Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-05-2015

La Nakba, 1948 hasta hoy, o el sionismo robando Palestina

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


Debemos expropiar discretamente la propiedad privada en el Estado que nos sea asignado. Trataremos de empujar ms all de la frontera a la poblacin ms pobre, procurndole trabajo en los pases de trnsito y negndoselo en nuestro pas. () tanto el proceso de expropiacin como el desalojo de los pobres se deben llevar a cabo con discrecin y cautela. Entrada del diario de Theodor Herzl, fundador del movimiento poltico sionista. La cuestin oculta y otros textos. Edicin de Sergio Prez Pariente. Bsforo Libros.

A los 17 aos de mi vida empec el primer contacto con la causa palestina, en 1968, un ao despus de la derrota de los pases rabes. Recuerdo los bombardeos y ametrallamientos de la aviacin sionista. Desde entonces se han sucedido, da tras da, los asaltos del sionismo al pueblo palestino. Panfletos, movimientos sociales, resistencia, siempre haciendo frente a los terroristas que llevan la guerra por tierra, mar y aire al pueblo palestino. En el escenario de guerras de ocupacin sionista y resoluciones de la ONU que los ocupantes han incumplido sistemticamente, la 181 se refiere a la creacin de dos Estados, escenario de tensin y sangre, de muertos, heridos y detenidos, la vctima ha sido siempre Palestina y el pueblo palestino.

Asist a invitaciones para conmemorar la Nakba, trmino que como europeo no entiendo, porque veo que no damos con la interpretacin correcta, ni encuentro una interpretacin que no ofrezca duda. La Nakba fue ms que un tsunami. La Nakba es una expresin que toca tierra como expresin psicolgica, de dolor infinito que se agarra a lo ms profundo del ser, es un trmino que desborda el trmino desastre, es ms que la invasin militar de otra tierra. Tambin traspasa el trmino limpieza tnica, porque eso va contra los objetos fsicos. Por eso el 15 de Mayo de 1948 es una fecha de algo ms grande y ms importante, ms desgarrador, ms injusto, tanto para el pueblo palestino como para todos los pueblos, porque es el triunfo del colonialismo sobre el espritu de libertad. La creacin del Estado sionista de Israel conllevaba la expulsin de la poblacin autctona de Palestina y el robo de todos sus bienes, el inventario ms modesto recoge que los sionistas destruyeron ms de 480 poblaciones, se apropiaron de ms de 45.000 viviendas, 7.000 comercios con sus existencias, 500 talleres y fbricas industriales con todos sus medios de produccin y ms de 1.500 almacenes. Tambin en el campo haba que contar los utensilios y maquinaria como tractores y bombas de agua, las cosechas de todo tipo como aceitunas, tabaco, ctricos y frutos en ms de 320.000 hectreas, adems de los animales de granja como ovejas, gallinas, etc. Haba que aadir al botn los depsitos bancarios y, evidentemente, la tierra y el agua. Para legalizar y facilitar la apropiacin del botn se aprob la ley del ausente, que perda sus derechos de propiedad por el hecho de haber escapado a la violencia de la guerra o de la Hagana y las milicias sionistas. En ocasiones el ausente se haba refugiado en lo que ya era Israel, y estaba tan presente que intentaba incluso volver a comprar o arrendar lo perdido. Y, evidentemente, las reclamaciones de los refugiados en el exterior del nuevo Estado se evitaron negndoles su derecho al retorno, hasta la actualidad. (La cuestin oculta. Bsforo libros).

Los sionistas expulsaron ms all de las fronteras de Palestina a 800.000 palestinos, nmero que ha ido aumentando hasta alcanzar hoy ms de 5.000.000 (cinco millones). El Estado sionista se cre sobre tierra palestina con la mayor parte de su poblacin expulsada, que fue a recogerse en campos de refugiados. Sobre ese crimen se levant el proyecto del gran capital judo: el sionismo. Gan su proyecto colonialista, racista, expansionista, chovinista y destructivo de Palestina, de la regin rabe y de todo el planeta, porque es enemigo de todos los pueblos. El colonialismo, que iba perdiendo espacios en el mundo con el triunfo de las luchas de liberacin, de nuevo se puso en marcha con la recolonizacin de Palestina. Para el proyecto de los ocupantes unieron a los pensadores sionistas, al gran capital judo en Europa y a un aliado (Gran Bretaa), y planificaron la emigracin a Palestina. Estos puntos se llevaron a cabo bajo el mandato britnico y con la colaboracin de la reaccin rabe.

1948 es el ao del triunfo del nuevo colonialismo, el primer paso del sionismo en Palestina. En 1948 nace un Estado monstruoso, deforme, que segrega la invasin, el desarraigo, los asentamientos y el racismo. Ese Estado deforme es un plus de extremismo que hoy se refleja en su gobierno de extrema derecha, y a su vez es el reflejo de los intereses de los gobiernos de EEUU y Europa, coordinados para impedir el retorno del pueblo palestino a su tierra.

El gobierno de Israel tambin segrega su racismo sobre los judos negros que llegan de Etiopa tratndolos como ciudadanos de 3 clase, son un colectivo al margen de las leyes econmicas, sociales, polticas. Ni Israel, ni EEUU, ni Europa son capaces de eliminar su racismo ante los negros judos de Etiopa, ni en estos 67 aos ante los palestinos que quedaron, y que son tratados como ciudadanos de 4 clase: los someten a la violencia continua, a su odio y a su represin, destruyen sus pueblos, los separan con un muro, los explotan, empezando por los nios, y les dejan sin derechos. 67 aos de persecucin. A la vista del mundo tienen a 1.800.000 palestinos y palestinas prisioneros en Gaza. Adems, secuestran el dinero de la Autoridad Palestina, provocan a la poblacin con ataques constantes, no se salva ni la infancia, saquean las escasas tierras palestinas, siembran la geografa de Cisjordania de asentamientos ilegales,

Por eso el pueblo palestino, su movimiento de liberacin, sus representantes, sus amigos, tenemos el deber moral de hacer una valoracin seria para enfocar nuestra labor de solidaridad y lucha ante el desastre de la Nakba que hoy continua, pues siguen expulsando al pueblo nativo de sus casas, de sus tierras, robando sus medios de vida, prohibiendo sus movimientos en el interior de Palestina, y la vuelta de los refugiados a sus pas.

La Nakba es la victoria del sionismo y el imperialismo, pero no slo sobre el pueblo palestino, sino sobre todos los pueblos del mundo. En esta hora, en este 67 aniversario no puede faltar la solidaridad con el pueblo palestino, ejemplo universal de resistencia al colonialismo.


Ramn Pedregal Casanova es autor de Dietario de crisis y de Siete Novelas de la Memoria Histrica. Posfacios.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter