Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-05-2015

El Consejo Atlntico y Eurodefensa: dos ONGs y algo ms

Manuel Ruiz Robles
Rebelin


Este artculo corresponde a la transcripcin de mi intervencin en la Escuela de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense de Madrid en el Foro contra la guerra imperialista y la OTAN el 12 de mayo del presente ao. Tuve el honor de participar junto a otras compaeras y compaeros a los que respeto profundamente por su compromiso con la causa de la paz y su lucha ejemplar por un mundo mejor, concretamente Angeles Diez, Antonio Maira, Concha Mateos y Manuel Pardo.

Buenas tardes:

Despus de las magistrales intervenciones que me anteceden voy a limitarme a comentaros brevemente la esencia de dos organizaciones: el Consejo Atlntico y Eurodefensa. Finalizar con una conclusin.

De ambas organizaciones beben los medios afines al sistema, y contribuyen de forma determinante a burlar la escasa lucidez reinante, allanando de este modo el camino a la guerra global en la que estamos inmersos.

Mercedes Sosa, con su clida voz latinoamericana, nos recordaba en una de sus hermosas canciones que la guerra "es un monstruo grande y pisa fuerte toda la pobre inocencia de la gente".  

Ese monstruo grande es la OTAN. Tiene su vrtice hegemnico en los EEUU de Amrica. Constituye el criminal brazo armado del imperio, que cuenta con innumerables complicidades y propagandistas en medios afines. Una de sus misiones es conseguir el consentimiento de las poblaciones de los Estados miembros hacindolas cmplices de sus guerras genocidas. El objetivo meditico perseguido es el dominio de las conciencias quebrando la voluntad de resistencia de los sectores mas opuestos ideolgicamente a la guerra. Su mayor influencia la ejerce a travs de una organizacin satlite poco conocida por el gran pblico: el Consejo Atlntico, una organizacin no gubernamental.

Llamo la atencin sobre la diferencia existente entre el Consejo Atlntico y el Consejo del Atlntico Norte. ste ltimo es la ms alta autoridad de la OTAN, y est formado por delegaciones de todos los pases miembros, con su Secretario General a la cabeza. El Consejo Atlntico, por el contrario, es una organizacin no gubernamental, formalmente independiente, que constituye sin embargo una autntica oficina de propaganda de la OTAN. De ella beben los medios occidentales sus noticias, anlisis y planteamientos estratgicos. Medios de gran alcance internacional e influencia tienen en ella una de sus fuentes principales de informacin geoestratgica.

Estados Unidos ejerce su dominio militar a travs de la OTAN fidelizando las cpulas militares de los Estados miembros, cuyos altos mandos son cooptados por esa organizacin criminal. Utiliza como aparato de propaganda el lobby que he citado, el Consejo Atlntico, vinculado y nutrido por el complejo militar-industrial que a su vez promueve masivamente las "puertas giratorias".

Es habitual encontrar en los consejos de administracin, y en altos puestos directivos de las industrias de armas a altos mandos militares y polticos en ejercicio. O viceversa, a empresarios de las industrias de armas en altos cargos gubernamentales. En nuestro pas, como sabis, tenemos conocidos casos de puertas giratorias, uno paradigmtico es el actual Ministro de Defensa, condecorado recientemente por el Estado francs con la Orden de la Legin de Honor.

El Consejo Atlntico es un lobby financiado por los Estados miembros de la OTAN y por las multinacionales del armamento vinculadas a los negocios del imperio. Esta organizacin da cobertura a una inmensa sangra de recursos pblicos, detraidos de otros captulos esenciales de los presupuestos del Estado, engrosando de este modo las arcas privadas de los seores de la guerra. Sus dirigentes son influyentes personajes del mundo de las finanzas, del mundo militar y del mundo poltico, interesados en promover directa o indirectamente conflictos y tensiones militares por doquier, de las que obtienen ingentes ganancias.

Europa ha pasado a ser tras la Segunda Guerra Mundial un autntico protectorado de los Estados Unidos, que ejerce su dominio econmico mediante su podero militar. La soberana residual de los pueblos europeos est siendo vampirizada por esta gigantesca maquinaria de muerte.

El escritor y periodista francs Michel Collon autor de un documentado estudio sobre el Consejo Atlntico ha analizado las reglas de la propaganda de guerra que son aplicadas por los Estados y medios vinculados al imperialismo.

Las sintetiza del siguiente modo:

Regla nmero 1: Ocultar los intereses. Nuestros gobiernos luchan por los derechos humanos, la paz o cualquier otro noble ideal. No presentar jams la guerra como un conflicto entre intereses econmicos y sociales opuestos.

Regla nmero 2: Demonizar. Para obtener el apoyo de la opinin, preparar cada guerra mediante una mentira meditica espectacular. Despus continuar demonizando al adversario, particularmente mediante imgenes de atrocidades.

Regla nmero 3: Nada de historia! Ocultar la historia y la geografa de la regin. Lo que hace incomprensible los conflictos locales incitados por esas mismas potencias.

Regla nmero 4: Organizar la amnesia. Evitar toda referencia seria a manipulaciones mediticas precedentes. Eso provocara demasiada desconfianza entre la poblacin.

La aplicacin de estas reglas por parte de los Estados imperialistas crean una densa cortina de desinformacin bien visible para cualquier persona advertida.

El Consejo Atlntico es un lobby cuyos directivos y asesores son en gran proporcin altos cargos procedentes de la administracin de los Estados Unidos, manteniendo estrechas vinculaciones con su gobierno. Sus fuentes de financiacin proceden de los Estados miembros de la OTAN y de las multinacionales. Este complejo entramado militar-industrial obtiene enormes beneficios de los sectores relacionados con las armas. Intereses econmicos vinculados al desarrollo de las guerras: Yugoslavia, Afganistn, Irak, Libia, Siria, Yemen, son ejemplos dramticos de esta locura genocida. Se trata de una guerra global motivada por el control de territorios claves por su valor geoestratgico o por sus riquezas en materias primas, principalmente petroleo.

Esta ONG no partidista tiene miembros moderados de las dos tendencias, izquierda y derecha, constituyendo un potentisimo medio de propaganda y persuasin que auna intereses de los niveles ms altos del poder meditico, poltico, financiero y militar. La OTAN dispone pues de una pantalla formalmente independiente que es el Consejo Atlntico, promoviendo a travs de su densa red capilar de intereses industriales, financieros, polticos, mediticos, cientficos y universitarios, el vasallaje de las conciencias.

Otra organizacin, tambin formalmente independiente del gobierno, vinculada a la gran patronal, y al CESEDEN, es Eurodefensa. Constituye, por as decirlo, una replica a escala europea del mismo concepto, es decir la colusin de intereses entre empresarios y altas jerarquas militares en el sanguinario negocio de las guerras. Para ello ejerce su papel dando apoyo y cobertura meditica a la OTAN.

Por ejemplo:

Eurodefensa Espaa hizo pblica su postura respecto a la OTAN con motivo de la cumbre de Lisboa. En ella se ratific el nuevo Concepto Estratgico para la defensa y seguridad de los miembros de la OTAN que todos sus Jefes de Estado firmaron el 9 de noviembre de 2010.

Para ello hizo pblico un comunicado cuyo titulo es autoexplicativo: Los intereses de Espaa ante el concepto estratgico de la OTAN 2010. Una visin de Eurodefensa".

Entre las perlas ms llamativas de ese documento est la siguiente frase;

"Si Espaa quiere jugar el papel que le corresponde debe ajustar sus contribuciones y ampliar sus presupuestos dedicados a la defensa y seguridad".  

Una conclusin inquietante de dicho documento, que cito tambin textualmente, es la siguiente:

"En resumen, el Concepto Estratgico 2010 de la OTAN ofrece una nueva ocasin a Espaa para replantear valientemente sus relaciones con la 'nueva OTAN' y su poltica internacional, si queremos seguir siendo uno de sus miembros activos".

Fin de la cita.

Entre los altos directivos de este club de las armas se encuentra un conocido empresario presuntamente implicado en la debacle de Bankia. Y en su vertiente militar un general que fue noticia relevante de todos los telediarios y medios de difusin hace dos aos por sus declaraciones nada constitucionales.

El diario El Pas en su edicin del 28 de febrero de 2013 denunciaba que dicho general sugiri el da 6 de febrero, en una conferencia sobre Fuerzas Armadas y ordenamiento constitucional, que estara justificada una intervencin militar para frenar la secesin de Catalua si los responsables de la defensa de la Constitucin no se comportaran como su funcin requiere.  

Este tipo de declaraciones son de manual. Forman parte de una estrategia de manipulacin meditica cuyo objetivo inmediato es el amedrentar a la poblacin e interferir los procesos sociales.

Esta poderosa maquinaria de propaganda y persuasin, que es el Consejo Atlntico y sus aledaos, trabaja de forma moderna y eficaz para lograr generar un estado de opinin favorable a los intereses econmicos y guerreros del complejo militar-industrial.

El imperio militar USA persigue con ello la extensin de su hegemona cultural y poltica en el seno de los pases satelizados, contribuyendo a ello de forma decisiva su todopoderosa industria cinematogrfica y televisiva, que constituye un autentico medio de control total de carcter global.

Las lites polticas, financieras, militares y mediticas del Estado espaol estn siendo cooptadas y disciplinadas con el fin de consolidar el statu quo. Esto nos condena al inaceptable papel de protectorado semicolonial, obligados a intervenir como cmplices necesarios en sus guerras de rapia. No sera posible -digmoslo claramente- sin un colaboracionismo rampante de esas mismas lites.

El sentimiento patritico que inspir el 2 de mayo, da de la independencia en el imaginario popular, se ha perdido. Estos espadones alardean de patriotas pero en realidad estn al servicio del imperio, contribuyendo de este modo al dominio militar y poltico sobre nuestro pas de una potencia extranjera.

Por ejemplo, una gran cantidad de los artculos publicados en el blog "Proa al viento", del conspicuo general citado anteriormente, prximo a la Casa Real, son una prueba evidente de los estragos que la propaganda imperialista ocasiona en el pensamiento militar y poltico de las ms altas jerarquas del rgimen. Lean sus artculos: "USA, el gran protector", "El francotirador", etc. Demasiado evidente todo.

Si algn patriotismo autntico queda en esta piel de toro no hay que buscarlo en las salas de banderas de los cuarteles ni en los lujosos salones de los palacios, sino entre el pueblo llano. Es decir entre los pueblos que conforman nuestro mosaico ibrico. Mosaico al que solo una Repblica federal podr dotar de voluntad colectiva.

Por todo lo anterior concluyo que la Corona y las fuerzas colaboracionistas que la sustentan son cmplices necesarios de un continuo proceso   de corrupcin y traicin a la Patria inaugurado con la dictadura y consolidado durante la Transicin. Debemos y podemos poner fin a todo esto.

Referencias:

Atlantic Council: quand les mdias franais sabreuvent directement lOtan. Michel Collon

Manuel Ruiz Robles es miembro del Colectivo Anemoi

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter