Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-05-2015

Festival de Cine y Derechos Humanos Karama-Gaza
Todo es poco para hablar de Gaza

Rebelin


RLink Video: https://www.youtube.com/watch?v=c43d5CB3rt8

El pequeo video que acompaa esta nota tiene una enorme fuerza. Es un corto de difusin del Festival de Cine y Derechos Humanos Karama-Gaza (Red Carpet): la alfombra roja. Se llev a cabo entre el 12 y 14 de Mayo. La apertura del primer da de actividad se realiz junto a los escombros de las casas destrudas en el barrio Shejaeya (Al Tawiq), en el este de Gaza.

El evento es parte de un acto conjunto celebrado junto al Festival Karama - Cine de Derechos Humanos, que se realiz en Ammn al mismo tiempo. Segn sus organizadores la celebracin del festival en la Franja, que vive en estado de sitio y destruccin permanente, intenta mostrar la otra cara cultural y humana de Gaza. Con esto buscan crear un estado de comunicacin con el mundo a travs de la ventana del cine. Si ese es el objetivo, este pequeo video de dos minutos logra llamar la atencin y establecer un vnculo solidario con el pueblo palestino, nos recuerda que es necesario que lo renovemos da a da, aunque no estn cayendo ahora las bombas israeles.

El ao pasado en la apertura de la muestra DOCA (Documentalistas Argentinos) se present la pelcula de Mahdi Fleifell A world not ours, cuya traduccin literal es incmoda: un mundo que no es el nuestro. Estuvo ah el embajador de Palestina que antes dijo unas palabras. Al finalizar la proyeccin todos los presentes (muchos realizadores audiovisuales) nos fuimos con sensaciones contradictorias, se suscit un debate al interior de los organizadores, e incluso lo seguimos pasado los meses: es que el film era muy duro y sin salida.

El documental mostraba la destruccin de las expectativas de vida de las distintas generaciones de palestinos. Un joven que pudo salir de la Franja y vivir en Europa, siempre vuelve a ver a su familia, amigos, y los filma, en principio como diversin y luego para armar una pelcula. El paso del tiempo muestra como se truncan todos los deseos bajo la dictadura del Estado de Israel, los bombardeos, la miseria impuesta, llegando incluso a la desmoralizacin.

Estaba bien proyectar eso o contribua a los intereses de los genocidas del Estado de Israel? Lo cierto es que al menos a muchos de nosotros nos provoc ms odio contra el opresor. Bajo el ttulo de un mundo que no es el nuestro, nos mostraba uno que s lo es, pero que no sentimos en directo sobre nuestros cuerpos.

De otras muchas pelculas palestinas recuerdo "Cinco cmaras rotas". Emad, un palestino del pueblo de Bilin, compra su primera cmara de video para filmar a su hijo. Pero mientras lo filma crecer tambin captura las imgenes de la resistencia popular contra la construccin del muro israel en las tierras de cultivo. Una a una, sus cmaras son destruidas por golpes y balas. Fue Emad en ese documental quien tiene filmados los planos donde se aplica la orden de "romper huesos", perpetrada sistemticamente por los soldados ocupantes sobre los jvenes palestinos?

Estarn con vida an los (en ese momento) nios protagonistas del documental "Promesas" del 2001, o habrn cado asesinados? Entiendo que el tiempo es diferente en Palestina, quince aos es un siglo en Gaza.

"Tienen que morir y sus casas deben ser demolidas. Ellos son nuestros enemigos y nuestras manos deberan estar manchadas de su sangre. Esto tambin se aplica a las madres de los terroristas fallecidos", escribi en su pgina de Facebook la entonces diputada del partido ultranacionalista Hogar Judo, nuevo socio del primer ministro Benjamn Netanyahu, del partido Likud, y hoy ministra de Justicia de Israel. Ayelet Shaked es su nombre y tiene 39 aos hermosos aos.

En el pequeo corto que acompaa esta nota una alfombra roja contrasta visiblemente con el entorno en ruinas. Convierte la puesta en escena del festival en una instalacin de denuncia, tambin expresa que an sobre las ruinas de la crcel a cielo abierto el pueblo de Palestina tiene el derecho moral a caminar sobre la alfombra roja, el smbolo de los grandes festivales de Cine e incluso identificada con las limusinas y los divos de la gran industria cultural capitalista. Establece una disputa sobre quin tiene ms derecho. Con el estilo de la publicidad el video nos recuerda que en nuestra poca la mera comunicacin (otrora considerada lejana a "las artes") se convierte tambin en determinados casos en vehculo de expresin sensible, utilizando el soporte de las nuevas tecnologas mviles de registro y edicin, con el ojo despierto de los realizadores.

Si en las disputas tericas del cine sovitico de los primeros aos del Siglo XX, Eisenstein le dijo a Vertov "no es un Cine-Ojo lo que necesitamos, sino un Cine-Puo" el vuelo de este dron sobre las ruinas fusiona ambos deseos: el ojo documental que deba registrar la vida misma, con el montaje por colisin donde la base es el conflicto y el ataque al espectador. Pero aqu la colisin fundamental no se produce con otro plano en el mismo video, sino con nosotros, con ese fuera de campo que constituyen nuestras vidas, lejos de las penurias del pueblo palestino.

Si alguien cree desmedido darle tanta entidad a un video de un festival, debera saber que todo es poco para hablar de Gaza.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter