Portada :: Mxico :: Los 43 y la rebelin en Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2015

Ayotzinapa: la memoria y la lucha
No te olvides de recordar

Fernando Buen Abad Domnguez
Rebelin/Universidad de la Filosofa


Hoy est bien claro que uno de los frentes de batalla ms duros, desequilibrados e injustos es la lucha contra todas las estratagemas que la burguesa inventa para ahogarnos en olvido. Nunca como hoy la burguesa mexicana sinti urgencias tan cruciales por embiagar con des-memoria los horizontes de los horrores ms recientes y resentidos. Jams como ahora hubo urgencia oligarca desesperada por borrar -a toda costa- los hechos y los dichos que inflaman la conciencia desde abajo y desde muy hondo. Nunca como hoy se despleg una guerra de exterminio contra los hechos, contra la realidad y especialmente contra los 43 de Ayotzinapa, contra sus padres, contra los estudiantes normalistas contra un Mxico ensangrentado, humillado y en pie de lucha. Lo tenemos en mente.

Usan todo tipo de lejas -objetivas y subjetivas- para lavarnos los cerebros, para anestesiar los rastros de los hechos aturdindonos con sus noticieros, con su ftbol, sus pachangas faranduleras, sus escndalos de corrupcin, sus amasiatos, sus traiciones y sus parafernalias electorales fraudulentas todo impregnado con su ofensiva meditica de la crueldad ms despiadada. Hemos visto aberraciones inenarrables en los que el ansia de imponernos el olvido muestra su monstruosidad con desvergenza total. Silencio, ninguneo, burlas, bloqueos, patadas, palos y bofetadas no hay lmites en un gobierno represor y terrorista que en su desesperacin reprime y asesinan a los trabajadores, a los comuneros, a los maestros y pretende que maana salgamos a votar alegremente por los partidos hegemnicos de la estulticia.

Hemos visto como erigen ellos los monumentos ms bochornosos al olvido de los mineros, de los estudiantes, de las mujeres, de los obreros del proletariado mexicano todo; hemos visto la dictadura del olvido ensandose contra la vida diaria de los pueblos y contra sus luchas histricas. Padecemos los ms terribles estragos del imperio burgus del olvido convenenciero contra la memoria honda y poderosa de los pueblos es decir contra la vida misma.

Hoy las tcticas burguesas para inocularnos el olvido buscan el premio de los votos. Quieren limpio el paisaje poltico y lo quieren cmodo para asestar el golpe seco del hurto electoral. Quieren que olvidemos su desprecio y sus maltratos, que olvidemos nuestros valores y olvidemos nuestra dignidad que olvidemos cunto nos cuesta la pachanga obscena de sus negociados. Quieren embrutecernos con ese olvido suicida que nos convierte en nada y nos convierte en amasijo de carne extenuado barnizado con desprecio. Quieren que olvidemos todo, quieren derrotados tambin por el olvido que es un arma de la ideologa de la clase dominante para borrar de nuestras cabezas y corazones la ira, el dolor y la conciencia de la lucha.

El olvido que quieren imponernos es una forma de agresin y de violencia que, por lo general, implica medios y modos represores verbales y psicolgicos, es una mquina de desprecio serial convertido en fanatismo de terratenientes, empresarios, banqueros, clrigos y burcratas impregna los reinos de la mercanca y sus estercoleros axiolgicos. Es el olvido que nos inyectan para hacernos individualistas y hacernos consumistas de sus mercancas chatarra y de su ideologa chatarra. Ese olvido que quieren imponernos es una fbrica de inexistentes, un sistema de extincin, de nulificacin y de derrota para que olvidemos escatolgicamente todo y comience de nuevo, cada da, la tarea de exterminarnos luego de saquearnos y explotarnos. No lo olvidemos. Vivos los queremos!


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter