Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-05-2015

El Ejrcito Colombiano: la no tan nueva estrategia gringa en contra de Venezuela

Carlos E. Lippo
Ensartaos


Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), el grupo guerrillero ms antiguo que existe en el planeta, es un grupo colombiano de ideologa marxista-leninista-bolivariana cuyo mtodo de lucha contempla tanto la guerra de guerrillas como el combate regular convencional y cuyo objetivo declarado, con arreglo a lo planteado en muchos de sus comunicados, es implantar en Colombia un estado socialista, acabando con las desigualdades sociales, polticas y econmicas, as como con la intervencin militar y de capitales estadounidenses en ese pas. Sus actividades tambin han incluido secuestros de personas, con fines polticos y de financiamiento, y la utilizacin de armas no convencionales como cilindros (bombonas) de gas, utilizados como bombas.

Las FARC son consideradas una agrupacin terrorista por el gobierno de los Estados Unidos y la mayora de los gobiernos de sus aliados incondicionales, entre ellos: los de Colombia, Chile, Per, Canad, Nueva Zelanda y todos los de la Unin Europea; sin embargo, gobiernos de otros pases latinoamericanos como Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Uruguay y Venezuela no le han aplicado esta calificacin. El gobierno de Ecuador, pas limtrofe con Colombia al igual que nosotros le otorg el reconocimiento de "grupo irregular" y el Presidente Correa ha dejado claro que no les considera terroristas, ni beligerantes, simplemente "irregulares" y que el llamarlos terroristas ha sido una imposicin de los Estados Unidos. El Gobierno Revolucionario, en cabeza del propio Comandante Chvez solicit en su momento que se le otorgase un estatus de grupo beligerante y desde luego no las consideraba terroristas; sin embargo les ha pedido liberar a los secuestrados y a solicitud del gobierno colombiano ha tenido activa participacin en no pocas liberaciones unilaterales desde el ao 2.008.

Desde su inicio de actividades en 1.964, hace ya ms de medio siglo, cuando su fundador, Pedro Antonio Marn (a) Manuel Marulanda Vlez o Tirofijo era su mximo dirigente, hasta mediados de la primera dcada del siglo XXI tuvieron siempre una trayectoria ascendente, llegando a tener ms de 20.000 efectivos en combate, ms o menos la misma cantidad de efectivos armados en labores de apoyo y casi el doble de la suma de esas cantidades, de personas casi siempre parientes, que sin estar armados les suministraban vveres, los alertaban sobre la presencia del ejrcito colombiano y les daban refugio, lo que les permita un alcance efectivo sobre la casi totalidad del territorio colombiano. En suma, llegaron a ser un autntico ejrcito: bien equipado, con experiencia de combate y con suficiente apoyo popular, todo lo cual haca presagiar un triunfo militar y poltico sobre el gobierno burgus colombiano, a plazo ms corto que largo.

A finales de 1.999, siendo presidentes Andrs Pastrana y Bill Clinton, con el pretexto de apoyar a Colombia en la lucha contra las drogas, se discuti en el Comit de Relaciones Exteriores del Congreso de los Estados Unidos un proyecto de ley cuyo engaoso y pomposo nombre en castellano era Plan para la paz, la prosperidad y el fortalecimiento del estado colombiano (1) , uno de cuyos ponentes era el senador Paul Coverdell, tristemente clebre por haber pronunciado aquella frase lapidaria que seala: Para controlar a Venezuela es necesario intervenir militarmente a Colombia. La ley aprobada con base en ese proyecto, impuesta a Colombia sin consulta alguna con su pueblo, es conocida coloquialmente como Plan Colombia, aunque las polticas que entraa y las consecuencias de su aplicacin trascienden extraordinariamente las fronteras territoriales, polticas, sociales y culturales del vecino pas.

Aparte de haber generado un crecimiento desmesurado del ejrcito colombiano que segn varias fuentes cuenta en la actualidad con ms de medio milln de efectivos y una notable hipertrofia de las policas y dems cuerpos de seguridad y orden pblico, as como haber promovido la creacin de un ejrcito paramilitar de ultraderecha, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), ejecutor de las ms terribles prcticas terroristas aprendidas de sus instructores del Mossad (servicio de inteligencia israel), el Plan Colombia, con intervencin directa del Pentgono, la CIA, la DEA y el Departamento de Estado ha sido un rotundo fracaso en lo que se refiere a dos de sus principales objetivos declarados: el combate a la insurgencia y el combate al narcotrfico. En efecto, las FARC, principal grupo insurgente, despus de unos descalabros iniciales y sobreponindose a la muerte de algunos de los ms conspicuos miembros de su directorio (Ral Reyes, Alfonzo Cano y el Mono Jojoy) han logrado una importante recuperacin, que es puesta en evidencia por el hecho de que para el ao 2.010 se estimaba que las FARC estaban presentes en 24 de los 32 departamentos de Colombia, sobre todo en el sur y el este del pas, concretamente en Putumayo, Tolima, Nario, Cauca y Valle del Cauca (2) ; algo parecido ha ocurrido con el combate al narcotrfico que en opinin del brillante analista Atilio Born apoyadas en informes de Naciones Unidas, en lugar de disminuir, ha aumentado de manera exponencial, al igual que en Mjico y Afganistn, que son pases que tambin padecen una intervencin directa de los Estados Unidos. Resulta imposible dar por terminado este punto sin antes sealar la existencia del llamado "Acuerdo Complementario para la Cooperacin y Asistencia Tcnica en Defensa y Seguridad, suscrito entre los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, firmado el 30 de octubre de 2.009 y publicado en la tarde del 2 de noviembre, del mismo ao, que equivale a una anexin de Colombia a Estados Unidos, al poner en manos de los gringos no slo sus principales bases militares, sino tambin los aeropuertos civiles y cualquier otra instalacin que pueda ser til a las fuerzas de la OTAN. Acuerdo que adicionalmente contempla, como si lo anterior fuera poca cosa, la cesin sin restricciones del espectro radioelctrico colombiano (3) , pero que habiendo sido declarado inexequible (que no se puede hacer, conseguir o llevar a efecto) por la Corte Constitucional de Colombia, ha sido sumisamente aplicado por Alvaro Uribe Vlez, quien lo firm con Obama y por su sucesor J. M. Santos.

Pero resulta que tambin ha fracasado el Plan Colombia en relacin a su objetivo encubierto de crear las condiciones necesarias para poder ponerle la mano a nuestros hidrocarburos y dems recursos naturales, que es el inters real de los gringos, ya que mientras existan en la retaguardia de un eventual conflicto militar entre Colombia y Venezuela los ms de 20.000 hombres en armas que an mantienen las FARC-EP y el ELN no hay posibilidad alguna de que Estados Unidos lance desde Colombia operaciones militares o paramilitares hacia Venezuela, puesto que tales fuerzas revolucionarias constituyen con su sola existencia, aun sin proponrselo, un muy efectivo muro de contencin.

A finales del ao 2.012, estando el juego empatado pues ni las FARC ni el ejrcito burgus colombiano se consideraban en capacidad de derrotar a su contrario en el mediano plazo, el directorio de las FARC acept una propuesta del presidente Santos para iniciar un dilogo y unas negociaciones por la paz, con el objetivo declarado de terminar el conflicto, por parte del gobierno y de buscar la paz con justicia social por medio del dilogo, segn palabras de Ivn Marquez (4) , jefe del equipo negociador de las FARC. Dicho dilogo, iniciado en Oslo (Noruega) y continuado en La Habana (Cuba), con la garanta de los gobiernos de estos pases y el acompaamiento y facilitacin de nuestro gobierno revolucionario, es lo que se conoce con el nombre de Proceso de Paz Colombiano, que en medio de unas de cal y otras de arena se ha mantenido activo hasta nuestros das, manteniendo probabilidades ciertas de lograr sus objetivos prcticos en el corto plazo.

En lo personal siempre me ha preocupado que en el caso de lograrse un eventual acuerdo, el gobierno colombiano y ms an su amo gringo sea capaz de respetar las necesarias garantas que lo hayan hecho posible. Los gringos tienen un largusimo historial de incumplimiento de las promesas y obligaciones resultantes de los innumerables tratados internacionales que han suscrito y hasta de los nacionales, como los tratados que lograron firmar con sus pueblos aborgenes para desplazarlos de sus territorios ancestrales. Extremadamente dolorosa y aleccionadora al respecto resulta ser la experiencia de la Unin Patritica, partido poltico colombiano de izquierda, fundado en 1985 como parte de una propuesta poltica legal de varios grupos guerrilleros que se desmovilizaron, entre ellos el Movimiento de Autodefensa Obrera (ADO) y los frentes Simn Bolvar y Antonio Nario, del Ejrcito de Liberacin Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con participacin adems del Partido Comunista de Colombia, cuyo primer Consejo Directivo fue encabezado por el Secretariado de las FARC. El caso es que dos candidatos presidenciales, los abogados Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa, 8 congresistas, 13 diputados, 70 concejales, 11 alcaldes y alrededor de unos 5.000 de sus militantes fueron sometidos a exterminio fsico y sistemtico por miembros de las fuerzas de seguridad del estado (ejrcito, polica secreta, inteligencia y polica regular), grupos paramilitares y narcotraficantes; obligando adems a que muchos de los sobrevivientes al exterminio tuvieran que abandonar el pas (5) . Un autntico genocidio, hasta ahora impune! Correr el riesgo de que un hecho tan monstruoso como ste pueda repetirse ahora slo se justifica por la posibilidad de darle cause poltico de solucin a una problemtica que luce militarmente irresoluble en el mediano plazo, por la conveniencia de atenuar los grandes sacrificios a los que se ha visto sometido el pueblo colombiano por ms de medio siglo por causa de esta guerra y porque como ha dicho Atilio Born, el conflicto colombiano es el mejor pretexto para la militarizacin de la regin por parte los Estados Unidos.

Adicional al proceso de paz adelantado con las FARC es altamente probable que pronto se inicie otro con el ELN, segn se desprende de la invitacin a La Habana hecha por el gobierno colombiano a su jefe Gabino y la sugerencia que le hiciese Timochenko, el actual jefe de las FARC, de iniciar el proceso de negociacin tan pronto como ello sea posible (6) . Otro riesgo de gran dimensin, esta vez para Venezuela y nuestra revolucin, es el desmontaje del muro de contencin que representa el accionar de ambos ejrcitos en territorio colombiano a causa de sus respectivas desmovilizaciones aunque stas logren hacerse sin entrega de las armas, como lo vienen exigiendo los negociadores de las FARC.

No se trata de paranoia, el riesgo antes descrito es real y prueba de ello es que no habiendo concluido an elProceso de Paz de manera exitosa, el Ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzn, en supremo gesto de sumisin corri a la capital imperial a pedir lnea sobre qu hacer con su mega ejrcito de ms de medio milln de efectivos y con los numerosos grupos paramilitares que controla, para lo cual convoc una mesa de expertosen la que participaron, entre otros halcones, Mary Beth Long Ex subsecretaria de Defensa de los Estados Unidos, con experiencia de trabajo en la CIA, la NSA y el Departamento de Estado y Rudolph Giuliani, quien era el alcalde de Nueva York para el momento de los falsos positivos del 11 de septiembre de 2.001. Los anlisis y recomendaciones de ambos, que imagino fueron ampliamente celebradas por el cipayo Pinzn, son todo un poema: Mary Beth seala, palabras ms, palabras menos, que el ejrcito colombiano, una vez desmovilizadas las FARC, debe preparase para enfrentar a Venezuela; Rudolph, que no es el reno de la cancin navidea gringa pero si fue el jefe de aquel superpolica que trajo Alfredo Pea cuando fue alcalde metropolitano de Caracas para entrenar a la PM en las ms refinadas tcnicas represivas, piensa que la fuerza pblica debe dedicarse a combatir la delincuencia en el posconflicto (7).

Concedo suma importancia a unas declaraciones de Juan Carlos Tanus, representante de la Asociacin Civil Colombianos y Colombianas en Venezuela quien a propsito del desenlace previsible del Proceso de Paz, ha sealado hace poco que e l gobierno de los Estados Unidos, ante el fracaso de las arremetidas que ha desarrollado hasta ahora para acabar con la Revolucin Bolivariana, ha puesto en marcha un nuevo plan contra Venezuela con apoyo de la derecha colombiana. Y en otra parte de sus declaraciones explica que el plan de la estructura militar colombiana obedece lgicamente a los intereses del gobierno norteamericano, sealando textualmente: Hoy y siempre ha sido as, desde 1902 con la separacin de Panam de Colombia, el gobierno norteamericano ha administrado el aparato poltico y la situacin del conflicto colombiano (8) .

De lo descrito en los prrafos anteriores es posible concluir que hace ya largo rato que tenemos suficientes motivos para mantener encendidas y a mxima intensidad todas las alarmas en relacin al gobierno oligrquico y entreguista de Colombia, y eso que todava no hemos considerado el probable comportamiento en medio de un eventual escenario de conflicto blico, del inmenso contingente de colombianos que habitan entre nosotros, lo cual habr de intentar en unas prximas notas. Buenas son las manifestaciones de solidaridad con nuestro vecino, asociadas al carcter internacionalista de nuestra revolucin y mejores an los esfuerzos que hacemos por la integracin de todos los pueblos de Nuestra Amrica, pero primero que todo debe estar la integridad y la soberana de nuestra Patria que slo est garantizada por la plena vigencia de nuestra revolucin.

Hasta la Victoria Siempre!

Patria o Muerte!

Venceremos!

Notas:

(1) http://www.google.co.ve/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=7&ved=0CDgQFjAG&url=http%3A%2F%2Fpl-va.prensa-latina.cu%2Fmilitarizacion%2Fgeoestrategia%2Fpcolom.htm&ei=S79TVbO5IO3IsQSp1IC4CA&usg=AFQjCNHXb2IiE0RVdHP-pJNW_GkCUQiN3A&bvm=bv.93112503,d.cWc

(2) http://actualidad.rt.com/programas/entrevista/168268-entrevista-ivan-marquez-jefe-equipo-farc

(3) http://www.granma.cu/granmad/secciones/ref-fidel/art175.html

(4) http://es.wikipedia.org/wiki/Di%C3%A1logos_de_paz_entre_el_gobierno_Santos_y_las_FARC

(5) http://es.wikipedia.org/wiki/Uni%C3%B3n_Patri%C3%B3tica_%28Colombia%29

(6) http://www.telesurtv.net/news/Presidente-Santos-facilito-reunion-entre-lideres-de-las-FARC-y-el-ELN-20150512-0168.html

(7) https://anncol.eu/index.php/colombia/politica-economia/item/101-estados-unidos-utilizaria-a-colombia-en-guerra-contra-venezuela-cual-sera-la-respuesta-de-las-farc

(8) http://laiguana.tv/articulos/7297-sanciones-estados-unidos-obama-venezuela-colombia

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter