Portada :: Mundo :: Relevo en el Vaticano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-05-2015

Algunas reflexiones del embajador de la Repblica Argentina ante la Santa Sede
Los muros que caen en el mayo Vaticano

Eduardo Flix Valds
Vatican Insider


Con la canonizacin este sbado del obispo salvadoreo scar Arnulfo Romero, en mayo se llega al punto ms alto del concepto de tender puentes y derribar muros que se respira en la Santa Sede, al que se agregan el anuncio de beatificacin a Monseor Enrique Angelelli y a Dom Helder Cmara, la presencia en el Vaticano del fundador de la Teologa de la Liberacin Gustavo Gutirrez y los histricos encuentros de Francisco con los Presidentes palestino Mahmud Abbas y con el cubano Ral Castro.

Cuando aliment a los pobres me llamaron santo; pero cuando pregunt por qu hay gente pobre me llamaron comunista, Helder Cmara, Obispo de Olinda y Recife (Brasil) entre 1964 y 1985, en proceso de beatificacin con expediente abierto el 3 de mayo pasado.

Hay que tener el odo atento, siempre puesto a lo que dice el Evangelio y a lo que dice el Pueblo, obispo argentino Enrique Angelelli, asesinado en La Rioja el 4 de Agosto de 1976 por la dictadura militar con apoyo de un grupo denominado Cruzados de la Fe y en proceso de beatificacin por martirio desde el 10 de mayo ltimo.

La Justicia es igual a las serpientes, solo muerde a los que estn descalzos; si me matan, resucitar en el pueblo salvadoreo , monseor scar Arnulfo Romero, obispo salvadoreo asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba misa en una capilla de un hospital de San Salvador, beatificado este fin de semana.

S. Ha cado un muro, afirm el sacerdote peruano autor de la Teologa de la Liberacin, Gustavo Gutirrez, en pleno Vaticano el propio da 12 de mayo.

Si bien pronunci la frase en referencia a los procesos de beatificacin de los obispos scar Arnulfo Romero, este fin de semana, y Enrique Angelelli, en curso desde el 10 de mayo por impulso concreto del papa Francisco, su presencia en la Santa Sede fue, en cierto modo, la cada de un otro muro en el Vaticano.

Ha cambiado el sentido del martirio. Normalmente se es mrtir porque se es asesinado en odium fidei (en odio a la Fe por profesantes de otra Fe), pero este no es el caso de Romero ni de Angelelli. Fueron asesinados por que se decan cristianos. Como deca el documento de Aparecida fueron asesinados por seguir a Dios, a la Iglesia y al pueblo. Es muy interesante. Es una extensin del significado del martirio. Ofrecieron testimonio de la justicia y de la dignidad humana., explic.

Efectivamente, la ola de dictaduras que plagaron nuestra regin en las dcadas del los aos 70 - 80 declaraban actuar en defensa de la civilizacin occidental y cristiana. En cambio, en nombre de esa defensa, vulneraban los principios ms bsicos del cristianismo y de la doctrina social de la Iglesia, como el respeto a la dignidad de la vida humana y la misericordia y el amor al prjimo, matando, torturando, oprimiendo y explotando a los pobres en nombre de sus intereses econmicos. Para justificar la accin de estos asesinos los denominaban Obispos rojos: se los acusaba de ser marxistas.

En esa lnea, el postulador de la canonizacin de Romero, Monseor Vincenzo Paglia, declar que al igual que otros sacerdotes en la Amrica Latina de aquellos aos, (Mons. Romero) fue vctima de un sistema oligrquico formado por personas que se profesaban catlicas y vean en l un enemigo del orden social occidental y de lo que ya Pio XI, en la Quadragsimo anno, llama dictadura econmica.

El proceso de canonizacin de Monseor Romero fue descongelado por el Papa Francisco al igual que, como manifest el Obispo de La Rioja Monseor Marcelo Colombo, para la beatificacin de monseor Angelelli fue decisiva la inclusin de dos documentos que el Santo Padre le envi para presentar ante los tribunales argentinos, donde Angelelli le confiesa al Cardenal Pironio que le acababan de matar a dos sacerdotes y que tema por su vida ante las amenazas.

Con esas acciones, en nombre de estos valores universales de Justicia y dignidad humana, el Santo Padre logr construir puentes y derribar los muros que enfrentan a los pueblos y actuar directamente como mediador en los conflictos ms sensibles del escenario mundial.

A mediados de mayo Francisco recibi en el Vaticano al lder palestino Mahmud Abbas, en vista del reconocimiento de la Santa Sede al Estado de Palestina, calificndolo como un ngel de la paz para la Tierra Santa, y al da siguiente canoniz a dos monjas de origen palestino.

Una semana antes, haba recibido al lder cubano Ral Castro quien pblicamente le agradeci al Santo Padre por su contundente contribucin al histrico restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y lleg a prometer: si el Papa sigue hablando as yo volver a rezar.

As, del impulso a las beatificaciones de los mrtires latinoamericanos al trabajo por el acercamiento entre los pueblos, estos das han sido una viva muestra de la apuesta papal por la paz. Y si hace 47 aos, en otro mayo histrico, las reivindicaciones apuntaban a ser realistas y pedir lo imposible, en este mayo Vaticano Francisco convierte en reales algunos de esos retos que parecan imposibles con su mensaje de una Iglesia de los pobres y para los pobres, personificada en la figura de Monseor Romero.

Eduardo Flix Valds. Embajador de la Repblica Argentina ante la Santa Sede

Fuente: http://vaticaninsider.lastampa.it/es/documentos/dettagliospain/articolo/romero-romero-romero-41270/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter