Portada :: Mundo :: Afganistn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2015

Afganistn: Otra guerra del opio

Guadi Calvo
Rebelin


Una guerra larvada entre Estado Islmico y al-Qaeda, que ya no solo se enfrentan en Siria, sino que tambin lo hacen en Libia, Afganistn y Yemen, parece profundizarse cada vez con ms violencia. Pareciera ser que el epicentro de tanta devastacin ser otra vez Afganistn y por su producto ms importante: el opio.

Mientras Siria sigue siendo un naipe tapado, y el fin de la guerra tras cuatro aos y medio de su inicio parece estar cada vez ms lejano, las dos bandas ms activas, muy activas, en la guerra contra el presidente Bashar al-Assad: Estado Islmico y el al-Qaeda local denominado Jabhat an-Nuṣrah li-Ahl ash-Shām (Frente de la Victoria para el Pueblo de la Gran Siria) o al-Nusrah como se lo conoce mediaticamente, ahora aliado con grupos menores como Harakat Ahrar ash-Sham al-Islami, (Movimiento Islmico de los Hombres Libres del Levante) Faylaq al-Sham, (Legin del Levante) vinculados a los Hermanos Musulmanes y Jund al-Aqsa (Guerreros por Jerusaln) conform Jaish al-Fatah (Ejrcito de la Conquista), estos ltimos solo intenta revitalizar su embestida contra las fuerzas de Damasco, sino tambin disputarle el poder a Estado Islmico, el gran animador de la sangra en Siria, Libia, Yemen y Nigeria.

Hay que recordar que el odio entre ambas bandas salafistas proviene de lejos. Estado Islmico, la antigua organizacin iraqu Estado Islmico para Irak y el Levante (ISSIS o Daesh) representantes del al-Qaeda global en Irak pas a Siria, (territorio exclusivo de al-Nusra), en 2013 para luchar contra al-Assad, las rispideces entre ambas organizaciones las llev a protagonizar combates entre ellas algunos con ms de trecientos muertos. El jefe de al-Qaeda global y heredero de Osama Bin Laden, Aymn al-Zawahir, orden entonces al lder de ISSIS Abu Bakr al-Bagdad, abandone la lucha en Siria y que retornase a Irak a lo que al-Bagdad no solo se neg, sino que doblando la apuesta disolvi ISSIS para crear Estados Islmico y ungirse as mismo como el Califa Ibrahim en febrero de 2014.

Desde entonces la historia es muy conocida Estado Islmico se ha extendido a muchos pases donde al-Qaeda tena fuerte presencia como Libia, Yemen, Pakistn, India y la propia Nigeria donde el Grupo Boko Haram ha adjurado de al-Zawahir y en marzo ltimo ha jurado fidelidad al Califa Ibrahim.

Mientras las dos organizaciones salafista combaten al Ejrcito rabe Sirio, que a su vez es asistido por algunos cuerpos de la milicia libanesa Hezbollah y comandos de la Guardia Revolucionaria de Irn, a la vez los dos grupos terroristas, mantiene entre ellas duros combates, los que ya han tenido replica en otros pases donde ambas bandas tienen representaciones.

Los hombres de Estado Islmico envalentonados por la toma de la legendaria ciudad de Palmira, a doscientos cuarenta kilmetros de Damasco y punto clave para el cruce de abastecimientos de Irn a zonas de la costa siria . All Estado Islmico se ha hecho de importantes arsenales que el Ejercito rabe Sirio debi abandonar tras replegarse de Palmira. Estado Islmico tambin captur la ciudad iraqu de Ramadi, la capital de la provincia de el-Anbar, se han lanzado con ms virulencia contra todos sus enemigos incluido el Frente al-Nusra y sus aliados.

Estado Islmico controla el norte y el oeste desrtico de Irak, y ms de la mitad oriental de Siria, a pesar de que segn fuentes norteamericanas en los nueve meses que la coalicin encabezada por Washington lleva bombardeando zonas ocupadas por Estado Islmico tanto en Sira como en Irn, les habran producido unas diez mil bajas, lo que parece no importarles demasiado, ya que el reclutamiento forzado o no, es continuo. Ms all de las campaas y los controles de la Comunidad Europea, por evitar que cientos de jvenes de origen musulmn se incorporen a alguna de la facciones salafistas, parece no haber logrado mucho, por otro lado los ms de ochocientos kilmetros de frontera entre Turqua y Siria, han sido permanentemente cruzados por hombres y abastecimientos para los salafistas, con la anuencia de las autoridades turcas.

Se ha denunciado infinidad de veces que Turqua se ha convertido en la gran puerta de entrada no solo para militantes europeos, sino tambin en la escala fundamental para los que llegan desde el Magreb y tambin miles de uzbecos, tayikos, georgianos, chechenios y daguestanos entre otros ciudadanos de las ex republicas soviticas musulmanas.

Las bandas salafistas en este momento se encuentran enfrascadas en duros combates por la conquista de la localidad de Sawran, clave para el acceso a Alepo, la segunda ciudad del pas en el norte del pas. Al-nusrah y sus aliados intentan aproximarse a Damasco y en la frontera con Lbano donde estn teniendo duros combates contra Hezbollah en las alturas de al- Qalamoun.

La madre de todas las batallas.

El rotundo fracaso de los Estados Unidos y la OTAN en Afganistn es ya inocultable. La OTAN, que prcticamente sali escapada del pas asitico, por as decir puso fin a su misin de combate a finales de 2014 los militares relevados fueron suplantados por unos cuatro mil soldados solo ocupados en trabajos de asistencia y capacitacin, la que ser pronto suplantada por otra misin mixta de civiles y militares.

Estados Unidos mantendr desplegados casi diez mil hombres hasta final de ao como parte de su misin antiterrorista en Afganistn, que ningn xito puede acreditar.

La lucha de las fuerzas occidentales fundamentalmente contra el terrorismo y la produccin de droga han finalizado con ms fracasos que xitos.

No es un secreto para nadie que los talibanes (el ncleo fundador de al-Qaeda) histricamente han sostenido en buena parte sus campaas militares con el trfico de opio, que le provee de ingentes recursos para la adquisicin de material blico y el sostenimiento de sus hombres. Ya desde su guerra contra la Unin Sovitica, y ms all de los recursos aportados por las petro-monarquas del golfo, particularmente la saudita, habr que recordar que la fortuna de la familia Bin Laden, de la que Osama tanto utiliz en Afganistn se origina justamente en Arabia Saudita. Adems de los aportes del Departamento de Estado no solo en armamento, informacin y dlares. Washington tal como lo hizo en la guerra de Vietnam convirti el opio en un elemento clave para la financiacin de la guerra. Proveyndose del entonces legendario Triangulo de Oro, sembrados ubicados entre

Tailandia, Laos y Myanmar, por entonces los mayores productores a nivel mundial, Estados Unidos financio muchas acciones fundamentalmente las encubiertas, por las cuales no podan usar partidas legales.

Tras una severa sequa y el aliento dado por Washington, durante la guerra contra la Unin Sovitica, pas Afganistn a convertirse en el mayor productor mundial, sin duda la base de su economa. Para fines de 2014 la produccin estimada era de 6.400 toneladas, un 17 % ms de las 5.500 del ao anterior. Un total de doscientos veinticuatro mil hectreas dedicadas a la siembra de amapolas, en 2002 la produccin ocupaba setenta y cuatro mil hectreas.

Ms all de las rivalidades mediticas entre los hombres del Mullah Omar y los califados de Ibrahim, las diferentes visiones de cmo llevar la lucha contra todo lo que no sea su atrabiliaria manera de entender el Corn, la guerra que vienen protagonizando en mucho pasa por la conquista de esa caja que a quien la posea le garantiza una infinita fuente de financiamiento, para avanzar hacia otros pases.

Ms all de la misilstica verbal con que se han prodigado los lderes de ambas organizaciones salafistas pasaron tambin a los hechos.

Abu Bakr al-Bagdad, el Califa Ibrahim declar acerca del fundador y lder de los talibanes, el mullah Mohammad Omar: Es comandante de campo analfabeto, no merece confianza. Mientras los jefes talibanes exigieron a sus hombres a impedir que Estado Islmico onde su negra bandera en territorio afgano.

En enero pasado Estado Islmico anunci la creacin de Emirato de Khorasan, que incluye nada menos que a Afganistn, Pakistn, India y Bangladesh.

Se sabe que en las provincias afganas del este y sur (Logar, Paktia, Gazni, Zabul, Helmand), y en el norte del pas (Kunduz, Jawzjan y Parwan), se ha reavivado el integrismo, que durante los aos de la ocupacin norteamericana desde 2001 hasta la actualidad se haba morigerado, pero a partir del 2012 los talibn han tenido mucho ms presencia con atentados suicidas y emboscada a lo largo de todo el pas, incluyendo dentro de regimientos tanto del ejercito y la polica afganas en la misma capital Kabul.

Son cada da ms los capitanes del talibanes que juran lealtad al Califa Ibrahim.

En los primeros das de junio se han registrado fuertes enfrentamientos entre ambos grupos. Una patrulla de Estado Islmico intersect el paso de talibanes en la provincia occidental de Nanhargar y tras tomarlos prisioneros los decapit en el mismo lugar.

La provincia de Nanhargar, se ha convertido en el epicentro de la lucha entre los salafistas. El propio ejrcito afgano ha sido el responsable de comunicar la gravedad de los enfrentamientos entes Estado Islmico y los talibn, que ya ha dejado cientos de muertos y heridos.

Otro enfrentamiento se haba desarrollado en el distrito de Khak-e-Safid, tambin en la provincia oriental de Farah, donde casi treinta salafistas de ambos bandos murieron tras un combate.

Los enfrentamientos armados entre Talibanes y Estado Islmico recin comienzan en Afganistn y sin duda se van a profundizar tal cual sucede en Siria, y tal cual est sucediendo tambin en Yemen, en Libia, Pakistn es otro de los pases donde cohabitan ambas estructuras terroristas y donde posiblemente empiecen a jugarse en simultaneo otras batallas de la misma guerra. Pero sin duda los campos de amapolas de Afganistn sern el botn de quien gane la madre de todas las batallas.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central. En Facebook: https://www.facebook.com/lineainternacionalGC. Colabora con Revista Hamartia, Rebelin: http://www.rebelion.org/; El Correo de la Dispora argentina: http://www.elcorreo.eu.org; y: Amrica Latina en Movimiento: http://www.alainet.org/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter