Portada :: EE.UU. :: Katrina, con el neoliberalismo al cuello
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-09-2005

Katrina, traicin bipartidaria

Toni Solo
Rebelin

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


No sorprende que cuando el mendaz, astuto gobierno Bush piense slo en sus propios intereses y no en las necesidades de sus prjimos. Pero la abyeccin y la miseria sufridas por la gente en los estados sureos de EE.UU. abandonada a su suerte despus del huracn Katrina fue ms lejos. La ausencia evidente de una estructura u organizacin de defensa civil aunque fuera provisional, indica hasta qu punto EE.UU. ha degenerado hacia un corrupto Estado monopartido, sumido en la negligencia e incompetencia federales y locales, incapaz de librarse del legado racista de la esclavitud. Katrina ha mostrado que EE.UU. es una repblica bananera adicta a los esteroides los pobres sufren privacin e inseguridad mientras los ricos se divierten e inician guerras.

Katrina y Mitch

La gente que vivi el huracn Mitch en Centroamrica en 1998 se interroga ante el fracaso ignominioso de la proteccin de la gente en EE.UU. despus de Katrina. Cuando Mitch se desat sobre Centroamrica en octubre, hace siete aos, los efectos de las lluvias a cientos de kilmetros del ojo del huracn tuvieron un impacto similar al de la ruptura de los diques en Nueva Orleans. Cientos de miles de personas en ciudades y comunidades rurales se vieron afectadas por las inundaciones y aislados durante das y semanas. Algunas similitudes con Katrina son evidentes.

Por ejemplo, durante varios das nadie se dio cuenta de la gravedad de lo que ocurra realmente con la poblacin afectada. En todo el mundo se supo que el desastre haba afectado gravemente a Honduras cerca de un da despus. Pero pocos comprendieron que era un masivo desastre regional hasta el lunes o el martes, cuatro o cinco das ms tarde. Un periodista irlands que llam desde Dubln en esos das recibi la informacin de parte de una importante agencia de ayuda en la capital hondurea, Tegucicalpa, que Nicaragua?, no, all no pasa nada El martes comenzaron a extraer ms de mil cadveres del fango en Posoltega en la costa nicaragense del Pacfico.

El que una ignorancia similar haya podido prevalecer en el caso de Nueva Orleans nicamente demuestra que la elite poltica y meditica de EE.UU. no slo el propio rgimen de Bush realmente menosprecia a la poblacin predominantemente negra y latina en EE.UU. tal como lo hace con la gente de pases lejanos en vas de desarrollo. Qu irnico y paradjico que la reaccin de las comunidades centroamericanas asoladas por Mitch haya sido, en casi todos los casos, incomparablemente ms humana y prctica que la de las autoridades locales en Nueva Orleans. Ciertamente en Nicaragua, la reaccin del gobierno central ante Mitch fue tan pattica como la del rgimen Bush ante el desastre en Nueva Orleans.

Autoridad municipal, defensa civil coordinada.

El resultado fue que las autoridades municipales soportaron durante semanas el peso de la atencin de decenas de miles de personas en sus respectivas reas. A diferencia de Nueva Orleans, se enfrent ese desafo. En el norte de Nicaragua, comits locales de emergencia trabajaron da y noche durante un mes, sin ayuda material externa de alguna importancia. Las inundaciones provocadas por Mitch arrasaron cruces carreteros cruciales en Tipitapa, Sebaco y Jcaro, aislando por completo al norte de Nicaragua.

La reaccin de los alcaldes locales fue reunirse con comandantes del ejrcito, la polica y los servicios de bomberos, empresarios locales y eclesisticos. Funcionarios municipales, acostumbrados a arreglrselas con la falta casi total de recursos, cumplieron con sus obligaciones hacia la gente que deban atender. En el sitio en el que yo me encontraba, en una ciudad con una poblacin de cerca de 120.000, tuvimos suerte porque la electricidad funcion por lo menos espordicamente y las lneas telefnicas no fueron afectadas. Los bancos continuaron su trabajo, aunque estuvieron virtualmente vacos durante das, y la oficina local del Banco Central tena suficientes billetes para satisfacer la demanda. Todo eso signific que la gente pudo pedir y recibir fondos del exterior.

En los tres das despus de que Mitch se desat sobre la ciudad, ms de diez mil personas fueron desplazadas de sus casas. Fueron acomodadas en escuelas y otros edificios pblicos. Cada noche, el comit de emergencia estudiaba las necesidades en cada refugio y coordinaba las entregas de los suministros disponibles. Los empresarios locales donaron alimentos, jabn, detergentes y papel higinico, paales y mamaderas, o las vendieron al precio de coste o menos. Cientos de individuos locales donaron dinero o alimentos, vestimentas, ropa de cama y medicinas.

No significa que todo haya sido fraternal. Algunos negocios trataron de subir los precios para aprovechar la escasez. Algunos funcionarios pro-gubernamentales boicotearon el comit de emergencia porque el alcalde era sandinista. Las autoridades mdicas del gobierno se negaron a entregar medicinas almacenadas en sus bodegas. Recuerdo vvidamente que el jefe del centro de salud local responsable por toda la ciudad pidi que le ayudara a comprar medicinas mientras estbamos en la fila empapada por el agua para el cruce temporal del ro donde 100 metros de carretera haban sido arrasados por las aguas. El puente, construido por una compaa de EE.UU. cuarenta aos antes, sobrevivi intacto.

La actividad para enfrentar casi toda necesidad relevante fue organizada. Las estaciones locales de radio emitieron constantemente mensajes ayudando a las familias a mantener contacto y confortar a sus seres queridos. El combustible fue racionado a la espera de la llegada de camiones cisterna para suministrar a las gasolineras, quin sabe cundo? Un jeep de una agencia de ayuda basada cerca de la frontera hondurea se qued varado con cuatro de sus trabajadores. Recibieron combustible del comit de emergencia para entregar alimentos y medicinas en el rea local hasta que el batalln del ejrcito estacionado en la ciudad vol los derrumbes de tierra que bloqueaban la ruta al norte, permitiendo as que volvieran a su base, vadeando todos y cada uno de los ros en su camino.

La guerra bipartidaria de clases y guerra contra los pobres

Un espritu cvico similar existi evidentemente despus de Katrina. Pero careci de estructuras bien organizadas de defensa civil que fueran realmente efectivas. Decenas de miles de personas quedaron abandonadas sin atencin adecuada durante ms de una semana. No fue slo el fracaso del gobierno central sino un tambin fracaso de la direccin local.- resultante de un sistema poltico y social podrido, emblemtico de una sociedad en decadencia.

Una comparacin con la experiencia en Honduras, Nicaragua y El Salvador despus de Mitch sugiere que gente valerosa y buena que hacan lo posible en Nueva Orleans fue decepcionada por sus autoridades municipales y por conciudadanos acaudalados as como por el gobierno nacional. Las mejores reacciones humanas no pueden compensar un proceso democrtico abstracto, carente de significado real y la ausencia de una cultura poltica que fomente la solidaridad colectiva. Al contrario, el sistema poltico de EE.UU. impulsa abiertamente la guerra de clases y raza a travs de su rgimen tributario y sus polticas de justicia penal.

Bipartidario es un mal apodo en este contexto. Ese fracaso forma parte integral del engaoso truco del monopartido neoliberal que el pueblo de EE.UU. se ha tragado durante decenios. Hasta la semana pasada la plutocracia monopartidista que es Estados Unidos tuvo una poltica bipartidaria de financiamiento de la ocupacin ilegal de Palestina por Israel y de invadir Afganistn e Irak, mientras abandonaba a Louisiana y Mississippi a la merced de los huracanes. Las decenas de miles de personas abandonadas y desatendidas durante una semana constituyen una recusacin condenatoria de un sistema poltico de partido nico sobornado por gigantescas corporaciones e intereses extranjeros.

El descomunal presupuesto militar de EE.UU. es financiado sobre todo gracias a la compra china y japonesa de deudas del gobierno de EE.UU. EE.UU. no puede pagarse la vida. Funciona como una especie de spermacho asesino a sueldo por cuenta de una elite corporativa global. Los catastrficos cortes de corriente que afectaron al noreste de Estados Unidos y el sudeste de Canad hace un par de aos ya mostraron que la inversin en la infraestructura de EE.UU. se encuentra en crisis. Katrina volvi a mostrarlo. Pero la elite plutcrata de EE.UU. sigue luchando con todas sus fuerzas contra un cambio de poltica.

Las secuelas de Katrina bienestar corporativo, cambio cosmtico.

No son slo Bush, Cheney, Rumsfeld, Rice y los intereses corporativos que representan los que se benefician enormemente con desastres como Katrina y los precios en pleno aumento del combustible. Muchos demcratas con participacin en el gran negocio del petrleo tambin se beneficiarn. Incesantes aumentos en el precio de mercado del petrleo son exacerbados por la accin militar bipartidaria en Irak y las amenazas contra Irn.

El que la camarilla bipartidaria no haya protegido la infraestructura portuaria y de las comunicaciones de Nueva Orleans har subir an ms los precios del petrleo. Para sumarse al cerdo-que-cae-del-cielo corporativo, ya se informa que se ha asignado a los compinches corporativos de Cheney en Halliburton trabajo de reconstruccin del puerto en Nueva Orleans. Sin duda los carnvoros corporativos vinculados a los demcratas recibirn su parte inflada de la carcasa de Louisiana.

A mediano plazo, Katrina podr o no significar algn tipo de hito si una mayora en EE.UU. termina por despertar ante la delincuencia de sus clases gobernantes e intenta detener su decadencia como sociedad. Es poco probable que algo positivo ocurra de inmediato. El rgimen Bush exagerar cualquier culpa que pueda asignar razonablemente a las autoridades estatales y municipales. Los demcratas ayudarn a ocultar los fracasos del sistema. Los medios corporativos ayudarn al Congreso a presentar un impresionante teatro de indignacin e investigacin. El rgimen Bush trabajar rpido para subir la apuesta inicial con an ms aventuras imperiales en el extranjero en Irn o en Venezuela.

toni solo es un activista basado en Centroamrica - contactos va: www.tonisolo.net



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter