientos.

El ex jefe del Mossad Shabtai Shavit est convencido de que el BDS se ha vuelto un desafo "crtico" para Israel, mientras que el ex primer ministro Ehud Barak admite que est alcanzando un "punto de inflexin". La advertencia de Barak en 2011 de que el desafiante liderazgo de derechas israel podra provocar un "tsunami" de sanciones resulta bastante sensata y pertinente en estos momentos.

Israel podra enfrentarse pronto a su momento Sudfrica.


Omar Barghouti es un analista poltico independiente palestino y cofundador del movimiento BDS y la campaa palestina por el boicot acadmico y cultural a Israel. Es autor de " Boycott, Divestment, Sanctions : The Global Struggle for Palestinian Rights". 

Fuente: http://www.nytimes.com/roomfordebate/2015/05/08/can-the-us-make-peace-with-netanyahus-new-government/israeli-extremism-will-encourage-global-boycott



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter