Portada :: Mxico :: Los 43 y la rebelin en Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-05-2015

Los 43 y las elecciones legislativas

Juan Manuel Karg
Rebelin


La visita de familiares y sobrevivientes de Los 43 de Ayotzinapa a diversos pases del cono sur, entre ellos la Argentina, tiene lugar en el medio de una enrarecida campaa electoral en Mxico, que el prximo 7 de junio elegir 500 diputados federales, 9 gobernadores y ms de 1000 alcaldes. Algunos puntos para comprender un poco ms del momento social, poltico y electoral por dems complejo que vive aquel pas:

1 La situacin de DDHH en los estados del sur mexicano es de una gravedad notoria, que presenta pocos antecedentes histricos, y amerita la preocupacin de la comunidad internacional, incluidos los nuevos organismos regionales que cre Amrica Latina y el Caribe durante la ltima dcada. Al menos siete candidatos, que iban a las urnas en junio, fueron asesinados en los ltimos meses, en una situacin irregular que atraves al conjunto de los partidos polticos, y que tiene que ver con la disputa territorial del narco en torno a las alcaldas. Guerrero, donde desaparecieron los estudiantes, es en estos momentos una flagrante zona liberada, donde los candidatos deben subsumirse al poder de los crteles si quieren sobrevivir -electoralmente, polticamente, pero tambin de forma literal, como lamentablemente se corrobora-.

2 En cuanto al plano estrictamente electoral, algunas precisiones: el histrico PRI sigue primero en las encuestas a nivel nacional, con un apoyo cercano al 30%, pero es tambin el partido con ms rechazo popular -cinco de cada diez mexicanos dicen que no votara por el oficialismo de ninguna manera-. En esta ltima tendencia puede apreciarse el descontento de buena parte de la sociedad civil a la situacin de DDHH que vive el pas, y en especial estos estados que mencionbamos con antelacin. Tambin, claro, pesan en ese rechazo diversos casos de corrupcin y una poltica econmica excluyente para las grandes mayoras desde la firma del Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte (TLCAN), junto a Canad y EEUU. An as, la extensin territorial priista, sin comparacin en las dems formaciones, parece aportar a la hiptesis que enuncia que el partido de Pea Nieto no perder an el primer lugar electoral.

La contracara es una dispersin de las fuerzas progresistas y de izquierdas: el PRD, an daado por la salida de un importante dirigente como Cuauhtmoc Crdenas, conservara un no menor caudal de votos -alrededor de 17%, segn las ltimas encuestas- aunque perdera apoyos hacia Morena, el nuevo partido del dos veces candidato presidencial Lpez Obrador -quien apela a disputar con el PRD intentando retomar el legado de Lzaro Cardenas y Zapata-. Esta nueva formacin se colocara como cuarta fuerza en su primera eleccin, con cerca del 11% de las preferencias, lo que significara una verdadera revelacin en el tablero poltico mexicano. Asimismo, la imposibilidad de unidad entre el PRD y Morena podra determinar que el conservador PAN, con apenas 23% de las preferencias, se coloque en el segundo lugar.

3 Una de las variables necesarias a la hora de analizar los resultados del prximo 7 de junio tendr que ver con los porcentajes de abstencin. A travs de las dcadas, la participacin a elecciones legislativas ha sido inferior respecto a las presidenciales en Mxico -tal como sucede en muchas partes del mundo-. Sin embargo, algunos analistas, como lvaro Arreola de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico (UNAM), plantean la hiptesis de una abstencin que podra ser histrica en esta ocasin, reflejando una precarizacin de la democracia, segn ampli este investigador al diario La Jornada. Un ejemplo concreto: grupos de maestros de Guerrero involucrados en el pedido de esclarecimiento del caso de Los 43 plantean a esta hora no concurrir a los comicios en aquel estado.

4 - Ms all de la cita electoral en s, la democracia mexicana parece estar en un momento de inestabilidades crecientes y redefiniciones. El emblemtico caso de Los 43, que contina sin ser esclarecido, sac a la luz una situacin de vulnerabilidades que tiene ribetes cotidianos -uno de ellos, el control narco del territorio, ms all de la poltica formal-. Amrica Latina en su conjunto deber tomar nota de esta situacin y actuar en consecuencia, independientemente de lo que suceda el prximo 7 de junio, ya que la situacin parece haber llegado a un punto lmite. La CELAC, que acord en su cumbre de La Habana 2013 definir a Amrica Latina y el Caribe como zona de paz, podra jugar un rol ms activo en el intento de resolucin de estas problemticas. Esto no significa que las instancias regionales latinoamericanas deban involucrarse de lleno en decisiones soberanas del estado mexicano, claro; pero parece cada vez ms necesario aportar ideas y sobre todo soporte regional (y densidad poltico-diplomtica) a un contexto por dems preocupante, al cual se ha referido, con congoja, hasta el propio Papa Francisco.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter