Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2015

El pueblo iraqu atrapado en los enfrentamientos de terroristas de todo signo

Eman Khammas
Rebelin

Traducido del ingls por Beatriz Morales Bastos.


La crisis humanitaria de las personas refugiadas y desplazadas en Iraq, y los crmenes de guerra cometidos por todo tipo de terroristas han empeorado hasta hacer casi imposible cualquier tipo de posibilidad de solucin, si es que hay alguna, por parte del gobierno, las ONG o las agencias de la ONU. La reciente cada militar de Ramadi - la capital del gobernorado de Anbar, situado al oeste - en manos del Estado Islmico (EI), el enfrentamiento militar entre las Unidades de Movilizacin Popular chies dirigidas por Irn (PMU [1], por sus siglas en ingls) y fanticos sunnes de los luchadores del EI en diferentes partes de Salah Addeen y Anbar, los bombardeos diarios por parte de las fuerzas aliadas dirigidas por Estados Unidos, el temor tanto al avance del EI como a las posibles atrocidades de las milicias, y toda la atmsfera de anticipacin de lo peor al empezar la Operacin Anbar llev a millones de personas a huir a lo desconocido para salvar la vida, especialmente despus de la reciente visita del primer ministro iraqu Haider Abadi a Rusia y Estados Unidos para comprar ms armas destinadas a los prximos ataques.

 

El flujo de personas refugiadas que salan de Ramadi las dos ltimas semanas provoc una grave crisis, especialmente despus de Bagdad y la regin del Kurdistn se negaran a recibirlas. Miles de familias se han visto atrapadas en el desierto bajo un sol implacable, con una temperatura que en mayo alcanza los 50˚ C, en el primitivo puente de Bzabiz, donde la polica y el ejrcito federales les impidi cruzarlo para llegar a la carretera principal (con el pretexto de que poda haber entre ellos combatientes del EI). No podan volver a sus casas en Ramadi despus de que el ejrcito y la polica iraques abandonaran la ciudad y esta fuera tomada por el EI, y debido a los continuos bombardeos de la ciudad por parte de las fuerzas aliadas. Las televisiones locales [2], varias organizaciones [3] y los medios de comunicacin [4] han informado de noticias dramticas de familias que haban perdido a sus hijos, de nios que buscaban a sus padres y madres que gritaban histricas. Probablemente la ms trgica de estas historias sea la de un padre que estrechaba el cadver de su hijo de dos aos y se negaba a enterrarlo. Cuando sus familiares y amigos insistieron en enterrar al nio, el padre se arroj al ro en un ataque de desesperacin.

"El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) inform el martes de que las personas refugiadas que huyen de la violencia de Ramadi se enfrentan a muchos problemas, como la escasez de recursos, los checkpoints, las restricciones de entrada y los trmites de seguridad, en su viaje en busca de seguridad" [5]. La polica trat de evacuar a 2.000 personas refugiadas de la zona del puente a Amiriyat al-Fallujah, lo que provoc un caos y una miseria an mayores. En la ciudad de Niba'i, al sur de Salah Addeen, las PMU desplazaron por la fuerza a 900 familias. Testigos presenciales afirmaron que los soldados y hombres de la milicia haban saqueado las casas, las propiedades, los animales, los vehculos agrcolas, etc., de estas familias. As mismo, las familias del gobernorado de Diyala esperan en las fronteras del Kurdistn y sufren penalidades an mayores.

El Alto Comisario de las Naciones Unidas para los Refugiados, Antnio Guterres, afirm que hay 15 millones de personas refugiadas en Iraq y Siria viviendo en unas condiciones extremadamente difciles [6], lo cual es quedarse corto dada la terrible situacin en la que viven estas personas, que carecen de las necesidades ms bsica, como alojamiento, agua, comida e instalaciones sanitarias, por no hablar de los malos tratos, las humillaciones, los sobornos y los ataques a los que las someten las fuerzas de seguridad. La situacin es an peor en el caso de los ms vulnerables, como las personas mayores, los nios y las personas que tienen necesidades especiales. El nmero de personas desplazadas en la ciudad de Ramadi ha llegado a 200.000. El pasado jueves ACNUR sealaba en un informe que 3.7 millones de iraques han sido desplazados internamente en la ltima dcada. [7] UNICEF calific la situacin de catastrfica [8] y Human Rights Watch afirm que "las autoridades iraques impiden (ilegalmente) a miles de familias huir de Ramadi para llegar a otros lugares ms seguros del pas. El gobierno de Iraq es el principal responsable de proteger a las personas desplazadas internas y debera permitir a quienes huyen del peligro en Ramadi o en cualquier otro lugar ir a zonas ms seguras." [9]

La oleada ms reciente de xodo de otra ciudad iraqu (solo en el ltimo ao ha ocurrido sucesivamente en Diyala, Salah Addeen y Musol) tuvo lugar el 16 de mayo de 2015 cuando Ramadi cay en manos del EI despus de que el ejrcito y la polica iraques (24.000 policas) desertaran y dejaran tras de s enormes cantidades de armas y municiones: tanques, coches, vehculos hummers todoterreno, metralletas, etc. (existen diferentes versiones respecto a la cantidad, la mayoritaria es que se trata de 10 tanques Abrams, decenas de vehculos y 6000 armas, adems de toneladas de municiones) de las que, por supuesto, se apropi en EI. Pero lo ms importante es que dejaron tras de s a civiles conmocionados viendo cmo las fuerzas armadas se iban sin luchar. Es flagrante la similitud entre esta situacin y lo ocurrido en Mosul en junio de 2014. Por otra parte, los civiles estn atrapados en el fuego cruzado entre el EI y las milicias sectarias de las Unidades de Movilizacin Popular. Ambos acusan a los civiles de ser aliados de la otra parte. Se calcula que solo los das 16 y 17 de mayo fueron asesinadas entre 300 y 600 personas.

Se han ofrecido diferentes justificaciones para explicar estas retiradas del ejrcito antes de luchar. El ministro de Defensa afirma que se debe a una decisin equivocada de un comandante sobre el terreno; el primer ministro Abadi orden que el responsable compareciera ante un tribunal militar. Algunos analistas lo achacan al hecho de que las milicias del EI sean tan despiadadas, a sus tcticas, a su brutalidad y al uso de coches bomba y de ataques suicidas en barracas y sedes militares que acaban con la vida de decenas de personas a la vez, etc. El presidente del consejo de gobierno de Anbar, Sabah Kerhut, adems de otras muchas otras personas, acusa al ejrcito de cobarda.

Irnicamente, tanto Estados Unidos como las milicias chies de los PMU coinciden en que el ejrcito iraqu carece de moral. Eso es lo que afirm literalmente el secretario de Defensa estadounidense Ashton Carter que, adems, recomend armar a los gobernorados y tribus sunnes, y a los peshmerga kurdos, en vez de al ejrcito iraqu para luchar contra el terrorismo, mientras que John Allen, comandante de las fuerzas aliadas en Iraq, critic al gobierno de Abadi por no controlar a las fuerzas sobre el terreno, en referencia a los crmenes de guerra cometidos por las milicias chies en las zonas de combate y al mando iran en la prctica en las actuales operaciones militares. De hecho, uno de los tres comandantes de alto rango de la Guardia Revolucionaria Iran, Jassim Nuri, muri en la batalla de Ramadi. Los otros dos, Ridha Husseini y Hamid Taqawi, murieron en Samara.

Dos portavoces de las PMU, Karim al-Nuri y Ahmed al-Assadi, confirmaron ms de una vez la participacin de las milicias iranes en los combates. Ambos se unieron a las crticas de Carter sobre la falta de moral del ejrcito iraqu, se jactaron de la crueldad de sus hombres y de su adoctrinamiento en la propaganda sectaria, y dieron un ejemplo de sus crmenes en otras provincias como Diyala y Salah-Addeen. Los analistas consideran que es inevitable concluir que la situacin de retirada del ejrcito y de avance de las milicias es una invitacin indirecta a las PMU dirigidas por Irn a emprender una guerra de limpieza sectaria en los distritos sunnes. De hecho, con la luz verde de los gobiernos iraqu y estadounidense, el pasado 26 de mayo las PMU comenzaron su ataque en Ramadi desde tres frentes diferentes acompaadas por las fuerzas armadas iraques y protegidas por lo bombardeos de los aliados.

La Operacin Lebeika Ya Hussein" [10] (un nombre que tiene unas fuertes connotaciones sectarias con lo que el primer ministro Abadi lo cambi oficialmente por Lebeika Ya Iraq [11] ) es una batalla decisiva para ambas partes. El EI no tiene vuelta atrs y el gobierno est preocupado por Bagdad, situada a 100 kilmetros al este. Con todo, an no se ha anunciado la hora cero, pero mientras tanto, Ramadi se encuentra bajo a asedio y sometida a bombardeos continuos, el EI est bombardeando con dureza la estratgica base militar y aeropuerto de Habbaniya lo que ha provocado la muerte de decenas de personas, al tiempo que tienen lugar duras operaciones en la zona de Aljizeera (un tringulo estratgico entre los gobernorados de Andar, Salah Addeen y Nnive) para cortar el suministro de Ramadi (vase el mapa ms abajo). Varias pueblos y ciudades de Aljizeera han sufrido duros combates, destruccin y desplazamiento desde todas partes. Aunque las cifras de bajas difieren segn las fuentes, se cuentan por cientos.



 

Uno de los crmenes culturales ms trgicos es la destruccin del emplazamiento arqueolgico asirio de la ciudadela de Al-Shirqat (Asuur Gatt o Puerta del Dios Assur), al norte de Tikrit, que se remonta al ao 3.000 a. C. y que la UNESCO ha calificado de patrimonio de la humanidad. Se afirma que el EI ha destruido las puertas de piedra con enormes cantidades de explosivos. La ONU lo calific de crimen de guerra contra el patrimonio cultural iraqu, no menos importante que el asesinato de personas. Hace tres meses el EI ya haba destruido al antigua ciudad de Nimrud.

Resulta ms fcil decirlo que verlo. Muchos canales de los medios y redes sociales mostraron cmo los hombres del EI heran al soldado iraqu Mostafa, le hacan prisionero de guerra, lo torturaban y colgaban, y luego mostraron a un joven sunn iraqu quemado por los hombres de las PMU chies en Garma, cerca de Falluya, adems del bombardeo que mat a ms de 95 civiles la maana del 31 de mayo. Muchos analistas consideran que la batalla de Ramadi (lo mismo que las de Salah Addeen y Diyala) es un ataque de venganza con el pretexto de luchar contra el terrorismo.

Los medios de comunicacin mundiales aplauden la guerra contra el terrorismo dentro de Iraq como una guerra de civilizacin contra el atraso y el terrorismo islmico por medio de la lucha contra el llamado ISIS o ISIL (siglas en ingls de Estado Islmico en Iraq y Siria [o Levante]), o DAISH, como se le denomina por sus siglas en rabe. En las noticias no se dice mucho, solo unos segundos de imgenes de vehculos militares iraques circulando por calles polvorientas, soldados iraques, hombres de negro y pocas palabras de una guerra para liberar Iraq de los terroristas islmicos.

Mientras tanto, en todas las formas de las redes sociales circulan por internet decenas de vdeos [12] que muestra a hombres con el uniforme del ejrcito iraqu u otros hombres armados con diferentes smbolos, consignas y discursos pertenecientes a las milicias chies. Se ve a estos hombres en incidentes de asesinatos, decapitaciones, apualamientos, matanzas, ahorcamientos o golpes hasta la muerte de hombres, solos o en grupos, a plena luz del da y a la vista de todos.

En otros vdeos se ven a otros hombres de las milicias saqueando casas y tiendas y quemndolas despus, o transportado pilas de cadveres. En todos estos ritos de muerte se oyen claramente voces jurando vulgarmente venganza sectaria contra los sunnes. Estos vdeos tambin muestran decenas de ciudades, pueblos y aldeas iraques abandonados, lugares que supuestamente el ejrcito iraqu ha "liberado" del DAISH con la ayuda de la coalicin occidental para luchar contra el terrorismo. Pero probablemente el vdeo ms monstruoso es el vdeo de un aterrorizado nio de 10 aos sentado en el suelo, rodeado de varios soldados iraques que le pinchan y abofetean durante un rato, y luego se oyen algunos disparos y se ve al chico muerto en el suelo, lo que recuerda de forma grotesca a Muhammad Al-Durrah, el nio palestino que al que los soldados israeles dispararon en Gaza en septiembre de 2000 mientras se protega en el regazo de su padre.

Estos actos horribles no se publican en las pginas web del EI o de ningn otro grupo opuesto al gobierno iraqu, de hecho se publican en pginas web relacionadas con el ejrcito iraqu y las milicias sectarias que se jactan de cometerlos. Estas fuerzas han sido adiestradas, financiadas y armadas por Estados Unidos, el gobierno iraqu e Irn. Segn Human Rights Watch: 

Durante el ao pasado, mientras Estados Unidos segua enviando ayuda militar a Bagdad, Human Rights Watch document abusos incalificables de las fuerzas leales al gobierno de Maliki: ataques areos indiscriminados que mataron a cientos o incluso miles de civiles en las zonas sunnes, tortura y asesinatos extrajudiciales en las crceles, un sistema de justicia que exponencialmente pareca ms agresivo que justo y, ms recientemente, la incorporacin por parte de Maliki de la milicia chi en las fuerzas de seguridad del gobierno hasta el punto de que ahora es imposible distinguir entre una y otra. [13]

De hecho, se pueden distinguir, cuando menos por la brutalidad de la que estn muy orgullosos y por su lealtad a Irn. Queda una pregunta por contestar: por qu Estados Unidos y Rusia insisten en solucionar el problema por medio de la guerra y enviando ms armas despus de que en repetidas ocasiones se haya demostrado que es la solucin equivocada? Por qu no tratar de encontrar una solucin poltica por medio de negociaciones? Por qu no tratar de convencer a Irn de que salga de Iraq? Acaso los terroristas iranes y su imperio Persa son ms civilizados que el EI? O se trata de una guerra de desgaste por ambas partes y los iraques estn pagando el precio?

 

Notas

[1] Las Unidades de Movilizacin Popular, unas unidades paramilitares adoctrinadas en la propaganda chi y dirigidas por milicias iranes de la Guardia Revolucionaria, fueron creadas por el ex primer ministro Nuri Al-Maliki, segn un decreto del ayatol Al-Sistani.

[2] Entre otras al-Sharqiya, al-Taghyear, al- Jazeera, al-Arabiya, RT.

[3] UNHCR, Human Rights Watch, Amnesty International, Al-Rafidein Research Center ...etc.

[4] Al-Meda daily, Washington Post, New York Times, por mencionar solo unos pocos .

[5] http://www.unhcr.org/553644e69.html y http://www.unhcr.org/555341a023.html

[6] Citado en Al-Teghyear TV.

[7] Vase n. 4

[8] www.unicef.org/Iraq

[9] http://www.hrw.org/news/2015/05/29/iraq-curbs-put-war-s-displaced-risk

[10] Literalmente, "A su disposicin, Imam Hussein"

[11] Sobre las pancartas y banderas contina escrito el nombre de Lebeika Ya Hussein y en las fotos se ve que la ms alta autoridad religiosa iran, Khamene'i, ignora pblicamente la decisin del primer ministro iraqu.

[12] Solo hay que buscar Iraqi militias' crimes in liberated areas [crmenes de las milicias iraques en las zonas liberadas] y encontrar infinidad de vdeos de este tipo.

[13] http://www.hrw.org/news/2014/09/28/defeat-isis-us-needs-hold-iraqi-government-accountable-too; consultado el 17 de marzo de 2015.

 

Eman Khammas es una periodista iraqu, autora entre otros libros de Crnicas de Iraq, Ediciones del Oriente y del Mediterrneo, 2006.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter