Portada :: Europa :: Ucrania
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-05-2015

El conflicto ucraniano pasa necesariamente por una solucin diplomtica

Jairo Gonzalez
Rebelin


La guerra no declarada en el Este de Ucrania entre separatistas y el ejercito ucraniano, que se estima deja en un ao ms de 10.000 muertos entre combatientes y poblacin civil, cientos de miles desplazados y destruccin de ciudades y pueblos enteros, representa un regreso a los tiempos de la confrontacin y de la guerra fra en Europa. En el Este el puesto de tensin lo ocupa Rusia y en la parte opuesta los dos proyectos ms ambiciosos de Occidente, la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte (OTAN) con los EE.UU. a la cabeza y la Unin Europea (UE). El conflicto igualmente evidencia sendas crisis: la de Rusia, la UE y la OTAN, adems de la crisis misma en Ucrania para construirse como un proyecto de nacin independiente y unificada.

Ucrania es un pas de Europa oriental, el segundo ms grande despus de Rusia con una considerable riqueza agrcola y grandes reservas energticas y mineras, pero sobre todo cuenta con una posicin geoestratgica muy importante. Es un pas de cruce entre Rusia y Occidente y entrelaza una serie de intereses confrontados externos e internos que afectan la seguridad regional. El territorio ucraniano se configura como la va de trnsito ms importante de gas de Rusia hacia la Unin Europea. Las tuberas de gas que pasan a travs de Ucrania suministran significativos recursos energticos al centro, occidente y sur de Europa. Un factor relevante geopoltico ha sido el acceso de Ucrania al Mar Negro. Una de las grandes prdidas de Rusia ante la independencia de Ucrania despus de la desintegracin de la Unin de Repblicas Socialistas Soviticas (URSS), haba sido hasta entonces la salida al Mar Negro y por tanto el acceso de Rusia para el comercio con el Mediterrneo.

Ucrania es un pas dividido. Prcticamente se puede hablar de dos Ucranias. una Ucrania occidental` econmicamente ms atrasada que la oriental. Esta parte del pas perteneci a Polonia durante seis siglos, al imperio austrohngaro durante ciento veinte aos y otra vez a Polonia durante el tiempo de entreguerras. El idioma, la religin, la cultura y hasta las festividades le han dado un carcter nacional distinto a la Ucrania oriental, ms industrial y con fuertes lazos histricos y lingsticos con Rusia. Las rivalidades nacionalistas y regionalistas que por tiempos han separado el Oeste del Este del pas estn siendo fomentadas desde las grandes potencias: Estados Unidos, Rusia y la Unin Europea en una disputa que en el fondo apunta hacia el control de las materias primas, los mercados y las zonas de influencia. La Ucrania occidental tiende hacia la UE y la Ucrania oriental hacia Rusia.

Para entender el escalonamiento del conflicto y el rompimiento de la integridad territorial de Ucrania se hace necesario referenciar los tiempos de la cada del muro de Berln, la reunificacin alemana y la disolucin de la URSS. En aquel entonces Mikhail Gorbachov propona una Europa unida y la necesidad de disolver la OTAN y el Tratado de Varsovia para encontrar una poltica de seguridad comn con Rusia. Eso fue ignorado por las potencias occidentales. El Pacto de Varsovia se disolvi pero la OTAN se fortaleci como alianza de intervencin militar. En ese sentido, en el marco del tratado dos ms cuatro que permitieron la reunificacin de Alemania, tanto el presidente de los Estados Unidos, George H. W. Bush (padre) como el Canciller alemn Helmut Kohl le aseguraban al lder sovitico Mikhail Gorbachov que la OTAN se mantendra dentro de las fronteras pactadas y no habra expansin hacia el Este de Europa. Ha sucedido todo lo contrario: La Repblica Checa, Polona, Hungra, Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rumania, La Repblica Eslovaca, Eslovenia, Albania y Croacia han sido desde entonces incorporados a la OTAN.

Estos hechos subestiman por completo los intereses de Rusia como un gigante econmico, militar y poltico. Como si esto no fuera suficiente, con la ayuda de Polona y la Repblica Checa se instalan bases cerca de las fronteras rusas en el marco del llamado Nuevo Escudo Antimisiles provocando las sensibilidades de Rusia en las relaciones con sus vecinos.

Por otra parte Rusia y la UE en disputa abierta por el control sobre Ucrania han ejercido presin permanente en la toma de decisiones internas del pas. Un ejemplo lo constituye los hechos ocurridos alrededor del Acuerdo de Asociacin entre la UE y Ucrania detonante de la situacin blica en el este del pas. El 30 de marzo de 2012 la UE y Ucrania firmaron un Acuerdo de Asociacin. Luego Bruselas condicion la ratificacin de los acuerdos por el marcado deterioro de la democracia y del imperio de la ley. En otro momento en febrero del 2013, el entonces Presidente de la Comisin de la UE, Manuel Barroso, dijo refirindose a Ucrania que ningn pas poda ser al mismo tiempo miembro de la Unin Aduanera (con Rusia, Bielorrusia y Kazjistn) y estar en el rea del libre comercio con la UE. Por su parte Vladimir Putin consideraba que el acuerdo perjudicaba los intereses de la economa rusa, pues inundara el pas con productos baratos de la UE. Esto culmina con la decisin del 20 de noviembre de 2013 del entonces gobierno ucraniano de Vktor Yanokovich, que procedi a suspender el Acuerdo de Asociacin con la UE al no firmarlo argumentando que no sera econmicamente beneficioso para Ucrania.

EL Maidn y sus consecuencias

Esta disputa gener fuertes protestas y disturbios de los opositores proeuropeos y de nacionalistas de extrema derecha arrojando ms de cien muertos entre policas y manifestantes que condujeron el 22 de febrero de 2014 al derrocamiento del presidente Yanokovich, opositor a un alineamiento de Ucrania a la UE y la OTAN. Como reaccin a las protestas del Maidn (nombre de la plaza de la plaza de la independencia en Kiev) se desarrollaron una serie de manifestaciones en el Sureste ucraniano y en la provincia de Crimea contra el nuevo gobierno en Kiev que proclamaban sus anhelos de acercarse ms a Rusia. Con posterioridad varios gobiernos regionales, el Donetsk y de Luganks propusieron referendos separatistas acompaados de una serie de levantamientos militares dando lugar a una insurgencia separatista y paso a una guerra en caliente en el este de Ucrania. El 6 de marzo del 2014, las autoridades de la Repblica Autnoma de Crimea anunciaron la convocatoria de un referndum para el 16 de marzo con el propsito de ingresar formalmente a Rusia. Rusia moviliz tropas para garantizar la integridad de los ucranianos prorusos y las bases rusas estacionadas en la isla. Las acciones militares rusas han sido rechazadas por EE.UU. y la UE, quienes declararon que Rusia ha actuado de forma contraria al derecho internacional y han aplicando desde entonces sanciones. El 11 de marzo, Crimea y la ciudad de Sebastopol declararon unilateralmente su independencia de Ucrania, proclamando la Repblica de Crimea, reconocida slo por Rusia. Rusia y las autoridades de Crimea en acto posterior firmaron el tratado de adhesin del nuevo territorio federado a Rusia.

Intentos para encarar la guerra

En occidente cada vez ms sectores sienten el peligro de que est guerra pueda extenderse y generalizarse, esto los ha presionado a actuar. Al abordar una respuesta al conflicto ucraniano la UE y los EE.UU. han ofrecido garrote con zanahoria pero sobretodo haciendo nfasis en el garrote. Por un lado han generado una serie de sanciones econmicas y poltico diplomticas contra Rusia a quien la hacen responsable de apoyar a los separatistas del Este de Ucrania, medidas que en lugar de generar una superacin de la confrontacin, lo que se han producido es una tensin mayor del conflicto. Fundamentalmente los EE.UU. acompaados por varios pases europeos proponen fuertes sanciones econmicas y ayuda militar abierta al gobierno en Kiev. Alemania por otra parte con el resto de Europa (a excepcin Chipre y Grecia que mantienen relaciones fluidas con Rusia), se han planteado la tctica de combinar medidas de presin con acciones diplomticas. Siguen los lineamientos de la poltica norteamericana de confrontacin acompandola de propuesta de cooperacin si Rusia acepta condicionamientos.

En este sentido se enmarcan el Protocolo de Minsk del 5 de septiembre de 2014 , que es un acuerdo para encarar la guerra en el este de Ucrania, el cual es firmado por Ucrania, Rusia, y los principales representantes separatistas de la regiones de Donetsk y Lugansk siendo supervisado por la Organizacin para la Seguridad y la Cooperacin en Europa (OSCE). El objetivo era comenzar estableciendo un cese bilateral al fuego para generar un amplio proceso poltico que supere la guerra. Despus de la firma del protocolo continuaron los enfrentamientos militares y ambas partes se acusaban mutuamente de la violacin de lo acordado.

Desde entonces, un desarrollo de gran importancia lo constituye la celebracin de la cumbre de los gobernantes de Ucrania, Rusia, Francia y Alemania que lleva por nombre Minsk II, el 11 de febrero del 2015. En este encuentro poltico se subscribi un nuevo plan de paz como reaccin al fracaso de de Minsk I del 5 de septiembre de 2014.

El Protocolo de Minsk y la cumbre de gobernantes han reducido significativamente los combates en la zona, sin embargo el conflicto sigue latente, los acuerdos de Minsk deben seguir su desarrollo.

La Unin Europea, Estados Unidos y otros pases occidentales mantienen las sanciones contra Rusia. Lo nuevo sin embargo es que cada vez mayores sectores dentro de la opinin pblica europea y a nivel internacional consideran, que en la arquitectura de la seguridad y paz la inclusin de Rusia es fundamental. Eso ha sido captado por los gobernantes en Europa que le han bajado el tono al lenguaje y entrado en contacto nuevamente con el gobierno de Moscu.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter