Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2015

El extrao concepto de democracia de Esperanza Aguirre

Rafael Silva
Rebelin


Esperanza Aguirre no se ha conformado esta vez con protagonizar una campaa electoral tramposa, sucia y marrullera, como slo ella sabe hacer. En efecto, mentiras por doquier, ataques indiscriminados, faltas de respeto hacia sus adversarios polticos, incoherencias y contradicciones flagrantes, y un largo etctera que pudieran muy bien constituir un manual sobre "campaas electorales sucias", han sido la prctica habitual de la condesa consorte durante la campaa electoral para las Elecciones Municipales al Ayuntamiento de Madrid. Aqu tambin hay que decir que han dejado mucho que desear los propios moderadores y modeadoras de los propios debates, porque, tal como afirm Pablo Iglesias, si los debates hubieran sido un partido de ftbol, el rbitro le hubiera sacado la tarjeta a Esperanza Aguirre. No podemos tolerar, como ciudadana, que cualquier debate poltico gire en torno a acusaciones sin fundamento, para atacar a los contrincantes, intentando hundirlos en la miseria para desprestigiarlos de cara a la opinin pblica. Los debates electorales deben girar en torno a argumentos, diagnsticos, ideas, propuestas y programas, y los moderadores/as deben garantizarlo.

Pero como decamos, la cosa esta vez no se ha quedado aqu. Bastante confiada en que el resultado electoral, tal como vaticinaban las encuestas, le sera bastante favorable, Esperanza Aguirre se ha encontrado al final con que ha ganado por la mnima, obteniendo slo un concejal ms que la coalicin Ahora Madrid (21 y 20, respectivamente), lo cual ha debido hundirla en la ms absoluta de las desesperanzas. En honor a la verdad hay que decir que, antes que ella, se manifest en trminos parecidos, sugiriendo un trasfondo y un mensaje similares, la ex Alcaldesa de Valencia, Rita Barber, que viendo cmo sus resultados electorales no le eran favorables, abog la misma noche electoral por "un Pacto de Estado contra el radicalismo". Ah es nada. Barber debe entender que "el Estado" es su propia formacin poltica y todos los dems que quieran seguirla, es decir, hace gala de una concepcin totalitarista del mismo, porque en caso contrario, no se entiende tamao desprecio a la democracia, y a los electores valencianos, que simplemente han elegido otorgar su confianza a otras opciones polticas. Pero Esperanza Aguirre fue ms all. La madre de la corrupcin madrilea, el adalid de la privatizacin de los servicios pblicos madrileos, la nombradora oficial de todos los altos cargos que han saqueado los recursos de la Comunidad de Madrid, muchos de ellos imputados, incluso en la crcel, sugiri an mucho ms.

S, porque a esta seora, que es capaz de ningunear a los Agentes de Movilidad madrileos, en un ejercicio de obsesivo egocentrismo, despus de pensrselo durante el da siguiente a las Elecciones, volvi a dar una rueda de prensa, dejndonos boquiabiertos ante las innumerables insensateces, estupideces, groseras y faltas de respeto que emanaban de su persona ante el atril de los medios de comunicacin. Creo que slo le falt afirmar "El Estado y la Democracia soy yo". Vamos por partes. Parece ser que tan hondo pesar le causaron los resultados electorales, y tan profundo sufrimiento el imaginarse que la candidatura de Manuela Carmena iba a gobernar el Ayuntamiento de la capital madrilea, que llam al candidato del PSOE, Antonio Miguel Carmona, para proponerle un pacto (abriendo tambin la posibilidad de que se incorporara la cuarta fuerza poltica, Ciudadanos) a fin de bloquear la eleccin de Carmena como Alcaldesa de Madrid. Concretamente, sus palabras exactas fueron: "Ahora Madrid es una fuerza que no est dentro del sistema democrtico constitucional". Y se qued tan ancha. La consider "una fuerza poltica diferente, que vena a acabar con la democracia occidental tal como la conocemos".

Pero qu sentido de la democracia constitucional y occidental tendr esta seora? Qu concepto de la soberana popular y ciudadana, qu respeto a los votantes y electores le merecen a este esperpntico personaje, cuando es capaz de salir a la palestra pblica y plantear tales barbaridades? Por supuesto, ella es muy libre de proponer al resto de candidatos todas las alianzas que desee, pero de lo que no es tan libre es de intentar anular y ensuciar la trayectoria democrtica no slo de una candidata (Manuela Carmena, que adems en este caso estamos hablando de una mujer de impresionante e intachable trayectoria profesional y democrtica), sino de todos los votantes que le han dado la confianza, para que sea ella y su equipo los que gobiernen los destinos de la ciudad de Madrid. Decididamente, si viviramos en un pas autnticamente democrtico, estas declaraciones constituiran flagrante delito, adems de que, por supuesto, hubieran causado el cese inmediato de la condesa de todos sus cargos pblicos electos, as como de sus cargos en el partido al que representa.

Por supuesto, la respuesta del candidato del PSOE fue negarse rotundamente a dicha iniciativa, a lo que Aguirre replic que "si el problema soy yo, desde luego no hay problema", recalcando la idea de que ni ella misma sera un obstculo a dicho proceso, que podra ser protagonizado por otros candidatos de su lista. Pero an aadi ms. Afirm, constatando hasta qu punto el bipartidismo comparte esquemas comunes, que "PP y PSOE no pueden considerarse los enemigos ni adversarios", sealando que, junto a la candidatura de Ciudadanos, "estas fuerzas de centro suman 37 concejales que no pertenecen a la izquierda radical". Segn Aguirre, "un milln de madrileos han votado las opciones moderadas de centro o centro-derecha que representan una mayora democrtica que respeta el rgimen constitucional, frente a otra opcin (Ahora Madrid) de la izquierda radical". Pero lo que no se le ocurre pensar a Esperanza Aguirre, simplemente porque no entra en sus anquilosados, trasnochados y despreciables esquemas mentales, es que esa otra opcin que han votado otros tantos ciudadanos/as madrileos/as es tan democrtica como la suya, y que en democracia, hay que respetar la voluntad popular.

Por su parte, Manuela Carmena, desde su profunda educacin, respeto, conviccin y valores, le respondi en Twitter afirmando que "Slo he estado fuera del sistema democrtico cuando an no lo haba, y estaba luchando por l. Seamos serios, por favor, Madrid lo necesita". No seas ingenua, querida Manuela, no es una cuestin de seriedad, es una cuestin de enfrentamiento de clases, de profunda lucha de los de arriba contra los de abajo, como afirma PODEMOS, esos mismos que forman parte de la coalicin bajo la que te has presentado. Y no van a aceptar que los de abajo se les enfrenten, se les suban a las barbas, y den un vuelco a esta insufrible, cruel e inhumana sociedad, corrupta y capitalista, para transformarla. Por mi parte, sueo cada noche con un pas donde tengan que emigrar y exiliarse al extranjero Esperanza Aguirre, Mariano Rajoy, Dolores de Cospedal, Joan Rosell, Francisco Marhuenda, Eduardo Inda, los Presidentes de los grandes bancos, los Presidentes de las grandes empresas multinacionales, y todos aqullos personajes que no estn dispuestos a soportar y a vivir en una sociedad justa, democrtica, digna y libre. No quiero morirme sin vivir y disfrutar ese momento.


Blog del autor: http://rafaelsilva.over-blog.es

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter